Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Falta mantencion urgente” 3 de 5 estrellas
Opinión sobre Hotel Newton Opera

Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 9 sitios más
Guardar
Añadiste el Hotel Newton Opera a tu lista de perfiles guardados
Hotel Newton Opera
3.0 de 5 Hotel   |   11 bis, rue de l'Arcade | 8th Arr., 75008 París, Francia (Champs-Élysées)   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º1.670 de 1.793 hoteles en París
Santiago, Chile
Colaborador
4 opiniones 4 opiniones
3 opiniones de hoteles
Opiniones en 4 ciudades Opiniones en 4 ciudades
2 votos útiles 2 votos útiles
“Falta mantencion urgente”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 1 enero 2014

Es un hotel muy bien situado y con un potencial increíble. Es tres estrellas pero le falta mucha limpieza y refacción. Las alfombras están muy sucias y hay humedad en las murallas. Las habitaciones son acogedoras y sin ruidos molestos. El sector del desayuno es sumamente bonito en el subterráneo del hotel, pero le falta variedad al desayuno, sin olvidar que es un 3 estrellas. Para pasar no más de 3 días y estar muy bien ubicado, se recomienda. Wifi complicado para conectarse con tablets. Lo tiene todo para ser un 3 estrellas increíble!

Se alojó el diciembre de 2013, viajó en pareja
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

97 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    1
    29
    30
    19
    18
Ver opiniones para
15
40
1
18
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    3,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    3 de 5 estrellas
  • Servicio
    3 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    3 de 5 estrellas
  • Limpieza
    3 de 5 estrellas
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Japonés primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Sueco primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Buenos Aires, Argentina
Crítico
16 opiniones 16 opiniones
8 opiniones de hoteles
Opiniones en 8 ciudades Opiniones en 8 ciudades
9 votos útiles 9 votos útiles
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 3 noviembre 2012

Muy bien ubicado, a un par de cuadras del Palacio Madeleine y cerca de muchos puntos de interés. Habitaciones realmente muy lindas, bien equipadas y con servicio libre de WIFI de alta velocidad.
Las alfombras de uso común están muy desgastadas y dan imagen de descuido. El desayuno se sirve en el sótano, en un lugar extremadamente pequeño, no pasan dos personas juntas. Es una especie de fortaleza medieval, muy acogedora y muy bien servido el desayuno, pero si hay varias personas desayunando se complica moverse.

  • Se alojó el octubre de 2012, viajó en pareja
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Casilda, Santa Fe, Argentina
Crítico
19 opiniones 19 opiniones
10 opiniones de hoteles
Opiniones en 10 ciudades Opiniones en 10 ciudades
35 votos útiles 35 votos útiles
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 15 agosto 2012

Cuando contraté , pensé que viajando a semejante lugar iba a alojarme en un lugar lleno de romanticismo como lo es París , pero tremenda decepción , pequeño , la gente de recepción de muy mal trato , era como que le molestaba tener que dirigirse para hablarnos en inglés , las alfombras que cubrían los pisos de entrada y las habitaciones estaban gastadas y manchadas las que daban aspectos de suciedad . El baño super pequeño , la ducha estaba colocada al revés por lo que era una odisea bañarse y terminábamos con el piso todo mojado , la ropa blanca dejaba bastante que desear .El lugar para desayunar estaba en el sub-suelo chiquito , con un amontonamiento de muebles que imposibilitaba el ir a servirse la comida , y por cierto bastante pobre . A pesar de estar en un muy buen lugar céntrico , no volvería y por Dios jamás lo recomendaría .

  • Se alojó el agosto de 2012, viajó con la familia
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 1 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 2 de 5 estrellas Habitaciones
    • 2 de 5 estrellas Limpieza
    • 2 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Blanes, España
Crítico Sénior
30 opiniones 30 opiniones
5 opiniones de hoteles
Opiniones en 13 ciudades Opiniones en 13 ciudades
47 votos útiles 47 votos útiles
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 19 julio 2011

Mi pareja y yo nos alojamos en este céntrico hotel el agosto del 2010, buscando unos días de romanticismo en la ciudad del amor.

Ibamos con un poco de "miedo" porque habíamos oído que los hoteles de Francia nada tienen que ver con los de España, y que tal vez un hotel francés de tres estrellas equivalía a una pensión aquí. Pues, por suerte, nos equivocamos y el hotel ayudó a que nuestra estancia en la capital francesa fuera perfecta.

Se trata de un edificio céntrico, situado en medio de una calle secundaria poco transitada pero no por eso menos bonita. Llegamos tres horas antes del check-in, por lo que nada más entrar un chico amable nos informó de que esperáramos una hora dando alguna vuelta por el centro y para entonces lo tendríamos todo listo. A pesar de que ni mi pareja ni yo hablábamos nada de francés, nos entendimos a la perfección gracias a la buena voluntad del recepcionista -que, por cierto, tampoco hablaba español-.

