Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Chile enero 2018: te cuento la VERDAD y respondo TODO

Rosario, Argentina
Colaborador de nivel
401 publicaciones
4 opiniones
Guardar tema
Chile enero 2018: te cuento la VERDAD y respondo TODO

Te cuento TODO, lo más importante: precios, qué buses tomar, cómo moverte, qué visitar.

Pasé una semana en Viña del Mar y cuatro días en Santiago (en ambos lugares alquilé departamento para dos personas por Airbnb a muy buen precio). Voy a empezar contando la ruta para llegar de la mejor manera (relación precio/calidad) desde Santiago a Viña.

Primero aclarar que una vez que cruzamos aduana y el control correspondiente, ya en el hall principal del aeropuerto, hay dos alternativas para adquirir pesos chilenos: cuatro cajeros donde podemos sacar con tarjeta de débito (previa autorización de nuestro banco en Argentina, yo lo hice por Home Banking) y sino una casa de cambios, donde -como siempre ocurre- no es muy favorecido el cambio, pero sí una buena alternativa como para cambiar unos 50 dólares (suficientes para los traslados) que son aproximadamente 30.000 pesos chilenos (unos 1000 argentinos). La cuenta que hacía yo mentalmente para ‘llevar’ a pesos argentinos los pesos chilenos, es la siguiente: al precio que veía, le `eliminaba’ la última cifra y a eso lo dividía por tres. Ej: algo de 12.000 chilenos, al ‘restarle’ el último cero, me queda en 1.200, dividido por tres, te da 400 (pesos argentinos). Y así para todo.

Al cruzar la puerta del aeropuerto, nos encontramos con una fila de gente haciendo cola en una parada de buses: esa es la empresa “turbus” (coches de color verde), la que va hacia la famosa “Estación Pajaritos”. Se van a dar cuenta porque es una garita de color verde con un cartel grande que dice “PAJARITOS”. Ahí compran el boleto primero, y hacen la fila donde pasan los buses aproximadamente cada 10 minutos. El boleto sale 1.800 chilenos (recuerden la cuenta...te queda unos 60 pesos argentinos). El viaje a Pajaritos tarda unos 20 minutos. Una vez llegan a esa estación, ahí tienen diferentes ventanillas de varias empresas. Yo saqué y me manejé SIEMPRE con “turbus”. Ahí compran el pasaje a Viña del Mar que cuesta 5.000 chilenos (mentalmente hacen 500 dividido 3) que son unos 170 pesos argentinos. El viaje tarda casi 2 horas, y llegan a la Estación de buses de Viña). Si se alojaron en la típica zona entre la Av. Libertad y la Costa (que está la Av. San Martín), un taxi desde la estación hasta allí les sale no más de 4.000 chilenos.

Clima: En Viña, toda la semana estuvo nublado hasta el mediodía, pero luego sale el sol y se queda hasta las 20:30 hs o más...recién oscurece tipo nueve de la noche. Normalmente hay viento, por lo que se puede tomar sol sin sentirlo; y de noche SIEMPRE refresca. Toda la semana se sentía el frío y tuve que estar con campera. Al mar me metía igual yo, pero porque no tengo problema, pero el agua es realmente fría.

Playa: cualquier lugar de la costa, que vaya desde donde se ve el “castillo” o “torreón” (como yo lo llamaba) está perfecto. La característica es la misma en toda la costa: zona extensa de arena y el mar “picante”. Tiene olas grandes y hay carteles por todos lados de prohibido bañarse, ya que el oleaje es peligroso y te puedes meter, pero apenas a mojarte las piernas. Al lado de Viña del Mar está la zona de Reñaca, que es una pequeña extensión de playa donde hay más movida juvenil, también estuvo bastante tranquilo, pero lo bueno de Reñaca es que al caer el sol, en la zona 5 (la más movida) se arman los affter-beach de 21 a 23 hs en los bares de la zona. Está a 15 minutos de Viña y hay varios buses que te llevan.

