Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“lo barato sale caro” 3 de 5 estrellas
Opinión sobre Parador de Merida

Guardar Guardado
Añadiste el Parador de Merida a tu lista de perfiles guardados
Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios.
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 8 sitios más
Parador de Merida
4.0 de 5 Hotel   |   C/Almendralejo, 56, 06800 Mérida, España   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º3 de 13 hoteles en Mérida
AVILES
Colaborador
3 opiniones 3 opiniones
3 opiniones de hoteles
Opiniones en 3 ciudades Opiniones en 3 ciudades
3 votos útiles 3 votos útiles
“lo barato sale caro”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 19 julio 2011

Nos alojamos en el parador porque encontramos una oferta en booking de 70 euros por noche con lo que para hacer noche en el camino nos parecio una buena opción. El parador esta muy bien, como todos los paradores, edificio antiguo en muy buen estado, buen servicio y la habitación muy bien, pero vamos con los peros. Aparcar el coche en el parking que ademas no te queda otra porque no hay donde aparcarlo 19 euros noche, un autentico atraco a mano armada, no recuerdo ningun hotel con esas tarifas de parking. Desayuno 16 euros persona, no lo cogimos despues de quedarnos a cenar. Calidad de la cocina mejorable y cantidad como para que no se empache ni david el gnomo, ridicula, lo único grande en la comida es el precio.

  • Se alojó el julio de 2011, viajó en pareja
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 3 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 3
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

293 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    65
    127
    73
    19
    9
Ver opiniones para
61
162
8
8
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    4 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    3,5 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    3,5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4 de 5 estrellas
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones (17)
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Japonés primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
malaga
Crítico Sénior
30 opiniones 30 opiniones
26 opiniones de hoteles
Opiniones en 25 ciudades Opiniones en 25 ciudades
16 votos útiles 16 votos útiles
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 10 julio 2011

En general, me encantan los paradores, el trato del personal, la tranquilidad que se respira, el tamaño de las habitaciones, los desayunos, los canales de la tele....etc.
El parador de Mérida necesita una reforma para seguir siendo un cuatro estrellas... se está quedando muy viejo lo cual le hace parecer sucio....
La comida del restaurante nos encanto pero el servicio es lentísimo....si vas con niños acabas enfadado.
En cuanto al desayuno, echamos de menos una mayor variedad en la panadería y en la bollería..
pese a todos estos inconvenientes, volveria al parador de merida sin dudarlo.

  • Se alojó el junio de 2011, viajó con la familia
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
madrid
Colaborador Sénior
8 opiniones 8 opiniones
4 opiniones de hoteles
Opiniones en 7 ciudades Opiniones en 7 ciudades
8 votos útiles 8 votos útiles
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 27 junio 2011

He estado en el Parador de Mérida este fin de semana con mi familia y mis dos hijos. Voy a ser totalmente objetiva. En primer lugar, el Parador necesita una reformita; habitaciones y cuarto de baño bastante viejunos. La piscina, ídem, faltan baldosas. Llegamos el viernes por la noche y fuimos a cenar, estábamos en régimen de media pensión. En esta ocasión no fue mal, el camarero que nos atendió fue amable y serivicial y la calidad de la comida bastante buena; además, viajé con un niño celiaco y, en este sentido, ninguna queja, da gusto que sepan recibir a estos niños y tengan una carta para ellos en el menú.

Al día siguiente, sin embargo, fuimos a comer al restaurante y, curiosamente, todo fue muy distinto. Nos sentaron en una mesa en una esquinita y todo fue de mal en peor. Tardaron bastante rato en venir siquiera a preguntar qué íbamos a beber; una vez que lo hicieron, tardaron otro tanto en traer las bebidas; una vez que trajeron las bebidas, calculamos más de media hora esperando la comida; los niños se dormían, a nosotros ya se nos había quitado el hambre, un desastre; por su parte, ellos no daban ninguna explicación; cuando nos quejamos, nos dijeron que había bastante atasco en la cocina; mi hijo concretamente tenía pedido un filete con patatas, ¿cuánto se tarda en freír un filete? y, además, realmente tampoco había tanta gente en el comedor; si no pueden gestionar eso, apaga y vámonos.

