Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Muy bien!!!” 4 de 5 estrellas
Opinión sobre Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa

Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 9 sitios más
Guardar
Añadiste el Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa a tu lista de perfiles guardados
Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa
5.0 de 5 Hotel   |   Flic En Flac, Flic en Flac, Mauricio   |  
Sitio web del hotel
  |  
  |  
  |  
Servicios del hotel
Oferta especial
ahorran hasta un 35%
Ocupa el puesto n.º6 de 18 hoteles en Flic en Flac
Aranjuez, España
Crítico
11 opiniones 11 opiniones
6 opiniones de hoteles
Opiniones en 11 ciudades Opiniones en 11 ciudades
6 votos útiles 6 votos útiles
“Muy bien!!!”
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 8 abril 2014

He estado una semana alojada en régimen de media pensión , estaba todo muy bien cuidado , tanto el hall como todo el recinto exterior ,la habitación era una superior y tenía vistas al mar ,todo tipo de detalles y bastante grande , la única mala impresión que tuve es que la mampara de baño estaba limpia pero tenía restos de gotas ,es decir, que no estaba impoluta.
Con respecto a los restaurantes ,tiene el buffet , uno de marisco ,un chino y un japonés. Para estos últimos hay que reservar y no merece la pena ir para nada, la carta no es nada del otro mundo y la mayoría de los platos tienen un recargo extra ,el restaurante del buffet solo da desayunos y cenas , el desayuno simplemente perfecto, hay de todo y la cena también muy bien, todas las noches cambian el menú y tienen platos muy elaborados. Para comer tienen un restaurante con una carta tipo Vips, en plan hamburguesas, sándwiches etc.. y que sale la comida por una media de unos 30 euros la pareja , la atención es inmejorable en todos los restaurantes. También se puede ir al pueblo a comer , hay muchos restaurantes aunque se tarda andando unos 40min. por la playa, no recomiendo ir por la carretera porque no tiene arcenes. El hotel tiene wifi gratis , aunque hay que llamar todos los días para que te den una nueva clave. También cuenta con bastantes actividades acuáticas gratuitas. En general me ha encantado el hotel, lo recomiendo totalmente y las puestas de sol son las mejores que he visto.

  • Se alojó el abril de 2014, viajó en pareja
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

938 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    525
    238
    106
    47
    22
Ver opiniones para
248
503
27
48
Resumen de puntuaciones
  • Calidad del sueño
    4,5 de 5 estrellas
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4,5 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4,5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Chino (tradicional) primero
  • Chino (simplificado) primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Ceuta, España
Colaborador
3 opiniones 3 opiniones
Opiniones en 2 ciudades Opiniones en 2 ciudades
3 votos útiles 3 votos útiles
2 de 5 estrellas Opinión escrita el 21 octubre 2011

El hotel está bien atendido, es tranquilo y la zona ofrece poco para el turismo fuera del Resort.
Aunque siempre hay actividades y espectáculos de entretenimiento, ofrecen poca o ninguna otra información sobre el turismo de la isla.
La comida es solamente mediocre en función del precio pagado, las bebidas son caras y el minibar enfría lo justo...En cuanto a la variedad y calidad de buffet, decir que es siempre lo mismo y tampoco hay nada de calidad, ni la carne ni el pescado, pagando fuera de carta tampoco.
El alojamiento no se corresponde con el precio que pagas, es solo aceptable y podría estar mejor conservado, por ejemplo en el tema de las cisternas, que perdía agua toda la noche al igual que la habitación que teníamos al lado, y el grifo de corte de agua no funcionaba, por las noches molestaba un poco.
El personal es muy amable, no habla español nadie.
La única pega que tuvimos en diez días allí fue volver de una excursión de todo el día completo al famoso Ilot Gabriel en catamarán (mejor contratar en Grand Baie directamente a pie de barco), y encontrarnos nuestra puerta de la habitación abierta de par en par, y la caja fuerte igual...Muy malas explicaciones por parte del hotel, pues lo único que preguntaron cien veces es si nos faltaba algo, nada, estaba todo intacto, pero aparte de muchas disculpas por el "error" ninguna explicación.
Más tarde nos enteramos de que en la suite contigua se hospedó ese día un político creo que francés por el tema de la cumbre del índico que se celebraba esos días por allí, ni que decir que tienen preferencia los periodistas y políticos por encima de los mortales en el tema de circular por el hotel a determinadas horas en bañador, por temas de protocolo y fue algo incómodo un par de días sentirse observado entre tanto guardaespaldas.
Por lo demás, no recomiendo este hotel a nadie que pueda gastarse la mitad en cualquier otra zona mejor comunicada si te gustan las excursiones. Lo del "early booking" o que avisen si es viaje de luna de miel es solo tema de márketing, pues luego no se aplica en la realidad.

