Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Impresionantes vistas” 4 de 5 estrellas
Opinión sobre The Cambrian

Guardar Guardado
Añadiste el The Cambrian a tu lista de perfiles guardados
Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios.
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 9 sitios más
The Cambrian
4.5 de 5 Hotel   |   Dorfstrasse 7, Adelboden 3715, Suiza (Previamente Solis Cambrian Adelboden Hotel and Spa)   |  
Sitio web del hotel
  |  
  |  
  |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º5 de 15 hoteles en Adelboden
Barcelona
Gran Crítico
65 opiniones 65 opiniones
15 opiniones de hoteles
Opiniones en 30 ciudades Opiniones en 30 ciudades
9 votos útiles 9 votos útiles
“Impresionantes vistas”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 1 enero 2014

Sólo por ir a la piscina merece la pena ir . Pero además tiene todos los servicios de una gran hotel . Habitaciones con preciosas vistas , muy buen desayuno , gran restaurante , buena bodega . Servicio excelente ¡¡ . Por disponibilidad ofrecieron upgrade a suites por poco importe adicional . Muy buena gestión .

  • Se alojó el septiembre de 2013, viajó con la familia
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

372 personas han opinado sobre este hotel

Puntuación de viajeros
    192
    103
    54
    13
    10
Ver opiniones para
41
243
10
7
Resumen de puntuaciones
  • Calidad del sueño
    4,5 de 5 estrellas
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4,5 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4,5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Chino (simplificado) primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Chavannes-de-Bogis, Switzerland
2 opiniones
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 20 diciembre 2013 mediante dispositivo móvil

Llegamos al hotel con la ilusión de las fotos maravillosas publicadas en el sitio de internet. La primera impresión no fue mala pero a medida que empezamos a vivir las instalaciones nos dimos cuenta que estábamos en un lugar incorrecto. Muy estrecho, donde uno no tiene la impresión de estar e un lugar para relajarse cuando el objetivo del viaje era calma, spa, vistas maravillosas a los Alpes, etc etc. Las vistas eran a las casas y ventanas que están muy pegadas el hotel, la calma no era tal porque la insonorización del hotel es muy mala y el spa es muy chiquito para la cantidad de huéspedes que puede recibir.
Por otro lado el primer día fui a pedir turno para manicura y otros tratamientos de belleza y resulta que había que pedir esos turnos con muuuucha anticipación. No vamos de vacaciones para estresarse pensando que no va a haber turno para un tratamiento básico de cualquier spa en el mundo. En fin, ahí me di cuenta que no estábamos en el lugar correcto y pedí la cuenta para poder retirarnos al día siguiente. No hubo manera, tuvimos que quedarnos todos los 5 días en un lugar que no estaba a la altura de lo que se vendía. Fue desagradable.

Puntos buenos: la habitación junior Suite buenísima, muy bien puesta, con muy buen gusto y muy amplia. Muy limpio todo! El baño muy bien aunque. El inodoro tiene un poco de zarro propio del agua calcárea de la zona tal vez. Lamentablemente se escuchan los ruidos de la habitación de arriba como sí arrastrarán las sillas o las camas o caminaran con tacos altos.
La comida es buena aunque un poco cara.
La decoración del hotel es interesante y de buen gusto con muy buena combinación de colores y texturas.

El hotel muy caro para lo que es realmente.

Nunca antes había escrito una crítica de nada, pero aquí nos sentimos atrapados en un engaño totalmente comercial.

Se alojó el diciembre de 2013, viajó en pareja
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid, España
Gran Crítico
70 opiniones 70 opiniones
17 opiniones de hoteles
Opiniones en 29 ciudades Opiniones en 29 ciudades
29 votos útiles 29 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 18 diciembre 2012

Adelboden es un pueblo de ensueño , en los alpes suizos a dos horas de basilea o de ginebra . Llegas alli y parece que se acaba el mundo , todo alrededor son montañas y casitas en la montaña , y arboles ,y nieve. Es precioso. Estuvimos el 6 y 7 de diciembre . Estaba todo nevado y nos cayeron varias nevadas mas . Maravilloso , paz y serenidad. El HOTEL CAMBRIAN ES ESTUPENDO , confortable , moderno , personal amabilisimo , un spa encantador incluida piscina al aire libre a 32 grados .... contar y no parar , es mejor comprobarlo .

