Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

La Carlota - Córdoba
mensajes: 32
opiniones: 1
Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Voy a tratar de contarles como fueron nuestros 16 días en Jamaica.

El viaje fue organizado en base a la información que obtuvimos en este foro y también comunicándonos con algunos usuarios del foro. Desde ya muchas gracias a cada uno de los que colaboró. Y por cualquier dato extra quedo a su disposición.

Llegamos a Kingston el 16 de mayo a las 2 de la tarde una lluvia muy débil apenas humedecía el suelo. Ni bien bajamos del avión sabíamos que nos encontraríamos con el primer desafío de nuestro viaje… hablar en inglés y lograr hacernos entender con la gente del aeropuerto. Nuestro inglés es básico, pero nos sobra coraje y caradurez así que enfrentamos la situación sin mayores inconvenientes, algunas señas, algunas palabras mal pronunciadas, risas, fue gracioso….

Una vez terminado todo el papelerío en el aeropuerto nos esperaba Deen, el iba a ser nuestro taxista contratado por medio de Barbara, “La” dueña de Polish Princces Guest House (luego hablaré de ella)

Deen es un tipo muy amable, siempre sonriente y con mucha paciencia, con el fue con quien entablamos nuestros primeros diálogos en inglés de nuestras vidas. Por eso digo “con mucha paciencia”

Antes de seguir con el relato quiero aclarar algo en cuanto al miedo que surge en muchos de nosotros antes de decidirnos si ir o no a un lugar donde no se hable nuestro idioma. Nuestro inglés es básico y mal hablado, sin embargo no tuvimos mayores inconvenientes en hacernos entender con la gente. Usamos además diferentes recursos, desde gesticular con las manos, el cuerpo, usar onomatopeyas para referirnos a algo, hemos usado piedras para rayar el suelo y así arreglar algún precio o también hemos escrito en la arena para corroborar si el precio de “esa artesanía” era de 100 o 1000 dólares jamaiquinos. Uno tiene que usar el sentido común, improvisar…. Dejarse llevar, una vez que estén allá con esa gente tan hospitalaria van a sentir eso de “dejarse llevar”.

Enjoy your self!!! Como te dicen a cada rato

Sigo con el relato….Deen nos pregunta que queríamos conocer de Kingston antes de partir a Porty (este pequeño recorrido por la capital de Jamaica ya lo habíamos acordado con Bárbara de antemano). Decidimos ir al museo de Bob y luego a Devon House.

El museo de Bob es un lugar para ir si realmente te gusta la historia del Gran Bob Marley. Nosotros disfrutamos mucho poder haberlo visitado aunque acá si el idioma nos golpeo un poco (era de esperar). Todo el recorrido lo haces con un guía que habla en ingles y si no sos muy rápido muchos datos te los perdés o algunas cosas ni siquiera entendés de qué esta hablando, nada grave. Con estar en el lugar donde paso parte de su vida Marley nos era más que suficiente. Caminar en ese gran playón (ahora estacionamiento) donde jugaba al fútbol con sus amigos fue increíble. Si te gusta Bob Marley vale la pena conocerlo.

Después salimos rumbo a Devon House. Recorrimos sus jardines, tomamos unas cervezas ya que veníamos con sed y el calor húmedo del caribe incitaba a refrescarnos. Luego de la cerveza, un helado de pasas al ron corono la visita. Mientras cada vez más nos animábamos a charlar con Deen a cerca de costumbres locales, su vida y hasta hacíamos algunos chistes que afianzaban nuestra relación dándole a entender a este hombre que no conocíamos que estábamos contentos y conformes de estar junto a el en este primer recorrido.

Subimos al taxi, y sin darnos cuenta estábamos dejando atrás Kington para adentrarnos en una ruta espectacular, rodeada de vegetación, angosta y con una sinfónica de insectos que hizo de música ambiental durante todo el viaje… por momentos era ensordecedor, algo increíble, hermoso.

Cruzamos por muchos pueblos costeros hasta llegar a Port Antonio, el viaje duro 2:30 aproximadamente. La última hora viajamos de noche, llegando a Polish Princes bastante cansados y a la vez ansiosos por todo lo que nos esperaba. Bárbara nos esperaba con la cena lista todo un lujo. Hablamos un poco con Bárbara, comimos, contemplamos la pureza de la noche, otra vez la música insecta y a descansar.

Esa noche llovió como nunca antes había visto llover, un espectáculo único.

Fueron 5 noches en Polish Princes con la excelente atención y hospitalidad de Barbara y su hijita Nicoleta. El lugar es muy lindo, simple, acogedor, nunca me sentí tan local en Jamaica como en este lugar y fue gracias a la predisposición de Barbara para ayudarte en lo que sea, se esfuerza para hablar aunque sea algo muy poquito en español.

Ella nos preparaba unos desayunos alucinantes, frutas locales, muy frescas y riquísimas todas. Todos los días, hacia un plato fuerte caliente en el desayuno cada día uno diferente.