  • Se alojó el septiembre de 2011, viajó en pareja
    • 1 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 3 de 5 estrellas Ubicación
    • 3 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 3 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 3 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Barcelona, España
Colaborador Sénior
6 opiniones 6 opiniones
Opiniones en 6 ciudades Opiniones en 6 ciudades
17 votos útiles 17 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 20 octubre 2010

En resumen: el hotel es perfecto y el personal de lo mejor que he visto; tan solo debes tener cuidado con algunos “extra” si quieres controlar tus gastos: las excursiones, los servicios y las comidas o bebidas no incluidas en el “paquete” que hayas contratado. Y con algunos “piratillas” que rondan por el hotel. Os explico.

El hotel cumple totalmente con las expectativas que te puedes crear al echar un vistazo a su página Web. Está bien situado, al Sur-Oeste de la isla, a 1 hora en taxi del aeropuerto (te intentarán cobrar 2.000 rupias, pero hay que negociar y no pagar más de 1.300-1.500). Está ubicado en una playa de unos 8km donde hay 4 hoteles más (todos seguidos). Desde la playa de Flic en Flac en dirección Sur encontramos primero un pequeño hotel y después cuatro grandes resorts en este orden: Pirogue, Sugar Beach, Hilton, Sofitel y Maradiva. Esto es un punto positivo, aparte de que puedes dar largos paseos por la playa, se puede ir caminando desde el hotel hasta Flic en Flac, tardas unos 45 minutos tranquilamente (4km), y allí tienes restaurantes, un supermercado Spar, tiendas, ocio nocturno, etc. También se puede ir en taxi y son sólo 5 minutos. O puedes ir por la carretera con las bicicletas que alquilan en el hotel, aunque esto te podrá parecer algo peligroso teniendo en cuenta cómo conducen en la isla. Sólo te diré que nosotros preferimos caminar o el taxi.

La playa frente al hotel es “de postal”, arena blanca y aguas transparentes, muy limpia, con vegetación y palmeras a lo largo de la orilla. El agua es muy tranquila y cubre poco a poco, la barrera de coral evita que lleguen las olas. Durante la semana que estuvimos, hizo un poco de viento sólo un par de días, y la verdad es que se agradece cuando el sol aprieta. El hotel ofrece todo tipo de comodidades: duchas; hamacas con colchoneta bajo sombrillas de madera y ramas de palmera; camas tipo “chill-out”. Hay que destacar que, aunque el hotel estaba lleno, había hamacas de sobra para todo el mundo y a bastante distancia unas de las otras, con lo que en ningún momento te sientes agobiado. Y por si os interesa, se puede hacer top-less sin problemas. También hay camareros que se acercan por si quieres tomarte algo (pagando, claro). Y en los dos extremos de la playa hay personal de seguridad, tanto de Sofitel como del Hilton y Maradiva, así que puedes estar muy tranquilo.

Un pequeño detalle que quizás pueda molestar a algunos (a otros les gustará) es que, mientras estás en la playa, aparecen dos tipos de vendedores con permiso del hotel; unos con collares y pareos, y otros ofreciendo actividades turísticas. Con las actividades turísticas tened mucho cuidado porque es uno de los “extra” que comenté al principio. Os explicaré mi experiencia con un tal Giovani, y espero que esto que explicaré sirva de algo; bien sea porque el hotel tome cartas en el asunto, o bien porque vosotros ya sabréis lo que hacer en casos similares.

