Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Puntuaciones y opiniones

Travellers' Choice
PUNTUACIONES
Comida
Servicio
Calidad/precio
Atmósfera

Detalles

Tipos de cocina
Mediterránea, Europea, Española, Catalana
Dietas especiales
Opciones vegetarianas, Opciones veganas, Opciones sin gluten
Comidas
Comidas, Cenas, Abierto hasta tarde
Ver todos los detalles
comidas, ventajas
Opiniones (241)
Filtrar opiniones
191 resultados
Puntuación de viajeros
102
70
15
2
2
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaEspañol
Más idiomas
Puntuación de viajeros
102
70
15
2
2
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtroespañol
Actualizando lista...
Opinión escrita hace una semana

El restaurante es muy bonito, ubicado en el encantador pueblo de Palau-Sator. Hemos estado dos veces y las dos veces todo fantástico. La comida es de una calidad excelente, bien presentada, y el trato del personal es exquisito. Además, puedes visitar la pequeña granja que...tienen justo detrás del restaurante. Tienen pocas vacas y gallinas pero a los niños les encanta hacer una visita. Siempre es un acierto comer aquí.Más

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?
Opinión escrita hace 2 semanas

Estuvimos simplemente tomando algo pero quedamos encantados y con ganas de volver a probar sus platos. El sitio es precioso y muy tranquilo. Los camarer@s son super amables y atent@s. Estuvimos con nuestro perrito y nos trataron genial. Muy recomendable.

Fecha de la visita: septiembre de 2020
¿Útil?
Opinión escrita hace 5 semanas

Hemos estado varias veces en Can Saló y siempre hemos tenido un trato excelente . La comida por supuesto inmejorable , aunque no es este el problema que nos ocupa. Cuando llamas a un Restaurante y dejas un mensaje en el contestador , SIEMPRE tienes...que esperar la confirmación, eso lo sabemos todos. No se entiende que una familia se presente con 8 niños ya comidos , esto es una falta de empatía total . Hay un parque, claro que si , para que los niños una vez hayan comido se puedan entretener un ratito más , pero no venir comidos y hacer el loco . Molesta mucho al resto de comensales , todos tenemos niños y nos podemos hacer una idea , pero me parece excesivo hacer lo que hizo esta familia .Siento decir que no pueden tener razón de ninguna manera , por dónde lo mires. Precisamente EL personal de CAN SALÓ son muy profesionales en todo , el Restaurante tiene que priorizar el bien de TODOS los comensales . Esperemos que estas familias no se dediquen a ir por los Restaurantes de esta manera , porque quizás mejor sería quedarnos en casa. Muchas gracias, MartaMás

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?1  
Opinión escrita hace 5 semanas mediante dispositivo móvil

Muy amables, lleagnos sin reserva y nos hicieron un sitio aunque estaba lleno. Servicio rapido y buena comida. Precios asequibles y excelente ambiente. Volveremos

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?1  
Opinión escrita el 15 de agosto de 2020

El jueves pasado fuimos a cenar a este restaurante. Las instalaciones, el servicio, la comida, de gran nivel y recomendable. No obstante fuimos testigos mudos de una situación, no imputable al restaurante que quizá no se tendría que haber admitido por el establecimiento. Por este...motivo me permito "casi repetir" el título de otra opinión. Desconozco todo lo relativo a reservar y demás de CSF_BCN, pero de lo que realmente fumos testigos, pues fue motivo de comentario en nuestra mesa, y seguro en las del alrededor, fue el hecho de soportar que una mesa con 10 comensales (según dice CSF_BCN), que los niños corrieran, se movieran sin control entre las mesas, rompieran copas, gritaran, e incluso lloraran (fruto de sus desavenencias infantiles), con el consiguiente perjudicio y molestia al resto de clientes. Lo más penoso fue y de esto no comenta CSF_BCN, escudándose en los niños, que precisamente quienes los tenían que controlar (padres o acompañantes), eran los primeros en convertir una terraza en la que se debía respirar tranquilidad y "cierto" silencio que permitiera que las mesas puediran tener sus conversaciones, en una terraza de cualquier fiesta popular, pues fueron contínuos los gritos, risas, voceríos, sin tener en cuenta al resto de clientes. Por tanto, si bien todo lo relativo a instalaciones, servicio y trato, y en especial fue correctísimo y de gran nivel, el restaurante no debía haber permitido este comportamiento a CSF_BCN por su comportamiento poco cívico ni social, ya sea haciendo uso de su derecho de admisión y pidiendo, si hubiera sido necesario, la presencia de fuerzas del orden ante este hecho. No se si el importe más reducido de mi cuenta no me daba derecho a quejarme. No hace falta decir que de lo que fuimos testimonios, el relato de CSF_BCN no se ajusta a la realidad. En este aspecto, era una cena para olvidar Ah! y no tengo ninguna relación personal ni profesional con este restaurante!!!!!Más