Luego de desayunar, hablábamos con ella sobre que podíamos hacer en el día, que medio de transporte usar, cuanto gastar en comida traslado, alguna excursión, nos anotaba todo en una hoja, preparábamos la mochila, la cámara, de ser necesario Bárbara llamaba a Deen y el nos llevaba a donde sea.

En Porty visitamos las Reeach Falls, un lugar en donde la naturaleza muestra todo su potencial, altamente recomendable de visitar (no entro en detalle porque hay mucho para contar, mejor experiméntenlo ustedes mismos). Ahí si fuimos en el taxi con Deen por que queda un tanto alejado. Luego de las Falls volvimos para el lado de Porty hasta llegar a una escalera natural de raíces que nos llevaría a Winifred Beach, sin dudas, para nosotros fue la playa que mas nos gusto y donde mas cómodos nos sentimos en todo nuestro viaje. No digo que las otras sean ni mejores ni peores, doy nuestra opinión. La playa cuenta con puestos para comer y tomar algo. También hay puestos de artesanías y gente que pasa vendiéndote sus cosas por la playa. Son muy amables, conversadores y respetuosos. Y a lo sumo serán 6 vendedores en toda la playa.

Jah Tiger es un músico local con un carisma único, el se pasea por la playa con su bolso, su equipito de música y sus cds. El quiere hacerte escuchar su música dale una oportunidad, no es un vendedor más, es todo un personaje y la música que hace es buena, entretenida, divertida. El nos decía “cuando vallan a su hotel en vez de tirarse a ver tele, escuchen música y disfruten de hacer lo que quieran mientras la escuchan. Terminamos comprándole 4 cds y el nos regalo un dvd con un video suyo. Escuchamos su música durante todo el viaje, mientras jugábamos domino, al atardecer mientras nos comunicábamos con nuestros familiares, luego de todo un día de recorrer diferentes lugares. Excelente tipo Jah Tiger. Respect!

Comimos 3 mediodías en Winifred disfrutando casi todos sus platos típicos, (aclaro que mi mujer y yo somos cocineros, y estábamos ansiosos y felices por probar comida de Jamaica, con sus aromas, texturas y sabores) Me hice adicto al picante. Comimos pollo Jerck, pescado, langosta, festivals, arroz con calabaza y una mezcla de verduras rehogadas en un poco de aceite, algo así como una ensalada de repollo, acelga, zanahoria, cebolla y especias tibia. La comida que se servía era buenísima y a buen precio. El cocinero nos permitió sacar fotos a su cocina (todo a leña nada de gas). A la derecha de su cocina había un bar donde vendían la bebida y a la derecha del bar un lugar hecho de cañas de bambú para sentarse a comer a la sombra con mesas y bancos. En caso de querer darse el gusto de comer en la playa con las “patas en la arena” también era posible… solo hay que preguntar. A lo que siempre te contestaban: “No problem!”

Dejamos la comida de lado por un rato, y vamos a recorrer el centro de P.A.

Esto fue el segundo día:

Tomamos un taxi al costado de la ruta, rumbo al Down Town “to TEXACO gas station” nos dijo Bárbara que le dijéramos al chofer del taxi comunitario. Y hacia allí fuimos (cuidado que hay otra Texaco en Long Beach y fue ahí donde fuimos la primera vez por error, nada grave, solo hubo que pagar ese traslado erróneo y el chofer paro a un taxista que iba en la dirección que necesitábamos ir).

El centro de P.A tiene de todo, lugares lindos para recorrer y otros no tanto. Hay mucha pobreza y es normal que algunas personas que no tiene donde vivir se acerquen y te pidan un dólar. No te van a faltar el respeto y si no les das nada lo entienden sin mucho problema. Recorrimos el mercado de frutas y verduras en busca de cosas “Raras” para nosotros pero típicas del lugar. Nos animamos a hablar con la gente que estaba trabajando en el mercado, y pudimos hacernos entender, como así también ellos con nosotros. Creo que fue una de las experiencias que mas disfrutamos, poder recorrer los puestos de frutas y verduras, artesanías, sentarse en un barcito callejero a tomar una cerveza mientras hablábamos con su cantinero y sus amigos/clientes locales. Todos tenían algo para decirte y entablar una suerte de diálogo.

En este lugar hicimos un par de compras, regalos para traer a los familiares, el dominó que nos acompaño todo el viaje, compramos también algunas frutas nuevas para nosotros, especias para cocinar, probamos unos cangrejos picantes muy buenos que nos convido una señora que tenia un puestito de especias y demás cosas.

Luego del recorrido por el mercado hablamos con una mujer que nos había vendido algunos recuerdos y le preguntamos de algún lugar bien local para comer algo antes de ir a la playa. Ella nos acompaño al comedor, ya que era su hora de almorzar también. Comimos una buena porción de arroz con porotos o frijoles, una ensaladita y pollo o pescado. Tomamos una limonada casera de un color rojo rubí muy llamativo.

Luego del almuerzo una caminata por la marina y de ahí a tomar el taxi para dirigirnos a French´s Man Cove.