Pues bien, estábamos un día en la playa del hotel tomando el sol, y se nos acercó un chico Mauriciano vestido como si fuese personal del hotel (más adelante nos dimos cuenta de que no lo era). Se presentó como Giovani, era muy simpático, hablaba alguna palabra en español y nos ofreció varias excursiones. La que más nos llamó la atención fue una salida que se hacía por la costa Sur-Oeste desde el hotel en dirección Sur, porque nos enseñó unas fotos muy atractivas: primero nadaríamos con delfines (nos enseñó una foto de 2 personas rodeadas de no menos de 10 delfines); luego iríamos a una isla desierta a hacer una barbacoa de pescado y marisco (en la foto aparecía una parrilla repleta de gambas y langostas) aderezada con cerveza, vino y sangría (eso dijo, imagino que para captar nuestra atención sobre una bebida española); después iríamos a nadar en un paraje de aguas transparente para acabar haciendo snorkel en la barrera de coral (de nuevo una foto con cientos de peces de colores). Incluso nos enseñó un libro con supuestas opiniones de clientes que parecían muy satisfechos. Nos dijo que la excursión costaba 85€ por persona más 10€ en caso de que quisiéramos langosta para comer. Nos pareció algo caro, pero como no teníamos ni idea y creímos que era del hotel, decidimos hacer la excursión por 170€ (2 personas) y no coger la langosta. Tuvimos que pagarle a él 50€ en efectivo como reserva, esto ya me pareció extraño porque todo lo que haces en el hotel se carga a la habitación y se paga al final. Por eso investigamos un poco y descubrimos que en el hotel había una excursión parecida y que costaba unos 65€ por persona. Como podéis imaginar, justo antes de la excursión se lo dije al tal Giovani, a lo que él contestó que los 170€ eran el precio que incluye la langosta. Le dije que yo no quería langosta pero se hizo el loco y me dijo ya estaba comprada. La verdad es que no insistimos demasiado, así que nos hizo pagarle el resto (120€ en efectivo y en mano, a sumar a los 50€ ya pagados) antes de subir al barco y empezó la excursión a las 08:45 de la mañana. Éramos 8 personas, 2 parejas del Hilton y 2 parejas del Sofitel. Lo primero fue acudir en busca de los delfines. Cuando llegamos al lugar donde estaban, había más de 15 barcos repletos de turistas saltando al mar en persecución de los pobres delfines, que huían a toda prisa de los simpáticos turistas. Para colmo, los turistas de los otros barcos iban con máscara, tubo y aletas; y saltaban en masa al mínimo asomo del morro de un delfín en la superficie, pero en nuestro barco sólo tenían 4 máscaras con tubo. Nos dijeron que era mejor ir de 2 en 2 para no asustar a los delfines, soberana tontería porque había 100 personas de los otros barcos haciendo lo mismo, y tampoco nos dieron aletas (¿para no espantar a los delfines?) con lo cual fue imposible seguir a ningún delfín y nos dedicamos a nadar como posesos persiguiendo a los otros turistas que sí conseguían acercarse un poco. Más que “nadar con delfines” se trataba de “perseguir a otros turistas que intentaban alcanzar a los delfines”. Estuvimos unos 5-10 minutos en el agua cada pareja (al subir unos bajaban los otros) y el patrón del barco decidió que habíamos “nadado con delfines” lo suficiente, así que tomó rumbo a la “isla desierta”. Una vez allí, os sorprenderá que también fueran acudiendo los otros 15 barcos a hacer su barbacoa de “pescado y marisco”, así que ahí nos encontramos los 100 turistas con nuestras 15 barbacoas en la pequeña isla. Eran sólo las 10 de la mañana y nos dijeron que estaríamos ahí un par de horas (que finalmente fueron 3). Nos dimos un paseo por la isla, que está bien pero la verdad es que la playa del hotel es mejor, y a las 11:30 ya tenían preparada la barbacoa. El “pescado y marisco” consistía en algunas patas de pollo, muchas salchichas de frankfurt y un poco de atún demasiado hecho, acompañados por un plato de ensalada de palitos de cangrejo y pan de ajo. Y para nosotros había langosta, que resultó ser una sola langosta para dos personas y que tampoco estaba demasiado fresca, dejémoslo ahí. Y como bebida para las 8 personas, había 3 cervezas de medio litro (las acabamos en 10 minutos), ron local de gama baja con coca cola (los que lo probaron dijeron que era colonia pura), vino rosado de Mauricio (era puro jarabe de glucosa, imagino que para Giovani esto era la sangría) y agua. Además, compartíamos los mismos 8 vasos durante toda la excursión y nadie los lavaba. Como yo estaba un poco “mosca”, pregunté al resto del grupo cuánto habían pagado ellos por la excursión, y constaté que algunos habían pagado más y otros menos. Unos clientes del Sofitel pagaban 130€ por pareja. Esto me puso de lo más contento, como podéis imaginar. Después de comer, nos dejaron otra hora ahí tumbados reposando la comida mientras ellos recogían y se daban su paseo. Luego fuimos a nadar 10 minutos en las aguas transparentes, que por suerte sí que lo eran. Y por último nos fuimos a hacer snorkel en el coral. Aquí de nuevo sólo tenían 4 máscaras con tubo, así que mi mujer y yo cogimos nuestras gafas de piscina para no tener que esperar. Tiraron un montón de pan a agua y aparecieron algunos peces, pero nada que ver con lo que nos había enseñado en las fotos el “amigo” Giovani. Estuvimos ahí una media hora y después nos llevaron hacia el hotel, llegamos a las 14:30. Me quedó la sensación de que nos habían tomado el pelo totalmente, sobretodo pensando en lo que habíamos pagado. Me supo mal porque en el barco había un chico muy simpático que nos estuvo haciendo fotos durante toda la excursión y que luego nos vendía un CD por 1.000 rupias, pero pensé “Dile a Giovani que me devuelva 20€ de lo que me ha estafado y con eso compro las fotos”. En definitiva, cuidado con estos “piratillas” de las excursiones. Lo que yo haría: primero entérate bien de las excursiones en el hotel y de los precios. Y luego si te viene alguien que no es del hotel, intenta conseguir un precio entre el 30% y el 50% inferior al del hotel. Si luego la excursión resulta ser un fiasco, al menos habrás pagado poco. Y nunca pagues por adelantado, o al menos no todo. Lo que no entiendo es cómo el hotel permite que estos “tipejos” estén rondando por la playa captando clientes, ya que en un hotel de este nivel esperas sentirte seguro, siempre sabiendo que esa seguridad exige pagar un extra. Estas situaciones desagradables pueden hacer que los clientes se sientan decepcionados con su experiencia en el hotel.

