Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Visitar Panamá es una muy buena idea” 4 de 5 estrellas
Opinión sobre Ciudad de Panamá

Descubrir qué hay cerca
Hoteles
Restaurantes
Qué hacer
Mapa
Satélite
Updating Map...
Ciudad de Panamá
Cómo llegar
Ciudad de Panamá, Panamá
Heredia, Costa Rica
Crítico
16 opiniones 16 opiniones
Opiniones en 9 ciudades Opiniones en 9 ciudades
59 votos útiles 59 votos útiles
“Visitar Panamá es una muy buena idea”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 9 enero 2008

Ciudad Panamá

Estuve en Ciudad Panamá entre el 22 y el 26 de diciembre de 2007. El saldo de la visita es positivo.

Como costarricense, estoy acostumbrado a relacionarme con los vecinos panameños, y siempre, casi sin excepciones, son personas sumamente amables y gentiles. Ignoro si ese comportamiento será con todos los foráneos o hay alguna relación particular con los ticos.

Siento que está muy diseminado en los servidores públicos la corrupción, pues siempre tratan de sacar provecho del turista, precisamente por la condición de ignorancia de las leyes locales que nos ponen en posición de vulnerabilidad.

El primer caso se presentó en la frontera entre Costa Rica y Panamá, no hay información de nada, no hay rótulos ni nada que nos guíe en los trámites, ante esta situación evidentemente premeditada, surgen lo que conocemos en Costa Rica como gavilanes, que son personas que le ofrecen ayuda, orientación y tramitar todo por usted a cambio de una compensación económica la cual evidentemente luego reparten de manera proporcional con los funcionarios de Aduanas, y digo de Aduanas porque es donde se presenta más el caos, no tanto en Migración. Así las cosas, mientras hacía fila honestamente para recibir un permiso que permitiera que mi vehículo circulara en Panamá, llegaban “conocidos” de los agentes de Aduanas y les hacían el trámite inmediatamente, luego de 30 minutos empecé a quejarme y a insinuar esa corrupción y nadie se atrevió a desmentirme (el que calla otorga). Es demasiado obvio ese negocio.

Como represalia la funcionaria trató de buscar la forma de retardar más mi trámite, así que comenzó a pedirme muchos documentos y a buscar en mi pasaporte algo que me impidiera lograr mi objetivo, siempre la interrumpí y la saqué de su error, y le presente cuantas copias de documentos me solicitó, ya que tras tanto tiempo de espera logré saber qué ocupaba, ya que ellos no informan nada sobre los requisitos, ni tienen información oportuna en afiches, por ejemplo. Pero está claro que es parte del negocio, desesperar al turista para que pague un intermediario que le da el 50% al funcionario corrupto que deja en mal a tan hermoso país.

Minutos después otro funcionario debía revisar mis maletas, pero me pidió dinero para que yo no tuviera que pasar por la molestia de bajar del carro mi equipaje y abrirlo en las mesas dispuestas para ello, me negué a hacerlo pues no tenía nada que ocultar y no me molestaría abrir mis maletas. Ante mi negativa, se comportó amable como para congraciarse luego de su ilegalidad, me dio consejos y me firmó el documento. No tuve que pagar, ni mostrar las maletas.

Al regreso, 4 días después un niño de 10 años me orientó en el proceso inverso y hasta me pidió los pasaportes y el documento del carro, me ofreció hacer aquel engorroso trámite en segundos y un minuto después lo que había tardado 1 hora días atrás ya estaba resuelto. Evidentemente, me pidió dinero a cambio del favor, pues la mitad debía ser para él y la otra para el funcionario –un hombre mayor canoso- que le tramitó el proceso. Y era cierto, pues yo observé al niño ingresar y entregarle los documentos al funcionario. Me sentí mal, pero el cansancio apremiaba luego de 7 horas de conducción, me apene por la larga fila de personas, muchos de ellos compatriotas, que apenas iban hacia Panamá.

Pero la historia no termina ahí, por falta de información y por culpa mía de no informarme, Panamá cuenta con una excelente carretera a cuatro carriles, dos en cada sentido, desde Paso Canoas hasta Ciudad Panamá, pero yo nunca entendí que el carril izquierdo, contrario a como ocurre en Costa Rica, es sólo para adelantar al vehículo que circula por el carril derecho y debo regresar inmediatamente a ese carril, no debo mantenerme en el izquierdo.

