Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

Montevideo, Uruguay
mensajes: 86
opiniones: 8
New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

Estimados amigos, me refiero a un viaje redondo en abril 2014, no solo porque nuestro itinerario comenzó en NY y terminamos allí, sino fundamentalmente porque lo pasamos espectacular, salió todo como lo planificamos. Lo principal es que este viaje lo armamos con el invalorable aporte de cada persona en este foro, fundamentalmente tengo que agradecer a dos personas: a Stellita y Lilibe que con su gran paciencia y desinteresado interés, han volcado toda su experiencia y vivencias como para que este viaje resultara perfecto. Viajamos 3 personas somos un matrimonio con hijo adolescente, ya habíamos tenido una primera experiencia hace tres años en New York, cosa que nos facilitó pero las otras dos ciudades fue la primera vez. El viaje comenzamos a vivirlo exactamente hace un año atrás, con la compra de los pasajes, conseguimos un excelente precio en la página de Taca (ahora Avianca) a 850 dolares cada uno con impuestos incluidos ida y vuelta de Montevideo a New York. De allí en más a leer mucho estos foros, analizar hoteles y de a poquito ir haciendo las reservas, así como de los traslados entre las ciudades, y fundamentalmente los itinerarios. Los relatos de Boston y Washington los haré en los foros respectivos.

27 respuestas a este tema
Montevideo, Uruguay
mensajes: 86
opiniones: 8
21. Re: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

Desde ya, muchas gracias por vuestros comentarios sobre mi relato, es que simplemente me siento con el compromiso , mejor dicho con el grato compromiso, de devolver a través de este foro por lo menos un poquito de todo lo que el foro de Tripadvisor me ayudó para concretar este viaje, dándome la suficiente confianza como para armarlo íntegramente a la medida como uno quiso.

Ahora sí, continuando el día jueves, desayunamos temprano y nos tomamos el subte desde Times Square en dirección al Central Park con intención de bajarnos en la estación cercana al edificio Dakota, accedimos a la estación como los días anteriores, ya hasta diría que canchereando (término que usamos creo solo en Sudamérica para expresar que "esto lo tengo recontra conocido") pero….siempre hay un pero, con la distracción tomamos la línea express que nos llevaba hacia el norte de Manhattan y bordeando el parque por el lado oeste, y cuando nos quisimos dar cuenta, las estaciones iban pasando por delante de nuestros ojos con la misma velocidad que uno ve como se pasa la vida (sencillamente volando) por lo que no nos quedó otra cosa que quedarnos sentaditos dentro del vagón a la espera que se le ocurriera hacer alguna parada. Nos mirábamos entre los tres y con cada estación que pasábamos como un suspiro, iba aumentando nuestra risa, con lo que terminamos bajando en una estación de Harlem doblados de la risa. Como teníamos previsto tomar como punto de partida la visita al edificio Dakota en la 72 y Central Park sin salir del subte nos volvimos en la misma línea pero esta vez la regular, con dirección sur. Llegados a nuestra estación prevista, pudimos observar el edificio Dakota que fuera más famoso por ser el lugar donde mataron a Lennon aunque de por sí el edificio es digno de apreciarlo por su exquisita arquitectura. Cruzando la calle ingresamos al parque con un cartel que informaba que lo hacíamos en Strawberry Fields y buscamos ese rincón especial previsto en recuerdo a John Lennon, llegamos al espacio donde aparece el diseño en el piso de Imagine encontrando lo que suponíamos, un lugar de culto y con una atmósfera especial, el silencio del parque, algún que otro pájaro y a un músico, uno de tantos artistas que podemos encontrar en la ciudad, pero este estaba en un lugar especial con su guitarra entonando un tema de Lennon lo que creaba todo un ambiente muy especial en ese momento, uno de esos que te quedan grabados en forma especial. El Central Park ya lo conocíamos de un viaje anterior, pero igualmente uno no deja de maravillarse de las miles de postales que se le presentan con cada paso. Llegamos a la fuente que tanto vimos en las películas llamada Bethesda en cuyo centro aparece la estatua de un ángel y justo allí debajo de la terraza escuchamos un coro que levantaba los techos compuesto por unos jóvenes estudiantes que junto a su profesor, improvisaron un espectáculo increíble con unas voces angelicales, ¡impresionante!