En cuanto a las excursiones fuera del hotel, se ofrecen muchas alternativas pero nosotros optamos por hacer sólo una, porque teníamos una única semana. Para nosotros fue suficiente, vimos lugares muy interesantes pero no espectaculares. Aunque esto dependerá de cada uno, si sois de los que os encanta “conocer mundo” adelante, nosotros optamos por descansar y aprovechar la playa y el hotel. Nos dijeron que el Norte de la isla estaba repleto de turistas así que optamos por ver el Sur, que nos dijeron que era más “salvaje”. Fuimos al volcán que dio origen a Mauricio, a Grand Bassin, Crocodrile Parc, Gris Gris, La Roche qui Pleure, Rochester Falls, La tierra de los 7 colores en Chamarel y su cascada, y algún sitio más que no recuerdo. Para ello alquilamos un taxi un día entero, ya que creímos que sería más seguro (aquí se conduce por la izquierda) y evitaríamos perdernos. Un taxi del hotel cuesta unos 80€ y uno de fuera del hotel cuesta 65€ todo el día, pero debes pactar con él antes el recorrido. Aquí vuelven a aparecer los “extras” que comenté. Ten cuidado porque aunque no te lo diga, el taxista te va a llevar a 4 ó 5 tiendas de las que imagino que se lleva una comisión, así como a alguna fábrica de té, de ron, de alfombras, etc. Déjale claro desde el principio a dónde quieres y dónde no quieres ir. Y si te lleva a un sitio que no te gusta, dile que no entras y que continúe. Lo mejor es que durante el viaje, le vayas preguntando “¿Ahora dónde nos llevas?”. Mejor ser pesado que perder el tiempo.

Las instalaciones del hotel son modernas, cómodas y están muy bien cuidadas. En cuanto a deporte, el hotel ofrece muchas actividades, y la mayoría sin necesidad de pagar extra. Hay una gran piscina donde se puede nadar (aunque con cuidado porque es donde suelen ir los niños), y a media mañana hacen clases de “aqua-gym”. Hay un gimnasio con un equipamiento “suficiente” para hacer un poco de pesas (multi-gym, mancuernas y banco) y deporte aeróbico (2 cintas de correr, 2 bicicletas estáticas, 1 remo y 1 elíptica); es un espacio abierto con dos grandes ventanales que dan a un pequeño lago y al jardín, la verdad es que es muy agradable. En el gimnasio siempre hay una persona que te ayuda con los ejercicios y se puede charlar con él amigablemente. También hay dos pistas de tenis y una mesa de ping-pong (te prestan gratuitamente las raquetas y las pelotas). Hay un centro de deportes acuáticos donde también puedes coger windsurf, patines, kayaks, equipo de snorkel, y hacer esquí acuático. Y si te quedas en medio del mar con el windsurf, te vienen a recoger (lo digo por experiencia propia). Pagando un poco, se pueden alquilar bicicletas de montaña (3 € la hora) y se pueden contratar todo tipo de actividades con barco, pagando entre 50 y 100 euros por persona (pesca, ir a nadar con delfines, ir a las islas cercanas, etc.).

