Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Excelente lugar, excelentes vistas.” 5 de 5 estrellas
Opinión sobre Parador de Jaén

Los mejores precios para tu estancia
Introduce fechas para encontrar los mejores precios
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 6 sitios más
Guardar
Añadiste Parador de Jaén a tu lista de perfiles guardados
Parador de Jaén
4.0 de 5 Hotel   |   Castillo De Santa Catalina, 23001 Jaén, España   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º1 de 21 hoteles en Jaén
Los Alcores
Gran Crítico
241 opiniones 241 opiniones
35 opiniones de hoteles
Opiniones en 63 ciudades Opiniones en 63 ciudades
221 votos útiles 221 votos útiles
“Excelente lugar, excelentes vistas.”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 24 agosto 2012

Situado en el alto de un cerro, como un nido de águilas, el impresionante edificio a modo de castillo, proyectado y ampliado por uno de los mejores arquitectos españoles, José Luis Picardo, el Parador de Santa Catalina, se ha reformado esmeradamente, conservando unas características acorde con el entorno y sus referencias históricas. Parece que el huésped se encuentre transportado a otra época teniendo contacto con la esencia de aquellos tiempos.
Habría, por lo tanto, que describir el continente y el contenido. Continente grandioso. Como una prolongación de la fortaleza aneja que mandó construir Fernando III El Santo y muy bien recreada.
En cuanto al contenido, comentar que a la izquierda de una amplia recepción se encuentran unos grandes pasillos, con una iluminación tenue (seguramente como corresponde a un castillo de época) que desembocan, primero en una cafetería con terraza exterior, y posteriormente en un grandísimo salón con techos abovedados. Todo ello con una decoración acorde con el continente histórico que representa
Junto al gran salón se encuentra la entrada al restaurante iluminado con amplios ventanales y unas enormes lámparas de diseño.
A la derecha de la recepción se accede a la zona de residentes que continúa con un enorme pasillo donde se encuentran parte de las habitaciones, y que desemboca al acceso a una magnífica y limpia piscina rodeada de zona ajardinada.
En la parte alta, existe una zona de estar y de ocio que se comunica con otra larga galería con habitaciones a izquierda y derecha.
Las amplias habitaciones -característica de Paradores-, acogedoras y con terraza exterior con unas bonitas vistas de la sierra, ofrecen toda clase de comodidades. Por favor, que no modernicen los cuartos de baño que cada vez que lo hacen es para estropearlos. Estos son antiguos pero cómodos y confortables.
El amplio comedor, está bien montado. La carta es variada pero corta de especialidades. Seguramente pensada para los residentes de paso que es una mayoría.
Buena elaboración y presentación de platos, así como un excelente trato y servicio del personal que lo atiende.
Resaltar de la carta el paté de perdiz, el dúo de ajoblanco y gazpacho, solomillo ibérico en costra, sopa de tomate vegetariana o un plato de muslo de pato.
Por otra parte, denunciar la mala costumbre, impropia de un establecimiento de esta categoría, de cobrar el servicio de Pan-aceite ( 4 euros) sin ser solicitado.
Finalmente, destacar, como siempre, el atento servicio del personal y de su director.
Tal vez el único inconveniente del Parador, es la lejanía del centro de la ciudad para los que la visitan sin vehículo, ya que aumenta el presupuesto en gastos de taxis.
De los mejores paradores visitados.

  • Se alojó el agosto de 2012, viajó en pareja
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 3
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

346 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    156
    128
    42
    12
    8
Ver opiniones para
64
204
6
14
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4,5 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    4,5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4,5 de 5 estrellas
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones (19)
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Chino (simplificado) primero
  • Danés primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Japonés primero
  • Holandés primero
  • Noruego primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Alicante, España
Gran Crítico
51 opiniones 51 opiniones
26 opiniones de hoteles
Opiniones en 28 ciudades Opiniones en 28 ciudades
66 votos útiles 66 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 12 agosto 2012

A últimos de Julio estuvimos hospedados en este Parador, si de por si en paradores se esta de miedo, en este ya ni os cuento, el personal se desvive por los clientes, atentos, simpáticos, eficientes y siempre con una sonrisa. El establecimiento acorde con su entorno y muy bien cuidado, vamos, que si queréis pasar unos días de miedo ni lo dudéis.

  • Se alojó el julio de 2012, viajó en pareja
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 5 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 5 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 3
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Jaén, España
Crítico Sénior
23 opiniones 23 opiniones
8 opiniones de hoteles
Opiniones en 10 ciudades Opiniones en 10 ciudades
28 votos útiles 28 votos útiles
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 20 julio 2012

Emplazado junto al Castillo de Santa Catalina, el lugar es precioso, tanto por el sitio como por las vistas.
Merece la pena alojarse al menos una vez en la vida

  • Se alojó el junio de 2012, viajó en pareja
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 5 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrdid
Gran Crítico
108 opiniones 108 opiniones
86 opiniones de hoteles
Opiniones en 84 ciudades Opiniones en 84 ciudades
73 votos útiles 73 votos útiles
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 18 julio 2012

Lo mejor del Parador las vistas.
Estuvimos en fin de semana, y aquello era una romeria de gente para visitar el castillo y alrededores.
No se podia aparcar ( Si el Parador tenia espacio reservado para los huespedes, estaba totalmente invadido)
La habitacion normal, eso si con un balcon en la parte posterior del edificio, y unas excelentes vistas.