  • Se alojó el diciembre de 2012, viajó en pareja
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Gloucestershire
Crítico Sénior
25 opiniones 25 opiniones
18 opiniones de hoteles
Opiniones en 20 ciudades Opiniones en 20 ciudades
31 votos útiles 31 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 26 junio 2008

Acabo de volver del Solis Cambrian y, como se ha dicho en otras críticas, había reservado una fabulosa oferta a través de Kuoni. Como se trataba de nuestras segundas vacaciones en el 2008, buscábamos algo interesante pero que no fuera demasiado caro y calculé que el precio que habíamos pagado apenas cubría el vuelo y la cama para dormir las siete noches. Todo lo demás, desplazamientos, desayuno (hasta 35CH/24 euros por día), cena, la tarjeta para viajar en tren o autobús a mitad de precio y que está incluida en la oferta y gracias a ella nos ahorramos 220 euros más en viajes por la zona, además de todos los extras fueron gratuitos, sin duda.

Sinceramente, recomendaría este hotel a todo el mundo, por el precio que sea. Como viajeros habituales que recorremos el mundo, bien sea por negocios o por placer, hemos observado diferentes niveles de servicio. El Solis Cambrian es un hotel espectacular, y el personal es casi perfecto. Una experiencia de 5 estrellas, agradable, divertido y fantástico, todo ello lo encontrarás en un complejo turístico de esquí más bien pequeño en temporada baja. Si hubiera algún tipo de crítica que hacer sería la falta de conocimiento sobre la zona que demostró el personal que aunque eran profesionales no residían allí. Es más, algunas veces éramos nosotros quienes acabábamos contándoles cosas, por ejemplo, desconocían el "Day of Joy" (Un día para disfrutar) cuando puedes comprar un ticket que vale 5 euros para acceder durante todo el día a todos los teleféricos (lo hacen dos veces al año y resulta divertidísimo, sobre todo sabiendo que cada viaje en teleférico cuesta unos 7 euros, así que tienes libertad para explorar. El próximo será en septiembre). El próximo será en septiembre). Este tipo de información habría sido útil para los clientes a fin de programar su día, de hecho, nosotros lo encontramos por casualidad en una pequeña inserción de una guía turística. Excepto por esto, si no sabían algo enseguida lo buscaban para informarte de ello en cualquier idioma.

Como estaba incluido en nuestro paquete, teníamos media pensión pero el hecho de estar "en los asientos baratos" no influyó para nada en el trato que recibimos del personal. Obviamente, nos asignaron una habitación menos prestigiosa que las que tenían aquellos que habían pagado un precio más alto. La nuestra daba atrás, así que no tenía "grandes vistas" pero seguía siendo una bonita habitación con un agradable balcón y bastante tranquila teniendo en cuenta que daba a la estación de autobús y a correos. El otro inconveniente potencial era que tomamos un plato del día único porque los platos de la carta parecían deliciosos pero caros. Pero incluso para los clientes de media pensión, el cocinero amablemente sustituye un plato en caso de que tuvieras algún problema. Reemplazaron la ternera por el cerdo sin poner ninguna pega; seguro que no les importaría adaptarse a cualquier requisito alimenticio. Además, la comida estaba elaborada de forma excelente, es más su calidad era totalmente satisfactoria. El desayuno fue un placer. Un bufé relajado compuesto de carnes, quesos, muesli, fruta, diferentes tipos de pan, huevos y comida caliente. Lo sirven fuera si el espacio y el tiempo lo permiten. El edificio es una maravilla en diseño interior, todo en pizarra y madera oscura, con líneas limpias y un interesante arte. Hay terrazas por doquier y un solarium para disfrutar de las impresionantes vistas. El resto de las instalaciones las utilizamos muy poco. La piscina climatizada del spa con vistas a las montañas suponía una maravillosa forma de relajarse tras una caminata, sobre todo porque en las habitaciones no hay bañeras. La piscina cubierta estaba un poco más fría, pero era lo suficientemente grande como para hacer unos buenos largos. Aunque no tuve la oportunidad de hablar con las personas que habían recibido tratamientos, sus instalaciones tenían un aspecto fantástico, así como su pequeño gimnasio. Tuvimos suerte porque el día que llegamos cambió el tiempo y las temperaturas alcanzaban la treintena la mayoría de los días, pero estoy seguro de que con un tiempo más fresco, se aprovechan más las instalaciones de interior con las que será maravilloso contar.

