Sobre las rocas en la Playa de Levante

Quien haya estado en la playa de Levante de Benidorm seguramente se haya encontrado con estas incómodas rocas al entrar al agua. Muchos de nosotros incluso hemos sufrido lesiones por ellas. Cortes, golpes e incluso fracturas suponen gran cantidad de intervenciones al año para los servicios de emergencia de Benidorm. Cada verano mucha gente ve truncadas sus vacaciones por un traspiés mientra se baña.

¿Por qué no quitan las rocas?

Quizá todos nos hayamos hecho esta pregunta alguna vez. Estas rocas suponen lo que se conoce como "El llosar de Benidorm". Son una barrera natural para que las corrientes, las mareas y las tormentas no se lleven la arena de la playa. Son la garantía de que Levante siga existiendo como tal.

¿Qué solución hay?

Desde el ayuntamiento trataron durante varios años de echar arena para tapar estas rocas cada verano, pero no fue una buena solución.

A día de hoy nos encontramos con dos soluciones posibles:

- Usar escarpines. Este calzado para el baño se puede encontrar por menos de 10€ el par y protegerá los dedos de nuestros pies de golpes y cortes.

- Emigrar a la playa de Poniente: En Poniente no hay rocas. Además, es más grande y más tranquila. Es posible que la playa te pille algo lejos de tu hotel, pero Benidorm tiene un servicio de bicicletas de alquiler (Bicidorm), que te facilitará el paseo.

Cuida tus pies, que en Benidorm se anda mucho. No arruines tus vacaciones de golpe.