Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Hotel des Carmes

N.º 380 de 1.793 Hoteles en París
Certificado de excelencia
5 rue des Carmes | 05 Arr., 75005 París, Francia
Hotel des Carmes
Escribe una opinión

157 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    76
    64
    16
    0
    1
Ver opiniones para
31
72
8
7
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    4 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4 de 5 estrellas
  • Servicio
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4,5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4,5 de 5 estrellas
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones (3)
Fecha | Puntuación
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Hay nuevas opiniones acerca del Hotel des Carmes
Ver las opiniones más recientes

57 fotos de este hotel

Fotos de viajeros: Ve lo que viajeros como tú vieron

Visto
Todas las fotos de viajeros (57)
Visto
Habitación (17)
Visto
Vista desde la habitación (7)
Visto
Hotel y alrededores (12)
Visto
Baño (6)
Visto
Comedor (2)
Visto
Otros (13)
Hoteles que quizás también te gusten...
Llegada Salida
Precio de tu alojamiento

Alojarse en Quartier Latin

Perfil del barrio
Quartier Latin
El barrio latino bulle de vida intelectual, esplendor arquitectónico y diversión continuada. Sus pequeñas calles están repletas de edificios clásicos, bares de estudiantes y animados restaurantes. Las plazas están dominadas por monumentos históricos. Define la zona la vetusta Sorbona, de 800 años de antigüedad, donde la lengua latina prevaleció en el pasado. Es también famosa por el Panteón, que homenajea a los grandes hombres y mujeres de Francia. Durante el día, los estudiantes se apresuran de las clases a la biblioteca, y los intelectuales pueblan las terrazas de los cafés. Cuando cae la noche, los establecimientos del barrio se llenan para empezar la auténtica diversión. Las partes más animadas están en los alrededores de la Rue Mouffetard, llena de creperías y puestos de comida internacional, y la Place de la Contrescarpe, caracterizada por los restaurantes con terraza. En definitiva, el barrio proporciona alimento para la mente, el cuerpo y el alma.

Servicios