El bar permanecía abierto un buen número de horas, además había una biblioteca que tenía de todo, desde libros de gran formato hasta libros de misterio de bolsillo en varios idiomas (como suele ocurrir, la mayoría en inglés y alemán). La nueva dirección lleva este hotel sólo desde que se reformó en diciembre, lo que a veces es evidente por las pocas obras que todavía continúan, por ejemplo el jardín, al que todavía le falta bastante. Será interesante ver como van a funcionar durante la temporada de invierno pues sólo hay un hotel más de prestigio en la ciudad por lo que van a estar muy ocupados. Son muchos los edificios de nueva planta que hay alrededor de la zona, además de un impresionante "centro de salud y bienestar" que está previsto abra sus puertas en dos años en el valle por lo que parece que se va a convertir en un lugar que va a ganar adeptos.

Sin embargo, eran los pequeños detalles que, aunque pudieran parecer muy vistos, los habían realizado con tanto gusto que son los que marcan la diferencia. Por ejemplo, doblaban la ropa de cama y ponían bombones encima de la almohada (que como eran suizos, se hacían irresistibles).

Un paraguas en el armario. Ducha con alcachofa manual y fija. El papel higiénico más lujoso y agradables artículos de baño. Bastantes enchufes eléctricos por si fueran necesarios. Estupendos secadores de pelo. La cama más cómoda de todas en las que me he acostado, con colchas individuales aparte sobre la cama tamaño "king" y un cubre colchones muy grueso.

Las habitaciones disponían de fabulosas duchas con espacio para andar, espejos anti-vapor, toallas mullidas, zapatillas y albornoces para usarlos por todo el hotel, cajas de seguridad eléctricas y televisiones de pantalla plana con reproductor de DVD. Llevamos algunos CDs y DVDs por si el tiempo no acompañaba, lo que resultó útil para relajarse tras un día entero caminando. Prácticamente, el único canal en lengua inglesa era Sky News y nuestro alemán es rudimentario, pero ¿a quién le importa la televisión cuando pasas tus vacaciones en un lugar como este? La mayoría de las lámparas del hotel funcionan por sensor y se encienden discretamente cuando las necesitas, aunque también se pueden ajustar desde la cama. Existe un minibar/frigorífico en la habitación y aunque se puede conseguir casi todo en el hotel por un precio, al lado encontrarás un supermercado aceptable.

Adelboden es encantadora, bien situada y dispone de la mayoría de cosas que esperarías de un complejo turístico de su tamaño. Si ocurriera lo imposible y tu equipaje da vueltas por allí (te podría pasar en Heathrow pero no en Suiza...) la ciudad de más tamaño y más próxima donde hay muchas tiendas razonables sería Interlaken. Excepto por el hecho de que paradójicamente cierran las tiendas los miércoles, Adelboden es un lugar con buenos servicios, sobre todo si quieres un calzado de senderismo caro. No esperábamos que el tiempo fuera tan benigno y que, junto con la calidad del hotel, hizo que nuestra estancia fuese inolvidable. Ningún tipo de preaviso me hubiera preparado para hacerme una idea de lo bien que funciona todo, su eficacia y la poca molestia que generan, tanto en el hotel como afuera. No sólo los autobuses y los trenes circulaban con puntualidad y frecuencia, sino también otros medios. Por ejemplo, a través de Kuoni, pero posiblemente a través también de otros operadores, se podía organizar un viaje por ferrocarril-avión para que se pueda facturar el equipaje en Heathrow y a continuación llegue al hotel, que suele ser al día siguiente. Como la estación de autobuses está enfrente, y el hotel comprueba la hora de llegada te lo recoge por tí. Sabiendo que tarda un día, esto no tiene por qué ser un problema. Además, es una maravilla no tener que arrastrar esas pesadas maletas durante los desplazamientos, lo que incluye tres diferentes trenes y autobuses. Pero es en el viaje de vuelta cuando todo cobra realmente sentido. La servicial joven (con dominio del inglés, por supuesto) que se encontraba en la estación de autobuses de Adelboden nos pesó y facturó nuestro equipaje como estaba previsto, pero además emitió el billete con nuestros asientos del vuelo y nuestros pasajes de embarque con las horas para acceder a las puertas. Y eso que se trata de una pequeñita estación de autobuses en una pequeña ciudad enclavada en las montañas.

