Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Alma y raíces.” 4 de 5 estrellas
Opinión sobre Museo del Baile Flamenco

Museo del Baile Flamenco
Manuel Rojas Marcos, 3, 41004 Sevilla, España
+34954340311
Página web
Mejorar este perfil
En el puesto nº 20 de 126 atracciones en Sevilla
Tipo: Museos especializados, Museos
Attraction Details
Seville, Andalucia, Spain
Colaborador
3 opiniones 3 opiniones
1 voto útil 1 voto útil
“Alma y raíces.”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 1 agosto 2013

Muy bonito lugar donde se puede ver las raíces del flamenco y gran ballet. Espectacular diseño mezclando tradición y evolución. Buen servicio de atencion, donde hablan varios idiomas. La zona estupenda.

Visitado el julio de 2013
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

561 opiniones de viajeros

Calificación de los visitantes
    320
    153
    43
    23
    22
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Chino (tradicional) primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Japonés primero
  • Holandés primero
  • Polaco primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Berlín, Alemania
2 opiniones
2 votos útiles 2 votos útiles
“Cada vez mejor!!!”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 8 julio 2013

Volví a Sevilla con unos amigos y decidí volver al museo, ya que mis amigos no lo habían visto. Recordé que me gustó mucho, pero al tratar de explicarle a mis amigos las salas aún me gustó más, y todos nos quedamos maravillados del trabajo que hay detrás de cada información que dan. Uno de mis amigos era francés y pudimos leerlo todo y oírlo todo también en francés (todo lo tienen en 6 idiomas).
El espectáculo fue una pasada!!! la bailaora con bata de cola y castañuelas en su primer baile nos puso los pelos de punta, el bailaor fantástico, una hora de espectáculo de lo mejor! y después tuvimos la suerte de asistir a la grabación de un cantante-pianista japonés que hacía una fusión con los artistas flamencos, eso como regalito. Nos tomamos una copa de cava y brindamos por la maravillosa experiencia.
ALTAMENTE RECOMENDABLE!!!

Visitado el julio de 2013
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Alcalá de Guadaira, España
Crítico Sénior
21 opiniones 21 opiniones
12 opiniones de atracciones
Opiniones en 9 ciudades Opiniones en 9 ciudades
10 votos útiles 10 votos útiles
“El Arte y la Historia Flamenca está aqui”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 1 junio 2013

Soy miembro de la Peña Flamenca "La Soleá de Alcalá" y hace poco (el mes pasado), estuve en este Museo del Baile Flamenco y fué extraordinario, tanto el flamencólogo que nos explicó la historia del cante y baile, como las fotografias y la historia que encierra este Museo, al final de la visita nos deleitaron con un gran recital de cante y baile que me recordaban los tiempos de oro del flamenco. No dejes de visitar éste Museo si te gusta el flamenco. Saludos

Visitado el abril de 2013
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Valencia, España
Gran Crítico
76 opiniones 76 opiniones
37 opiniones de atracciones
Opiniones en 27 ciudades Opiniones en 27 ciudades
98 votos útiles 98 votos útiles
“Lo único que se salva; Una gozada ver bailar a Felipe Mato”
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 16 mayo 2013

Museo del Baile Flamenco es el único sitio (fuera del teatro de la Maestranza) que yo recomiendo en Sevilla para ver "algo" flamenco, aunque en el marco de que es una experiencia normalita. Lo que se puede visitar es por una parte un museo (cuesta 10 euros que es un disparate) y por otra un espectáculo con dos horarios distintos (que no recuerdo si cuesta 20 euros o 17 euros, creo que son 20 euros, lo que cuesta 17 euros es Casa de la Guitarra), y dura sólo 1 hora escasa. O se puede adquirir una entrada combinada "visita museo + espectáculo" que cuesta 24 euros. Aceptan efectivo y tarjeta (Visa, Mastercard). En caso de adquirir una entrada combinada hay que llegar al museo al menos una hora y media antes de que comience el espectáculo para que dé tiempo a ver el museo.