Así que iba a unos 120 km/h, en una ruta de 100 km/h y por el carril prohibido, un oficial me hizo señal de alto, me indicó con documento en mano mis dos violaciones a la ley y me pidió abandonar el carro para “explicarme” mejor lo que yo había hecho, aunque lo que quería era hablar a solas conmigo. La multa sería de $100, pero me dijo que si le daba dinero –lo que yo tuviera a bien- dejaría pasar el hecho, le pagué, contribuí con la corrupción y sí, no termino de sentirme bien por lo ocurrido. Esto ocurrió unos cuantos km después de la entrada principal a Santiago de Veraguaz.

Por lo demás el panameño es cordial, amable y dispuesto a ayudar, incluso varias veces me equivoqué de casetilla de peaje en la ciudad y me orientaron y ayudaron a echar reversa para encausarme adecuadamente.

Tal como lo indiqué, sería bueno tener una noción básica de las leyes de tránsito en Panamá, y contar con un mapa pues si bien la ciudad es pequeña es fundamental contar con un mapa para saber cuál ruta tomar pues podría terminar dando vueltas en circulo como nos ocurrió a nosotros. Pero bueno, hasta eso fue parte de la diversión.

La señalización vial e informativa es excepcional en Panamá, al cabo de 3 días ya nos conducíamos muy bien en la ciudad, siempre hay un rótulo que te orienta. Aunque debo mencionar que falta más rótulos turísticos que permitan llegar más fácilmente a las esclusas de la zona del Canal, ya que lo que aparece es el nombre de una carretera, en el corredor Norte que los turistas no tenemos porqué saber que lleva al Canal. Lástima pero no recuerdo el nombre, pero queda fácil, cerca del Allbrook Mall se toma la desviación. La verdad es que la ciudad es convenientemente pequeña.

Eso sí, no recomiendo estar en Panamá en una época normal, pues el tránsito vehicular es mortal, lo digo porque estuve en David hace 2 años y hace 20 en Ciudad Panamá, y el día que veníamos de regreso, el 26 de diciembre, se notaba que eso es un hormiguero de autos. Nuestra fortuna es que estuvimos en días festivos y el tránsito siempre fue mínimo.

El turismo de Ciudad en Panamá se puede hacer en un día, al menos en vehículo y en época festiva 2 máximo. El casco viejo es una parte de la ciudad con edificios viejos, muchos de ellos remodelados por sus nuevos propietarios, extranjeros muchos de ellos, o por instituciones del Estado, como la propia Casa Presidencial o la Cancillería que tienen en estas hermosas casas remodeladas sus sedes. Un acierto esta decisión, la verdad es que son edificios preciosos. La otra zona es Panamá Viejo, al otro lado de la Ciudad, son ruinas de antiguos edificios, como la casa de los jesuitas, torres y murallas que sirvieron de defensa contra los piratas. Pese a estar en ruinas su apariencia es hermosa y un documento histórico riquísimo. Lo único malo es que hicimos la visita al lugar el 25 de diciembre y ese día el museo y la torre a las que se puede acceder previo pago de $3 en cada una estaban cerradas, un mal cálculo turístico pues el Canal sí estaba abierto a los visitantes. De igual forma estaba cerrado el centro de venta de artesanías, así que nos quedamos con las ganas de traer algún recuerdo.

Las esclusas en el Canal, son una obra de ingeniería portentosa, es placentero verlas en acción, y luego visitar el museo y ver el documental de 10 minutos, todo por $8 por persona. Claro, en 1 hora ya haz visto todo. Como indiqué en carro cuesta llegar, por falta de rotulación y un taxi cobra hasta $50, así que valore muy bien estos rubros, pregunte si hay un bus que brinde el servicio, sino será víctima de los aprovechados.

La zona de la bahía también es bonita, en el corredor Sur, es tranquilo y está bien cuidado, la zona de Paitilla y de los edificios también se ve bien al atardecer o de noche, parece incluso como Nueva York a la distancia.

La zona del Coastway, que son caminos de enlace con islas, construidos con los materiales excavados para construir el canal, es una zona bonita para descansar, comerse un helado y caminar, pero al menos nosotros solo pasamos de largo.

En el resto de la ciudad no hay mucho qué ver, a nivel turístico, salvo quizás la zona bancaria que no tiene nada más que edificios, algunas tiendas y sitios para comer y caminar tranquilo, sin peligro de delincuencia.

