Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Cutre, muy cutre” 2 de 5 estrellas
Opinión sobre St. Athans Hotel

Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios.
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 4 sitios más
Guardar Guardado
Añadiste el St. Athans Hotel a tu lista de perfiles guardados
St. Athans Hotel
20 Tavistock Place | Russell Square, Londres WC1H 9RE, Inglaterra (Bloomsbury / Holborn)   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º135 de 530 hostales y pensiones en Londres
Ourense
Crítico
15 opiniones 15 opiniones
4 opiniones de hoteles
Opiniones en 8 ciudades Opiniones en 8 ciudades
8 votos útiles 8 votos útiles
“Cutre, muy cutre”
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 7 agosto 2010

Me hospedé en este hotel durante 34 noches y por ello creo que puedo ofrecer una opinión bastante completa. El sitio en sí es cutre, pero depende de lo que se esté buscando, y en Londres es difícil encontrar lugares mejores por ese precio.
A nosotras en particular nos hicieron un precio especial por quedarnos más de un mes, y nos trataron muy bien en todo momento. Sin embargo, tuvimos una serie de percances y hay varios puntos que no tiene desperdicio comentar...
En primer lugar, la noche en que llegamos nos mandaron a una habitación en el sótano, que de entrada no nos gustó nada porque en nuestro país la gente no vive bajo tierra, si bien es algo muy habitual en el Reino Unido. Esa misma noche les comentamos que no nos gustaba y nos pidieron que esperásemos al día siguiente para hablarlo. Acabaron de convencernos de huir de aquel cuarto dos hechos: primero, que por las mañanas iba y venía gente justo al lado de nuestra ventana y podía vernos y casi entrar, porque sólo había una rejilla cutre que los separaba de nosotros; y segundo, que a los tres o cuatro días de estar allí apareció una araña gigante en medio de la pared y el encargado al que avisamos no fue capaz de sacarla o matarla, y se estuvo cachondeando de nosotras un buen rato.
Tardaron sobre una semana en encontrarnos una habitación nueva, y nos mandaron al tercer piso, que en realidad es como un cuarto o un quinto, dada la altura de cada escalón. Las escaleras son horribles, no caben los pies en ellas y hay que agarrarse a los pasamanos para no despeñarse. Además, hay precipicios para cruzar de un lado del pasillo a otro, y si no se va con cuidado pueden ser peligrosos. Subir las maletas fue un auténtico show, y para bajarlas el último día casi nos caemos.
La habitación que teníamos en el sótano no nos gustaba, pero la de arriba, aunque más espaciosa, hay que decir que estaba en pendiente, lo cual se apreciaba perfectamente al mirar hacia las camas y al cajón de la mesilla, que se abría solo debido a la inclinación del suelo. Por eso mismo, las paredes tampoco eran muy rectas que se diga, y la puerta no arrimaba bien contra el suelo; tuvimos suerte, porque había habitaciones que tenían un boquete de cinco centímetros entre el suelo y la puerta.
En las habitaciones hay una pileta con dos grifos, uno para el agua fría y otro para el agua caliente. El del agua fría echaba cuando quería solamente, y el del agua caliente, que tenía un cartelito que rezaba: "Be careful! Very hot water", echaba agua fría.
En cuanto a la limpieza, la verdad es que los baños están bien, pero en las habitaciones pasan la aspiradora por la moqueta donde se ve (es decir, debajo de las camas no) y poco más. Las camas las hacen de cualquier manera; con decir que una vez me dejaron la sábana toda enrollada y le echaron la colcha por encima con todo el morro...
Las toallas tardan siglos en cambiarlas, de hecho nosotras les dejamos una vez una nota pidiendo que por favor nos pusieran unas limpias. A veces nos dejaban cuatro o cinco (éramos tres), y a veces dejaban sólo dos y teníamos que ir a la recepción a pedirlas. Las sábanas también las cambiaban sólo cuando les parecía, y en una ocasión a una de mis amigas le cambiaron las almohadas y le pusieron una que no tenía nada dentro, era como una toalla, sólo la tela de fuera.