He acudido el jueves, día 9 de mayo, con una entrada combinada de 24 euros que reservé un mes antes escribiendo un correo electrónico al Museo del Baile Flamenco, la entrada se reserva pero no se paga, el ticket se paga directamente a la llegada en la recepción del museo. Es muy improbable que se consiga entrada el mismo día del espectáculo, con suerte se consigue para el día siguiente.

De momento el Museo del Baile Flamenco se ha desviado del camino de convertir este lugar en un templo del flamenco y convirtiendo este arte, además, en algo internacional de forma didáctica, talentosa y sin fronteras. Tanto el espectáculo como el museo carecen de profundidad y fuerza, ni una vez me llegó a las entrañas el espectáculo, lo que tiene a favor es que está muy profesionalizado en cuanto a la selección de artistas, lo que es de agradecer y da gusto si tienes la suerte de que el día en el que estás tú se puede ver bailar a artistas como Felipe Mato, un bailaor que es exagerada la gracia y formación que tiene, gracias a él mi experiencia en el Museo del Baile Flamenco fue positiva, lo que pasa es que lo poquito que duran sus apariciones hace que sea tan sólo como ponerte la miel en los labios. Ese día actuaron el cantaor Javier Rivera, el guitarrista Juanma Torres y el bailaor Felipe Mato, sólo actuaron ellos más una bailaora cuyo nombre no recuerdo y que no me gustó, aunque sabía lo que se hacía no estaba al nivel de Felipe Mato, que de haber tenido otra pareja de baile igual sí me hubieran llegado más.

De todos modos, no creo que el problema del Museo del Baile Flamenco esté en los artistas, no son solo ellos los que no terminan de llegar. En ningún momento se creó un buen ambiente, era de día y la luz entraba cambiando con ello la atmósfera, así que recomiendo acudir a la última sesión, creo que va a las 21¨00 (yo acudí a a la de las 19:00 hr.). Uno de los mayores problemas es que lo más importante cuando se va a VER un espectáculo es PODER VERLO. No hay derecho a pagar 24 euros y no ver nada. Museo del Baile Flamenco debiera cerrar unos días y acondicionar el lugar donde los espectadores han de sentarse a la manera del Teatro de la Maestranza, es decir, filas de asientos con distinto nivel de altura entre los de delante y los de detrás. Es que como te tocara por detrás no se veía nada. Yo me sentí muy molesta, dos señoras que tenía al lado y yo misma decidimos no cohibirnos y ponernos de pie para ver mejor, al final fuimos varios los que permanecimos de pie todo el espectáculo para conseguir ver algo. Creo que Cristina Hoyos, con su buen nombre unido al Museo del Baile Flamenco, podía acudir algunos días al museo a averiguar sobre el terreno como se trabaja, está a un paso de convertirse en un tablao turístico, ¿qué tiene de malo? Pues que se volverá un negocio, nada más. Ser turista es una maravilla, pero el concepto de turista y turístico está ya muy distorsionado en cada país al que se viaja.