Seguimos por el parque hacia el norte, tomándolo por su lado este con la intención de dirigirnos hasta el museo Metropolitano. En las escalinatas de ingreso mucha gente disfrutando del sol, ya que hacía mucho frío. Nos resultó impresionante el museo, la vez anterior habíamos hecho el museo de Historia Natural y nos había gustado, pero el Metropolitano nos impresionó (y nos gustó mucho más) por lo inmenso de los salones y exposiciones de arte que pudimos disfrutar. No lo recorrimos todo, hicimos un recorrido lo más completo posible, pero el cansancio ya a esa altura de la mañana nos estaba pasando factura por lo que en determinado momento vimos que ya no lo estábamos disfrutando como requería por lo que decidimos salir para comer. Vimos tesoros de la cultura Griega, esculturas del antiguo Imperio Romano, armaduras de caballeros, pinturas de innumerables artistas, decoraciones de antiguos palacios europeos; es un museo como para dedicarle tranquilamente un dia entero sin ningún problema. Buscamos un Subway en la zona y por unos U$S 22 almorzamos los tres. El resto del día lo dedicamos a caminar por calles y pasamos por el Top of Rock (en el edificio Rockefeller) para reservar hora para la visita al mirador. Los tickets los habíamos comprado el día de la excursión de Contrastes, directamente al guía que tenía tanto de este mirador como del Empire State. Preferimos reservar hora para la mañana del día siguiente para estar más descansados ya que teníamos más de 2 horas de espera para ese mismo día. Saliendo de allí nos fuimos hasta debajo de la tribuna roja del Times Square para comprar entradas al teatro, teníamos la intención de ver Jersey Boys o Mamma Mía lo que finalmente nos inclinamos por este último. Llegamos sobre las 15 hs y ya había una gran cantidad de público haciendo la fila, cuando llegamos a la ventanilla conseguimos boletos a U$S 103 cada uno (con un 30% de descuento) para las 20hs de ese mismo día.

Regresamos al apartamento, ya muy cansados y con la mira en descansar ya que en la noche teníamos el teatro, pero igualmente pensando que debía aprovechar el máximo del viaje me fui solo a conocer el muelle donde está anclado el portaaviones Intrepid que me quedaba a unas tres cuadras del apartamento, que a pesar que ahora suena a poco, con el cansancio las 3 cuadras de ida y 3 de vuelta demandaron mucho esfuerzo, pero que valió la pena, no llegué a subir para conocerlo internamente ni su exposición de aeronaves en la cubierta pero hice una recorrida por el muelle paralelo junto a él y pude sacar unas muy buenas fotos y tener un acercamiento a un tipo de nave que para mí caso no es habitual ver, el muelle es un muy lindo paseo con banquetas y jardines por el cual se puede recorrer todo el largo del barco y a su vez obtener unas muy buenas vistas del río, Lo que recuerdo es que había muchísimo viento pero el lugar es muy agradable.

En cuanto al teatro estuvo muy bueno, por algo Mamma Mía hace tantos años que está en cartel, la sala llena, la historia muy entretenida y fundamentalmente para quien no tiene un manejo fluído del inglés, la historia se lleva muy bien y más con una música tan pegadiza. Una cosa que nos pasó a los tres, es que al finalizar la obra, uno sale con una energía increíble de la sala, se termina con todo el público de pie bailando creándose un clima de alegría y buena onda increíbles. Debo comentar que esta obra la había visto hace unos años en Buenos Aires y la verdad que la versión argentina no tuvo nada que envidiarle, la producción y musicalización de la versión bonaerense fueron igual de espectaculares. Esa noche finalizó con nuestra ya clásica visita al Times Square, una breve visita al Starbucks que está en la Broadway en diagonal con la tribuna roja, para que mi hijo se comprara un frappuccino de esta casa que tanto le gusta pero que lamentablemente en Uruguay todavía no tenemos. Mientras esperamos que hiciera su compra con mi esposa nos entretuvimos con dos importantes pantallas touch (las que se tocan la pantalla) muy bien logradas. En una había un sencillo sistema, por el cual con una camarita uno se puede sacar una foto solo o en grupo, y la misma queda incluída en un fondo dibujado con la inscripción de "Starbucks de Times Square" y que da la posibilidad de ingresar una dirección de correo, pudiendo enviarla como si fuera una postal ya sea como recuerdo para uno mismo o para un familiar o amigo. La otra pantalla permitía tocándola, avanzar sobre una línea de tiempo, la cual reproducía un importante archivos de fotos referidos a hechos ocurridos en la historia fundamentalmente del Times Square, como por citarles la archiconocida foto de 1945 del marino besando a la enfermera. Imaginense ir moviendo esa línea del tiempo e ir apareciendo fotos representativas de cada año hasta el presente. Sin duda resultó un momento muy divertido. Finalmente ya la hora nos avisaba que estábamos en tiempo de ir a descansar, aunque uno no quisiera irse nunca del Times Square.

