Hotel Carabela Club****

El verano pasado fuimos a Matalascañas, concretamente al Hotel Carabela Club, yo, mi marido y mi hija de 6 años.

Como describir mi estancia, fue acogedora, divertida y la verdad me sentí como en mi casa.

El personal es fabuloso, profesionales y amables.

La comida de muy buena calidad y variedad.

Las habitaciones acogedoras y la animación y démas servicios( piscina, paddel,etc) todo muy bien.

Esté verano volveré al mismo hotel ya que me trataron muy bien a mi y a los mios y nos lo pasamos genial.

Gracias a todos, muy buen servicio.