Frenchman es una playa muy chiquita y particular, a su izquierda tiene un pequeño río que desemboca al mar originando unas corrientes de agua fría que se mezcla (o no tanto) con el agua tibia del mar. En realidad lo que sucede es que se van intercalando capas de agua dulce fría (fria) y agua de mar tibia (Bárbara nos dijo que es una de las playas con el agua mas fría de Porty) igualmente no por eso dejen de visitar el lugar ya que es paradisiaco. La playa es privada, cobran el acceso y está muy bien mantenida. Llegamos, recorrimos el lugar, disfrutamos del agua, comimos unas frutas que habíamos comprado en el mercado, nos quedamos hasta que ya no había gente en el agua, me di el gusto de ser la única persona disfrutando de esa cala de agua solo, muy lindo.

De Frenchman caminamos a Woodies Burguer.

-No se pierdan de caminar por la ruta si van a Porty. Nos cruzamos con gente que nos saludaba, nos preguntaba como la estábamos pasando, si era nuestra primera vez en la isla. Todos muy amables y reales, eso nos impactó. Uno caminando por la ruta ve cosas que yendo en taxi no ve, no se lo pierdan no es peligroso para nada, al contrario, se van a divertir y conocer lugares ultra pintorescos-

Woodies es un pequeño comedor donde los dueños te sirven unas hamburguesas muy sabrosas, en un ambiente mas que agradable (tiene sus paredes empapeladas con frases escritas a mano, muy buenas frases!) Cenamos con el sol poniéndose. Estábamos solos con la dueña, hablando de su negocio, el lugar, el turismo de P.A. Si tienen oportunidad de ir háganlo, es uno de esos lugares que da gusto visitar, por la amabilidad de parte de la gente que ahí trabaja, la frescura de la comida y la simpleza y calidez que se vive.

*Prueben la hamburguesa de vegetales, yo me lleve una grata sorpresa al hincarle el diente.

De Woodies a Polish Princes tomamos un taxi por 100 JA.D, una ganga!

El 3º día fue un muy buen día.

Luego del desayuno de siempre mas un plato de Akee con cebollas y tomates (averigüen y prueben este plato -rico es poco-, el Akee, es la fruta nacional de Jamaica) nuestra asesora personal de excursiones nos recomendó visitar

Blue Lagoon. Ella llamó esta vez a Dee (no Deen el taxista)

Dee es un personajon en Blue Lagoon. Es uno de los hombres que te lleva a recorrer este hermoso lugar, en balsa de bambú o en bote con motor, en cualquiera de las dos el precio es el mismo . El te lleva a conocer (en nuestro caso) primero Monkey Island y luego Blue Lagoon. También si uno quiere lo pueden cruzar a San San Beach.

Recomendamos el servicio de Dee, nos dejo en Monkey Island solos (mientras él iba a comprar nuestro almuerzo). Digo esto por que los otros hombres encargados de llevar gente se quedaban con los turistas y no le daban intimidad para disfrutar un rato de la playa, y el paisaje a solas. Nosotros estuvimos 2 horas completamente solos en esa pequeñísima isla, algo único. Luego de a poco llego algo de gente pero siempre poca. Hicimos un poco de snorkel por sus costas.

Dee llegó con la comida y bebida que le habíamos pedido, más la porción de él.

En este momento creo que fue que contraje la adicción al picante. Por Dios que potencia! Comimos Jerck Chicken y Jerck Pork con festivals, él se trajo tocitos de cabeza de cerdo hervida en un caldo muy condimentado y picante, y luego (creo) asada, una textura increíble, la carne se fundía en la boca, acá el precio era superior a Winifred Beach, por una porción incluso más chica y con una sola guarnición, pero bueno, tiene el valor agregado que te lo traen en balsa a una islita eso se disfruta y por ende se paga. Estas en Jamaica eso no tiene precio, disfrutalo!

Con los labios al rojo vivo de tanto Scotch bonnet pepper (el chile que usan en la elaboración del Jerck) subimos nuevamente a la balsa para ahora si dirigirnos a Blue Lagoon.

El paseo que te da Dee es muy entretenido, cuenta historias y anécdotas de los lugares quizá reales, quizá inventadas, pero que interesa, son buenísimas y muy graciosas. Al llegar a la laguna también nos dejo que disfrutemos solos del lugar que es alucinante. El silencio que hay y la paz que te da ver ese espejo entre verde y azul (producto del agua y el muro de plantas gigantes que se alza en casi toda su costa) coronó el día entero que nos llevó hacer la excursión.

No dejen de nadar en la laguna, yo nade hasta el centro y ahí al ver a mi alrededor sentí lo chiquito que es uno al lado de esas moles de vegetación exuberante y bloques de agua que no muestran sus fondos, el agua es fía, pero energizante y rejuvenecedora, (según Las Historias de Dee). Hacerla casi con obligación…

Emprendimos la vuelta a Polish Princces caminando, de la misma manera en la que fuimos por la mañana. Las caminatas duraban 10 o 15 minutos, eran sumamente entretenidas, buenas para los que disfrutamos de sacar fotos, respirar ese aire húmedo y cargado de perfumes a plantas era muy lindo y relajante.

