Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Hotel Friedenau

3.5 de 5
Fregestrasse 68, 12159 Berlín, Alemania
Servicios del hotel
Hotel Friedenau
Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios
Llegada Salida
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 3 sitios más
Ocupa el puesto n.º257 de 666 hoteles en Berlín
Escribe una opinión

10 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    8
    2
    0
    0
    0
Ver opiniones para
Familias
0
2
3
1
Resumen de puntuaciones
  • Calidad del sueño
    5 de 5 estrellas
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4,5 de 5 estrellas
  • Servicio
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4,5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Turco primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero

1 foto de este hotel

Fotos de viajeros: Ve lo que viajeros como tú vieron

Visto
Todas las fotos de viajeros (1)
Visto
Comedor (1)
Hoteles que quizás también te gusten...
Llegada Salida
Precio de tu alojamiento

Alojarse en Schöneberg

Perfil del barrio
Schöneberg
En 1963, Schöneberg era el centro de la zona occidental de la ciudad y John F. Kennedy eligió el barrio para anunciar su famoso: "Ich bin ein Berliner" (“Soy berlinés”). Los tiempos han cambiado, pero el Schöneberg de hoy sigue rindiendo tributo a su legado histórico. Su pasado de ciudad más rica de las afueras de Berlín sigue siendo visible en las ornamentadas fachadas de las casas, que datan del Gründerzeit del siglo XIX, y los vecinos que pasean sus perros ataviados con abrigos de pieles o compran en el lujoso KaDeWe continúan la tradición con un toque moderno. Schöneberg fue una vez centro de la decadente y burlesca vida nocturna de los años 20. Aquí fue donde Marlene Dietrich se divirtió con Christopher Isherwood y donde se fundó el primer bar gay de Alemania. Hoy la comunidad gay sigue gravitando alrededor de Nollendorfplatz. La estación de metro está incluso iluminada con los colores del arcoíris para rendir tributo al pasado progresista de Schöneberg.
Descubrir este vecindario

Servicios