Y como todo en Suiza, funcionó. Las maletas fueron casi las primeras en desfilar por la cinta en Heathrow catorce horas más tarde. Así que el aeropuerto de Zurich fue coser y cantar. Sin equipaje y sin tener que facturar. Es sencillo moverse por allí. Los planos que facilitan en el centro de información turística muestran todas las rutas abiertas para hacer senderismo, además todas las carreteras que discurren por el campo tienen señales marcadas que muestran predicciones increíblemente exactas de las horas y minutos que se tarda en llegar allí. Algunas son accesibles incluso con niños pequeños y carritos de bebe pero otras son muy duras.

Tened en cuenta que como todo está cuesta arriba, la caminata puede ser agotadora. Y leed el mapa cuidadosamente. El día que menos equipados íbamos, por casualidad cogimos un sendero de montaña en lugar de un camino y acabamos caminando durante tres horas con 35 grados sin el suficiente agua o las botas adecuadas y en la cumbre de una montaña. Sin embargo, puedes realizar cualquier tipo de actividad, de hecho otro día hicimos más o menos lo mismo pero sobre una scooter, no un ciclomotor, sino una scooter "flat bed" como los que conducen los niños pequeños. Fue divertidísimo.

Por último, si alguien no conoce Suiza (como nosotros antes de realizar este viaje), aunque no sea barata, la mayoría de las cosas tienen un precio que al menos equivale al del Reino Unido y el transporte para moverse alrededor supone el mayor gasto, pero es maravilloso. Lo que sí que viene bien es el pase de turista que emite el hotel, con el que se consiguen descuentos en los teleféricos así como en algunas actividades, pero hay que pedirlo. Esto, junto con la tarjeta de autobuses y tren a mitad de precio, hace que los desplazamientos sean mucho más asequibles.

Además, y para hacer la vida más sencilla, casi en todos los sitios por muy remotos que estén, pese a que intentamos al máximo hablar alemán y francés, normalmente nos contestaban en un perfecto inglés. Nos demostraron mucho a los británicos. ¿Que si recomendaría este hotel? Sin dudarlo ni un minuto.

¿Que si volvería a Adelboden?

Estoy deseando.

¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Inicialmente escrita en inglés en www.tripadvisor.com. Ver el original
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en The Cambrian? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el The Cambrian

Dirección: Dorfstrasse 7, Adelboden 3715, Suiza (Previamente Solis Cambrian Adelboden Hotel and Spa)
Número de teléfono:
Ubicación: Suiza > Cantón de Berna > Oberland bernés > Adelboden
Servicios:
Bar / Salón Centro de negocios con acceso a Internet Gimnasio / Sala de entrenamiento Desayuno gratuito Internet de alta velocidad gratuito ( wifi ) Se admiten mascotas ( Acepta mascotas / perros ) Restaurante Servicio de habitaciones Servicio de traslado en autobús Suites Piscina Acceso para sillas de ruedas
Estilo del hotel:
N.°2 de hoteles de lujo en Adelboden
N.°3 de hoteles para familias en Adelboden
N.°4 de hoteles románticos en Adelboden
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 160 € - 351 €
Categoría del hotel:4,5 estrella(s) — The Cambrian 4.5*
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de T4B, Booking.com, Expedia, Hoteles.com, Despegar.com, BookingOdigeoWL, LogiTravel, Venere y Otel por lo que podrás hacer tus reservas para el The Cambrian con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
The Cambrian Adelboden Hotel And Spa
Solis Cambrian Hotel
Hotel Solis Cambrian

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del The Cambrian, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.