  • Se alojó el abril de 2012, viajó en pareja
    • 3 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 4 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 3 de 5 estrellas Habitaciones
    • 3 de 5 estrellas Limpieza
    • 3 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
España
Gran Crítico
92 opiniones 92 opiniones
71 opiniones de hoteles
Opiniones en 42 ciudades Opiniones en 42 ciudades
114 votos útiles 114 votos útiles
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 13 julio 2012

Si alguna vez soñaste con dormir en un castillo de verdad, este es tu hotel. Al estar ubicado en la parte más alta de la ciudad, en medio de un frondoso bosque, se accede al establecimiento a través de una serpenteante carretera que culmina atravesando una torre de vigilancia y nos deja a las puertas de la fortaleza donde hay un espacio amplio para aparcar el coche y desde el que ya se divisa una formidable vista de Jaén y sus alrededores.

Pasando el puente levadizo accedemos a la zona de recepción, donde el trato es jóven, cordial y sobre todo muy rápido. Enseguida localizan nuestra reserva y nuestros datos, y haciéndose cargo de nuestro equipaje empezamos un recorrido por casi medio hotel hasta llegar a nuestra habitación. En él atravesamos una enorme sala de estar, situada en una de las enormes torres del edificio con tres alturas distintas en la que se invita a la lectura, a la tertulia o a ver la televisión en unos mullidos sofás. Desde allí por una curiosa escalera accedemos a un largo y curvo pasillo pintado en blanco y con una tupida alfombra al que se abren las habitaciones. Destaca el estado de conservación tanto del edificio como de las puertas, de corte clásico castellano.

Nuestra habitación es la última del pasillo, la Suite De Gaulle. Se abre con una llave que cuelga de un enorme y pesadísimo llavero con el logo de la cadena. Tras la puerta hay un ámplio recibidor. Allí no hay diseño, ni modernidades. Todo es de corte clásico, antiguo, como el edificio. El suelo de arcilla roja, las paredes blanqueadas con cal. Dos puertas: una al dormitorio, la otra al baño y un enorme armario exento de madera oscura.

El dormitorio es enorme. Frente a la puerta encontramos una gigantesca cama con dosel, flanqueada por dos pequeñas mesillas sobre las que hay lámparas de lectura, interruptores, un enchufe y el teléfono. A los pies de la cama, un galán de noche y un maletero. El colchón resulta algo duro pero la lencería correcta, aunque se nota demasiado la aspereza que le provoca el tratamiendo industrial de lavado. Los portillos de madera de las ventanas hacen que se consiga la oscuridad total en la habitación. El silencio de la noche es sepulcral. El pasillo queda protegido por dos potentes puertas, y el entorno apartado del hotel no deja escuchar sonido alguno. Incluso el aire acondicionado funciona con inquietante silencio.

El resto del dormitorio es un enorme espacio para estar donde encontramos un tresillo con una mesa de centro, una mesa de trabajo con un enchufe cercano, un minibar algo anticuado sobre el que se presenta un enorme televisor de plasma. La estancia se completa con una chimenea y una enorme terraza con impresionantes vistas a las sierras que rodean la ciudad. La calma desde ella es increíble. Dos sillas y una mesa permiten pasar allí un rato cómodamente sentado disfrutando del paisaje.

La habitación dispone además de otra pequeña ventana en forma de saetera. La luz es un poco antigua, a base de lámparas de mesa y de pié. El wifi que es gratuíto en todo el edificio no llega hasta la habitación con suficiente fuerza para conectar. El acceso a enchufes es algo limitado, pero al menos hay un cerca de la mesa de trabajo y otro cerca de la cama, aunque haya que hacer algo de malabarismos para acceder a ellos.

El baño es de proporciones idénticas al dormitorio. Tampoco es moderno, sino que mantiene el sabor clásico de antaño. Dispone de una larguísima encimera con dos lavabos (cabrían hasta cuatro) bajo un enorme espejo. Frente a ella una bañera grande y una cabina de ducha algo estrecha, con unas lamas de madera en el suelo que la hacen algo agradable. La alcachofa es algo antigua y fija a la pared, pero tanto presión como caudal y temperatura son más que correctos. Lástima que el espacio no sea algo más amplio para poder disfrutar bien de la ducha matutina. La lencería es nueva, mullida, limpia, grande y muy completa (toalla de damasco incluída), igual que el set de amenities, inspiradas en el mundo del vino y que ofrecen además de gel, champú y jabón, crema hidratante, set dental, de afeitado, peine y manoplas de crin.

Separado del baño por una puerta y con ventanas al exterior está el inodoro y el bidet. El conjunto queda un poco antiguo, pero trata de mantener la misma estancia y atmósfera que disfrutaba el General De Gaulle cuando se alojó allí.

Por la mañana en una espectacular sala medieval se sirve un no menos espectacular desayuno buffet en el que destaca la variedad, calidad y originalidad de sus productos. La atención tanto allí como en la recepción para la salida es eficaz, cordial y agradable.

Consejo sobre las habitaciones: Yo estuve en la Suite De Gaulle, y fue espectacular.
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó el junio de 2012, viajó de negocios
    • 4 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 4 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 4 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en Parador de Jaén? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Parador de Jaén

Dirección: Castillo De Santa Catalina, 23001 Jaén, España
Ubicación: España > Andalucía > Provincia de Jaén > Jaén
Servicios:
Aparcamiento gratuito Restaurante Servicio de habitaciones Piscina
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º1 de 21 hoteles en Jaén
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 99 € - 141 €
Categoría del hotel:4 estrella(s) — Parador de Jaén 4*
Número de habitaciones: 45
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Expedia, Hoteles.com, TripOnline SA y Odigeo por lo que podrás hacer tus reservas para el Parador de Jaén con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Parador De Jaén Europa
Parador De Jaen Hotel Jaen

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Parador de Jaén, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.