Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Satisfecho con el servicio y la puntualidad” 5 de 5 estrellas
Opinión sobre Florida Dolphin Tours

Florida Dolphin Tours
7011 Grand National Drive, Orlando, FL 32819 (Florida Center)
407-352-4646
Página web
Mejorar este perfil
En el puesto nº 17 de 239 Actividades en Orlando
Tipo: Giras turísticas, Visitas turísticas
Información útil: Actividades para niños mayores
Información sobre la atracción
Información útil: Actividades para niños mayores
Buenos Aires, Argentina
Gran Crítico
87 opiniones 87 opiniones
64 opiniones sobre atracciones
Opiniones en 10 ciudades Opiniones en 10 ciudades
212 votos útiles 212 votos útiles
“Satisfecho con el servicio y la puntualidad”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 29 noviembre 2012

Contraté con FDT una excursión al Kennedy Space Center, en Cabo Cañaveral, un mes antes de viajar. Como te recogen de puntos preestablecidos y no me quedaba claro cuál me resultaba más conveniente, llamé por teléfono un par de días antes, me atendieron con amabilidad y cortesía, y me indicaron el pick-up point más adecuado conforme al hotel en que estaba alojado: es en ese mismo lugar donde te dejan al finalizar la excursión.
Tanto en el pick-up como en los demás horarios, el chofer y guía Dennis "The Menace" fue impecablemente puntual. En el viaje de ida nos daba explicaiones no sólo acerca del KSC sino de los demás puntos de interés que pueden observarse en el camino; siempre fue agradable y más que dispuesto a contestar cualquier pregunta. Es importante que al menos uno en el grupo entienda bien Inglés, para poder comunicar a los demás los detalles relevantes.
El bus los deja en la puerta del Visitors' Complex, donde tienen tiempo más que suficiente para recorrer las instalaciones a pie y tomar el bus de la NASA que los lleva a recorrer las instalaciones más alejadas así como el inmenso edificio donde se conserva un cohete Saturn V. El bus los recoge a una hora determinada para ir a conocer el Astronaut Hall of Fame, ustedes pueden ir o quedarse en el Visitors' Complex, y los recojen al final para la vuelta a Orlando. Mi consejo es que hagan lo segundo, no pierdan el tiempo en ir al Hall of Fame, es un edificio que está a varios km y los dejan allí una hora y media= el lugar se recorre en 15 min porque se trata solamente de fotos y placas de los astronautas que genuinamente han estado en el espacio- nada más.
En resumen, satisfecho con la atención, puntualidad y el servicio en general, volvería a contratarlos para otra excursión diferente.

Visitado el noviembre de 2012
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

692 opiniones de viajeros

Calificación de los visitantes
    518
    91
    24
    14
    45
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Santiago, Chile
Gran Crítico
84 opiniones 84 opiniones
30 opiniones sobre atracciones
Opiniones en 12 ciudades Opiniones en 12 ciudades
42 votos útiles 42 votos útiles
“Discovery Cove, lo mejor que visitamos”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 9 noviembre 2011