Montevideo, Uruguay
mensajes: 86
opiniones: 8
22. Re: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

Al día siguiente salimos para nuestra visita al Top of Rock. Habiendo visitado en un viaje anterior el Empire State, a los tres nos gustó mucho más este paseo por varios detalles, en el Empire uno está detras de las rejas protectoras de los balcones expuesto al viento o frío en cambio en el Top hay grandes paneles de vidrio donde uno está más protegido, las terrazas son más amplias y fundamentalmente, las vistas desde el Top of Rock, nos gustaron más ya que se puede apreciar todo el Central Park, cosa que en el Empire casi no se ve, y se tiene una muy buena imagen del propio edificio Empire siendo un verdadero ícono de la ciudad por lo que resulta lógico pensar que si uno está dentro del ícono no lo puede fotografiar en cambio desde este otro punto, uno lo tiene delante suyo, ahí cerquita, magestuoso e imponente desde la altura. Si tuviera que recomendar entre ambas opciones, hoy diría el Top of Rock sin dudar, aunque también uno le pica la curiosidad de conocerlo un poco por dentro al Empire State y el poder decirse así mismo, estuve en el Empire State, pero es cuestión de gustos y gastos de pagar ambas entradas.

A través de las grandes mamparas de vidrio se pueden sacar muy buenas fotos pero si uno es muy exquisito puede acceder a un balcón superior donde ahí sí no tiene nada que le pueda generar algún tipo de reflejo. Tanto el acceso como fundamentalmente los balcones del mirador son mucho más amplios que los del Empire State. Tengo conocimiento que también hay un tour por el interior del edificio, eso no lo hicimos, pero si recorridos una parte importante de la planta baja y subsuelo, encontrándonos al igual que nos pasó con la Estación Central, una verdadera ciudad dentro del edificio, con múltiples negocios, locales de comida, acceso al subte. Uno de los hall de entrada nos impresionó por la belleza del decorado y su arquitectura, sencillamente impresionante. Saliendo del edificio nos tomamos el subte al igual que el día anterior hacia el Central Park, pero esta vez con la meta de bajarnos en el límite norte del parque en Harlem y hacer el recorrido en dirección norte-sur de punta a punta. Qué decir del Central Park? Hay que verlo y vivirlo para poder sentir lo que con palabras me resulta imposible expresar, es maravilloso y por algo le dedicamos dos importantes momentos en días distintos. La combinación de los espejos de agua, los botecitos, la vegetación, los distintos caminos trazados con sus puentecitos o túneles, los grandes espacios verdes, el entorno de la bellísima edificación en todo su perímetro, lo hacen un lugar inigualable. En su parte central esa gran área verde dispuesta para el juego de los jóvenes y lugar de tantos conciertos memorables (siempre me viene a la mente el inolvidable recital de Simon & Garfunkel o más aquí en el tiempo de Andrea Bocelli) donde uno puede ver como mientras algunos practican su deporte preferido, otros descansan mansamente sobre el pasto, y esto lo fundamental, todo en perfecta armonía, no solo la naturaleza, sino también los visitantes, cada uno en su lugar, en su tiempo, sin molestar a su prójimo, se respira paz, solo se oye los sonidos de la naturaleza o acaso los de algún artista callejero sea músico, malabarista o pintor derrochando calidad. ¡ Dios mío, qué lejos estamos de eso……y no solo en kilómetros de distancia! Si hay algo que nos impresionó sensiblemente no solo en New York, sino aun más en Boston y Washington, es el respeto de la gente y lo seguro que uno se siente andando en las calles a la hora que sea, impresiona ver la cantidad de policías y la seguridad que a uno le trasmiten,