Pensamos que un mal día lo tiene cualquiera y, con las mismas, bajamos a cenar por la noche; esto ya fue el acabose. Empezamos con el mismo mal pie que en la comida, nadie nos hacía ni caso, tardaron siglos en venir a preguntar lo que íbamos a beber y en dejarnos las cartas, más siglos en venir a preguntar qué íbamos a cenar finalmente y ahora viene lo mejor; pedimos una ración de jamón y otra de queso para mi hijos, tres tortillas francesas y dos ensaladas, vamos que no era alta cocina. Perdimos la cuenta del tiempo que tuvimos que esperar; enfadada, me levanté a pedir explicaciones al señor que estaba en la entrada gestionanado las mesas. Le pregunté si había algún problema con la mía y su respuesta, por cierto bastante desagradable y antipático fue, "no señora ¿por qué?". Nuevamente, me contó el rollo de que en cocina estaban atascados, así echaba balones fuera. Vamos a ver ¿a mí qué me importa? Yo lo único que sé es que empezamos a cenar a las 11,00 de la noche y habíamos entrado al comedor a las 10,00. Sencillamente impresentable, hasta el punto de que cuando nos trajeron las cartas para el postre y, en vista de que íbamos a terminar de cenar a la 1,00, decidimos levantarnos y marcharnos.

En definitiva, mi experiencia, personal seco, no competente, servicio de comedor nefasto, no puedes tener a unos clientes esperando una hora la comida y otra hora la cena y poner como excusa que hay atasco en el comedor.

En defnitiva señores, el movimiento se demuestra andando y a mí me demostraron que distan bastante de tener la profesionalidad suficiente para atender en tiempo y forma a los clientes, por lo menos a mí.

  • Se alojó el junio de 2011, viajó con la familia
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 3 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 3 de 5 estrellas Limpieza
    • 1 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Pamplona, España
Crítico
14 opiniones 14 opiniones
13 opiniones de hoteles
Opiniones en 12 ciudades Opiniones en 12 ciudades
7 votos útiles 7 votos útiles
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 19 enero 2011

El parador es ciertamente formidable. Pero mi critica es la siguiente: Viajamos acogiendonos a una oferta aparecida en Booking. Cuando llegamos, y a pesar de tener un montón de habitaciones disponibles a juzgar por las personas que se veían y ser domingo, nos dieron una habitación que daba a un calle trasera con mucho tráfico. La calefacción en el baño no funcionaba y pusieron un radiador y además la puerta del baño no cerraba. Si alguien va por allá que pida habitación que dé a el jardín, a la plaza o a la piscina. Disfrutará de mucha mehor vista y tendrá la sensación de haber gastado su dinero adecuadamente. Seguro que si no coges ofertas te alojan en una buena habitación. Salimos defraudados.

  • Se alojó el enero de 2011, viajó en pareja
    • 2 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 2 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 2 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 2 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Malaga
Colaborador Sénior
7 opiniones 7 opiniones
5 opiniones de hoteles
Opiniones en 6 ciudades Opiniones en 6 ciudades
12 votos útiles 12 votos útiles
1 de 5 estrellas Opinión escrita el 13 noviembre 2010

Una vez dejamos que el vehículo en el aparcamiento y tras recorrer una serie de pasillos y patios parecido al laberinto de Creta donde se perdió el Minotauro, llegamos hasta la recepción, donde nos pidieron los documentos de identidad de los seis ocupantes, dos por habitación, cosa que hasta ahora solamente me había ocurrido en los sistemas dictatoriales más férreos para el control policial. Al no llevarlos todos encima tuvimos que hacer otra excursión de nuevo por el laberinto hasta la recepción. Creo que con un documento por habitación hubiera sido suficiente, como en todos los hoteles.

A continuación tuvimos que hacer otra excursión hasta el aparcamiento para recoger el equipaje. En la recepción nos explicaron que la calle de la entrada principal era peatonal, curiosamente después vimos vehículos circulando por delante de esta puerta.

Ahí empezó nuestra historia, pero aún no había terminado.

Como el aire acondicionado no funcionaba, dejé el balcón entreabierto. A las 5:45 a.m. nos despertó un señor con una carretilla dado botes y golpes por el adoquinado del patio y sonando latas. Cuando comencé a coger el sueño de nuevo, este repartidor y un empleado del parador comenzaron a hablar a voz en grito y a esta hora de la mañana el patio les servía de amplificador, hasta que tuve que salir al balcón y hacerles callar, momento en que el repartidor se marchó volviendo hacer botar y sonar a latas de nuevo su linda carretilla sobre el adoquinado del patio.

Fin del capítulo alegre despertar a las 5:45 de la mañana.

Como mi mujer y yo no pudimos coger el sueño, decidimos hacer ejercicio. El cabecero estaba suelto y sonaba. Para no despertar a los vecinos dejamos de hacer ejercicio. No nos habíamos percatado de que estábamos en un convento restaurado y no en un hotel de 4 estrellas.

Con el fin de minimizar mi estado de ánimo y asearme me dirigí a la ducha y me metí en una bañera repintada, la cual tenía una cantidad de llaves para el agua que hacía falta un manual de ingeniería para manejarlas, gracias a las cuales me calló un chorro de agua fría de golpe. Gracias a Dios. Si no me llega a coger a alta traición yo no me hubiera atrevido a echarme el agua fría de golpe.