Hay 4 restaurantes: el del buffet y un chino con mesa tepanyaki que están en el edificio principal; y dos restaurantes frente a la playa, uno para comer “informal” y otro de marisco más “especial”. El del buffet está muy bien tanto el desayuno como la cena, y hay más de 30 personas dando muy buen servicio, el producto es bueno, hay mucha variedad, y cada noche cambian algunas cosas para romper la monotonía. Las cenas son temáticas: un día comida de Mauricio, otro Francesa, otro Mediterránea, otro Marisco, India, etc. El chino tiene una salita con plancha tepanyaqui, cada noche se puede reservar a las 19h o a las 21h, hacen dos grupos de 8 personas que se sientan alrededor de la misma mesa. En el de marisco, los miércoles y los sábados hacen las cenas con las mesas puestas en la arena de la playa, muy romántico. En la media pensión entra la cena (solamente en el restaurante del buffet o en el chino), pero no la bebida. Un agua o una cerveza cuesta 3€ y una botella de vino desde 30€ para arriba. En el restaurante “informal” de la playa se puede comer dos personas por unos 50-60€ (una ensalada 10€, un club sándwich o una hamburguesa 10€, una carne o pescado a la plancha 20€, cerveza o agua 3€). El chino entra en la media pensión, pero el tepanyaki no. Tiene varios menús, el más barato son 40€ por persona. Y el restaurante de marisco 50€ por persona (en ambos restaurantes la bebida aparte, pero si tienes media pensión en el hotel, te descuentan 20€ por persona de la cuenta final).

Hay spa con servicio de masajes y tratamientos, lo hacen muy bien pero en mi opinión es demasiado caro. Un masaje de 1 hora cuesta 95€, si te lo haces por la mañana hay descuento y sale por 75€.

La habitación es tal y como aparece en las imágenes, de diseño moderno, espaciosa y cómoda, con una pequeña terraza que viene muy bien para dejar secar la ropa mojada. Hay un pequeño armario-vestidor con caja fuerte y plancha; ducha con mampara de cristal y unos porticones de madera que hacen de separador entre el baño y la sala principal (si se abren, desde la ducha se ve la playa…y viceversa). Dispone de un calentador de agua con café soluble y té gratuitos, y cada día entregan dos botellas de agua de forma gratuita. Los jabones para la ducha son de aloe vera y se encuentra todo lo que puedes esperar de un hotel así (kit de costura, gorro de ducha, etc.). Como curiosidad, un detalle que le encantó a mi mujer: había un spray de Evian (la marca de agua) que sirve para hidratar la cara. Como único inconveniente, hay que decir que el aire acondicionado hace un poco de ruido (para los que lo usen por la noche).


Por último, destacar que el personal del hotel es atento, amable, simpático y con una clara orientación a solucionar cualquier problema que pueda tener el cliente. Te hacen sentir realmente bien. La verdad es que esto es lo mejor que tiene el hotel, he estado en hoteles muy buenos en Polinesia (Taha private island, Intercontinental Bora Bora) y el servicio no era tan bueno.

Esta es mi opinión, seguramente estaré equivocado en algunas cosas y me habré dejado muchas otras, estaré encantado de que ayudéis a completar esta crítica ¡Espero que os sirva de ayuda!

  • Se alojó el octubre de 2010, viajó en pareja
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 8
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa

Dirección: Flic En Flac, Flic en Flac, Mauricio
Número de teléfono:
Ubicación: Mauricio > Distrito de Rivière Noire > Flic en Flac
Servicios:
Bar / Salón Playa Centro de negocios con acceso a Internet Gimnasio / Sala de entrenamiento Internet de alta velocidad gratuito ( wifi ) Aparcamiento gratuito Actividades para niños ( acondicionado para familias / niños ) Restaurante Servicio de habitaciones Balneario Suites Piscina
Estilo del hotel:
N.°5 de hoteles para familias en Flic en Flac
N.°6 de hoteles balneario en Flic en Flac
N.°6 de hoteles en la playa en Flic en Flac
N.°6 de hoteles románticos en Flic en Flac
N.°6 de hoteles de lujo en Flic en Flac
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 203 € - 527 €
Categoría del hotel:5 estrella(s) — Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa 5*
Número de habitaciones: 191
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Agoda, Expedia, Splendia, TripOnline SA, Despegar.com, Hoteles.com y Odigeo por lo que podrás hacer tus reservas para el Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa Mauricio/Flic En Flac
Sofitel Mauritius l`Imperial Resort And Spa
Sofitel Mauritius l`Imperial Hotel Flic En Flac
Sofitel Imperial Hotel
Accor Imperial Hotel
Sofitel Flic En Flac
Wolmar Sofitel
Sofitel Imperial Mauritius

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Sofitel Mauritius L'Imperial Resort & Spa, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.