Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Unas vistas y una ubicación espectaculares y un diseño arquitectónico impresionante” 4 de 5 estrellas
Opinión sobre Manu Allaya Resort

Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 8 sitios más
Guardar
Añadiste el Manu Allaya Resort a tu lista de perfiles guardados
Manu Allaya Resort
3.5 de 5 Complejo turístico   |   Sunny Side,Chadiyari, Manali 175131, India (Previamente Ambassador Resort)   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º9 de 101 hoteles en Manali
Gurgaon - New Delhi
1 opinión
5 votos útiles 5 votos útiles
“Unas vistas y una ubicación espectaculares y un diseño arquitectónico impresionante”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 21 junio 2008

Tardé bastante en elegir este hotel-complejo como finalista de mi lista de lugares donde alojarse en Manali. Las razones eran:

-La mayoría de los hoteles no ponen fotos ni de las habitaciones ni del alojamiento o de las instalaciones, ni de las vistas desde allí, así que, aunque tengan una lata puntuación o críticas buenísimas, no hay nada que pueda yo ver para formarme mi propia opinión.

-Aquellos que tenían buenas páginas web con fotos no tienen suficientes imágenes como para hacerte una buena idea del ambiente del sitio.
- No había suficientes críticas basadas en hechos como para hacerme una idea de como era el sitio. Los adjetivos no ayudan cuando estás buscando la elección correcta. El "estupendo" de una persona puede ser un "regular" de otra. Necesitas historias e incidentes, cosas y hechos en las críticas. ;-). Supongo que es pedir demasiado (después de pasar por tener que escoger un hotel en Manali, experiencia larga y rollazo, decidí que de entonces en adelante, cada vez que me alojase en un sitio de viaje, escribiría un informe detallado, que ocupase todo lo que me permitiesen, para ayudar a los viajeros quisquillosos como yo. Críticas para gente que sepa exactamente lo que busca y a la que por supuesto le encanten las sorpresas agradables. De manera que centrémonos. Iba a ser mi primer viaje y las primeras vacaciones con un bebé (de 20 meses), así que quería algo que me brindase la comodidad de un buen hotel, pero que tuviese un ambiente íntimo de cabaña/hogar y que, por supuesto, las vistas y la ubicación tenían que estar tan cercanas a la naturaleza como fuese posible. Bueno, de estas cosas no me decepcionó ninguna.

Reservamos la Royal Suite (íbamos con otra pareja sin niños) puesto que tenía dos dormitorios, uno en la planta baja y la otra en la superior. Cada una de las habitaciones tenía su propio balcón y ventanas. El dormitorio de abajo daba a una zona de estar y comedor grande y cómoda. La puerta de la entrada principal de la suite daba a una terraza-pasillo común con vistas a unos jardines preciosos, a una charca con patos y a una jaula con conejos. ¡Las VENTANAS! Sí, la idea de llenar el hotel de ventanales, ventanas y puertas de doble hoja, techos altos... Una idea brillante. Donde quiera que mirabas, veías el sol, las vistas de las montañas, preciosas, y el río Beas. Y cuando no...

Y cuando no... eran las terrazas y jardines de rosas y flores con escalones de piedra que subían y bajaban y paredes cubiertas de hiedra. Una hiedra de hace tanto tiempo que ya tenía tronco de madera.

En un punto, de pie en el balcón de mi cuarto admirando el característico e inteligente diseño arquitectónico del hotel, recuerdo pensar que ojalá pudiese comprar el complejo y convertirlo en un hotel-Spa maravilloso o me contratasen para rehacer el sitio ;-))) ¡ADORARÍA trabajar en eso!