Estoy muy molesta porque cuando llegué coincidió que no había en recepción nadie que hablara español con soltura y que me atendiera explicándome bien las cosas, había una china y dos extranjeros más atendiendo, está claro que los ingleses, alemanes, franceses, orientales.... encantados con la atención. No consiguieron explicarme si tenía butaca reservada, al final entendí que tenía asiento reservado y me confié. Pues pese a estar una hora y media antes del comienzo del espectáculo, me quedé sin silla decente porque estaba perdiendo el tiempo por el museo mientras la gente escogía sus sitios. Me tocó la última fila. Aunque tuviera mi entrada comprada un mes antes y llegara con una hora y media de antelación, no tenía butaca reservada, así que recomiendo espabilar y en cuanto se llegue al Museo del Baile Flamenco centrarse en escoger silla. Para mi sorpresa, sí vi muchas butacas reservadas con carteles puestos en ellas (lo que me parece una completa irregularidad), de hecho, la mayoría eran reservas en las mejores butacas. Estas butacas estaban vacías y no se podía sentar el público general aunque hubiese llegado antes que las personas para quienes estaban reservados los asientos, y ya digo que muchas de esas reservas ocupaban los mejores sitios en la primera fila. Fui a recepción a preguntar si yo también debía buscar un cartel con mi nombre porque tenía reserva desde hacía un mes y me explicaron que no, que eran reservas a grupos. ¿Grupos? ¿Un grupo organizado de viaje mediante alguna agencia de viajes o lo que sea es más importante que un viajero independiente? ¿Por qué ellos aunque lleguen tarde tienen el mejor asiento reservado y yo que pago lo mismo y llego más pronto no tengo reservado un asiento? Igual hacen descuentos a grupos y hasta pagué más que ellos.
Al menos cuando fui a pedir explicaciones a recepción había en ese momento un hombre que hablaba bien el español. Pero me sentí triste porque principalmente fui por el espectáculo y quedé relegada al último lugar.

Debido al éxito que está teniendo el Museo, felicito a Cristina Hoyos y compañía porque se están garantizando la jubilación acomodada, ya que detalles como la reserva de butacas a grupos de viaje hacen intuir que el negocio va por delante. Porque no tiene ningún sentido. Que se sienten, en grupito, cuando lleguen, como el resto.

Como museo es una chapuza, no vale nada. No está conseguido en absoluto, en lugar de invertir tanto dinero en pantallas inconexas, tediosas y desastrosas (pues algunas pantallas mezcladas unas con otras no dejaban oír ni la una ni la otra, de repente tenías a la duquesa de Alba en una pantalla hablando en español y en la de al lado tenías a otro personaje hablando en francés.... un desastre. El museo no vale la pena visitarlo), pues en lugar de invertir en ese caos, ya podían instalar gradas para ver bien visto el espectáculo. En una sala se puede ver la representación de un cutre camerino, que no se piense el director del museo que consigue trasladar al visitante cómo es una compañía por dentro o un espectáculo por dentro solo por poner bocetos y un cutre camerino (más propio de un restaurante temático como Foster´s Hollywood, el museo parece eso, un cutre Flamenco Hollywood, esa decoración para un restaurante temático está muy bien, pero estamos hablando de un museo que está cobrando 10 euros por entrada), lo que se conoce como "entre bastidores" este museo ni lo roza.
Precisamente la primera sala interactiva por la que se empieza la visita no pude verla cuando llegué a ella porque justamente iba a entrar a la vez que yo un grupo acompañado por un trabajador del museo que resultó ser un pesado. Literalmente me echó de allí y me cerraron las puertas en las narices, este trabajador me dijo que me esperara a que acabaran ellos. Así que me fui a la siguiente fase del recorrido, de todos modos, para lo que había que ver no hubiera pasado nada aunque me lo hubiera perdido, como descubrí cuando volví después.
Para la visita al museo aviso que hay unos monitores interactivos que no son táctiles, vi a muchas personas que se iban de la sala sin conseguir hacerlo funcionar porque no descubrían que se daba a una especie de botón que se usaba como una rueda para mover el cursor de la pantalla y para seleccionar y entrar a una opción se apretaba a un botón, esto está a la derecha y no está ni señalizado ni visible. A la mayoría de las personas les parecía táctil, incluida a mí. Yo estuve rondando por esa sala y por suerte coincidí con un alemán listo que descubrió como iba. Son esos monitores donde explican de forma lenta, tediosísima y poco amena algunos pasos de baile flamenco, estilos....

Cuando me senté entre el público cinco minutos antes de que empezara el espectáculo, apareció, extrañamente, otra vez el mismo trabajador del museo de antes, un señor mayor romancero, muy delgado, a ligar conmigo. Me ofreció ir a sentarnos a un sitio "que se conocía bien él" que justo quedaba apartado y oscuro. Como no soy ninguna jovencita inocentona me lo quité de encima y le pedí que me dejara "concentrarme en el espectáculo" a lo que él contestó que él "se concentraría en otra cosa...". Ya lo sabía yo eso. Supongo que pasó porque fui sola. Mujer que viaja sola es casi seguro que se tendrán anécdotas garantizadas de este tipo.

