Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Wonderful experience - Una experiencia maravillosa” 5 de 5 estrellas
Opinión sobre Durango and Silverton Narrow Gauge Railroad and Museum

Durango and Silverton Narrow Gauge Railroad and Museum
479 Main Avenue, Durango, CO 81301
970-247-2733
Página web
Mejorar este perfil
En el puesto nº 3 de 19 Atracciones en Durango
Tipo: Ferrocarriles paisajísticos, Museos especializados, Museos
Actividades: Viajes en grupo/en tren
Información sobre la atracción
El Paso, Texas
Crítico Sénior
24 opiniones 24 opiniones
4 opiniones sobre atracciones
Opiniones en 10 ciudades Opiniones en 10 ciudades
7 votos útiles 7 votos útiles
“Wonderful experience - Una experiencia maravillosa”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 15 mayo 2013

First of all, this is in Spani because most of the reviews are written in English.

"Llegamos en domingo a Durango, Colorado. Como esto es sobre el tren, no contaré lo que hicimos los primeros días. El miércoles mi esposo se fue muy temprano a dar un paseo en un planeador. Cuando regresó, nos fuimos a la estación del tren y tomamos uno de vapor de 1882 que nos llevaría hasta Silverton. El trayecto duraría poco más de 3 horas. Nos llamó mucho la atención que la gente se juntara a los lados de la vía para decirnos adiós, inclusive, las personas en sus carros nos pitaban y saludaban muy contentas. Antes de salir de la ciudad, vimos una señora que andaba como disfrazada de los confederados y tenía un letrero que decía algo de Durango. Nos saludó efusivamente, como el resto de la gente. 5 ó 10 minutos más tarde, nos la volvimos a encontrar, pero del otro lado de la vía de tren, muy en su papel.
Los primeros animales que vimos fueron perros de la pradera, justo saliendo de Durango había varias madrigueras, y aunque se mimetizaban con la tierra, tuvimos la suerte de ver a varios. También vimos muchas mariposas anaranjadas, venados y una ardillita.
¡El paisaje era espectacular! Los “aes y oes” (como diría mi madre- santa) no se hicieron esperar. Mi hijo de 14 años no dejaba de tomar fotos a diestra y siniestra. En un momento estuve a punto de decirle que ya no tomara tantas (¿por qué? No sé…yo creo que, como mi papá, soy “un poco” castrante y tengo el “no” a flor de piel). Afortunadamente me contuve pues me di cuenta que mi hijo estaba realmente apreciando la naturaleza… En eso, un comentario de mi hija –de 12- me lo corroboró: “Pensé que esto iba a ser aburrido, pero valió la pena… ¡me encanta!”.
De repente empezó a llover y ese paseo se convirtió en una fiesta para nuestros sentidos: el viento acariciando nuestros cabellos y nuestra piel, el sonido de la lluvia, de la locomotora, del silbido del tren, el paisaje hermosísimo, las cascadas, el río, el olor a pino, a eucalipto, a tierra mojada, ¡a lluvia!

El carbón se metía por las ventanas, y los que querían asomarse tenían que usar lentes para evitar accidentes. Mi hija terminó como carbonerita, no así mi hijo que se puso su chamarra al revés, o sea con la capucha para enfrente… ¡parecía el Hombre Araña! Como la chamarra era delgadita, pudo disfrutar del paisaje mejor que nadie.
Nos detuvimos 2 veces por algún problemita con la máquina, pero al fin llegamos a Silverton pasaditas las 2 de la tarde. Mi esposo y yo no llevábamos chamarra, así que nos tuvimos que mercar unas en la primer tienda que vimos, ya que sí estaba muy friíto. Anduvimos curioseando, el pueblito era como de unas 7 cuadras. Pensamos que por ser el 4 de julio tendrían alguna celebración especial, pero no. Todo estaba súper tranquilo, pues por los incendios no podía haber fuegos artificiales. Comimos en una cafetería justo a tiempo para subirnos de nuevo al tren.
El regreso se nos hizo más rápido. Seguimos disfrutando del paisaje, hasta que nuestros castos ojitos fueron sorprendidos por 3 pares de pompas de unos adolescentes vagos que amablemente nos las mostraron a la orilla del camino,… ¡jajaja, cómo nos reímos!
Creo que todos disfrutamos alimentando a nuestra reina de belleza o a nuestro político que llevamos dentro, al saludar nuevamente a todos los que encontrábamos a nuestro paso. Me encantó ver a una señora y a su niña acostadas en el jardín de su casa y gritándonos muy contentas, a unas niñitas en traje de baño haciendo cabriolas para nosotros, a un grupo de viejecitos ondeando sus banderas y saludándonos efusivamente…bueno, ¡me encantó ver a todo el mundo tan contento y de tan buen ánimo!
Luego me enteré que el viaje Durango-Silverton había sido calificado como “Uno de los 10 Paseos en Tren más Emocionantes del Mundo” por la Asociación Norteamericana de Reporteros de Viajes en el 2008, y el Viaje Número 1 en Tren de los Estados Unidos, según ‘National Geographic Traveler’ en el 2010.
Sin lugar a dudas, una experiencia maravillosa para toda la familia."

Visitado el julio de 2012
¿Ha sido útil esta opinión? 3
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

1.782 opiniones de viajeros

Calificación de los visitantes
    1.319
    363
    61
    27
    12
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Danés primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Holandés primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero

Los viajeros que vieron el Durango and Silverton Narrow Gauge Railroad and Museum también vieron

 

¿Has estado en Durango and Silverton Narrow Gauge Railroad and Museum? Comparte tu experiencia

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Durango and Silverton Narrow Gauge Railroad and Museum, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.