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?6  
Opinión escrita el 14 de agosto de 2020

No puedo criticar la comida, tampoco la bebida. He ido en innumerables ocasiones a este restaurante del que ayer prácticamente nos echaron. La comida como siempre fantástica, pero el servicio, con la responsable del restaurante a la cabeza, una absoluta pesadilla. Hasta en tres ocasiones...estuve en contacto con ellos para hacer la reserva y avisar de que íbamos con niños, vaya por delante que tienen un parque infantil. Les indiqué, además, que los niños no cenarían, pensamos todos los matrimonios amigos que íbamos que era mejor, para agilizar la cena que los niños cenaran en casa y en el parque del restaurante pudieran tomar un helado. Por si no era posible lo avisé, hubiera entendido perfectamente que me hubieran dicho que si los niños no cenaban no podían ir, pero no me dijeron nada. Mi última llamada fue el 13 de agosto a las 19:30h para avisar que en lugar de 12 comensales, seríamos 10, había fallado un matrimonio y no quería comprometerles un espacio con la que está cayendo en el sector de la restauración, al no contestarme nadie, dejé un mensaje en el contestador. Bueno pues solo llegar, confirmamos la reserva y primera en la frente, mala cara por no haber avisado que en lugar de 12 somos 10, indiqué a la responsable que tenía un mensaje en el contestador y me dijo que se les había estropeado el teléfono. Que digo yo que no es culpa mía, que yo sepa, la dueña de Telefónica no soy. No le di más importancia. Durante la cena, que transcurrió de forma normal, se acercó a nuestra mesa y nos espetó, con muy malas maneras, que los niños estaban molestando a sus clientes. Le recuerdo señora, que nosotros también somos sus clientes, por si se le había olvidado. Reprendimos a nuestros hijos y les indicamos que no salieran del parque, como hicieron durante el resto de la velada. No salieron del parque, y cuando lo hicieron fue para venir a beber agua a la mesa, de uno en uno y caminando de forma normal, tampoco creo yo que eso sea molestar, pero bueno. Finalmente cuando nos dirigimos a pagar, una cuenta de 430€, la responsable nos dijo: "esto que me habéis hecho no me lo volváis a hacer", "no pueden venir los niños y si vienen nos tenéis que avisar y menos si no están sentados en una mesa", "mis clientes se han quejado y he tenido que cambiar mesas de sitio", "ESTO NO SE HACE", todas estas frases en el momento de entregar la cuenta y cuando nos disponíamos a pagar. Con muy malas formas y dejándonos en ridículo delante de todos los clientes que había allí. Mire, si le molestan los niños en su restaurante, no tenga un parque infantil. Si a sus clientes les molestan los niños avise que no tiene la entrada prohibida a menores, es más, el suyo, es un restaurante familiar. Si usted tiene un mal día, que puedo entenderlo, no lo pague con sus clientes, si los niños no pueden ir si no es a cenar, indiquénlo en la llamada de la reserva, porque nuestra intención, no solo no era molestar, sino que era pasar una agradable velada en su casa, en la que nos ha quedado claro que si es con niños, no somos bien recibidos. Por supuesto solicitamos la hoja de reclamaciones, pero.... ella que lo hace todo perfecto, no tenía hojas de reclamaciones, eso sí es sancionable, lo que no es sancionable es tener familia, tener hijos y que éstos vayan con sus padres. Que usted, porque tenga un mal día, desprecie a sus clientes es para que todo el sector de la restauración, aquellos restaurantes que están cerrados y que no pueden sacar sus negocios adelante miren al suyo, lleno hasta la bandera, y vean que usted en lugar de estar agradecida a sus clientes, a la vida, por poder seguir sacando su empresa adelante, se dedique a insultar y despreciar a sus comensales. Desde luego, no volveré, me ha quedado claro que en su casa sobran los clientes, y entre ellos yo. Le deseo mucha suerte en su negocio. Y recuerde que los niños, son niños. Quizá en lugar de un parque podría montar una barra de cockteles, por aquello de ser coherente y no confundir al cliente.Más