Tampoco hay un horario de limpieza: algunas veces a las 12 de la mañana ya andaban por allí, y otras volvíamos al cuarto a las 16 y nos pedían que esperásemos, que iban a limpiar. También cabe destacar que en una ocasión una de las señoras de la limpieza estaba por allí con su hija de 4 años y la niña andaba a su aire por las habitaciones haciendo lo que le daba la gana...
En cuanto a los cuartos de baño, son un cachondeo. La ducha del sótano tiene el espacio justo para entrar y salir: sólo se puede dar un paso para meterse en la ducha, y otro paso para salir de ella. Las del resto del edificio son muy variopintas. Hay unas que tienen una especie de calentador con dos ruedas: una para la temperatura y otra para la presión. La de la temperatura no sirve absolutamente para nada, y la de la presión lo que hace es aumentar la temperatura, por lo que no os sorprendáis si salís de allí con quemaduras de primer grado. Luego hay otras dos duchas que, mientras estuvimos allí, no funcionaron: una echaba agua fría y la otra directamente no echaba agua. Un día, mientras estábamos dentro de una de ellas tratando de ducharnos, pegaron los del hotel un cartel en la puerta poniendo que estaba fuera de servicio.
La supuesta conexión a internet del hotel no funciona más que en la sala común, y para eso se desconecta cada dos por tres. El ordenador, la televisión y la luz en la sala están encendidos 24 horas, no sé cómo todavía no se han recalentado...
Cabe destacar asimismo que las paredes son de papel y lo que dices en voz baja se oye en todo el edificio; una noche una vecina estúpida que sólo se quedó dos noches fue a avisar a recepción de que estábamos montando un escándalo, cuando sólo hablábamos en voz baja. Por supuesto, el recepcionista no nos riñó.
En cuanto al personal, hay de todo, pero en general es amable y trata de que los clientes estén cómodos. Lo que sí es verdad es que se comunican a base de notitas que te dejan por debajo de la puerta del cuarto en lugar de decirte las cosas a la cara, y en una ocasión una chica nos entregó al llegar al hotel una nota escrita por ella misma, en lugar de contarnos lo que pasaba. A la hora de pagar no te exigen nada hasta el final de la semana, pero hay que guardar los recibos, porque sino no se enteran de nada... deberían pensar en informatizar la información de sus clientes, porque eso de los pliegos extendidos encima de la mesa no funciona... los pobres se volvían locos intentando comprobar si estaba todo pagado.
Las horas del desayuno son fijas, pero se puede solicitar el día antes que te lo dejen preparado para otra hora, y para nosotras lo tuvieron sin ningún problema. Los desayunos son todo lo variados que se puede permitir un hotelillo así: tienen zumo (asqueroso), café, té, cacao, tostadas, o bien el English breakfast. Hay una señora muy amable que lo sirve y que siempre se metía con nosotras porque decía que no comíamos. El resto de camareros son aleatorios y hay gente nueva cada día: tenemos la teoría de que si trabajas allí no pagas la habitación o algo. No llegamos a investigarlo.
Después hay un personaje mítico que supuestamente trabaja en el hotel, pero que no hace nada aparte de sentarse en el sofá y contarle su vida a todo el que puede. Casi nadie le escucha y personalmente os recomiendo darle poca conversación o no os lo sacaréis de encima. Además, es un cotilla que mira descaradamente lo que hace la gente en sus ordenadores y se asoma por las puertas a vigilar. No sería de extrañar que viviese allí gratis, ya que también hay otra señora que reconoció abiertamente que vivía allí porque era amiga del dueño y no pagaba nada.

