Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Debería mejorar” 3 de 5 estrellas
Opinión sobre Hotel Restaurante Dom Lourenco

Guardar Guardado
Añadiste el Hotel Restaurante Dom Lourenco a tu lista de perfiles guardados
Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios.
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 6 sitios más
Hotel Restaurante Dom Lourenco
2.0 de 5 Pequeño hotel   |   Avenida Antonio Jose Do Vale Praia Da Areia Branca | Praia da Areia Branca, Lourinha 2530-213, Portugal   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º2 de 6 hostales y pensiones en Lourinha
Madrid, España
Crítico
15 opiniones 15 opiniones
10 opiniones de hoteles
Opiniones en 12 ciudades Opiniones en 12 ciudades
11 votos útiles 11 votos útiles
“Debería mejorar”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 20 agosto 2012

Más que hotel es restaurante. De hecho, la entrada del hotel está cerrada y hay que entrar por el bar o el restaurante. Las habitaciones no son grandes y las camas son cortas, de 1,80. La televisión tiene cuatro canales y no hay aire acondicionado. Las habitaciones están encima del restaurante y, hasta que no lo cierran y recogen, no se puede dormir. El desayuno está incluido (café, leche, jamón de york, queso, mucho pan, mantequilla y mermeladas). Lo mejor es su situación, muy cerca de la "Playa de Arenas Blancas", que está bastante bien e incluso se puede ir andando desde el hotel, puesto que no está lejos. Tampoco hay problemas a la hora de aparcar. Y en el restaurante no se come mal, pero tardan mucho en atenderte.

  • Se alojó el agosto de 2012, viajó en pareja
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 2 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 2 de 5 estrellas Habitaciones
    • 3 de 5 estrellas Limpieza
    • 3 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

8 personas han opinado sobre este hotel

Puntuación de viajeros
    3
    2
    3
    0
    0
Ver opiniones para
1
6
En solitario
0
De negocios
0
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    3,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    3,5 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4,5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Español primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero

¿Has estado en Hotel Restaurante Dom Lourenco? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Hotel Restaurante Dom Lourenco

Dirección: Avenida Antonio Jose Do Vale Praia Da Areia Branca | Praia da Areia Branca, Lourinha 2530-213, Portugal
Ubicación: Portugal > Portugal central > Lisbon District > Lourinha
Servicios:
Aparcamiento gratuito
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º2 de 6 hostales y pensiones en Lourinha
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 39 € - 59 €
Categoría del hotel:2 estrella(s) — Hotel Restaurante Dom Lourenco 2*
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Expedia, Priceline, Hotels.com, Tingo, BookingOdigeoWL, Agoda y Venere por lo que podrás hacer tus reservas para el Hotel Restaurante Dom Lourenco con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Hotel Restaurante Dom Lourenco, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.