Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Una gran posada en el sitio equivocado” 4 de 5 estrellas
Opinión sobre La posada de las esencias

No se encuentran precios para este hotel
Nuestros socios de viajes online no nos facilitan precios para este hotel, pero podemos buscar otras opciones en Valladolid
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
La posada de las esencias
Guardar
Añadiste La posada de las esencias a tu lista de perfiles guardados
C/Tomas Bayon 18, 47491 Valladolid, España   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º16 de 39 hoteles en Valladolid
Madrid, España
Crítico Sénior
37 opiniones 37 opiniones
7 opiniones de hoteles
52 votos útiles 52 votos útiles
“Una gran posada en el sitio equivocado”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 15 septiembre 2013

La posada es sencillamente estupenda y acogedora para pasar un fin de semana. Está muy bien decorada, es tranquila y el patio es muy bonito. Las habitaciones amplias, con una gran tele y muy limpias y cómodas. Los propietarios muy atentos y te dan lo que haga falta, se desviven por la atención al cliente.
Pero el entorno no le acompaña. Olvidaros de cenar mas allá de las 9.30. Especial mencion quiero hacer a la posada de Toño, el unico bar de la plaza. Si quieres coger una gastroenteritis, es tu sitio. Las raciones que te ofrecen para cenar realmente son las sobras de los aperitivos. Pedi una sepia y cuando la probé me dio una arcada. Olia mal y estaba dura. Cuando la devolvi, la cocinera nos miró con muy mala cara. Y cual fue mi sorpresa, que al pagar e irme, vi el plato de sepia con mahonesa y todo, en el mostrador de los apritivos. Ala!!! Ya había tapa para mañana. Se come mejor en la posada o en el hidalgo.
Si quiero decir que esta muy cerca de Valladolid y en Rueda siempre puedes visitar alguna bodega. Resumendo, el sitio es encantador y lo puedes usar como un gran campamento base.

  • Se alojó el septiembre de 2013
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 3 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 3
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

36 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    17
    10
    6
    2
    1
Ver opiniones para
3
22
En solitario
0
1
Resumen de puntuaciones
  • Calidad del sueño
    4 de 5 estrellas
  • Ubicación
    3,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4,5 de 5 estrellas
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones (2)
Fecha | Puntuación
  • Español primero
  • Inglés primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Gijón, España
1 opinión
1 voto útil 1 voto útil
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 30 junio 2013

Si alguien lee esta opinión y la compara con las anteriores que no se sorprenda simplemente se debe a que los gestores de la posada han cambiado y los actuales llevan tan solo un par de meses.
Nosotros estuvimos el primer fin de semana de junio. Realmente íbamos buscando tranquilidad y que nuestro peque Alejandro de tres años disfrutara de cosas nuevas. Desde allí también aprovechamos para acercarnos un día a Peñafiel a comer lechazo, algún capricho para los papas.

Nada más llegar nos recibieron Francisco, Belén y su hijo Francisco, todos ellos encantadores y con un trato muy familiar. Dejamos las cosas en la habitacion, que estaba muy bien y nos fuimos a dar un vuelta por el pueblo y acabamos tomando un Verdejo con Francisco en uno de los bares del pueblo, que sin tener nada especial, para dar un paseo y tomar unos vinos, a nosotros nos valía, no buscábamos otra cosa.

Los desayunos y comidas muy bien. TIenen un restaurante con un chef italiano al frente, Franchesco, que sorprende. Todo muy rico y además Alejandro colaboró en la cocina, lo paso bomba. Gracias Franchesco.

Francisco nos enseño la bodega que tienen, que también nos gusto conocer.

En resumen, se trata de un sitio muy recomendable, decorado todo con muy buen gusto, nos gusto mucho el salón de abajo, y eso que cogimos un fin de semana bastante malo y no pudimos disfrutar de la terraza.

Belen, Fraciscos, Gracias por el trato y la paciencia con Alejandro.
Saludos, Angel, Mariajo y Alejandro.