Tendría que decir que se nos fueron unas cuantas horas en el parque, más bien debo decir que ganamos unas cuantas horas en el parque; lo recorrimos de punta a punta tal era nuestro deseo, terminando saliendo por la esquina frente al Hotel Plaza, siguiendo luego por la 5ª avenida. Así como había expresado que no me había impactado en la noche, en esa tarde de viernes la avenida estaba en su mayor efervescencia, con los comercios a full y con tanta gente que se dificultaba movilizarse con facilidad. Era nuestro último día, ya sentíamos ese cosquilleo de nostalgia que a uno le aparece cuando ve que tiene que empezar a despedirse de un lugar increíble. Luego de unas cuadras nos tomamos el subte y nos fuimos hasta la Avenida de las Américas (lo que sería la 6ª avenida) y la 23, allí fuimos con la intención de visitar Burlington para hacer las últimas compras y como todavía no habíamos almorzado buscamos algún lugar, encontrando un Olive Garden justo enfrente. Comimos muy bien esta vez bastante más barato que lo que había sido en el de Times Square (aproximadamente unos 75 dólares) y luego ya más repuestos, fuimos a Burlington, cada uno a su piso, es decir al de mujeres y el de hombres. Unos precios excelentes, camisas a U$S 16, 6 pares de medias deportivas o de vestir a U$S 10, trajes completos desde U$S 110 hacia arriba, sacos sport en liquidación a U$S 60, camperas Tommy a U$S 49, valijas para viaje baratísimas (por suerte compramos una porque nos hizo falta para la vuelta) todo muy conveniente. Mi esposa hizo unas cuantas compras pero les debo los precios porque ella se manejaba en otro piso. Salimos sobre las 19hs en dirección al apartamento para preparar las valijas, ya que al día siguiente, sábado, tomábamos el vuelo sobre las 10 de la mañana. Habiendo empacado todo, ya de noche, con la escusa de comprar algunos souvenirs, aunque la verdad el índice ya de nostalgia por la partida estaba marcando en rojo, nos fuimos a Times Square, como para dar la última vueltita ya que solo nos separaban 3 cuadras. Nos quisimos “tragar” las imágenes, sonidos y sensaciones del lugar pero siempre resulta poco, igualmente captamos muchas más fotos (aunque fueran más de los mismo que vimos los días anteriores) y un poco más con la filmadora que por lo menos nos guardó unos cuantos minutos de movimiento y sonido. Aunque la idea era comprarnos algo para comer en el apartamento, me dije no; y nos fuimos a despedirnos a comer algo a Bubba Gump ¡ y que nos quiten lo bailado!!!!!! Disfrutamos cada segundo tratando detener el reloj. Finalmente nos fuimos a descansar.

A la mañana siguiente tomamos un remise hasta el JFK (U$S 85) cargando las 5 valijas (habíamos llegado con 4, efectivamente 3 ya que una iba vacía dentro de otra y todavía sin estar llenas) lo que nos mostraba a las claras que del tema compras no nos podíamos quejar ya que tanto en Boston, Washington como NY habíamos encontrado muchas y muy buenas oportunidades de compras. Las cámaras de fotos repletas de recuerdos así como la filmadora algo más de dos horas de videos, por lo que no nos podíamos sentir más satisfechos.

Si hay algo que nos impresionó sensiblemente en New York, pero aun con más énfasis en Boston y Washington, es el respeto generalizado de la gente y lo seguro que uno se siente andando en las calles a la hora que sea, impresiona ver la cantidad de policías y la tranquilidad con la que uno se maneja en cualquiera de estos lugares, cosa que lamentablemente muchos añoramos en nuestros países.

El viaje de vuelta nuevamente por Avianca, muy correcto, muy puntual con las mismas escalas que al inicio (San Salvador y Lima) arribando a Montevideo en la madrugada del domingo finalizando como expresé desde el principio “un viaje redondo”.

Buenos Aires...
mensajes: 112
opiniones: 73
23. Re: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

Germán L, ¡qué hermoso relato!

Recién llego a este hermoso posteo que hiciste hace más de medio año y por primera vez pisaré NY con mi novio en marzo. Vamos a estar 12 noches y elegimos un hotel cerca del Bryant Park. Ya tenemos los tickets para Top of the Rock e Empire State; veremos El Rey León y pasaremos tan solo unas horas en Boston. Estamos súper ansiosos y emocionados.

Gracias por compartir toda esta información tan detallada. Por el momento, lo que me pone un poco nerviosa es cómo acomodar los días. Tengo una idea aproximada, una grilla con los días, pero tendremos que ir viendo cuando estemos allá.

Saludos desde Buenos Aires,

Verónica

Montevideo, Uruguay
mensajes: 86
opiniones: 8
24. Re: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

Saludos Verónica, gracias por los conceptos y a disfrutar desde ya los preparativos y por supuesto el viaje en sí. Que tengas un muy feliz viaje!!!

ciudad de buenos...
Apasionado
de Viaje en avión, Rutas, Nueva York, estado de Nueva York
mensajes: 2.454
opiniones: 208
25. Re: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

Que lindo viaje Veronica, además muy buena ubicación!!! Saludos!!!!

Buenos Aires...
Apasionado
de Nueva York, estado de Nueva York, Miami
mensajes: 5.784
opiniones: 161
26. Re: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

german gracias por tan lindo relato

saludos

México
mensajes: 9
27. Re: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...

German, simplemente genial, enhorabuena tu viaje y será mi segundo a la gran manzana pero ahora con la familia y que crees? Hemos elegido tu acertado itinerario de encuentros con los puntos de paz de la gran urbe. Solo que nuestro punto de partida por costo será desde el Harlem, ya me tocara redactarlo, aunque definitivamente menos detallado que el tuyo, ya que soy malo para la redacción.

Un abrazo y gracias por compartir

Respuesta para: New York-Boston-Washington, un viaje redondo...
Recibe un aviso por e-mail cuando se publique una respuesta