Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Malos olores, limpieza y mantenimiento muy deficiente. Una pena.” 1 de 5 estrellas
Opinión sobre I-Hotel Limited

Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 4 sitios más
Guardar
Añadiste el I-Hotel Limited a tu lista de perfiles guardados
I-Hotel Limited
2.0 de 5 Hotel   |   6A Harilela Mansion, 81 Nathan Road, Tsim Sha Tsui | Kowloon, Hong Kong 99999, China   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º308 de 691 hoteles en Hong Kong
3.5 de 5 estrellas 11 Opiniones
Spain
Gran Crítico
136 opiniones 136 opiniones
87 opiniones de hoteles
Opiniones en 81 ciudades Opiniones en 81 ciudades
177 votos útiles 177 votos útiles
“Malos olores, limpieza y mantenimiento muy deficiente. Una pena.”
1 de 5 estrellas Opinión escrita el 29 marzo 2014

Alojarse en Hong Kong no es barato. Reservamos este alojamiento apenas una semanas después de su apertura. Viajábamos unos meses después a la ciudad asiática y creíamos que al ser un alojamiento nuevo evitaríamos las pésimas consecuencias del paso del tiempo que tanto critican los viajeros que pasan por Hong Kong. Un alojamiento en plena Nathan Road, en la sexta planta de un edificio y con fotos en su web y en Facebook muy modernas.
Llegamos por la noche. La comunicación previa con el hotel fue buena. Nos enviaron las combinaciones para llegar (claras y precisas) y en varias ocasiones nos advirtieron que a partir de una hora de la tarde nadie se quedaba en recepción, por lo que debíamos contactar con el portero del edificio. Tampoco hubo problemas. El portero habla inglés, estaba avisado, fue siempre muy amable. Entrar en el edificio y recorrer sus plantas no es apto para corazones sensibles y nos adentra en la China urbana: pasillos sucios, rincones con basura, boquetes que conectan con el inframundo y negocios a los que mejor no acercarse. Bueno, tampoco es mucho problema: hay cámaras de vigilancia y mucho tránsito.
En la sexta planta han remodelado un antiguo establecimiento. Todo lo han diseñado muy moderno para lo que es su entorno: acceso siempre con códigos, cristales de paso, maderas,..., una recepción vacía con decenas de cámaras controlándolo todo, un pasillo, y unas cuantas habitaciones alrededor. Es pequeño.
Nos habían advertido también que la habitación era diminuta. Vale, sin problemas...pero diminuta es poco. Aunque tampoco fue este el principal problema. Los diseñadores han hecho un verdadero trabajo de ingeniería para meter en poco más de 5 metros cuadrados todo lo que puedas imaginar: cama, tele, climatización, caja fuerte, hervidor de agua...impresionante. Para verlo. Caben dos personas de pie..sin poder moverse claro. Las maletas deben ir bajo la cama, donde hay hueco suficiente para dos maletas y donde han colocado la caja fuerte y el hervidor de agua. En algunos estantes altos hay detallitos curioso: zapatillas, ambientador, papel higiénico...el aire acondicionado sobre la cama. La cama cómoda pero pequeña. Muy justa para dos pero además debe ser al tamaño chino porque es corta. Hay una ventana, pero mejor ni te acerques ni intentes abrirla.
El baño es un mundo. Jamás he visto cosa igual. Hay que subir un escalón. Un mini lavabo conde no te cabe ni una mano. Sobre el inodoro un termo eléctrico donde te indican los minutos que debe estar conectado para conseguir entre 9 y 14 minutos de agua caliente dependiendo la estación. Y sobre el inodoro la alcachofa para ducharte. Nada más. Es decir, debes ducharte sentado sobre el inodoro. No hay espacio para nada más.
Vale. Todo es asumible. Buscábamos una buena ubicación, algo nuevo y a un buen precio. Y hubiésemos pasado los cuatro días inicialmente previstos sin problemas...pero...de madrugada, nada más empezar la noche, miles de años de historia concentradas en ese edificio empezaron a recorrer los bajantes y tuberías, pasando por el baño y vete a saber por qué otras partes...en cuestión de minutos la habitación se transformó en un sumidero. Sí, para eso estaban los ambientadores situados en los rincones...pero es imposible que nada quite ese olor. Imposible. Pusimos el aire acondicionado. Error, al despegarse las láminas de distribución del aire vimos que estaban plagadas de moho debido a la humedad y nula ventilación y encima olía mal. Toda la noche sonando el baño y la habitación como si fuésemos parte de la evacuación intestinal de todos los vecinos del bloque. Llegó la mañana y las modernas y digitales puertas y paredes de la habitación eran incapaces de aislar nada por lo que fue imposible conciliar el sueño.
Por vez primera en nuestra vida viajera decidimos abandonar el hotel, perdiendo el dinero y embarcándonos en la arriesgada aventura de encontrar un lugar mejor sobre la marcha en esta gigante ciudad...y afortunadamente lo conseguimos. Por menos de 10 euros más encontramos un gran hotel al otro lado de la bahía, bien conectado y que previamente fuimos a visitar.
La pena de este alojamiento es que el concepto es bueno. El tamaño, pese a ser claustrofóbico (ojo, tienen habitaciones más grandes, más caras, pero los baños como podréis ver en el plano de evacuación, son todos iguales) puede no ser un impedimiento para viajeros que prefieren sacrificar comodidad pero estar en pleno centro y diseño moderno...pero el problema es que si en menos de un año la suciedad ya se acumula escandalosamente en los baños, si los aparatos de aire acumulan más moho que un criadero de champiñones y el olor y ruidos son insoportables...imaginad cuando vaya pasando el tiempo.
La noche la reservamos a unos 80 euros...terminamos en el Butterfly Hollywood pagando 86 euros. Además, al final nos terminó gustando muchísimo más la zona moderna, al otro lado de la bahía, que la china continental.

  • Se alojó el diciembre de 2013, viajó en pareja
    • 1 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 1 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 1 de 5 estrellas Habitaciones
    • 1 de 5 estrellas Limpieza
    • 1 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

11 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    1
    5
    2
    2
    1
Ver opiniones para
1
4
3
De negocios
0
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    3 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    3 de 5 estrellas
  • Servicio
    3 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    3 de 5 estrellas
  • Limpieza
    3,5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Coreano primero
  • Español primero
  • Inglés primero
  • Tailandés primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en I-Hotel Limited? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el I-Hotel Limited

Dirección: 6A Harilela Mansion, 81 Nathan Road, Tsim Sha Tsui | Kowloon, Hong Kong 99999, China
Ubicación: China > Región de Hong Kong > Hong Kong
Servicios:
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º308 de 691 hoteles en Hong Kong
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 60 € - 98 €
Categoría del hotel:2 estrella(s) — I-Hotel Limited 2*
Número de habitaciones: 8
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Hoteles.com, TripOnline SA, Despegar.com y Agoda por lo que podrás hacer tus reservas para el I-Hotel Limited con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del I-Hotel Limited, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.