  • Se alojó el junio de 2013, viajó con la familia
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 3 de 5 estrellas Ubicación
    • 3 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid, España
Crítico
14 opiniones 14 opiniones
5 opiniones de hoteles
22 votos útiles 22 votos útiles
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 5 marzo 2012

Justo antes de ir a este sitio estuve viendo las opiniones en Trip como hago muchas veces y me llamó la atención una opinión muy detallada que hay por aquí... y despues de haber estado creo que en mi opinión acierta en el noventa y tantos porcierto de todo lo que dice. Tengo que decir que nosotros no sufrimos ningún trato desagradable porque entre otras cosas no hubo trato alguno y que tampoco sufrimos ningún desperfecto en las instalaciones... Pero en todo lo demás creo coincidir milimetricamente con esa opinión.
La Posada de la Esencias es un sitio ubicado en un pueblo que no tiene absolutamente nada pero que en sí tendría suficiente encanto como para ser muy bien valorado, pero tiene una gestión diría que indiferente que hace que pierda su encanto. No encontramos nada de lo que esperas en un hotel rural como un desayuno casero una posible cena de la tierra regada con un buen vino sin preocuparte de coger el coche... Nos encontramos en una habitación sin detalles y sin calefacción en el baño que en un fin de semana de tanto frío como el que tuvimos (-8 grados llego a marcar el termómetro del coche) creo que es imprescindible. No se asusten la habitación no está mal, tiene su encanto aboardillado... pero llévense la pasta de dientes y el champú. Me quedé con las ganas de ver la "buena bodega" que me habían dicho que tenían...
En fin como leí por ahí en los tiempo que corren no creo que un sitio se pueda permitir el lujo de estar gestionado con tanta indiferencia.
Un saludo a todos

  • Se alojó el febrero de 2012, viajó en pareja
    • 2 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 2 de 5 estrellas Ubicación
    • 2 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 3 de 5 estrellas Habitaciones
    • 3 de 5 estrellas Limpieza
    • 2 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 8
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid, España
Gran Crítico
58 opiniones 58 opiniones
16 opiniones de hoteles
110 votos útiles 110 votos útiles
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 5 octubre 2011

Es una pena pero no creo que el negocio sea tan boyante en estos tiempos, como para que se cuide tan poco al cliente. Estuvimos 3 noches, fue un error, desde el principio. Errores hasta el final. Es un buen proyecto pero muy mal llevado. Tiene cosas de un mal hotel y algunas pocas ventajas de un alojamiento rural. Es caro para lo que se ofrece. Las irreversibles deficiencias constructivas serían olvidadas si hubiese una mayor sensación de atención y respeto al cliente. Cualquier petición o reclamación es respondida con una justificación. Aquí el cliente no tiene la razón. Para la despedida una sorpresa final; cobran en la factura cosas no consumidas. Lo pagamos.
Es otro buen proyecto fallido, que espero cambie mucho y remonte, pero que seguro yo no querré verlo.

RESERVA
La reserva por Internet tarda 24h en confirmar la disponibilidad, luego es inmediato una vez enviado el número de tarjeta de crédito y la fecha de caducidad. En la confirmación por correo no se especifica ninguna norma, ni condiciones, ni precios. Los estrictos horarios nos los dan a conocer, por escrito, a partir del 2º día (injustificadamente, supongo que por el cambio de habitación). Para el que interese: llegada entre las 12 y las 18h, más tarde; ¿problemas?, dato muy importante pero que no se puede saber ni en la Web ni en la confirmación de la reserva. Horario de comida de 13 a 16h, cenas a las 21'30h, previa reserva.
Por su Web se deduce que los domingos no hay cenas y por un cartel en el exterior de la puerta principal, que los martes el restaurante esta cerrado.

RECEPCIÓN
Llegamos y se nos informa que no hay recepción 24h (dan llave de la puerta principal). Nos dan una habitación abuhardillada muy bonita en la última planta. La habitación no tiene luz natural ya que el estor opaco esta roto y no se puede abrir. Tan mal puestos están, que debe ser un problema más para ellos. Bajamos y después de esperar (el personal realiza múltiples y diferentes tareas), me dicen que está avisado mantenimiento pero que no llegará hasta la semana siguiente (es viernes). ¿Como nos dan a sabiendas, una habitación sin luz natural para 3 días y teniendo todas las habitaciones libres excepto, probablemente, otra más ocupada?.
Nos cambiamos a otra habitación, muy espaciosa y luminosa. Nos la quedamos a pesar de tener junto a la cama una tabla de madera de unos 80cm y 3-4mm, casi desprendida y hecha astillas largas. No es problema, siempre que uno al bajar de la cama no tropiece con las astillas y se haga un desgarrón en el pie. Desconozco si “mantenimiento” está al tanto de ello. No quiero empezar a estropear la entrañable estancia y lo dejamos.
Nos preguntan si vamos a cenar esa noche y que es a las 9'30h porque luego vienen los clientes del restaurante. Al parecer los clientes alojados y los clientes por “libre”, tienen diferentes pautas y horarios. Por ejemplo, el horario es obligatorio para los alojados. Un pequeño detalle, pero real, es que a los clientes del restaurante se les monta la mesa con copas, no así a nosotros que nos ponen vasos bajos de vidrio fino, que me gustan, pero que a muchos pueden parecer mejorables. Si decides finalmente alojarte aquí, las bonitas mesas puestas con sus copas de las fotos de la Web, no las veras: solo para externos.

