Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Un hostal con cuarto de castigo” 1 de 5 estrellas
Opinión sobre Indigo Arms Guest House

No se encuentran precios para este alojamiento
Nuestros socios de viajes online no nos facilitan precios para este alojamiento, pero podemos buscar otras opciones en Nueva York
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Indigo Arms Guest House
Guardar
Añadiste el Indigo Arms Guest House a tu lista de perfiles guardados
181 Lenox Ave, Nueva York, NY 10026 (Harlem)   |  
Servicios del hotel
Ocupa el puesto n.º66 de 97 hostales y pensiones en Nueva York
Galiza
Crítico Sénior
34 opiniones 34 opiniones
5 opiniones de hoteles
Opiniones en 12 ciudades Opiniones en 12 ciudades
24 votos útiles 24 votos útiles
“Un hostal con cuarto de castigo”
1 de 5 estrellas Opinión escrita el 6 febrero 2013

Buscar hotel en Nueva York es una odisea, dados sus precios y la mala calidad que te puedes encontrar, no sólo de las instalaciones del hotel, sino también de sus gerentes.

Yo tenía previsto pasar 3 días en NY al salir de Washington para NY, pero el huracán Sandy me obligó a estar dos días más de lo previsto en la capital, haciéndome perder dos días (de los tres) previstos en NY.

Me puse en contacto con la propietaria de este hostal para explicarle las circunstancias y solicitarle que solo pasaría una noche, pero su amabilidad guardaba un arma de doble filo: negociamos y me ofreció cobrarme solo esa noche al precio convenido, pero sorpresa, me mandó castigado al "cuarto oscuro", donde los niños eran aleccionados en tiempos de antaño.

ENTRANDO EN EL HOSTAL:

Para empezar, antes de llegar tienes que advertirle de la hora, pues tiene que dejar alguna persona encargada de darte la llave; ella parece que no siempre está y hay muchas opiniones quejándose de este problema. Quien me recibió a mí no hablaba bien el inglés (el tío de la propietaria), era de procedencia africana y apenas podía explicarse fluidamente.

Las habitaciones están en un TERCER piso, a las que se acceden por unas escaleras de madera muy RUIDOSAS (NO hay ASCENSOR y los pisos son muy altos, tenlo en cuenta si viajas con maletas pesadas).

El tío de la propietaria me mostró mi habitación que era tal y como se ve en la página web: bonita, limpia, buenos muebles y ropa de cama abundante y vistosa; pero en la web no se muestra el CUARTO ESCONDIDO, que la propietaria guarda para casos en los que se pueda aprovechar de la debilidad del huésped.

En ese momento llamó la propietaria (Monifia) y le indicó a su tío que esa no era mi habitación, llevándome a otra con un camastro, de colchón muy fino, casi sin ropa (en diciembre) y las SÁBANAS fueron USADAS por otro huésped (estaban sobadas y con pelos, no olían a limpio).

No me quedó más remedio que aceptar porque yo pensé que me podría obligar a pagar las 3 noches, pero el precio que me cobró por esa única noche fue el de una habitación buena, no la de un cuarto del horror. Cuando llegué de vuelta a Europa supe que por ley TENÍA QUE COBRARME SOLO UNA NOCHE dadas las circunstancias "de fuerza mayor".

BAÑO COMÚN:

El baño era compartido con 3 o 4 habitaciones más, pero yo era el único huésped.
Estaba SUCIO, con pelos en el inodoro, polvo en el resto de las piezas, descuidado en su mantenimiento y no tenía jabones de cortesía. Sin embargo, el agua caliente llegaba bien.

EL CUARTO DE CASTIGO:

La habitación, como ya dije, parecía un cuarto de castigo, sin mobiliario y un edredón muy fino. Además, las ventanas eran extremadamente endebles y estaban mal colocadas porque entraba todo el RUIDO DE LA CALLE y el FRÍO. La cortina era una simple gasa que no impedía el paso de la luz matinal.

Algo que nunca se debería encontrar un huésped es ROPA DE CAMA USADA por otro anterior. Esto, además de no ser higiénico va en contra de cualquier principio de gestión de un negocio. Pero para Monifia es su forma de decirte que te desprecia, así de claro.