Nuestro decimo día, miércoles 28 de Septiembre de 2011
Este día lo esperábamos con mucha ansiedad. Se trataba del día en que visitaríamos Discovery Cove. Lo había reservado por Internet desde Chile en Mayo.
Nos levantamos temprano y tomamos desayuno en el hotel Pop, algo liviano como siempre. Habíamos coordinado con nuestro taxista que nos pasara a buscar a las 9.30 hrs para llegar a Discovery Cove a las 10.00 hrs.
Tal cual lo habíamos programado llegamos a la hora. Desde la recepción todo fue excelente. Nos tomaron fotos y nos dieron nuestras tarjetas y el horario para el nado con delfines. Yo llevaba el fax de la reserva y tenia temor a que lo desconocieran, pero tenían nuestros nombre y todo impecable de acuerdo a lo programad. Les consulté respecto a si incluía la entrada a Sea Wold, y me dijeron que con la misma tarjeta con foto se entraba que ellos me habían dado se entraba a Sea Wold y que el valor si incluía este parque (el que haríamos al día siguiente).
Nos invitaron a tomar desayuno, el que no aceptamos porque ya lo habíamos tomado en el hotel (grave error porque también estaba incluido con la entrada), luego seguimos conociendo este lugar paradisiaco. Pasamos a comprar a un local, poleras ad-hoc, cámaras sumergibles y peluches.
Luego nos fuimos a recibir los trajes de agua, snorkel y bloqueadores. Elegimos un locker para guardar nuestras cosas. Recibimos toallas del mismo complejo aunque habíamos llevado del POP. Dejamos las toallas y bloqueador en una reposera, el resto en el locker.
Nuestra hora con el nado con delfines era las 11.30 aproximadamente. Recorrimos el lugar con bastante timidez, sacamos fotos y finalmente buscamos el lugar donde se hace una instrucción a todos los grupos que en una determinada hora visitaran las piscinas con los delfines. La instrucción es en ingles en una cabaña. Luego uno debe firmar un documento (en inglés) en el que renuncia a cualquier demanda en caso de accidente con los delfines y en que uno acepta las condiciones del recinto. Lo hacen firmar por uno y la hija y señalar la dirección del país de origen.
Posteriormente a uno lo llevan a la playa o piscina donde están los delfines habiendo tomado previamente las precauciones de no llevar aros, en el caso de las niñas y mujeres, anillos y cámaras fotográficas aunque fueran sumergibles.
Nos llevaron en un grupo de 12 personas. Nos agrupamos a la orilla de la playa a una altura de agua de 0.80-1.00 m, todos en fila y de lado. Nos presentamos uno a uno: nombre y país y relación entre nosotros porque hicimos grupos de 2 y tres personas. Luego llamaron a un delfín. Nos dijeron de su edad, sexo y lo hicieron familiarizarse con nosotros paseándose delante de nosotros y a provechábamos de hacerle cariño en el “lomo”. Era impresionante…enorme, pesado , robustos, duro al tacto (como goma) pero increíblemente agiles en su hábitat, el agua. Al tenerlos tan cerda de uno, incluso inspiraban miedo. El delfín se paseo una y otra vez delante de nosotros y daba vueltas a nuestro alrededor. Las instructoras les daban pequeños peces que sacaban de un recipiente por cada vez que obedecían sus ordenes o instrucciones. Hacíamos gestos con las manos y el delfín respondía a cada gesto con ruidos y movimientos diferentes.
Solo eso se debe haber demorado 20 minutos. Luego le dieron una instrucción y el delfín desapareció en el agua y de pronto a unos 35 metros saltó en el aire cayendo al agua. Fue muy bonito en impresionante. En paralelo a nosotros había mas gente del recinto y otros grupos como nosotros y personal del recinto con sendas cámaras fotográficas y filmadoras, fotografiando y grabándolo todo.
Luego de otras pruebas con estos animales, nos hacen acariciar la pancita del delfín y nos cuentan que es una hembra. Vemos en su lomo, rasguños en su piel que parece goma y que son marcas de peleas entre ellos en época de apareamiento.
Posteriormente se va una de las dos instructoras a un sector como a 30 metros de distancia. Allí había una profundidad de 3.5 m. Nos invitan de a dos personas (cada subgrupo formado) a ir nadando mientras el delfín está en la orilla con el resto de todo el grupo que inicialmente era de 12 personas. Las dos personas llegan junto a la otra instructora y esta llama al delfín. El delfín llega rápidamente, no se ve mientras avanza hacia nosotros porque lo hace sumergido a una velocidad que impresiona.
En los 3.5 m de profundidad nos enseñan a tomar el delfín pasando nuestro brazo bajo su panza y el otro sobre la aleta dorsal. Una vez así, le preguntan aun no si está bien tomado. Cuando la respuesta es afirmativa le dan una instrucción al delfín y este lo lleva a uno hasta la orilla junto al resto del grupo. Luego le dan más pescado y vuelve al lugar de 3.5 m de profundidad.