PUEBLO
No está en Valladolid capital. Es un pueblo pequeño, con su propia historia y una iglesia notable por dentro y por fuera con mucha falta de restauración. Un puñado de casas solariegas dispersas entre casas pequeñas y muy mal cuidadas estéticamente. La portada de la ermita junto al cementerio es digna de ver. En general no hay ningún atractivo. Una larga y aburrida calle, concentra casi todas las casas a ambos lados. No hay comercios salvo las habituales tiendas de un pueblo pequeño y algún cajero. Luego alguna gran bodega que da olor a mosto y hollejo al pueblo. Urbanísticamente el pueblo es rotundamente feo, sin gracia, equilibrio ni coherencia. Aburrido a matar aunque hay mil sitios de interés a pocos kilómetros a la redonda. La Seca no es un buen sitio para comer, aunque hay algunos sitios de buen trato y precios para tomar buenas tapas y bocadillos como El Mesón de Toño. Lo mejor del pueblo: la carretera a Rueda por ver sus masivos viñedos.

POSADA E INSTALACIONES
Si tienes dudas sobre si es la posada de las esencias o de las especias; no te preocupes: ellos tampoco lo saben, como se aprecia en parte de la vajilla donde aparece grabado el nombre: La Casa de las Especias. ¿quizás una denominación anterior?, ¿problemas de copyright?
Es un gran y bonito edificio o casa señorial con una fachada bien restaurada y unas buhardillas que destacan en el tejado. Tiene un par de grandes macetas que delimitan la puerta y unos focos empotrados en la acera que hacen destacar el edificio por la noche. Esta situada junto al caótico y feo centro del pueblo junto a la iglesia principal y pegado a la carretera. El sonido de las campanas de la torre es muy bucólico y evocador, pero la realidad es que desde las habitaciones se oyen todas las campanadas a las horas y a las medias, a lo largo de la noche. La carretera es afortunadamente poco transitada y eso evita el ruido de los vehículos, que entra fácilmente a las habitaciones.
Sorprendentemente tiene un moderno ascensor (2 plantas) en un pueblo sin alturas. Es tan reciente la rehabilitación que aun están sin pintar las rejas de ventanas y balcones y cuelgan en la fachada los cables del tendido, quizás por culpa de la compañía eléctrica
Existen, creo, unas grandes bodegas subterráneas que serían un buen atractivo para su visita, pero para el alojado común no están accesibles y no se ve predisposición ni confianza para pedir que se enseñen. Otra cosa, como la mencionada tienda en la Web, no puedo decir en que consiste ni donde está, por que nadie me informó de su existencia, al igual que las bodegas.
Los espacios comunes están perfectamente decorados con muy buen gusto, colores vivos, pintura y papel pintado y muchísima madera. Los cuadros y grabados expuestos por toda la casa son realmente bonitos y valiosos, incluso los 2 únicos cuadros de la habitación. Abundan las lámparas, elementos de decoración y mobiliario de calidad de variados estilos bien coordinados. Denota el buen gusto de sus propietarios. El salón, del que nos dijeron que podíamos usar: gracias, tiene un enorme televisor y un cesto con juegos de mesa. Un ambientador de esencias da un aroma agradable a la casa, quizás lo único coherente con el nombre de la casa. Es un rincón cómodo para estar un rato. Junto a él hay un porche acristalado que da a un patio grande empedrado con sillones de mimbre y tumbonas. Un sitio muy agradable para estar. Se echa de menos que nadie se moleste en ofrecer en ningún momento ni la posibilidad de tomar alguna bebida o café, (aunque luego se cobre una o más veces).
Toda la instalación de luces común en salones, baños de la planta baja y pasillos están automatizadas, funcionando muy bien.
La entrada (¿recepción?) representa un escritorio muy original con un mobiliario y decoración que sorprende. Tengo que decir que la realidad de las fotos de su página Web, en cuanto a decoración exclusivamente, no engañan en absoluto.
Nos sorprendió el comportamiento de los empleados, poco habitual, aun en un hotel-posada que parece y está vacío; no es normal, entre otras cosas, saber de sus asuntos personales respecto al hotel, por su poca discreción a la hora de hablar entre ellos.