Una vez terminada mi aventura en la ducha me dirigí al inodoro con el fin de evacuar ¿se dice así? Dicho sea de paso el inodoro también tiene una tapa repintada.

Sentado en mi trono pude observar la cantidad de suciedad que hay en el cuarto de baño, todos los rincones están oscuros de suciedad, las juntas de los ladrillos del suelo negras y las juntas de los azulejos caídas o agrietadas y también oscuras de suciedad. Yo pensaba ¿estarán intentando hacer una imitación a viejo a fuerza de no limpiar?

Podrían hacer los cuartos de baño redondos y así se ahorrarían de limpiar los rincones y de camino los pintan de negro y no se ve la suciedad. Cuando terminé mi escatológica tarea y me dispuse a limpiarme comprobé que no habían puesto papel higiénico. Por un momento pensé limpiarme el (--) con una toalla pero si dejo la toalla llena de (--) me habrían puesto de puerco y si me la hubiese llevado para ocultarla y lavarla en mi casa me habrían puesto de ladrón, por lo que decidí de lavarme el (--) en el bidé. Me llené las uñas, pero las como uñas son mías… … … ¡¡¡Ahhhh!!! Hago con ellas lo que quiero.

Cogí un cepillo de dientes que tan amablemente me habían puesto en una cestita y con él me lavé mis uñitas. ¿Estos cepillos los ponen con esta finalidad? ¡Qué curioso! ¡Qué previsión! ¡Admirado estoy! Como yo tenía mi propio cepillo de dientes todo arreglado. Todo tiene arreglo, sobre todo en un hotel de 4 estrellas. Fin del capítulo escatológico.

A las 7:00 de la mañana, cuando aún no había amanecido, me fui a la calle a hacer fotos como un tontorrón. De paso hablé con el recepcionista, pero nada ni caso.

Volvía a la habitación e intenté relajarme, cuando a las 8 o 8:30 de la mañana las camareras de habitaciones, o alguna de ellas comenzó a pasearse dando taconazos por los pasillos. Con lo fácil que es andar por la moqueta o ponerse un calzado de goma. Pues nada que este día no era mi día de descanso.

En mi alegre despertar… … …, , empecé a observar puertas de armarios torcidas que no cierran, sillón sucio hasta dar asco, polvo encima y debajo de los muebles, polvo en los cuarterones de las puertas, etc. Eso es polvo en calidad y cantidad. Creo que están confundiendo lo antiguo con lo sucio y lo mal conservado. En definitiva que el parador deja mucho que desear y necesita una remodelación completa.

Especial mención a lo desagradable que es el personal con los clientes, mejor dicho no son desagradables es que pasan de ellos. Cuando nos quejamos a una camarera de habitación sobre el rollo de papel higiénico su única respuesta fue "Se le habrá olvidado a mi compañera" A la vez que me ofrecía un rollo para que yo me lo llevara ¡Qué amable!

He decidido escribir esta carta con un toque de humor, pero les puedo asegurar que lo descrito es totalmente cierto, y es inadmisible que esto ocurra en un hotel de 4 estrellas y menos aún en un establecimiento de la cadena de Paradores.

Creo que como está el hotel se le debiera de caer una estrella. No corresponde la calidad con el precio. Por poner un ejemplo el Hotel Mérida Palace de 5 estrellas es más barato y es mejor que el parador. No volveremos por el Parador de Mérida y a partir de hoy el resto de Paradores lo pondremos en cuestión.

¡Ahh! Se me olvidaba, el aparcamiento vale 19 Euros más IVA y el coche casi no cabe.

  • Se alojó el octubre de 2010, viajó en pareja
    • 1 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 2 de 5 estrellas Ubicación
    • 1 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 1 de 5 estrellas Habitaciones
    • 1 de 5 estrellas Limpieza
    • 1 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 7
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en Parador de Merida? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Parador de Merida

Dirección: C/Almendralejo, 56, 06800 Mérida, España
Ubicación: España > Extremadura > Provincia de Badajoz > Mérida
Servicios:
Bar / Salón Gimnasio / Sala de entrenamiento Restaurante Servicio de habitaciones Suites Piscina Acceso para sillas de ruedas
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º3 de 13 hoteles en Mérida
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 70 € - 112 €
Categoría del hotel:4 estrella(s) — Parador de Merida 4*
Número de habitaciones: 79
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Hoteles.com, LogiTravel, Travel Republic (UK), Expedia, Odigeo, LateRooms, HotelsClick, Venere y Otel por lo que podrás hacer tus reservas para el Parador de Merida con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Merida Turismo
Merida Badajoz
Amigos De Paradores Nacionales
Parador Nacional De Merida
Merida Parador
Parador Nacional Merida
Hotel Parador De Merida
Parador De Zafra Duques De Feria
Parador Merida Hotel
Parador De Merida Via De La Plata

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Parador de Merida, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.