Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Correcto” 4 de 5 estrellas
Opinión sobre Fabula Green Canal

Fabula Green Canal
Avda. Islas Filipinas s/n esquina Avda. Pablo Iglesias, 28003 Madrid, España
+34 663892820
Página web
Mejorar este perfil
En el puesto nº 3.820 de 7.207 Restaurantes en Madrid
Intervalo de precios: USD 44 - USD 65
Cocina: Española
Más información detallada del restaurante
Información detallada del restaurante
Bueno para: Asientos en el exterior
Opciones: Reservaciones, Abierto por la noche
Madrid
Crítico
12 opiniones 12 opiniones
9 opiniones de restaurantes
Opiniones en 7 ciudades Opiniones en 7 ciudades
7 votos útiles 7 votos útiles
“Correcto”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 4 agosto 2014

Cenamos el jueves 31/07 y la verdad es que la cena fue correcta, los platos que elegimos de entrantes para compartir estaban muy buenos y la presentacion tambien. Despues nos decidimos por probar las hamburguesas y unas carrilleras, no nos decepcionaron. La atencion fue correcta y las vistas y ambiente en la terraza muy agradables. Desde luego repetiremos, espero no tener una vision diferente como he leido en muchas de las opiniones.

  • Visitado el julio de 2014
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ambiente
    • 4 de 5 estrellas Servicio
    • 4 de 5 estrellas Comida
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

59 opiniones de viajeros

Calificación de los visitantes
    10
    20
    13
    8
    8
Resumen de puntuaciones
    Comida
    Servicio
    Calidad/precio
    Atmósfera
Fecha | Puntuación
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Madrid, España
2 opiniones
Opiniones en 2 ciudades Opiniones en 2 ciudades
2 votos útiles 2 votos útiles
“Relación calidad-precio: MALA”
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 20 julio 2014

Eramos 6 comensales.Sábado por la noche.Observamos: Poca profesionalidad en el servicio.El vermut rojo venia con la rodaja de limón en mal estado. Las 3 carrilleras que pedimos venían sin la lámina de cecina, reclamamos y el responsable dijo" se les habrá olvidado", se llevó los 3 platos y resolvieron la incidencia.Los platos que pedimos ( croquetas , carrilleras, etc. venían frios. Al advertirselo al responsable, nos dijo" es que la cocina esta a mas de 15 metros del comedor".Pedimos vino de la casa Ribera de duero: Nos lo traen muy frio, no nos lo dan a probar, y ademas entendieron que todos los comensales debían beber y hubo que advertíselo que no era así, para que no sirvieran en todas las copas.

  • Visitado el julio de 2014
    • 2 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 3 de 5 estrellas Ambiente
    • 2 de 5 estrellas Servicio
    • 3 de 5 estrellas Comida
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid, España
Colaborador
3 opiniones 3 opiniones
3 opiniones de restaurantes
Opiniones en 2 ciudades Opiniones en 2 ciudades
4 votos útiles 4 votos útiles
“UN DESASTRE”
1 de 5 estrellas Opinión escrita el 20 julio 2014

