Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Donde quedó el servicio?” 3 de 5 estrellas
Opinión sobre Kitchen by Rausch

Kitchen by Rausch
Av Prospero Fernandez | Hotel Sheraton San Jose, San Jose, Costa Rica
(506) 4055 0505
Página web
Mejorar este perfil
En el puesto nº 190 de 297 restaurantes en San Jose
Opciones: Reservaciones
Información detallada del restaurante
Opciones: Reservaciones
Cartago, Costa Rica
1 opinión
“Donde quedó el servicio?”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 29 diciembre 2013

No entiendo cual fue la diferencia entre los comentarios anteriores y mi experiencia pero a mi el servicio me quedó debiendo MUCHO!

No tenían dos vinos de los que escogí, duraron 10 min para darnos el menú, 20 para traernos las bebidas, solicitamos pan adicional y nunca llego y hasta tuvimos q solicitar 3 veces diferentes la cuenta porque parecía que todos los saloneros estaban en otras.

Claro, la comida no tiene critica alguna... Es simplemente deliciosa!!

¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

12 opiniones de viajeros

Un 25 % lo recomiendan
    2
    1
    6
    3
    0
Resumen de puntuaciones
    Comida
    Servicio
    Calidad/precio
    Atmósfera
Fecha | Puntuación
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
San jose, Costa Rica
Colaborador
5 opiniones 5 opiniones
Opiniones en 4 ciudades Opiniones en 4 ciudades
4 votos útiles 4 votos útiles
“Altos y Bajos”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 23 agosto 2013

El restaurante se encuentra ubicado en el nuevo Hotel Sheraton en Escazú; el lugar es muy lindo, con espacios abiertos, un piso estilo vintage y un bar muy amplio. Elegante y acogedor. El recibimiento oportuno lo hace uno de los saloneros quien nos lleva a a mesa esquinera para disfrutar de nuestra cena.

Mi novio y yo pedimos una Heiniken (2439 sin impuestos) y una copa de vino blanco chileno (2845 sin impuestos) y nos dispusimos a ver el menú. Éste se ve pequeño pero completo; además siempre he pensado que una carta pequeña es indicador de platos bien hechos lo cual me emociona.

Mientras decidimos nos traen pan hecho en el restaurante; está calientito y es de excelente sabor. Este detalle se agradece mucho.

Finalmente nos decidimos por compartir una entrada de Torre de Cangrejo y Guacamole (5528 colones sin impuestos) con una reducción de vinagre balsámico y mango acompañado con chips de arracache. El tamaño resultó bastante bueno para compartir; es una mezcla de cangrejo desmenuzado con mayonesa y cítricos y encima un guacamole con tomate y culantro al cual le hacía falta un poquito de sal. Los chips de arracache estaban frescos y bien fritos.

A continuación llegaron los platos fuertes. Yo pedí media porción de Ravioles de Langosta en una salsa caribeña con leche de coco (7000 colones impuestos incluidos) y mi novio una corvina reina con una salsa verde de aceitunas y alcaparras acompañada de vainicas pequeñas, puré de papa y mantequilla avellanada (12000 colones impuestos incluidos).

El plato de pasta viene con 5 ravioles son hechos en el restaurante y cocinados al dente, con un relleno claramente de langosta (no de esos que no se sabe ni qué es) en una rica salsa y un poquito de zanahoria y zucchini encima. El sabor era intenso pero para nada pesado, lástima que la comida venía tibia.

La corvina estaba cocinada a la perfección y tenía la salsa verde por encima. Venía sentada sobre una cama de un cremoso y delicado puré de papa. Una porción bastante adecuada. La estrella del plato es la salsa que es fresca y te envuelve el paladar.

Para el postre decidimos compartir un Sticky Toffee Cake acompañado de helado de ron con pasas (6000 colones impuestos incluidos). Venía un plato con una rica salsa de caramelo y encima venía un pequeño queque individual acompañado de una bolita de helado de ron con pasas. El postre realmente no nos gustó del todo… La salsa estaba buena, el queque no sabía a nada y el helado de ron con pasas estaba rico pero mal conservado en el congelador porque tenía pedacitos de hielo adentro.

Tengo que recalcar que el servicio de este lugar es excepcional, oportuno y nada empalagoso. Siempre atentos a lo que se necesita sea agua, más pan, bebidas o retirar los platos. Además de muy atentos.

El total de la cuenta de 2 personas fue de 38 299.

En general fue un lugar de altos y bajos: El lugar es muy bonito lo único que eliminaría es el televisor que tienen sin volumen en el bar ya que simplemente no va con el lugar. En cuanto a la comida quede satisfecha pero con ganas de decir ¡qué es esta maravilla! Y con respecto al postre si me quedaron debiendo y por mucho. El servicio, tengo que decirlo nuevamente, fue incomparable.

Tal vez este lugar merezca otra visita para ver si la consistencia de los platos hace que mi criterio sea más positivo.

  • Visitado el agosto de 2013
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ambiente
    • 5 de 5 estrellas Servicio
    • 3 de 5 estrellas Comida
¿Ha sido útil esta opinión? 1
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron el Kitchen by Rausch también vieron

 

¿Has estado en Kitchen by Rausch? Comparte tu experiencia

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Kitchen by Rausch, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.