Así que, ¿por qué no es este un hotel MARAVILLOSO? Aquí va la lista de partes problemáticas escritas en orden desde la más irritante a la menos desde mi punto de vista: -LIMPIEZA: MUY, MUY MALA. Tu quieres que un sitio con unas vistas y una arquitectura tan bonita esté reluciente y limpio. ¡Si arriba en las montañas todo está limpio y no hay polvo, cuánta dificultad puede conllevar un control básico de calidad! Las alfombras del pasillo estaban viejas y rasgadas, la tapicería desgastada y rota... en las dos habitaciones y en la sala del desayuno. Necesita seriamente una renovación. La entrada y el vestíbulo de recepción son tan bonitas, con sus enormes y acogedores sofás de piel negra sobre suelo de madera con vistas a la montaña a través de grandes ventanales con bonita artesanía contemporánea en madera, todo estropeados por suelos de madera muy sucios que parece que no los han limpiado ni fregado en años. Hay polvo y suciedad en las barandillas de los balcones, así que no puedes ir y apoyar los codos sobre ellas, sobre todo cerca de la zona del desayuno, donde quizás quieras que tus hijos exploren, yo no paraba de ver toda la porquería que el podría tocar y que iría a la comida... así que, en vez de dejarle vagar por allí lo mantuve sentado en su silla con dos cojines deshilachados.

Las habitaciones y los baños los limpiaban cuando era estrictamente necesario. Lo que lo hace tan evidente es que es todo madera y granito que brilla y se le ven rayas y porquería cuando no se limpia bien. Sí, esto puede que suene como la descripción de alguien con trastorno obsesivo compulsivo... Pero la verdad es que cualquier persona normal se daría cuenta. Tuve que llamar al servicio de limpieza para que volviese a limpiar los baños y tuve que señalarle las partes sucias. Después las zonas de la habitación en las que no quería que entrasen y tocasen ya que yo personalmente acabé limpiándolas para meter la comida/toallas/platos de mi bebé, etc.Gracias a Dios me había traído una botella de líquido limpiador y un estropajo. Por supuesto, echando la vista atrás me doy cuenta de que si mi marido y yo no hubiéramos tenido hijos, como en muchos de nuestros viajes anteriores, habría ignorado la porquería porque puedo pasar sin tocarla. Pero un bebé que se va a meter por todos lados y tocarlo todo... me dan escalofríos. Sí, no cabe duda de que soy una loca de la limpieza en ese sentido.

Lo único que necesitan controlar el personal de limpieza. He estado en habitaciones mucho más baratas y más limpias que esta. Se notaba tanto por culpa de esta estructura tan cara de madera, vidrio y granito que muestra y magnifica las superficies limpias.

Llegados a este punto no puedo evitar hacer un comentario sobre la crítica de un amable caballero que de algún modo me había hecho decidirme por el Manu Allaya... Había dicho que su mujer era también una obsesa de la limpieza y que le encantó eso del sitio. Por supuesto debieron de estar aquí hace bastante tiempo. Quizás la dirección ha cambiado y la limpieza se ha ido al garete. ¡Pero me pareció irónico!

- El SERVICIO: el personal es servicial en extremo. Un comportamiento maravilloso y se vuelcan para darte casi todo lo que necesitas. PERO los materiales con los que trabajan son tan "malos". Utilizan vajilla y fuentes para servir de muy mala calidad.

¿Te imaginas lo que es mandar al servicio de habitaciones a la mejor habitación del hotel con bandejas abolladas de aluminio como las de un dhaba barato de carretera? Platos y tapaderas hechas de acero con pinta de sucios... del tipo de los de los hospitales. Ni un mantelito para cubrir las horribles bandejas. Ni carritos en los que llevar el servicio, por supuesto :-/ Servilletas de papel de una calidad TAN BAJA que incluso en los dhabas son mejores creo. Y ni siquiera mandan bastantes, si es que no se olvidan de ellos por completo. Las toallas del baño también están deshilachadas. Nadie hace control de calidad para tirar las que estén mal y rotas. Y tampoco de ellas había suficientes. Ni estaban muy limpias. Muchas veces tenían rayas amarillas y marrones, así que cuando las traían, las teníamos que inspeccionar bajo la luz para ver las que podíamos utilizar. Estaba muy enfadada porque a este viaje no me traje mis propias toallas. Así que cuando encontré unas cuantas que estaban bien, me las asigné y le dije al personal de limpieza que nome las quitara. Me las habrían cambiado por más toallas sucias. Estoy empezando a darme cuenta de que este punto debería haberlo incluido en el apartado de la limpieza ;-). Los platos del buffet también se beneficiarían de algunos cambios. En serio, lo suficiente para un complejo tan bueno.