* La habitación: Una vez en la habitación sentí la verdadera esencia de por qué París es la ciudad del amor. Una estancia pequeña pero bien aprovechada y con una decoración preciosa al más puro estilo parisino es lo que nos encontramos tras abrir la puerta. Un combinado de tonos rojos con muebles blanquecinos luchan por hacer que uno se sienta más que bien. Y lo cierto es que lo consiguen. Una cama de matrimonio en la que se descansa a la perfección, una ventana que da a la calle y por la cual entra claridad, un baño completo con bañera... Todo está cuidado y todo es correcto. La estancia es pequeña y no hay mucho espacio para andar a grandes pasos, pero a mi modo esa medida justa se olvida al ver la comodidad y descanso que ofrece la habitación, en la cual no escuché ningún ruído provinente del exterior. El descanso lo tuvimos asegurado.

* Instalaciones: A parte de un pequeño recibidor que daba opción a quedarse en recepción o subir por las escaleras o ascensor, el hotel se compone de una minúscula sala de desayunos. Está situada en la planta menos uno, como si fuera el sótano, y da un poco de sensación de agobio. Si no recuerdo mal, son ocho las mesas que componen la mini-sala, y están bastante juntas entre sí. Podríamos definirlo como un ambiente íntimo. Aunque lo que en realidad importa es la calidad del desayuno, y con tres palabras lo definiría como pobre, escaso y limitado. No hay casi nada: dos o tres productos de bolleria, lonchas de jamón dulce y queso, el pan de turno y poco más. El primer día desayunamos ahí, el segundo también, pero los siguientes fuimos a por unos croissants deliciosos en una pastelería que no quedaba muy lejos del hotel. En cuanto al personal de la sala de desayunos, en mi humilde opinión quiero pensar que su falta de encanto, de atención, de simpatía, de nervio, de eficiencia y de todo se debía al hecho de estar trabajando en una sala minúscula, con poca opción de movimiento y sin ventanas por donde pudiera entrar el aire.

* Cercanías: El hotel es céntrico y está bien comunicado. Alrededor tiene tiendas de ropa, comercios varios, panadería, restaurantes, grandes avenidas y, lo más importante, una parada de metro a escasos pasos del hotel. La combinación es buena, y en pocos minutos uno se planta en cualquiera de las atracciones turísticas de la ciudad.

En mi opinión, el hotel se ajusta a las necesidades de cualquier persona que quiera estar en el centro de París sin gastar mucho dinero en alojamiento. Si uno busca grandes lujos, entonces este no es su hotel... y obviamente estos lujos de cobran caros. Pero aseguraría que hay hoteles en los que pagando más, uno no está tan a gusto como en este. Si volviera a París, no me importaría en absoluto repetir.

  • Se alojó el agosto de 2010, viajó en pareja
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 3 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Viña del Mar
Crítico
15 opiniones 15 opiniones
7 opiniones de hoteles
Opiniones en 9 ciudades Opiniones en 9 ciudades
10 votos útiles 10 votos útiles
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 30 mayo 2011

Estuve 4 noches en este hotel en mayo, está ubicado sumamente central, a una cuadra de la Madeleine y del metro, se puede ir caminando a muchas atracciones.
Es limpio y tiene lindos detalles pese a ser muy pequeño, el servicio es excelente, toda la gente es muy amable y solucionan a la brevedad cualquier problema o consulta. Excelente disposición.
Es muy limpio, y si bien la habitación es pequeña, está bien equipada, con bellos muebles y una cama matrimonial gigante.
Es desayuno es en el subterráneo, una especie de catacumba, y tiene lo suficiente para desayunar: leche, cereales, té o café, fruta, pan ( hay pan con chocolate mmm), mantequilla, mermelada, miel, jamon y queso gruyere.
Lo único "malo" de este hotel es que está en un barrio demasiado exclusivo, lo que hace imposible salir a comer un panini a las cercanías, o encontrar un cibercafé, o sea, los únicos negocios cercanos son de caviar y pate de foi!!!!.

  • Se alojó el mayo de 2011, viajó en pareja
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en Hotel Newton Opera? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Hotel Newton Opera

Dirección: 11 bis, rue de l'Arcade | 8th Arr., 75008 París, Francia
Ubicación: Francia > Ile-de-France > París > Champs-Élysées
Servicios:
Bar / Salón Internet de alta velocidad gratuito ( wifi ) Servicio de habitaciones Servicio de traslado en autobús Acceso para sillas de ruedas
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º1.670 de 1.793 hoteles en París
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 84 € - 276 €
Categoría del hotel:3 estrella(s) — Hotel Newton Opera 3*
Número de habitaciones: 31
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Hoteles.com, Expedia, Venere, Weekend Desk, TripOnline SA, Agoda, Despegar.com y Booking.com por lo que podrás hacer tus reservas para el Hotel Newton Opera con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Newton Opera Hotel Paris
Newton Opera Paris

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Hotel Newton Opera, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.