El peor “restaurant” en el que he comido en mi vida. La visita fue como un mal sueño. Pedimos sugerencias para 6 pax., y el jefe de sala, autodenominado en la carta (un libro pesado con muchas hojas donde la parte de la comida se pierde en solo 3 ó 4 hojas entre el resto, reservadas, creo, a referencias de champán) “presidente”, nos sugirió primeramente un plato de esturión, uno de los más caros, pero bueno, mis amigos dijeron que estaba muy bueno. Un plato de aros de cebolla, unas minihamburguesas (dicen que las hamburguesas son el fuerte de un restaurant de precio medio 40 euros) y una ración de 6 croquetas que llegan frías a la mesa.
De segundo pedimos el único plato de pescado que dicen tener, salmón, que se pide a la plancha y sale prácticamente crudo, que tiene que ser devuelto a la cocina. Una ensalada con queso que se pidió sin salsa japonesa y que salío con salsa japonesa. Una hamburguesa, normal, y tres carrilleras, minúsculas, que salen a la mesa frías y por ello como un zapato de secas. Por cierto según carta envueltas en cecina, la cual brillaba por su ausencia en los tres platos.
En ese punto ya no pudimos más y llamamos al autodenominado “presidente” para preguntar por la cecina y cuya respuesta fue, “Ah, no se la han puesto, pues se les habrá olvidado….”. Y la justificación de que estuviesen frías es que la cocina está a 30 metros. Llamó a un camarero para que se llevase los 3 platos, para que los calentaran, y añadiesen la cecina. Después cuando volvieron a la mesa al calentarlas estaban jugosas, con cecina y buenas de sabor.
Mi amigo aprovecho para preguntarle al “presidente” porque les ocurría esos fallos (corroborados con críticas negativas vistas por internet) y la respuesta fue que “el también lo decía cocina”¡! (y siendo “presidente” no lo arreglaba). A partir de ese momento nos relajamos y disfrutamos de la reunión de amigos y no de la comida.
Cambio de tercio. Para beber el “presidente” trató de llevarnos a cenar con champán, pero nosotros preferimos hacerlo con vino. Preguntamos por el vino de la casa y nos dice tener uno llamado “fabuloso” tendiendo de la D.O. Rioja y D.O. Ribera de Duero. Pedimos este último y al rato nos viene la camarera diciendo que no tiene de Ribera. Se acerca el “presidente” y dice que lo busquen bien, que sí tiene que haber. Al rato aparece la camarera con una botella de vino, la cual de lo frio que estaba, venía sudada, empapada. La abre, echa en mi copa y sin esperar a probarla, se pone a servir al resto de comensales in preguntar primero si esta buena y si los demás querían vino también. Para la segunda botella, pedimos que nos la trajesen a la mesa con tiempo para que fuese subiendo la temperatura de la misma pues también salío muy fría y empapada en sudor.
Previo a la cena pedimos unas cervezas (sin aperitivo pues deben ser muy caras) y vermouth. Este último venía con una rodaja de naranja en la copa, como decoración, la cual tenía 2 marcas negras como una lenteja, como si estuviese golpeada.
Se trata de una terraza pero la cual está prácticamente cerrada, estructura rigida al techo y los laterales con unos plásticos gruesos en los laterales, cerrados esta noche pues hacía fresco en Madrid. El autodenominado “presidente” se sentó un rato en una mesa situada a nuestro lado con una pareja de clientes conocidos y lo primero que hizo fue encenderse un cigarrillo en la mesa.
Y posiblemente se me olvide alguna cosa más,

El resultado final una cuenta para 6 de “260 euros” y un cabreo que no nos lo quita nadie. Tendrán su público fiel pero a mí no me vuelven a ver nunca más. Y todo lo referido es VERDAD

  • Visitado el julio de 2014
    • 1 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 2 de 5 estrellas Servicio
    • 1 de 5 estrellas Comida
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Colaborador Sénior
7 opiniones 7 opiniones
7 opiniones de restaurantes
Opiniones en 6 ciudades Opiniones en 6 ciudades
10 votos útiles 10 votos útiles
“El personal no está a la altura de las hamburguesas”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 28 junio 2014

Estuve en miércoles con un grupo de 7 amigos. Cenamos en la terraza y las vistas son geniales. Todo el campo de Canal, fresquito y atardeciendo, ¿Qué mas se puede pedir? Pues que los camareros te atiendan en lugar de despacharte, que en un restaurante con las premisas de distinción estén a la altura. Cubiertos mal colocados, platos que faltaban, vino a borbotones sobre las copas y comanda a media voz, sin tomar el punto de la carne, desordenada.......ah!!! panes boca abajo sobre los platillos!!!!!
Tuvimos la suerte de que nos atendieran hasta 3 camareros, con lo cual la opinión no es para un caso puntual, es un claro problema del lugar.
Las hamburguesas espectaculares.
En el reservado abierto de la terraza había una cata de Champagne, con ambiente muy animado, nosotros queríamos una cena tranquila y aunque estaba libre casi toda la terraza, nos situaron al lado del bullicio, sin preguntar.

Buena materia prima, buen lugar pero sin duda falta mano.

Fuimos con una promoción del 30% sobre platos y salimos a unos 25 euros por persona, dos entrantes para todos, dos postres y dos botellas de vino.
Me gustó el lugar, pero no repetiré....hay lugares en los que me siento más mimada cuando pago ese precio (si no hubieramos tenido descuento, habrían sido más de 30 euros por persona ). Para pagar eso por una hamburguesa, necesito que me cuiden.

NO lo recomiendo.

  • Visitado el junio de 2014
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ambiente
    • 1 de 5 estrellas Servicio
    • 4 de 5 estrellas Comida
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid, España
Crítico Sénior
27 opiniones 27 opiniones
25 opiniones de restaurantes
Opiniones en 5 ciudades Opiniones en 5 ciudades
6 votos útiles 6 votos útiles
“Calidad/precio no merece la pena”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 22 junio 2014

Pros: buena cocina con toque de cocina moderna pero sin demasiada originalidad.
Contras: precios demasiado hinchados, y más teniendo en cuenta que el servicio no es excelente.
P/PAX: 40-45€

¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron el Fabula Green Canal también vieron

Madrid, Comunidad de Madrid
Madrid, Comunidad de Madrid
 

¿Has estado en Fabula Green Canal? Comparte tu experiencia

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Fabula Green Canal, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.