-DECORACIÓN: fue el aspecto más hablado y meditado de nuestro grupo; CUAL era el misterio de esas ideas de decoración, tenemos algunas historias muy graciosas... De manera que aquí tienes esa arquitectura en el complejo moderna, contemporánea, estilo sueco Ikea; madera, acero, piedra gris ceniza y granito en lineas limpias y derechas, ángulos y curvas, con detalles laboriosamente ejecutados; cada sección del complejo es diferente de apariencia. Y después tienes la tapicería chillona que no pega nada sacada directamente de la época Raj/colonial (las cortinas de las habitaciones no cordones o cuerdas, tuvimos que pedirlos y creo que se quedaron sin los pocos que tenían y ataron dos cortinas de ventana con fundas de almohada blancas retorcidas para que pareciese una cuerda, jajajaja. Juro que nos eso nos hizo muchísima gracia. Los muebles de nuestra habitación eran de la misma madera pesada tallada estilo siglo XV francés maharajá-raj-de antaño. En blanco y oro... ¡ufff!

El vestíbulo y algunas otras partes del complejo tenían esas horribles figuras copia directa de las mansiones italianas. ¿Intentando quizás conseguir un look tipo castillo antiguo europeo? Tenían macetas equilibradas sobre estas figuras, estaba tan, pero tan fuera de lugar, que te tenías que reír, era cómico. Cualquier especialista en decoración con un sentido del humor irónico haría papilla este sitio. En realidad es que es demasiado fácil. Sería como una película cómica.
INSTALACIONES: Hacían pasar un cuartito-gimnasio cutre por un centro de deporte. Todo el equipo estaba oxidado y era manual. Tenía tan mala pinta que ni siquiera me atreví a entrar... un olor horrible imagino que contribuyó a que no mirase dentro, pero mi maridito se aventuró y volvió desalentado. LOLA, un bar decente, puede que sea estupendo en invierno, pero durante los meses de verano uno desearía que las puertas de cristal se abrieran a la terraza y uno podría pasarse a ella y disfrutar de unas magníficas vistas. Hacía calorcito en Manali este verano. Ni una vez me puse nada más abrigado que una camiseta de manga corta, y el bebé tampoco. Las noches eran agradables, pero necesitábamos un ventilador día y noche en la habitación. Lo siento, este comentaría debería ir en la sección del clima y no tiene mucho que ver con la crítica del hotel ;-) El barman me hizo unos Bloody Mary deliciosos. Creo que no racaneó con el vodka. Pero no ponen música y el ambiente es tristón y poco apetecible. El barman nunca se quedaba en la barra. Tenías que esperar para pillarle cuando entraba.

COMIDA: Vaya, pues un poco demasiadooooooooooooo aceite y masala todas las noches durante 4 días. No creo que fuese muy higiénico teniendo en cuenta el nivel de limpieza del hotel, así que me ceñí a comida bien hecha y humeante. Después de dos noches estábamos locos por comernos algo sencillo y no ofrecían nada. Pero sí, era un festín y nos lo zampamos.

Los menús eran extraños, cada noche ponían algo chino no vegetariano junto a algo del norte de la India no vegetariano, ¡así iba todo! Me encantó la idea de los rotis tandoor y parathas y kulchhas recientes. Y én este punto he de alabar a los serviciales camareros que de verdad hicieron su trabajo a pesar de tratarse de un buffet. De manera que se convirtió de algún modo en una cena de restaurante sentados, jajaja. El menú de desayuno era un poco aburrido y repetitivo, puris con haldi, bhaturas con haldi, y tan finos, que no conseguías el placer de hincharte de ellos. Sambar dulzón y idlis mezclados (que es lo único que le di a mi bebé que se lo comió como si fuera una delicatessen). Qué mas tengo que comentar... Ah sí, las actividades. El touroperador es estupendo, un tipo simpático con unas ideas interesantes y unos taxistas estupendos que de verdad cuidan de ti. odiaba los cabwallahs de allí, ¡unos tíos muy antipáticos! Pescamos y pasamos por el Rohtang Pass, hay que salir PRONTO. En el vestíbulo hay internet sin cables, pero la conexión es tan lenta que no importaría que no la tuviesen :-) Así que no hagas transacciones bancarías con la conexión del hotel. Lo que sí que podrían haber ofrecido es un servicio complementario a la ciudad a intervalos regulares para gente con niños. Uno que llevase al parque infantil VanVihar o se puede caminar por Mall Road, está a un par de kilómetros del hotel. Fue un rollo conseguir taxi. El complejo estaba dejado de la mano de Dios. Lo atribuyo a no ponerle suficiente voluntad para que sea de otro modo. Descubrí que otros hoteles de Manali tienen ese servicio de traslado complementario.