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?5  
Opinión escrita el 13 de agosto de 2020 mediante dispositivo móvil

Vengo con la familia desde hace años, y nunca defrauda, el servicio y la comida muy buena y Laia la dueña es muy simpática. Recomiendo el chuletón a la piedra, caracoles, pato asado, carrillera de ternera, magrat de pato, etc. Nunca defrauda.

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?
Opinión escrita el 11 de agosto de 2020 mediante dispositivo móvil

Cocina catalana modernizada con toques contemporáneos. Un enclave perfecto, especialmente las terrazas de la entrada proncipal (hasta un parquecito infantil al fondo). Platos generosos de excelente calidad a un precio más que ajustado. Comer aquí no arruina a nadie. Recomiendo las croquetas de sepia, caracoles...secos, pastel de pescado de roca, entrecot, magret a la brasa, escalibada, ...Más

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?
Opinión escrita el 4 de agosto de 2020 mediante dispositivo móvil

Todo buenísimo. El jamón, las gambas de palamós, las anchoas, el bistec, el entrecot, la lubina etc. Y los postres también espectaculares sobretodo el coulant. Volveremos seguro.

Fecha de la visita: agosto de 2020
¿Útil?
Opinión escrita el 5 de julio de 2020

Típica masia restaurante en medio del Baix Empordà. Pocos platos a elegir pero calidad y precios muy buenos. La atención excelente. Materia prima de la zona. Es un valor seguro. Recomiendo las croquetas de calamar en su tinta.

Fecha de la visita: julio de 2020
¿Útil?
Ver más opiniones
Lo mejor en los alrededores
Los mejores hoteles cercanosVer todos
Hostal Sa Tuna
158 opiniones
A 10,47 km
Hotel Aiguablava
862 opiniones
A 10,47 km
Hotel Eetu
688 opiniones
A 10,23 km
Hostal Sa Rascassa
152 opiniones
A 10,07 km
Los mejores restaurantes cercanosVer todos
Mas Pou
938 opiniones
A 0,07 km
L' Avi Quel
46 opiniones
A 1,16 km
L'Eixida Restaurant Gastronòmic
155 opiniones
A 2,16 km
Restaurant Can Bach
245 opiniones
A 2,27 km
Las mejores atracciones cercanasVer todos
Museu Rural
29 opiniones
A 0,03 km
Peratallada
760 opiniones
A 2,03 km
Museu d'Arqueologia de Catalunya - Ullastret.
138 opiniones
A 3,08 km
Pueblo medieval de Pals
1.636 opiniones
A 3,86 km
Preguntas y respuestas
Haz una pregunta
Maite M
4 de agosto de 2017|
ResponderMostrar 5 respuestas
Respuesta de ivan491 | Ha opinado sobre este establecimiento |
30 euros
1
voto
¿Es este su perfil?
¿Es propietario o gestiona este establecimiento? Reclame su perfil de forma gratuita para responder a las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.
Hágase con el control de su perfil gratuito