Todos los artículos 8 vacaciones en lagos de Europa de una belleza incomparable
Lago de Sainte-Croix, Francia

8 vacaciones en lagos de Europa de una belleza incomparable

Planificar unas vacaciones en Europa no es tarea fácil.

Con tantos destinos increíbles donde elegir, es útil determinar primero el objetivo de tu viaje. Los amantes de la cultura y de la historia se dirigirán sin duda a alguna de las ciudades de más renombre del continente, mientras que los amantes del sol y la playa optarán por una escapada junto al mar, ¿quizás a alguna de las playas premiadas de Tripadvisor?

¿Y si no eres el tipo de persona que se muere por pisar la arena, pero aún así quieres relajarte bajo el sol o darte un chapuzón en el agua? Podrías plantearte unas vacaciones a la orilla de un lago. El ambiente relajante y romántico y las increíbles vistas de la orilla eliminarán tu estrés diario. Pero no te conformes con cualquier cosa.Hemos recopilado ocho espectaculares lagos de Europa en los que encontrarás maravillosas casas vacacionales.

Lago Bled, Eslovenia

Lago Bled en primavera

Eslovenia atesora muchas de las joyas ocultas de Europa y el lago Bled no es una excepción, aunque el secreto de su belleza se conoce desde hace tiempo. La iglesia de cuento de hadas que despunta entre los árboles de la isla de Bled, rodeada de las aguas color topacio, le confiere al lago un aura mágica bajo la capa de nieve invernal. Si deseas conocer mejor el lugar, puedes hacer una excursión de un día al lago Bled y al castillo de Bled con un guía experto. El lago está a tan solo 35 kilómetros del aeropuerto de Liubliana, así que no hay excusa para no pasar una semana en una de las coquetas casas vacacionales del lago Bled.

Lago Ohrid, República de Macedonia (Fyrom)

Vista del lago Ohrid y las montañas de alrededor
Foto: flowermouth, Tripadvisor

Imagínate tomando un café matutino en la terraza de esta impresionante villa junto al lago o terminando la noche con una copa de vino. El lago Ohrid, uno de los lagos más antiguos y profundos de Europa y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, es uno de los lugares de visita preferidos de los habitantes de los dos países que lo rodean, Macedonia y Albania, para pasar unas tranquilas vacaciones. Aunque actualmente recibe visitantes del otro lado de los Balcanes y de más lejos, el lago conserva su encanto y su belleza, y aún puede hallarse paz y tranquilidad en la orilla de sus aguas turquesas. Si deseas conocer más detalles, puedes concertar una ruta privada de un día completo al lago Ohrid, que incluye el lago y varios sitios de interés cultural cercanos.

Lago de Orta, Italia

Vista del lago de Orta
Foto: Marina M

Italia es probablemente el padrino de los destinos lacustres europeos, ya que tiene lagos para todos los presupuestos y según los famosos que quieras ver.¿A alguien le apetece encontrarse a George Clooney?Aunque el lago de Orta está peligrosamente cerca de las corrientes de turistas que descienden al Garda, el Maggiore y el Como, por lo general todavía pasa desapercibido y no tiene nada que envidiar en deleites escénicos y culinarios a sus hermanos mayores y más conocidos. Puedes reservar un guía privado para visitar la localidad de Orta, el lago y la isla de San Giulio a pie y en barco.

Lagos de Plitvice, Croacia

Vista aérea del Parque Nacional de Plitvice, Croacia
Foto: Nauris Pūķis, Unsplash

Cuando Croacia se incorporó a la Unión Europea en 2013, los amantes de este hermoso país comenzaron a temer que el precio de la cerveza croata aumentaría. Sin embargo, gracias a las normas del Parque Nacional, los impresionantes lagos de Plitvice permanecen cuidadosamente protegidos de las estampidas de turistas que desean contemplar sus aguas turquesas y sus impresionantes cascadas, que forman unas vistas verdaderamente únicas. Para explorar el Parque Nacional en profundidad, puedes reservar una visita guiada de un día, que incluye una ruta de senderismo, un crucero y un viaje con buenas vistas en tren. Alquila una casa vacacional en la zona para estar cerca de las rutas de senderismo y del agua.

Loch Awe, Escocia

Vista del Loch Awe desde el hotel
Foto: Ian K, Tripadvisor

Antes de adentrarte en la Europa Continental (tentación en la que es peligrosamente fácil caer) puedes darte una vuelta por las islas británicas y descubrir sus misterios. Loch Awe, en Escocia, con sus colinas de fondo y sus aguas cristalinas, junto a las cuales se alzan diversos castillos y ruinas centenarias, nada tiene que envidiar a los demás candidatos de esta lista. De hecho, puedes incluso alojarte en uno de esos castillos.

Lago de Sainte-Croix, Francia

Vista aérea del lago de Sainte-Croix
Foto: Frédéric A, Tripadvisor

Aunque es un lago artificial (creado gracias a una presa construida para este fin en la década de los 70), Sainte-Croix compensa su falta de orígenes naturales con unas vistas ridículamente placenteras y un agua azul transparente en la que puedes nadar, hacer kayak o ir en hidropedal. Mientras que otros lagos franceses como Annecy reciben un gran número de visitantes durante todo el año, Sainte-Croix te parecerá un santuario secreto en el mes de septiembre.

Lago Hévíz, Hungría

Bañistas flotando en el lago termal de Hévíz
Foto: MarmeleiraResort

A veces las cosas pequeñas solo lo son en apariencia. ¿No crees que las aguas de los lagos europeos sean lo suficientemente cálidas para nadar en ellas? El lago Hévíz te hará cambiar de idea. Este lago termal europeo de apenas 4 hectáreas se considera una «curiosidad geológica» debido a que sus aguas mantienen una temperatura de 38,5 grados centígrados durante todo el año. Alquila un apartamento en el centro de la ciudad y estarás a unos pasos de distancia. Por si esto fuera poco, el lago Hévíz se encuentra a muy poca distancia del lago Balaton, mucho más grande y ligeramente más frío pero igualmente embaucador.

Lago de Constanza, Alemania, Suiza y Austria

Lago de Constanza a principios de primavera
Foto: Un miembro de Tripadvisor China

Sería injusto recopilar una lista de los mejores lagos de Europa sin hacer un guiño a Suiza y Austria, dos países sin litoral que hacen grandes esfuerzos para maximizar el impresionante potencial de sus lagos de agua dulce. Aunque el lago de Constanza se extiende a lo largo de las fronteras de ambos países, el mejor enclave para un alquiler vacacional podría ser Constanza, en Alemania meridional. Es difícil sentarse a orillas del lago y no quedarse impresionado por las vistas, cuyo horizonte lo coronan siempre los Alpes, miremos en la dirección que miremos. Si buscas disfrutar de una actividad familiar inolvidable, visita el acuario Sea Life Konstanz, situado en la orilla del lago. Reserva tus entradas con antelación para evitar colas.


Este artículo se publicó originalmente en el blog de alquileres vacacionales de Tripadvisor.