Esa noche después de una ducha, volvimos a cenar en Woodies, esta vez pedí un poco de spicy sauce o espaici sous (para los cordobeses que hablamo’ en iiinglé) otra vez ese picante que quema pero uno vuelve a probar una y otra vez

El picante que probé en Jamaica arde 2 veces…Si, 2 veces.

El 4º día decidimos relajarnos por completo nada de excursiones, ni viajes en taxi. Era nuestro último día completo en Port Antonio y queríamos pasarlo en el lugar que mas nos gustó, en el que mejor nos sentimos, donde nos sirvieron el plato de comida más auténtico.

Desayunamos y salimos caminando bajo una lluvia matinal hacia Winifred Beach nuevamente. Pasamos el día completo disfrutando de la playa, la tranquilidad, charlamos con los vendedores locales, entablé una charla muy amigable y relajada con el cocinero del lugar donde comíamos. (al final de su jornada) Ese día nos cocino una langosta muy rica.

Por momentos no había gente en la playa, soy repetitivo con esto de la gente, pero lo comento ya que disfruto mucho de los lugares poco concurridos, los veo y los siento más reales, mas locales. Fue una de las tantas cosas que nos motivo a pasar una buena parte de nuestra estadía en Porty, el ser un lugar hermoso para conocer, sin tantos turistas a comparación de otros lugares.

La tarde caía y debíamos volver a Polish Princes. Emprendimos la vuelta disfrutando la última caminata al atardecer, fotografiando cada lugar que nos llamaba la atención, cada planta, cada montaña, la gente que volvía a su casa, queríamos guardar todos esos recuerdos.

Ya en “nuestra” terraza con la luna brillando le dijimos a Bárbara que queríamos conocer algún lugar para ir a cenar, Anabanana es una buena opción dijo. Llamó un taxi y al rato ya estábamos surcando esa ruta serpenteante rumbo al lugar de nuestra cena.

El lugar es lindo y prolijo, la comida es buena, la atención no fue de lo mejor, pero no molesto. Es un lugar 100% hecho para turistas, así que si van con ganas de conocer la esencia de P.A no es este el lugar, igualmente está bien ambientado, algunas noches hay show en vivo, se puede pagar con tarjeta.

No tengo mucho más para comentar de Anabanana.

Ultima mañana, ultimo desayuno…5º día

Barbara nos acompañó al Down Town a hacer el deposito en el banco, por nuestra estadía. Luego, ya que teníamos un par de horas libres nada más, le pedimos que nos deje en la ruta así caminábamos por ultima vez a Winnifred. Ultimo chapuzón en sus aguas, un poco de sol, comida, saludamos a los locales que tan bien nos habían recibido y atendido y se acabo Port Antonio.

Caminata hasta Polish, donde teníamos nuestras valijas armadas, Bárbara contacto un taxista mucho más barato que Deen, el cual nos llevaría hasta 8 Ríos.

Nos despedimos de Bárbara agradeciéndole infinitamente todo lo que hizo por nosotros en esos días tan hermosos en Port Antonio y prometimos volver con nuestra familia quizá en 10, 5 o 3 años, quien sabe…

-El taxista nos cobro casi la mitad de lo que cobraba Deen (nuestro primer taxista) pero el viaje fue sumamente aburrido, no pudimos entablar una conversación en las 2 o 3 horas que duró el viaje, obviamente que Deen no cobra más por hablar, pero si uno puede, conviene viajar con él, los viajes son algo largos en Jamaica (No en distancia, si en tiempo) y es bueno contar con alguien de confianza que te cuente algo de cada lugar, que te haga chistes, que se interese por mantenerte entretenido-

Dejamos atrás P.A pasando por un montón de poblaciones costeras, hasta llegar a 8 Ríos, más precisamente a The Blue House.

Elise nos recibió a los gritos, es todo un personaje! Nos mostraron la casa y luego nos dieron la sorpresa que nos habían cambiado la habitación que habíamos reservado por una mejor, ya que la tenían libre.

Esa tarde decidimos quedarnos en la casa, disfrutar de la pileta y organizar que hacer en los próximos días en Ochi.

El servicio de The Blue House es muy particular (por lo menos para nosotros fue así) es una cas de huéspedes, donde se está en constante interacción con los propietarios y los demás huéspedes. Uno puede sentarse a ver tele en el living de la casa, tomar algo en el balcón o disfrutar de su jardín de orquídeas, sintiéndose casi como si fuéramos los dueños del lugar, uno es libre de moverse y de hacer lo que quiere.

La interacción es tal, que la cena se sirve (en nuestro caso éramos solo 4 huéspedes en toda la casa) en una gran mesa, y todos, incluidos Elise, comemos juntos. Pensamos que sería un poco complejo el comer rodeado de gente que habla en ingles y tratar de entablar una charla. Al principio nos asustamos, pero realmente el clima que se vivía en la mesa era muy relajado y entretenido. Pudimos hablar con los otros huéspedes que eran de la India sobre cosas de su cultura (comida especialmente era el tema, ellos nos preguntaban a cerca de nuestras cosas) era un momento bueno para aplicar nuestro inglés y aprender nuevas expresiones que nos servirían a futuro.