HABITACIÓN
Las habitaciones son básicamente dormitorios sin más: armario empotrado (muy amplio, 5 perchas), cama, mesillas, escritorio y una única silla. Están nombradas con un nombre de especia (que no esencia), que no se ha cuidado de identificar con la habitación, pues son todas iguales.
La habitación es muy grande, al igual que el baño. El TV de pantalla plana, es el más grande que he visto nunca en un hotel.
No existe ningún detalle decorativo: ni alfombras, espejo extra, planta, vela, nada de nada. Es un tanto minimalista tanto en los colores usados como en el equipamiento y decoración de la habitación. Blanco, gris verdoso y madera. La cama que nos dieron era muy grande 180cm con 4 almohadas cortas y una ropa de cama muy limpia y de calidad. Asimismo las toallas llaman la atención por su grosor y calidad. Aunque sorprendentemente solo a partir del 2º día equiparon la habitación con un solo albornoz, carteles, algún folleto y la lista con los horarios. La curiosa costumbre local es además guardar la alfombrilla de baño, para el suelo, dentro del armario. Como extras solo hay un silla (muy mal) y un bonito escritorio antiguo. Nada más. Es una pena que se desperdicie una habitación con tantas posibilidades. Hay pocos enchufes y llaves dobles sin conectar a nada. La iluminación es escasa e incómoda. Solo hay un foco halógeno en la entrada de la habitación y el resto de la enorme habitación no tiene ni un solo punto de luz en el techo, tan solo en las mesillas. Hay una luz de emergencia que aunque algo escondida, es molesta por las noches.
La construcción de los pisos esta hecha a base de estructura de madera, con la consecuencia de que el aislamiento acústico es muy deficiente. Oíamos los ruidos perfectamente de cualquier habitación y del comedor abajo; el agua, las voces, el inodoro, todo.
La instalación hidráulica es un trabajo muy mal hecho. La bañera está un buen rato cantando después de usar el lavabo.
Hay un grave problema de mezcla de aislamiento de los circuitos de agua fría y caliente, se mezclan y a ciertas horas el agua fría sale durante muy largo tiempo a temperatura demasiado elevada, haciendo imposible una ducha. Te abrasas.
La grifería y lavabo es muy moderno y de buena calidad . Hay un toallero caliente en el baño. La bañera está colocada a una altura excesiva, para poder sacar las tuberías al otro lado del baño, haciendo incómodo y peligroso salir o entrar en ella.
Toda la casa esta equipada con climatizadores (Fan coil), para climatizar con aire o calor centralizado. Esto es muy negativo en épocas donde cada cual puede sentir frío o calor y no puede hacer nada salvo usar lo que el dueño de la casa haya decidido poner. No me gustó nada la idea, no es un sistema realmente individual.

Existe conexión wifi o parece existir aunque, como es habitual allí, nadie te informa de su existencia y si es necesaria alguna clave.
Lo peor con mucho es la peligrosa, y no exagero, tabla despegada y astillada del suelo.
Teníamos en la habitación 2 muretes entre el aparato de aire en yeso vivo, ya que se ha retirado un tablero y queda un espacio visto sin pintar. Si nos ofrecieron 2 habitaciones así, estando casi todas desocupadas, puedo pensar que las demás también tienen otras deficiencias o las reservan por si van los reyes de España.

DESAYUNOS
El horario, que tuvimos que preguntar, es de 9'00 a 10,30h algo tardío y breve en el tiempo. No ofrecen que tomar, solo preguntan como queremos el café y no dejan opción de entrada para una infusión o colacao, por ejemplo.
Si alguien ve en la web el apetecible plato de fruta del desayuno de la foto, que no lo pida, como un cliente hizo, le contestarán que no esta incluido en el precio: No hay fruta.
Aunque estuvo correcto siempre: barrita, sobaos y croissants recientes con zumo, mermelada industrial muy mala, en una ocasión ante la petición de cambio de un vaso bastante sucio me dijeron que no estaba sucio que, aunque no era cierto, era por la cal.

