Vilar Rural de Cardona: decepcionante

Instalaciones y servicio al cliente, dejan mucho que desear. Actividades para niños mal programadas y con material escaso.

No volveremos y no tenemos argumentos para aconsejar a nadie para que vaya.

- Comida tipo Área de Servicio de autopista, mala y no del día.

- Habitaciones comunicadas: Cuando los de la habitación de al lado iban de vientre, lo sabíamos porque la olor pasaba a la nuestra. También oíamos la descarga de la cisterna al tirar de la cadena.

- Actividades programadas en una hora, duran 10-15min a lo sumo. Por ejemplo, la de la granja, consiste en ver dos ovejas, un par de pavos, algunas gallinas y algunos patos (no estoy segura si eran patos y ocas, nadie nos explicó nada). Todo esto, en unos cuatro metros cuadrados. La burra, encerrada toda la semana; sólo la sacan los lunes (no la vimos).

- En el "Racó de l'Oci" ("Rincón del Ocio"), pocos juguetes, mal organizados y no enteros. Sólo había un puzle entero. El resto de juguetes, que eran otros cuatro puzles, no estaban enteros y había que buscar las piezas por un armario de cajones vacíos.

- No llevávamos secador. Te dejan uno con fianza de 5 Euros. En los días que estuvimos allí no les llegó a quedar ninguno libre.

- El mando a distancia de la tele, también te lo dejan bajo fianza de 5 euros. A nosotros, no nos funcionaba.

- Al llegar te hacen firmar un papel donde supuestamente sólo está la confirmación de la reserva. Allí pone también que si cancelas la reserva, has de pagar el 40% de los días no consumidos. (No avisan al firmar). Nos tuvimos que ir porque el niño se puso enfermo, y fue cuando nos enteramos de este pago.

- Hicimos la reserva on-line a nombre mío (soy la mujer de la pareja). Nos pidieron los DNIs de todos los adultos y los fotocopiaron (¿era necesario?, ¿qué hay de la protección de datos?).

- La factura la hicieron a nombre de mi marido, cuando la reserva estaba al mío y la tarjeta con la que pagamos también. ¿Es propio de una sociedad de este siglo?