Sixt

Tengo que decir que me defraudó totalmente. Hasta la fecha había alquilado vehículos de lowcost y había tenido alguna experiencia no muy satisfactoria. Esta vez escogí Sixt para evitar cualquier tipo de incidente aunque fuese más cara.

No hay ninguna diferencia, bueno sí que pagas más. Tuve que que esperar para coger el vehículo, no pararon hasta que prácticamente me obligaron a contratar el seguro con franquicia y el trato fue de lo más normalito. Ahora me envían dos cargos por dos multas de 39€ cada uno. Ni siquiera esperan a que llegue la multa. Me he quejado por ello y me contestan con un correo en el que me dicen que “lo lamentan” y se acabó.

Sinceramente no hay diferencia y pagas por pagar. No volveré a alquilar en una empresa donde la publicidad dice una cosa y luego hacen otra.