Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

A la Carte Bed & Breakfast

Certificado de excelencia
Sitio web del hotel
5477 10th Ave., Montreal, Quebec H1Y 2G9, Canadá
A la Carte Bed & Breakfast
Escribe una opinión

283 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    271
    10
    1
    0
    1
Ver opiniones para
66
155
14
8
Resumen de puntuaciones
  • Calidad del sueño
    5 de 5 estrellas
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    5 de 5 estrellas
  • Servicio
    5 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Hay nuevas opiniones acerca del A la Carte Bed & Breakfast
Ver las opiniones más recientes

61 fotos de este hotel

Fotos de viajeros: Ve lo que viajeros como tú vieron

Visto
Todas las fotos de viajeros (36)
Visto
Hotel y alrededores (2)
Visto
Habitación (12)
Visto
Comedor (2)
Visto
Baño (2)
Visto
Otros (18)

Fotos de la dirección: Cortesía del gerente del establecimiento

Visto
Todas las fotos de la dirección (25)
Visto
Comedor (4)
Visto
Habitación (7)
Visto
Áreas de recreo para familias (1)
Visto
Hotel y alrededores (4)
Visto
Baño (1)
Visto
Otros (8)
Llegada Salida
Mostrar precios
Hoteles que quizás también te gusten...

Alojarse en Rosemont-La Petite-Patrie

Perfil del barrio
Rosemont-La Petite-Patrie
Rosemont-La Petite-Patrie posee una de las comunidades italianas más notables de Canadá. La pequeña Italia se concentra en el agradable Saint-Lawrence Boulevard. Este distrito, conocido por sus fantásticos bares y auténtica comida italiana, cuenta con el mercado público más grande de Norteamérica, el mercado Jean-Talon. Abierto durante todo el año, es en los meses soleados cuando los puestos de frutas y verduras se sitúan fuera del edificio principal, mientras que en los más tempestuosos atrae multitudes a su interior donde se encuentran puestos de carnes, quesos, especias y trufas, además de otros manjares regionales como el escaso cordero de Charlevoix. Mientras el mercado vende sus productos frescos a restauradores locales, los visitantes pueden deleitarse más allá de sus paladares, admirando la arquitectura renacentista y los frescos de Madonna della Difesa, visitando la pintoresca Rue Saint-Rominique con sus alegres casas y magníficos jardines, o contemplando la ornamentada plaza Saint-Hubert.

Servicios