No voy a escribir mucho sobre la comida que prepara Darril, ya que seria extensísimo mi relato, solo les puedo comentar que fue, junto con el almuerzo en la playa de Winifred y el de Monkey Island lo mejor de lo mejor que probé en la isla. La variedad de platos, los ingredientes que usa, las técnicas de cocción que aplica, la forma en que los presenta…. Sin palabras, mis sinceras felicitaciones a Darril y a su equipo de cocina. Reitero no quiero aburrirlos con detalles de la comida, pero bien vale la pena tener en cuenta este dato no menor, en The Blue House sirven muy, pero muy buena comida (tanto por la noche, como a la mañana en el desayuno)

Despertamos y es nuestro primer día en 8 Ríos ( el 6º en la isla), luego del desayuno decidimos ir a Blue Hole. Elise se ofreció a llevarnos y compartir la excursión con nosotros. Al llegar al lugar uno ve un río lleno de cascadas, algunas chicas otras grandes, algunas tienen cavernas adentro que se pueden explorar sin correr peligro, el paseo dura 40 minutos aprox. caminando a través del río. Recomiendo llevar cámara de fotos sumergible o con bolsa estanca. El chico que te guía a través del río, si uno le da la cámara, va fotografiándote a lo largo del recorrido sin que te des cuenta, saca fotos muy buenas y cuida las cámaras mejor que uno. Yo al principio desconfíe y me perdí que saque unas cuantas fotos. El paseo es un poco caro pero si no has visitado las Reach Falls o algún río con estas características bien vale la pena el desembolso.

Finalizada la excursión, fuimos a comprar comida y de ahí nos dirigimos a Laughing Waters, una playa privada en la cual desemboca un río de agua dulce formando una pequeña cascada. Linda playa estuvimos prácticamente solos, salvo por el chico que nos cobro la entrada que nos acompaño todo el rato. Comimos bajo la lluvia y pegamos la vuelta. En la playa no hay nada de nada, es un lugar para disfrutar del agua y la vista con un par de horas fue más que suficiente para nosotros. No se si recomendaría visitarla…

Volviendo a TBH nos desviamos del camino para pasar por un mercado local a comprar mangos, nos encantan y en Jamaica pudimos probar muchas variedades distintas unas de otras (les recomiendo llevar hilo dental, hay variedades sumamente fibrosas que te dejan la boca a la miseria).

7º día.

Queríamos comprar algunos recuerdos para traer a la familia y disfrutar de alguna playa.

Darril nos llevó hasta el centro de Ochi a la playa pública. A esta playa se accede pagando creo que un dólar por persona. Estaba llena de gente local, un verdadero espectáculo para nosotros. No recuerdo que se conmemoraba ese día (23 de mayo) por lo cual mucha gente tenía día libre, Holiday le dicen ellos, acá le decimos feriado.

La playa está pegada al craft market por lo cual luego de pasar un buen rato en el agua decidimos secarnos y dirigirnos al mercado a ver que podíamos comprar.

Antes fuimos a comer a Juice Paties (algo así como una empanada grande con rellenos típicos de allá) son muy famosas y a la gente les encantan, no fue algo que me llame la atención, pero una nueva experiencia al fin y al cabo. Baratas, eso si.

Concluido el almuerzo nos dirigimos al mercado de artesanías.

Para nosotros fue una experiencia fuera de lo normal. Por momentos nos sentimos muy presionados e incómodos por la insistencia de la gente para que te acerques a ver su local y compres algo. Aunque luego de un rato y ya habiendo hecho algún trato con los comerciantes el clima se tranquilizaba, podíamos caminar y disfrutar del paseo, charlar con la gente que allí trabaja, tomar algunas fotos del lugar y de situaciones que pasaban a cada rato, en cada rincón.

Casi por instinto el ingles brotó de nosotros en el momento que más necesitábamos hacernos entender, pudimos explicarle a cada uno de los comerciantes que queríamos ver primero los puestos y luego decidir que comprar. Regateamos precios por largo rato hasta llegar a un acuerdo, fue muy divertido.

Si no se tiene paciencia con la gente insistente no es un buen lugar para visitar.

Temprano emprendimos la vuelta, nos dirigimos a una parada de minibuses para que nos lleven hasta TBH (el viaje debe durar 10 minutos como máximo).

Nos duchamos y cenamos con la luz del sol a pleno. Esa noche iríamos a visitar Glistening Waters, por eso la cena tan temprano.

Esta vez Patrick (el taxista de confianza del hotel) nos llevaría hasta ese lugar tan especial.

El viaje debió durar 45 minutos aprox. Disfrutamos de la puesta del sol a medida que atravesábamos algunos pueblos costeros, a puro reggae.

Patrick nos daba tiempo para sacar fotos, nos contaba cosas de cada lugar, realmente vale la pena viajar con él, resulto ser una muy buena persona, con mucho humor y muy conocedor de lo que le preguntes, como casi todo taxista. (teléfono y contacto de facebook disponible si les interesa)

Llegamos a Glistenings de noche, pagamos la entrada y aguardamos en el muelle a que llegue el barco que nos adentraría en ese agua tan especial. Mientras esperábamos en el muelle, viendo hacia el agua empezamos a notar pequeños destellos celestes débiles, no lo podíamos creer!!!