Hace 20 años recuerdo que visité la Avenida Central de Panamá, era una zona de fuerte tránsito vehicular, hoteles decentes aunque modestos y la central nacional de autobuses que era en buena medida la que generaba y alimentaba todo ese comercio. Actualmente la Terminal fue trasladada al corredor Norte, fuera del centro de la Ciudad junto al Allbrook Mall. Como consecuencia la zona de la Avenida Central ha decaído, se ve ruinosa, peligrosa, como la zona roja de cualquier país del tercer mundo, como Costa Rica, supongo que para alentar la visita de compradores convirtieron la Avenida en un boulvard para la circulación de patones, pero la cura fue peor, eso es un infierno, un mercado persa donde venden miles de porquerías en toldos y chinamos improvisados a mitad de la vía, donde la vigilancia policial no es tan buena y se nota la presencia de amigos de lo ajeno, delincuentes, la suciedad asoma por todos lados, igual que los malos olores. Todo lo contrario al resto de la ciudad que visitamos. Por favor, no pierda el tiempo visitando este lugar.

El mejor sitio para comprar, de los que visitamos, es definitivamente Allbrook Mall, queda fuera de la ciudad, pero cerca en épocas festivas que no hay tránsito, desde la zona bancaria, donde nos hospedamos, tardamos unos 7 minutos, pero con tránsito no creo que se tarde más de 15 minutos.

Cuando me dijeron que podía pasar un día completo en el lugar y no terminar de recorrerlo, no lo creí pero es cierto. Claro, estuvimos ahí todo el 23 de diciembre y comprenderán que la cantidad de gente que había hace más lento el observar productos, probarse ropa y pagar por ellos. Llegamos a las 9:30 am, pero abren hasta las 10, ese día ya había mucha gente esperando a que abrieran, suponemos que era gente que venía del interior del país a comprar los regalos navideños y se devolverían al final del día a sus pueblos, de ahí que la Terminal nacional queda al frente del mall, a unos cuantos metros.

Fue una gran faena, no logramos recorrer todo el lugar y como a las 8 pm ya agotados nos regresamos. Los precios son muy cómodos. Por ejemplo, una camisa que cueste $28 en Costa Rica, cuenta $18 en Panamá. Una cámara que cuesta $430 en Costa Rica, puede salir en $275 en Panamá.

Este Mall tiene un gran centro de comidas, así que podrás comer toda la comida chatarra que acostumbras en tu país y en cuanto a locales sí hay unos cuantos, 5 o 6 que son estilo boutique, por lo que son caros, pero puedes encontrar unas 5 tiendas por departamentos con surtidos increíbles y precios fantásticos. Claro, en esos mismos lugares encuentras ropa cara, de acuerdo a la marca. Les recomiendo Stevens, Conway, Ancon, Bellini entre otras tiendas, aunque hay negocios más pequeños que igual tienen buenos precios. También, fuera del Mall, pero dentro de la misma instalación, está Panaphoto, donde se encuentran productos de tecnología, como cámaras, tvs, reproductores mp3 y otros, a buen precio, pero igual dentro del mall hay otro negocio similar, Audiofoto, así que compare precios en estos dos lugares.

También se encuentran algunos sitios a buenos precios en la zona bancaria, incluso sucursales de Stevens y otros, así que recomiendo por ubicación, acceso a comercio y seguridad hospedarse en la zona bancaria.

Visitamos otros lugares, como Multiplaza, pero es un Mall Boutique, muy caros los precios, mucha marca de lujo.

¿Ha sido útil esta opinión? 9
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ciudad de México, México
Colaborador Sénior
7 opiniones 7 opiniones
Opiniones en 6 ciudades Opiniones en 6 ciudades
5 votos útiles 5 votos útiles
“Hay que rentar coche!”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 1 mayo 2006

La Ciudad de Panama es algo pequeña comparada con ciudades de Norte America, pero el tráfico es una locura, los taxis son caros y hasta escasos en algunos lugares, la recomendación es rentar un carro desde el aeropuerto y moverse en él, el costo por día del carro no supera los 50 USD. y se pueden conseguir muchas ofertas al hacer la reserva del hotel y del carro al mismo tiempo. Un tanque de combustible cuesta aproximadamente 30 USD. La señalización de las calles no es muy buena, pero con la ayuda de un mapa se puede llegar a donde se necesite, así que la recomendación en general es rentar un coche.

Para llegar al centro de la Ciudad desde el Aeropuerto se debe tomar el corredor SUR, esta vía requiere pagar una cuota de aproximadamente 3 USD. Los estacionamientos en general son gratuitos. Y si se pierde no dude en preguntar, los Panameños son muy atentos.

¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

¿Has estado en Ciudad de Panamá? Comparte tu experiencia