Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Personal muy acogedor, muy bonito.” 5 de 5 estrellas
Opinión sobre Riad 58 Blu

Guardar Guardado
Añadiste el Riad 58 Blu a tu lista de perfiles guardados
Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios.
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 3 sitios más
Riad 58 Blu
4.0 de 5 Hotel   |   Derb Jdid 58 | Douar Graoua, Marrakech 40000, Marruecos   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º37 de 461 hoteles en Marrakech
Madrid, España
1 opinión
1 voto útil 1 voto útil
“Personal muy acogedor, muy bonito.”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 23 marzo 2014

Staff siempre dispuesto a ayudar, nos reservaron un Hamman cerca del hotel espectacular, cenamos en el ático un Cous Cous delicioso, era para dos personas pero había cantidad para más de cinco.
Muy recomendable.

  • Se alojó el marzo de 2014
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

519 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    455
    54
    6
    3
    1
Ver opiniones para
45
276
42
7
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    4,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4,5 de 5 estrellas
  • Servicio
    5 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4,5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    5 de 5 estrellas
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones (2)
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Danés primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Madrid, España
2 opiniones
Opiniones en 2 ciudades Opiniones en 2 ciudades
3 votos útiles 3 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 4 octubre 2013

Riad para sentirse como en casa, gracias a Mohamed e ismael. Trato fenomenal del personal y del dueño, Paolo. Desayuno casero y muy rico. Situado a 10 minutos de la plaza Jemaa el Fna.
Nosotros hemos hecho todas las visitas andando y sin problemas. Lo recomiendo con los ojos cerrados.

  • Se alojó el octubre de 2013, viajó con la familia
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid, España
2 opiniones
Opiniones en 2 ciudades Opiniones en 2 ciudades
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 8 septiembre 2013

El diminuto Riad sorprende por su encantadora decoración y por el fantástico trato de su personal, especialmente el Manager Mohammed, que desde q llegamos se preocupó por atender todas nuestras peticiones. Las habitaciones son pequeñas, como todo en el riad, pero cómodas y decoradas con mucho gusto. Tiene incluso una piscinita donde darse un baño. El desayuno casero. Volveremos

  • Se alojó el agosto de 2013
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Mula, España
Crítico
14 opiniones 14 opiniones
3 opiniones de hoteles
Opiniones en 3 ciudades Opiniones en 3 ciudades
2 votos útiles 2 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 25 julio 2013

Es un lugar maravilloso. Nosotros llegamos al mediodía y el contraste fue brutal; pasamos por todo el caos de la plaza El Fna a las tres de la tarde, con un sol de justicia, cuando entramos al Riad, la impresión que nos dió fue de oscuridad, de antiguedad. No fue hasta el día siguiente, cuando apreciamos en todo lo que vale el lugar. Una antigua casa-palacio tradicional, restaurada y decorada con motivos típicos, tranquila, fresca y muy muy limpia. Lo mejor de todo, el personal; un trato cordial, se les notaba mucho su interés por el cliente, sus esfuerzos por entenderte, por aconsejarte, en definitiva (algo que no suele ser demasiado habitual en estos negocios y en estas latitudes) la importancia que le daban a su trabajo y al cliente. Nuestro contacto más frecuente fue con Ismahil y con Mohamed; y todo lo que diga al respecto será poco. Dos bellísimas personas que consiguen que en solo unos minutos, verdaderamente sientas que te encuentras en casa. Siempre dispuestos para atenderte, para ayudarte o simplemente para conversar. Es que, de verdad, no tenemos palabras para reflejar la buenísima impresión que nos causaron Mohamed e Ismahil.
Recepción 24 horas allí significa que puedes entrar y salir cuando quieras (literalmente) sin restricciones y con total libertad. Nosotros tuvimos la suerte de contar con una de las suites de la planta baja y fuimos los únicos hospedados en esa planta, lo que quería decir que toda la planta era para nosotros. La llave de la habitación siempre puesta, estuvieramos o no en el hotel, un refresco, agua, té, café, lo que pudieras pedir en el momento y donde quisieras tomarlo: en las hamacas del patio, en los sofás de la terraza o en la habitación. Venir del ajetreo y agobio de esas calles estrechas, abarrotadas, de los aromas y olores, del ruido, de la luz intensa, del calor, de los zocos estresantes... y sumergirte en la quietud y paz del riad es algo que no se puede explicar si no lo has vivido.
Los desayunos, típicos, buenos y abundantes, a destacar el sabroso yogur casero y el dulce zumo natural.
El propietario, Paolo, nos acompañó la primera tarde un buen trecho, explicándonos pacientemente qué hacer y qué no, dónde ir a comer, a cambiar el dinero, incluso nos reservó cita en un Hamman, preocupado porque nuestra estancia en la ciudad fuera satisfactoria.
La limpieza es escrupulosa, cambio diario de toallas y sábanas, el personal de limpieza discreto y silencioso, eficaz sin ser visto.
En definitiva, es todo lo que promete y mucho más.
Por poner alguna pega, la pequeña piscina (más ornamental que funcional) estaba de reparaciones durante nuestra estancia, lo que no impidió que la usaramos una tarde (con la ventaja de que estaba en nuestra planta para nuestro exclusivo disfrute); vamos, ¡como tener un hermoso y relajante patio con piscina en tu propia casa!
Tres minutos a pie de la plaza principal (literales, nosotros tenemos muy en cuenta eso de las distancias porque todos nuestros viajes son para patear las ciudades y conocerlas a pie de calle) y a pesar de ello, cruzar el umbral del riad es como entrar en otro mundo donde el tiempo y la prisa se hubieran detenido.
Como conclusión (y aunque suene a tópico por las veces que se repiten estas frases hechas) tenemos muy claro que de volver a Marrakech, ni nos pensaremos en dónde alojarnos. Repetiremos seguro, conscientes de que al llegar al 58 Blu estaremos llegando a nuestra propia casa. Nada más que agradecer a todo el personal los cuatro días que hemos pasado allí

  • Se alojó el julio de 2013, viajó en pareja
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Colaborador
3 opiniones 3 opiniones
Opiniones en 2 ciudades Opiniones en 2 ciudades
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 30 junio 2013 mediante dispositivo móvil

Te sientes como si vinieras en uns casa de una familia marroquina. Es atendido por personas locales mas el propietario es italiano y el y sus empleados hacen que tu estancia aqui sea inolvidable. ........

  • Se alojó el junio de 2013
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en Riad 58 Blu? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Riad 58 Blu

Dirección: Derb Jdid 58 | Douar Graoua, Marrakech 40000, Marruecos
Ubicación: Marruecos > Región de Marrakech-Tensift-El Haouz > Marrakech
Servicios:
Desayuno gratuito Internet de alta velocidad gratuito ( wifi ) Restaurante Servicio de habitaciones Suites Piscina
Estilo del hotel:
N.°15 de hoteles de lujo en Marrakech
N.°24 de hoteles románticos en Marrakech
N.°37 de hoteles de negocios en Marrakech
N.°82 de hoteles para familias en Marrakech
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 90 € - 151 €
Categoría del hotel:4 estrella(s) — Riad 58 Blu 4*
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Despegar.com, HotelsClick, TripOnline SA, LogiTravel, LateRooms y Otel por lo que podrás hacer tus reservas para el Riad 58 Blu con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Vuelos Marrakech
Riad 58 Blu Marrakech
Hotel Riad 58 Blu Marrakech
Riad 58 Blu Hotel Marrakech

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Riad 58 Blu, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.