Subimos al barco y luego de unos minutos de introducción por parte del guía contando un poco “el por qué” del brillo del agua, más algún otro dato anecdótico, entre otras cosas que no alcanzamos a entender, estábamos en el medio del agua listos a presenciar el espectáculo. Anclamos y dieron la opción de bañarnos sin preocuparnos de nada, el lugar es segurísimo, lo único a tener en cuenta es que el fondo es de barro o algo de textura similar, esto lo cometo porque hay gente (la gran mayoría creo) que le da impresión pisar un fondo de estas características.

Vale la pena conocer el lugar sin ninguna duda, busquen ir la noche del día más soleado si pueden. Dicen que el efecto se ve mejor esos días, dado que los microorganismos captan luz solar durante el día y eso hace que por la noche el agua “brille”.

Si no son muy interesados por las maravillas que nos regala la madre naturaleza quizá pararse en frente de una luz de neon azul les resulte más atractivo.

Volvimos a casa, tomamos una cerveza -dominó y cigarro de por medio- y a la cama a descansar que nos esperaba un día muy especial.

Hoy es nuestro último día en 8 Ríos, conoceremos el lugar donde nació, vivió y descansa el queridísimo Robert Nesta Marley. Viajaremos hacia Nine Miles.

Otra vez Patrick es quien nos acompaña, preferimos hacer el viaje con él. Contábamos con la comodidad de estar nosotros y él solos en un vehiculo cómodo, por el mismo precio que salía el viaje en los colectivos de una empresa que hace viajes a Nine Miles (Zion Countrie creo que es el nombre de la empresa). Yendo con Patrick nos garantizábamos poder hablar y entender todo. Ya lo habíamos experimentado antes con guías de excursiones, a medida que hablan uno va entendiendo algo pero también nos perdíamos de muchas cosas. Con Patrick teníamos el tiempo y la confianza para decirle “We don´t understand Patrick” o “Sorry, can you repeat?”

Todo era más fácil

El viaje duró casi 2 horas creo, pasamos pequeños poblados en medio de la selva montañosa donde la gente cultiva frutas y verduras para vender y consumir en sus casas, el paisaje es alucinante, iglesias con cementerios, barcitos muy precarios, escuelas, todo tenia su propio encanto… todo fue fotografiado.

Al llegar al mausoleo vimos muchos jóvenes locales esperando en la puerta, todos están ahí para ofrecer marihuana en diversas presentaciones (cigarros de dimensiones considerables, bolsitas con cogollos para uno poder armar a su gusto, bolitas de hashish, todo muy interesante y perfumado) eso si, un tanto inflado los precios que manejan los muchachos (como con todo, negociar es la clave)

Por lo que leí, me contaron y vi, Nine Miles, junto con el mausoleo de Peter Tosh son los únicos lugares en Jamaica donde esta permitido consumir Cannabis. Pienso que esto es así en reconocimiento a estas dos leyendas del reggae por su eterno pedido de legalización de la Marihuana, obviamente por otro lado atrae mucho turismo.

Dentro de la casa o complejo, hay una tienda para comprar regalos, ropa, café, música, alguna artesanía, pipas, papeles de armar, etc. Pagamos la entrada y subimos a un bar donde esperamos por un par de minutos a que se forme el grupo para arrancar el recorrido, mientras tanto se puede tomar algo, escuchar música obviamente, en todo el lugar se lo escucha a Marley sonando suavemente. Nosotros aprovechamos ese ratito para comprar un splif como le dicen allí y poder recorrer ese lugar como se debe, dedicándoselo a Bob con todo respeto.

El recorrido dura unos 20, 30 minutos. El guía muestra diferentes lugares de la casa contando a cada paso que da anécdotas y canciones “inspiradas” en ese lugar.

Todo está muy bien mantenido, al punto que a veces pienso si realmente era así en la época en que Bob Marley caminaba por ahí… lo dudo, pero algo si es cierto, estuvo ahí, vivió ahí, bailo, escribió en ese lugar.

La tumba es imponente tanto la de él como la de su madre, se respira tranquilidad y un absoluto respeto.

Terminado el recorrido, compramos algunos recuerdos del lugar y con un resabio de ganjah dentro nuestro emprendimos la vuelta contentos y relajados, maravillados con el lugar.

Ya en Ochi y con hambre Patrick nos pregunta que queríamos comer.

Compramos la comida y nos llevo a un lugar muy lindo lleno de plantas y pequeños quinchos de paja para sentarse a comer bajo la sombra creo que se llamaba Jerck Center Ocho Ríos. El menú: pollo frito de kfc, Jerck Chiken y Jerck Pork local con festivals y bammy frito, creo (un tubérculo tipo mandioca, gomoso en su interior, muy bueno) Almorzamos con Patrick y luego nos alcanzo a TBH.