ZONAS COMUNES:

En la cocina no había nada de comer para el café matinal. La televisión de la sala anexa no tenía control remoto y en general las dos estancias no estaban muy limpias (había polvo, olía a poca limpieza y había algunos restos en las esquinas).

CONCLUSIÓN:

Si el hostal estaba vacío no había razón para enviarme a un cuarto de esas características, además me lo cobró a precios de habitación buena. No puedo más que decir que la propietaria es una manipuladora que se aprovecha de las desgracias de sus huéspedes para gestionar un negocio que más parece una forma de lucrarse despreciando a los clientes.

Encima, en la web por donde lo contraté (budgetplaces.com de Barcelona) se declara un simple intermediario (pero cobra sus comisiones), y se desentendió de todo.

Si la propietaria no me metiese en el cuarto de castigo, tal vez tendría la oportunidad de hablar bien del hostal, pues lo escogí por su buena pinta, localización y precio (dentro de lo que cabe en NY), pero prefirió hundirse en la miseria ella misma.

Evita este hostal si puedes.

  • Se alojó el diciembre de 2012, viajó solo
    • 1 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 3 de 5 estrellas Ubicación
    • 1 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 1 de 5 estrellas Habitaciones
    • 1 de 5 estrellas Limpieza
    • 1 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión?
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

16 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    7
    4
    1
    1
    3
Ver opiniones para
2
7
2
3
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
    4 de 5 estrellas
  • Calidad del sueño
    4 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4 de 5 estrellas
  • Servicio
    3,5 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4 de 5 estrellas
  • Limpieza
    3,5 de 5 estrellas
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Inglés primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Spain
1 opinión
2 votos útiles 2 votos útiles
4 de 5 estrellas Opinión escrita el 19 mayo 2010

Indigo Arms es un Guest House situado en Harlem, aunque muy cerca de Central Park (caminando 5 min). Está muy bien comunicado a través de las lineas 2 y 3 de metro y la parada 116 está a un par de minutos de la casa. La guest house es un edificio clásico llamado Brownstone reciéntemente rehabilitado, está amueblado de forma sencilla y el interior es complétamente de madera. La habitación en la que estuvimos "Indigo Blue Suite" era enorme, con una cama de 2x2, lavabo doble,dos armario uno muy grande y otro más pequeño y bañera.
El alojamiento con desayuno muy completo (fruta, zumos, bagels con queso, magdalenas recién hechas) aunque se hecho de menos un café o chocolate, la propietaria dijo que no encontraba la cafetera y durante los 8 días no desayunamos nada caliente a no ser los días que nos hacía un vale para desayunar en una cafetería de al lado cuando ella estaba ocupada con otras cosas.

Echamos de menos un trato más cercano por parte de la propietaria que si bien era encantadora e incluso nos cobró menos por la estancia de lo inicialmente acordado, no nos acompañaba durante el desayuno y parecía más ocupada en otras actividades que en antender la casa. También echamos en falta que si limpiara la habitación diáriamente y que nos cambiaran las toallas más a menudo.

Por lo demás el barrio muy bueno con un restaurante cercano encantador, supermercado, cafetería y bien comunicado

  • Se alojó el mayo de 2010, viajó con los amigos
    • 5 de 5 estrellas Relación calidad-precio
    • 5 de 5 estrellas Ubicación
    • 5 de 5 estrellas Calidad del sueño
    • 4 de 5 estrellas Habitaciones
    • 3 de 5 estrellas Limpieza
    • 4 de 5 estrellas Servicio
¿Ha sido útil esta opinión? 2
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
Precio de tu alojamiento

¿Has estado en Indigo Arms Guest House? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Indigo Arms Guest House

Dirección: 181 Lenox Ave, Nueva York, NY 10026
Ubicación: Estados Unidos > estado de Nueva York > Nueva York > Harlem
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º66 de 97 hostales y pensiones en Nueva York
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 89 € - 221 €
Número de habitaciones: 5
También conocido como:
Indigo Arms Guest House Hotel New York City

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

Si es el propietario o director del Indigo Arms Guest House, regístrese ahora para disfrutar de herramientas gratuitas que le permitirán mejorar el perfil de su establecimiento, generar nuevas opiniones y responder a los colaboradores.