En general es un sitio poco recomendable, pero te echas unas risas entre la arquitectura magistral, los precipicios y los cajones que se abren solos. Es un lugar cutre, pero no vas a encontrar en Londres algo mucho mejor si no estás dispuesto a pagar un dineral, y más vale malo conocido que bueno por conocer... Posiblemente volvería, precisamente por eso.

  • Se alojó el julio de 2010, viajó con los amigos
    • 2 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 2 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 2 de 5 estrellas Habitaciones
    • 3 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

341 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    62
    169
    65
    23
    22
Ver opiniones para
89
92
42
30
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    3,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    3 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4 de 5 estrellas
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones (4)
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
panicscene
Colaborador
5 opiniones 5 opiniones
3 opiniones de hoteles
Opiniones en 3 ciudades Opiniones en 3 ciudades
12 votos útiles 12 votos útiles
1 de 5 estrellas Opinión escrita el 12 julio 2010

Nosotros vinimos a este hotel sacando datos de internet. Confiamos en la ubicacion del mismo (bloomsbury, centro de la ciudad) la que nos parecio excelente. Segun su pagina web, es un hotel familiar y calido... ESTO ES UNA GRAN MENTIRA. Llegamos a las 11:00 y recien nos entregaban la habitacion a las 14:00, por lo que el empleado nos ofrecio guardar equipaje hasta tener la habitacion. Teniamos valijas muy pesadas, y las mismas son guardadas en el salon comedor del hotel, que ademas de ser muy pequeño tiene escalera caracol la cual hace casi imposible bajar con las valijas. Una vez dejadas ahi, el señor me pregunto si tenia algo de valor: computadora, camara, ipod, etc, y me dijo que lo dejara ahi pero asegurado con candado. Al retornar al hotel, me encuentro que NUESTRO EQUIPAJE FUE REVISADO, ENCONTRANDOSE TODOS LOS CANDADOS ROTOS y no en el estado que estaban al llegar al hotel. Por suerte mi computadora habia quedado en un bolso aparte, pero como siempre, nadie se hizo responsable. Cuando nos entregan la habitacion, nos dan un cuartucho de 5x5 que no nos podiamos ni dar vuelta, con una sola silla y el tapizado roto. En el piso hay una moquette bordo que no le pasan la aspirdora hace mas o menos 6 meses. No siendo esto suficiente, el baño (compartido) era medieval, y estaba muy sucio. El piso tenia mucha mugre y estaba revestido por papel.. la cisterna del baño estaba rota y no habia ducha sino una tina la cual tambien se encontraba sucia, y lo peor de todo era que no tenia mezcladora, solo tenia una canilla de agua caliente y agua fria.
Para el desayuno habia que salir del edificio y atravesar 3 casas. Un dia llegamos a las 9:30 de la mañana y una señora mayor nos hablo bastante mal y no nos sirvieron el desayuno. Para desayunar habia tostadas e english breakfast (que tiene salchicha, porotos con salsa de tomate, panceta, huevo, etc), lo que no estoy acostumbrada a desayunar como sudamericana que soy. NO HABIA OTRA ALTERNATIVA, si no se desea desayunar engish breakfast solamente te dan 2 tostadas... lamentable realmente.
Como un comentario, fuimos a la recepcion del hotel a preguntar adonde vendrian valijas, y la recepcionista nos mando a otro barrio, habiendo un almacen que vendia todo tip de valijas a casi 5 cuadras del hotel...
Como otro comentario, la puerta de la habitacion se abre con tarjeta. Cuando recien llegamos nos dieron 2 tarjetas (una para cada una), y cuando fuimos a pedir otra quisieron cobrarnos.


LA VERDAD, SE QUE EL PRECIO ES BAJO PERO LAS "COMODIDADES" QUE OFRECE NO EXISTEN, LO UNICO BUENO DE ESTE HOTEL ES LA UBICACION... POR UNOS 20 POUNDS MAS PUEDEN IR A UN HOTEL SERIO Y NO A ESTO, QUE LA VERDAD DEJA MUCHO QUE DESEAR. SI NO TIENEN OTRA ALTERNATIVA Y TIENEN QUE IR A ESTE HOTEL, DUERMAN CON UN OJO ABIERTO, ES LO UNICO QUE LES PUEDO DECIR.

  • Se alojó el julio de 2010, viajó con la familia
    • 2 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 3 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 1 de 5 estrellas Habitaciones
    • 2 de 5 estrellas Limpieza
    • 1 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Uruguay-alemania
2 opiniones
Opiniones en 2 ciudades Opiniones en 2 ciudades
1 voto útil 1 voto útil
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 26 mayo 2010

es un hotelucho promedio de londres. En general en londres es dificil de encontrar algo, asi que esta bien. los baños muy limpios pero no es recomendable mirar debajo de la cama :) para dos o tres días esta bien! el desayuno IMPECABLE!! por eso vale la pena :) además de que muy simpatico todos, con w lan e internet

  • Se alojó el mayo de 2010, viajó en pareja
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 2 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 3 de 5 estrellas Habitaciones
    • 2 de 5 estrellas Limpieza
    • 2 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
barcelona
1 opinión
1 voto útil 1 voto útil
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 9 octubre 2007

Nuestra expweriencia ha sido inmejorable: el servicio muy bueno, la comida genial, y la habitacion muy bien.
La proxima vez q visitemos londres, repetiremos seguro !!

Se alojó el octubre de 2007
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en St. Athans Hotel? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el St. Athans Hotel

Dirección: 20 Tavistock Place | Russell Square, Londres WC1H 9RE, Inglaterra
Ubicación: Reino Unido > Inglaterra > Londres > Bloomsbury / Holborn
Servicios:
Bar / Salón Desayuno gratuito Actividades para niños ( acondicionado para familias / niños ) Se admiten mascotas ( Acepta mascotas / perros ) Restaurante
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º135 de 530 hostales y pensiones en Londres
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 77 € - 150 €
Número de habitaciones: 40
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Budget Places, LogiTravel, Expedia y Odigeo por lo que podrás hacer tus reservas para el St. Athans Hotel con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
St Athans Hotel London
St Athans Hotel Londres
Hotel St. Athans Londres
St Athans Londres

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del St. Athans Hotel, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.