Así que en conjunto, ¿qué lo hace merecer la pena después de todo lo que he contado? LAS VISTAS... LAS PRECIOSAS MONTAÑAS que contemplas al despertar, la niebla, las nubes, los picos nevados, el murmullo de las aguas, los pájaros, el modo en el que la habitación estaba situada, parecía que estábamos colgando sobre el valle sobresaliendo hacia las montañas, Es inolvidable el despertar en la cama, abrir los ojos y ver esos picos inmóviles, tan majestuoso... Por eso pienso que TODO MERECIÓ LA PENA. Quien quiera que sea el arquitecto y quien pensó en esta ubicación, tuvo una VISIÓN y tengo tanta curiosidad por saber la historia de este complejo extraño que nos brindó una experiencia tan variada.

Más SUGERENCIAS para el complejo:
- Si al menos hubiera un microondas en la habitación... y un pequeño fregadero con una nevera más grande. O una hornilla pequeña de inducción, que sería un poco más seguro para aquellos que tengan bebés que están en transición a la comida adulta y del hotel (te cobraban 25 dólares por un platito de cacahuetes y 65 por un huevo escalfado).
-Productos de aseo de mejor calidad.
-Ventiladores de pie, lamparitas para leer en la habitación. Eso lo haría más acogedor.
-Por favor, cambiad las luces que están fundidas. -Por favor, poned más barandillas en los balcones para que resulte más seguro para bebés y niños pequeños que salgan a estar en ellos, ahora hay unos espacios tan grandes que se podrían colar en un abrir y cerrar de ojos. Otra idea es poner macetas delante. Eso pondrá más bonitos los balcones en verano.

Bueno, creo que más o menos lo he cubierto todo. Esta es mi primera crítica en TripAdvisor y la publicaré en otras páginas web de viajes en las que figure este complejo. Y busca más críticas así en el futuro, verás que han escrito un libro en la página web, jajajaja. Bueno, así soy yo. La viajera quisquillosa.

¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Inicialmente escrita en inglés en www.tripadvisor.com. Ver el original
Escribe una opinión

230 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    137
    65
    22
    5
    1
Ver opiniones para
88
82
3
9
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    4,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4,5 de 5 estrellas
  • Servicio
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4,5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4,5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Español primero
  • Inglés primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en Manu Allaya Resort? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Manu Allaya Resort

Dirección: Sunny Side,Chadiyari, Manali 175131, India (Previamente Ambassador Resort)
Ubicación: India > Himachal Pradesh > Manali
Servicios:
Bar / Salón Centro de negocios con acceso a Internet Gimnasio / Sala de entrenamiento Desayuno gratuito Internet de alta velocidad gratuito ( wifi ) Aparcamiento gratuito Actividades para niños ( acondicionado para familias / niños ) Restaurante Servicio de habitaciones Balneario Suites Piscina Acceso para sillas de ruedas
Estilo del hotel:
N.°3 de hoteles balneario en Manali
N.°3 de mejores complejos turísticos en Manali
N.°4 de hoteles de negocios en Manali
N.°5 de hoteles para familias en Manali
N.°10 de hoteles románticos en Manali
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 76 € - 147 €
Categoría del hotel:3,5 estrella(s) — Manu Allaya Resort 3.5*
Número de habitaciones: 57
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, HotelTravel.com, Agoda, Expedia, TripOnline SA, Odigeo, Hoteles.com y Despegar.com por lo que podrás hacer tus reservas para el Manu Allaya Resort con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Manu Allaya Hotel Manali

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Manu Allaya Resort, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.