Dejamos las cosas en el hotel y salimos a la calle otra vez, caminamos 300 metros hacia el White River que pasa por allí como algo más, sin importancia. Es un río frío de aguas cristalinas con un tono azulino hermoso (nos sentíamos en nuestra Patagonia, salvo que con un calor y humedad típicos del caribe), pasa por el patio de las casas del lugar, la gente local lo ve como algo normal, nosotros no lo podíamos creer que pase un río de esas características por ahí, buen lugar para sentarse a contemplar y relajarse o darse un buen chapuzón.

Un nuevo día, debíamos arrancar temprano para ir a la parada del colectivo que nos llevaría a Negril.

El colectivo llego a la hora pactada, subimos los bártulos y emprendimos el viaje. Paramos en Montego Bay, hicimos trasbordo y de ahí directo a nuestro ultimo destino. Los buses se encuentran en perfecto estado, algunos tienen televisión y el pasaje es muy económico. No recuerdo la duración del viaje, pero no era mucha.

Llegamos a Negril y allí un taxista que se acerco se ofreció para llevarnos. Siempre antes de tomar un taxi le preguntábamos al encargado o dueño del hotel en donde estábamos el valor aproximado del taxi que deberíamos tomar, uno no tiene idea de las tarifas y es bueno saberlas de antemano para ver que opción tomar, cuando pelear el precio y cuando no. Barbara, Elise, y Darril nos aconsejaron muy bien en esto.

Nuestro hotel era el Riu Palace Tropical Bay, está sobre la playa de Bloody Bay.

Fuimos muy bien atendidos por cada una de las personas que allí trabajan. Nos sorprendió encontrar aproximadamente 7 personas que hablaban en español trabajando en el hotel (teníamos el dato que solo había un cubano con quien hablar en español) Eso facilitó las cosas.

En Negril aprovechamos para relajarnos por completo y disfrutar al 100% del servicio que brinda el hotel y su playa. Ya no teníamos que preocuparnos tanto por el idioma, ya que uno se maneja casi solo, para lo que fuere dentro del complejo. El único contacto con gente local era cuando hacíamos nuestras caminatas por la playa pública próxima al hotel en unos puestos de artesanías, otra vez aprovechamos para comprar algunos recuerdos.

No hicimos ninguna excursión, ni si quiera fuimos al Ricks Café porque al atardece estaba nublado casi siempre, por suerte el primer día nos regaló un atardecer inolvidable el cual no fotografié por que tenia 6 atardeceres más por delante (quien iba a saber que sería la única oportunidad para sacar fotos)

Comimos muy bien, mucha variedad de alimentos y todos buenos.

Nos sorprendió la calidad de los postres que probamos, no tenemos mucha experiencia en hoteles todo incluido, pero siempre los dulces son el punto débil, nunca antes notamos la calidad y el esmero como en este hotel, aprovechamos para comentárselo a los encargados del salón para que feliciten a la brigada de pastelería, siempre es bueno recibir un halago por nuestro trabajo de parte de la gente para la que trabajamos.

Las habitaciones son cómodas, limpias y modernas, que más se puede pedir… ah! Tienen un balcón para disfrutar de una cerveza fría por la noche o un Ron porque no! Todas estas bebidas están en un frigobar que reponen diariamente y de ser necesario más de una vez al día.

El último día arreglamos para viajar con una empresa de transporte que sale desde el hotel, seguramente nos cobró mucho más caro que cualquier otro taxista, pero decidimos pactar el viaje con esta gente por seguridad, debíamos estar a horario en el aeropuerto de Montego Bay y nos pareció mas seguro hablar con alguien del hotel.

Casi sin darnos cuenta ya estábamos en el taxi emprendiendo nuestra vuelta.

El viaje llegaba a su fin y nosotros felices por todo lo vivido, los lugares recorridos, la gente que conocimos, la comida que probamos, la música que escuchamos, los aromas que percibimos.

Sin duda algún día volveremos para conocer otros lugares de esta fantástica isla y poder darnos el gusto de recorrer otra vez Port Antonio (lo mejor de este viaje)

Respect Jamaica!!!

25 respuestas a este tema
Londres, Reino Unido
Apasionado
de Soporte técnico, Ayúdanos a mejorar TripAdvisor
mensajes: 20.611
Personal de TripAdvisor
1. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Hola Pedro,

Muchísimas gracias por contarnos tu viaje a Jamaica tabn en detalle. Qué útil será toda esta información, de hecho la he colgado a la derecha de la página bajo el título de "Más relatos".

Un saludo,

Verónica

El equipo de la comunidad de TripAdvisor

---------

¿Quieres ver los MENSAJES MÁS RECIENTES de todos los destinos? Haz clic aquí: www.tripadvisor.es/ShowForum-g1-i1-World.html

Editado: 24 octubre 2013, 14:58
Cuenca, España
Apasionado
de Jamaica
mensajes: 8.311
opiniones: 5
2. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Gracias Pedro,

Gracias por cumplir con tu promesa de hacer un informe completa después de volver del viaje.

Pedías mucha información antes de empezar el viaje así que era muy difícil equivocarte.

 tripadvisor.es/ShowTopic-g147309-i69-k605213…

Te dije que tenias información suficiente para realizar tres viajes a la isla.