Yo me había preocupado por mi hija Pía de 7 años, pero se atrevió y no hubo problemas de ningún tipo. Eso sí, desde que se la llevo el delfín hasta que llego a donde estaba el resto del grupo, sentí mucha preocupación, pero si uno piensa en que estos animales son realmente nobles con los seres humanos, que están entrenados para eso, que hacen esa rutina todos los días, que la distancia no es tan grande, que está lleno de instructores mirando cada movimiento de uno y de los delfines y que entre ellos se conocen como familia, uno finalmente se atreve. Cabe señalar que todas las actividades con ellos son supervisadas por dos instructoras y a uno siempre le preguntan si quiere o no desarrollar la actividad. Nada es obligado y todo es voluntario. Sin embargo, todos hicimos la misma rutina con estos preciosos animales, que con solo verlos a su cara uno se da cuentan que son nuestros amigos a pesar del porte imponente , agilidad en un medio donde uno es muy torpe y de su dureza en la piel.
Una vez que todos hicimos la rutina, nos agrupamos en la orilla, siguieron las comunicaciones no verbales con el delfín, con señas y ruidos entre ellos y nosotros, hubo dos saltos impresionantes en el aire, con vueltas incluidas y nos despedimos. La actividad debe haber durado en total unos 50 minutos desde que entramos al agua. La experiencia duro más de lo que nos habían dicho y la verdad fue muy triste despedirnos de este animal, que no volveríamos a ver y que se había portado tan bien con nosotros.
Nos llevaron a otro sector a ver nuestras fotos. Nos mostraban en pantallas todas las fotos que nos habían tomado y nos ofrecieron diversos pack de fotos, videos, llaveros y marcos para ellas en diferentes tamaños. Yo elegí el que tenía todo, incluida una foto seleccionada por mí hija en que ambos estábamos con el delfín. La foto es de tamaño poster de 0.50 x 0.70 m. El costo del pack fue de us$ 280, bastante caro pero vale la pena. Me dijeron que antes de retirarme fuera a recoger lo que se había encargado a otro sector.
Una vez terminado nuestro encuentro nos fuimos a almorzar (el almuerzo, al igual que el desayuno está incluido en el valor de la entrada en este recinto). Había gran variedad de comida, postres, bebidas y jugos.
Luego de reposar nos fuimos a una piscina enorme que da vueltas por todo el recinto a bucear con snorkel y cámara fotográfica sumergible. Nos dimos cuenta que esto no era tan fácil. La “geografía” era especial porque había sectores donde por varios metros uno no topaba fondo y ello se extendían por varios metros, a veces mas de 15 donde uno tenia que flotar o flotar y nadar para llegar a un sector donde descansar. Mi hija parecía un pez pero yo me canse bastante. Era ella quien me preguntaba “estas bien papá?” cuando estando en un lugar sin apoyo me complique con la cámara fotográfica y me ahogue un poco al entrarle agua al snorkel. Cabe señalar que en todo momento había en todo el sector salvavidas que lo miraban todo. Ningún riesgo salvo para el “ego”. Nosotros buscábamos peces y mantarayas, pero finalmente luego de andar como medio recorrido al consultar a un salvavidas (que están en todos lados) me dijeron que los peces y seres vivos estaña en otra playa mas grande a la que fuimos cuando terminamos el recorrido. Al llegar, nos dimos cuenta que era en la paya cercana a la de los delfines… agua salada y mas fría que donde habíamos estado. Empezamos a caminar y….se acercaban las mantarayas y los peces….era increíble unas enormes mantarayas al lado de uno, otras mas chicas y diversos peces de colores. Imposible no querer tocarlas, eran como gelatina y se arrancaban cuando sentían la mano de uno. Era toda una playa llena de vida. La proximidad a las mantarayas da un poco de miedo lo que sumado a su aspecto hace que uno las evite. En ese lugar estuvimos con 45 minutos y nos fuimos rápidamente a buscar las fotos devolviendo la mascarilla de buceo, el traje de agua. El taxista nos estaba esperando porque nos atrasamos, pero todo perfecto, gracias a Dios.
Así se nos paso todo el día, muy pero muy rápido. No nos dimos cuenta, llenos de nuevas emociones con animales acuáticos que nunca habíamos siquiera visto en persona salvo en películas. Fue un descubrimiento de mas vida amistosa en el mar, fue una experiencia única y lejos lo mejor del viaje a Orlando.
Nos llevamos en dos bolsas enormes, todas las poleras, las fotos, los videos, los dvd, los llaveros, toallas….felices. Con algo de pena por haber gastado mucho dinero pero sabiendo que no sería fácil volver a acceder otra vez a todo lo que ahí teníamos. Buenos recuerdos, los mejores de este nuevo parque Discovery Cove tan poco conocido y que resulto en nuestra opinión ser lo mejor.
Luego llegamos al hotel, nos duchamos fuimos a comer y luego a la famosa piscina del POP hasta las 11 de la noche.

Eduardo Cereceda Solano

Visitado el septiembre de 2011
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron el Florida Dolphin Tours también vieron

 

¿Has estado en Florida Dolphin Tours? Comparte tu experiencia

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Florida Dolphin Tours, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.