Así que asistí a un espectáculo sin ningún embrujo, frío, sin la atmósfera adecuada, en un Museo del Baile Flamenco que no está a la altura de un buen artista en nada, ni en sonido. El espectáculo es corto y por su organización se hace difícil que se produzca una conexión entre el público y los artistas.

En este momento, el Museo del Baile Flamenco es el lugar para que un inglés, o alemán, o japonés, o francés..... se pida una copa de vino, la apoye en el escenario a la espera de que comience el espectáculo y sienta que está teniendo esa experiencia española cultural y exótica en tierras andaluzas, como cuando los españoles vamos en busca del exotismo de la danza del vientre a Estambul y no traspasamos la barrera del tópico y lo turístico. Yo aconsejo no ir en busca de flamenco a Andalucía fuera de la Bienal en el teatro de la Maestranza o del espectáculo de algún artista como Sara Baras, pero vamos, si aún así se quiere ir a un tablao, a ver algo "typical spanish", pues Museo del Baile Flamenco es muy recomendable para eso.

Un último comentario, hay que quitarse de la cabeza la idea de que hay entendidos de flamenco y no entendidos de flamenco. Ante un espectáculo en general las personas sabemos cuando tenemos delante a alguien como Sara Baras o cuando tenemos delante una nulidad. Eso se sabe, aunque no entendamos. Por eso tanto el flamenco como el arte en general es para todos, cada uno lo vive a su manera, el problema no es separar público entendido en flamenco y meterlos en peñas de flamenco exclusivas y público no entendido en flamenco y meterlos en tablaos turísticos. El problema es el negocio que hay en Andalucía alrededor del flamenco porque mueve mucho dinerito entre el turismo.
Pero en un espectáculo durante la Bienal de Flamenco en el Teatro de la Maestranza tanto público entendido como no entendido pueden reunirse en el mismo sitio y cada uno a su nivel, pero todos percibirán que tienen delante la excelencia cuando así sea, como en el caso de Sara Baras. Eso se sabe cuando se tiene delante.
He añadido este último comentario porque "Museo del baile flamenco" rasca el bolsillo, son 24 eurazos, ya podía mejorar y esforzarse más. Yo tengo claro que no volveré a ningún tablao ni repetiré en Museo del Baile Flamenco, aunque por lo menos son más profesionales que en otros sitios.

Visitado el mayo de 2013
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Buenos Aires, Argentina
Gran Crítico
54 opiniones 54 opiniones
43 opiniones de atracciones
Opiniones en 15 ciudades Opiniones en 15 ciudades
21 votos útiles 21 votos útiles
“Para turistas”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 14 mayo 2013

Es un buen show para quien no conoce mucho del flamenco y vaya a Sevilla, así se puede dar una idea de lo que es. El show dura una hora y cuesta 17 euros por persona (no incluye consumición).

Llegamos temprano pero ya estaba todo casi completo, así que nos tocó en la mitad de la sala. Desde ese lugar no se podían ver los pies ni de casualidad!

A mí me gusta el flamenco y la verdad que me dejó con ganas de más. Me parece un show muy bueno para turistas, ya que tiene una muestra del cante, un solo de guitarra, un solista de bailaora, otro de bailaor y una sevillana. Pero nada más...

El vesturario es excelente y el nivel del baile es muy bueno, pero un poco frío para mi gusto.

Visitado el abril de 2013
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron el Museo del Baile Flamenco también vieron

 

¿Has estado en Museo del Baile Flamenco? Comparte tu experiencia

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Museo del Baile Flamenco, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.

Volver más tarde
Guardar Guardado
Añadiste el Museo del Baile Flamenco a tu lista de perfiles guardados