COMIDAS
Los clientes alojados, siendo pocos, comen en unas mesas situadas junto al salón, alrededor del patio acristalado. El ambiente es perfecto, los colores, detalles decorativos, plantas y telas crean un buen entorno. Pero el servicio no está a la altura del entorno. Se presenta la carta y contradiciendo el cartel de precios oficial expuesto detrás de la puerta de entrada, no existe menú de noche, los precios de los menús son de 12€ al mediodía de lunes a viernes y los sábados y domingos es de 14€ (aunque dice la tarifa 12,50€ de día y 12,50€ por la noche). El restaurante solo funciona por las noches los sábados y domingos, de 21 a 23h.
Preguntamos si se sirve vino por copas, nos explica, textualmente, que solo nos pueden abrir para nosotros una botella si es del vino de la casa. Lo de nos puede abrir es relativo. Nos trae inmediatamente una botella abierta y parcialmente llena, me llena el vaso para que lo pruebe. Muy apropiado el vasito (bajo, tipo sidra) para hacer una degustación en regla. Las copas solo para los clientes de fuera. Es un rueda blanco muy bueno al paladar. Le digo que solo queremos una copa y dice que deja la botella por si queremos más. Solo consumimos el vaso (que llenó la camarera) a lo largo de la cena.
Los platos pedidos están bien elaborados especialmente la ventresca, bastante bien, aunque el bacalao al horno estaba tan desalado que no era agradable de tomar. La mousse de chocolate buena pero escasa. Poca oferta de fruta en los postres.

Hablando de detalles; la casa está llena de velas, velones y velitas en patio, salones y comedores, pero es una pena que a nadie se le ocurra encender una velita habiéndola en la mesa aunque somos 4 gatos en todo el hotel, o menos.
Cuidan de poner unas buenas servilletas de tela, pero luego un cubierto está sucio (para eso será la servilleta). Nos dan a probar el vino, muy elegante; pero no cuidan de cambiar el cuchillo de carne
por una pala de pescado o poner un platillo para el pan. Una cena a la carta no es barata allí y se espera más detalle en una estancia de casi 96 euros la noche. Por si alguien lo piensa los precios son iguales para alojados y externos, las condiciones no.

FACTURA
La factura la dejan preparada a una empleada, ajena a reservas o recepción (¿existe acaso eso?) para que nos la pase y cobre. Vemos que afortunadamente esta correcto, excepto que nos cargan 4 copas de vino en lugar de las 2 consumidas.
No se puede quedar tan mal, después de servir una botella abierta y faltando esas 2 copas que nos cobran de más. Cobrar hasta lo último, que se cree consumido, no es cuidar el negocio, es perderlo. Ante la queja, contesta que no puede hacer nada, que deberíamos haber pedido a la camarera que hiciera las cosas así o asa. Solo quedaba ir al cuartelillo o esperar que viniera algún responsable si es que existe.
El que quiera ir a este sitio que sea bajo su responsabilidad. Yo no lo recomiendo. En cualquier caso pedir que retiren la botella de vino para que no os engañen.

  • Se alojó el octubre de 2011, viajó en pareja
    • 2 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 3 de 5 estrellas Ubicación
    • 3 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 1 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 1 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 18
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Gran Crítico
87 opiniones 87 opiniones
53 opiniones de hoteles
76 votos útiles 76 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 5 septiembre 2011

Pasamos una noche allí. La habitación es muy espaciosa, el baño perfecto y también amplio. En definitiva, se podía descansar. También cenamos allí un arroz con bogavante de los mejores que he probado. También tenía unos porches con sofás donde tomarte una copa tranquilamente. Eso sí, es sólo para descansar, porque allí en el pueblo no hay nada. Lo bueno es que Rueda está a 5-10 minutos y allí puedes visitar un montón de bodegas. Yo os recomiendo Bodegas Yllera.

En definita, si váis en pareja lo disfrutaréis.

  • Se alojó el noviembre de 2010, viajó en pareja
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento
Hoteles que quizás también te gusten...

¿Has estado en La posada de las esencias? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el La posada de las esencias

Dirección: C/Tomas Bayon 18, 47491 Valladolid, España
Ubicación: España > Castilla y León > Provincia de Valladolid > Valladolid
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º16 de 39 hoteles en Valladolid
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 68 € - 70 €
Número de habitaciones: 14
También conocido como:
Hotel La Posada De Las Esencias Valladolid

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del La posada de las esencias, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.