Ahora puedes empezar los planes para hacer las otras dos.

Tu como cocinero me ha encantado leer cuanto te gustó la comida picante jamaicana.

Un saludo y ENHORABUENA.

La Carlota - Córdoba
mensajes: 32
opiniones: 1
3. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Gracias Jonny, intenté plasmar en mi relato, el viaje con todos sus detalles.

La comida típica de cada lugar que conozco es algo que disfruto mucho. Tenemos en nuestra heladera botellas con Jerck que trajimos de Port Antonio y Ocho Ríos, y en la alacena unos frascos con Jerck seco y otro mix de especias para cocinar. Siempre que podemos los usamos en cerdo, pollo y pescado... a eso le sumamos una porción de arroz y unas Red Stripe que tenemos guardadas como oro, que más se puede pedir!!!

Cuando pueda subo algunas fotos, para hacer mas entretenido el relato

Cuenca, España
Apasionado
de Jamaica
mensajes: 8.311
opiniones: 5
4. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Gracias a Pedro y los datos tan completos que están escritas en este relato los visitantes a Jamaica se van a dar cuenta de que el idioma no es un problema siempre y cuando vayas con una buena disposición de pasarlo bien.

Un turista es la típica persona que espera que todo sea igual como en su propio casa. No esta dispuesta a aceptar nada nuevo ni probar nada que no sea como en su país. Se altera por la más mínima tontería.

Pedro tu si eres un autentico viajero, dispuesto a visitar, aprender y desfrutar de todas las cosas diferentes que no hay en tu país.

Enhorabuena por demostrarnos lo fácil que es.

P.D. Tener mucho cuidado con las salsas picantes.

Están hechas con hiervas afrodisíacas que son potentes.

Por esta razón hay tantos niños/niñas por toda la isla. ja, ja, ja.

Un saludo.

Cuenca, España
Apasionado
de Jamaica
mensajes: 8.311
opiniones: 5
5. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Cada día entran varias solicitudes de información sobre Jamaica por la buena gente de Argentina.

Los argentinos saben lo difícil resulta ser viajar a Jamaica desde BS.

Hay que tener dólares en efectivo y una tarjeta de Crédito/Debito también.

Pero esta misma gente que busca información siempre pide detalles sobre los hoteles caros y con un régimen todo incluido.

Pedro nos ha demostrado que viajar puede ser económico si uno hace sus deberes y planifica muy bien sus gastos.

Córdoba, Argentina
mensajes: 6
opiniones: 7
6. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

geniall!!! Pedro te felicito y te envidio un poco!! jajaj! un viaje fantástico!! estamos planeando ir en marzo o abril2014 pero no puedo hacer todo lo que uds vivieron( aunque me encantaría) porq vamos con 2 niños, pero cualquier consejo que puedas darme te lo agradezco, igual que cualquier dato, nombre, etc de los taxistas o personas , también. Lejos , la mejor reseña que leí de toooodas!!! Te felicito!.

Saludos!

pattyt@123mail.cl
mensajes: 20
opiniones: 10
7. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Gracias por compartir tu itinerario. Viajaré en Enero a Jamaica.

Gracias

La Carlota - Córdoba
mensajes: 32
opiniones: 1
8. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Los taxista con los que viaje fueron den de por Antonio, contactado por medio de Barbara del polish princes y el otro fue patrick en 8 ríos contactado mediante te blue house. Si te interesa el contacto de patrick te lo paso

La Carlota - Córdoba
mensajes: 32
opiniones: 1
9. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Hay muchas opciones mejores que un all inclusive para alojarse y por un precio sumamente razonable. La atención de estos pequeños hoteles es un aspecto a resaltar. Los propios dueños están a tu lado recomendandote que hacer o solucionandote cualquier inconveniente

Argentina
mensajes: 4
opiniones: 41
10. Re: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más

Hola johnny y pedro. Mi idea es ir a Jamaica en mayo 2014. Tengo tres consultas. 1) es mi segunda vez alli. La primera solo visite montego bay. Mi regalo de 15: conocer la tierra de bob marley. Esta vez quiero recorrer: kingston/port antonio/8 rios/ negril/mb. Vuelo desde miami. Me recomiendan hacer mia-kgs-mia o mia-mb-mia? O se puede hacer mia-kgs y luego mb-mia? 2) voy con mi marido y mi hija de 5 años. Consideran q es un lugar para ir con niños? La idea de negril es parar en el Riu asi hacemos playa para que ella disfrute. Hay peligro de enfermedades o algo que yo no sepa? 3) mi primera visita no tuve que vacunarme y ahora si. Para la gente que vuela dde miami tambien le exigen la.vacunacion?

Muchas gracias por.su ayuda!!! Contaré mi experiencia a la vuelta. Que será maravillosa!

Julieta

Respuesta para: Jamaica,un recorrido por pueblos,mercados,playas y mucho más
Recibe un aviso por e-mail cuando se publique una respuesta
Obtén respuestas para tus preguntas sobre Jamaica
Conversaciones recientes