Traslados: casi todo en Viña lo hicimos en buses. Por la Av. Libertad pasan la mayoría (casi todos) de buses hacia los diferentes destinos principales, de un lado los que van a Reñaca y del otro lado los que se dirigen a Valparaíso. Tienen carteles y los mismos choferes paran y preguntan hacia dónde se dirigen. Se paga en efectivo y el precio es de 480 chilenos de día y 500 de noche. A la vuelta te dejan por el mismo lugar: la Av. Libertad.

Sólamente tomè un Uber a la vuelta, para ir a la estación nuevamente, y me cobró compartido 2000 chilenos.

Compras: en Viña siempre fui al Mall Marina (está agarrando la Av. Libertada hacia la 14 Nte, en dirección a Reñaca, por decir, ahí lo vas a ver). Los precios en general fueron muy similares al Mall Costanera Center de Santiago. La premisa y realidad es una sóla: hay que buscar, caminar, buscar….revisar….etc. No hay secretos. Los precios son más baratos en la mayoría de los productos (en comparación con Argentina). Diría que un promedio de 30% más económico. La diferencia más grande está en los Led y Smarts, diría que a mitad de precio en relación a nuestro país. Es cuestión de caminar. Las tiendas principales como ya nombraron son las de Ripley, Falabella y París. Es cuestión de “pasear” y ver.

Salidas nocturnas: En Viña hay variedad. Salir a comer afuera, en materia precios es igual o hasta un poco más caro que Argentina. Promedio por pareja, 900 pesos argentinos en un restaurante. Los locales gastrnómicos están por la Av. San Martín (la costa) yendo hacia el Casino. Dentro de éste, hay una discoteca para jóvenes. También por el centro hay varios bares y pubs. Nosotros fuimos a varios. Tragos promedios 4.500 chilenos (150 argentinos).

La otra “movida”, es ir hacia Reñaca que allí hay varias discos. El tema es la vuelta, conviene tomar un taxi ya que la costa en ese lugar de noche, no es recomendable caminar. Un taxi nos cobró hasta Viña 5.000 chilenos y nos llevó a 5 personas.

Valparaíso: tomamos uno de los buses (no recuerdo cual pero hay varios) en la Av. Libertad, y tardó media hora o menos. Está cerca de Viña. Nos bajamos cerca de la Plaza Sotomayor y de ahí caminamos hasta subir al Cerro Concepción. Todo fuimos preguntando a gente y policía que estaba por ahí. Valparaíso es pintoresca y con Cerros con caminos increíbles. Recomiendo el paseo Gervasoni. Todo lo hicimos caminando. Ahí estuve todo el día y antes del anochecer volvimos en colectivo a Viña. No vimos nada de inseguridad como dicen, pero siempre fuimos precavidos (no usamos cámaras ni celulares a la vista).

Luego de una semana en Viña, fuimos para Santiago (otra vez por “turbus”, como a la ida), pero esta vez en vez de ir a “Pajaritos” fuimos a la estación “Alameda”. El bus cuesta lo mismo. En Alameda, salimos y ahí en la puerta tenía una boca del metro, donde cada pasaje cuesta 740 chilenos. Se compra en cualquier ‘boca’ del Metro la tarjeta “Bip” y le ponés la carga que quieras (como los subtes en Bs. As). Yo alquilé un depto chico a una cuadra del Costanera Center (zona providencia; para de buses “Tobalaba”).

En Santiago ya cambió el clima: mucho calor y de día era casi imposible caminar. Y a la noche NO hacía frío.

En materia compras...si bien no compré mucho, qué decir. El Costanera es gigante, hay 5 pisos de negocios. Igual que en Viña...hay que caminar y buscar. Hay una tarjeta de descuentos apenas entras que le dan a los extranjeros, pero no la usé nunca. No sirve mucho ya que los negocios luego tienen sus ofertas. Ahí un día aproveché y fuimos al Cerro San Cristóbal (dato importante: hay una pileta gigante, así que ir con ropa de verano) donde pagas entrada y aprovechas el día. Otro día hice la parte más bohemia, que es Bella Vista...bares y discos, y está “La Chascona” (casa de Neruda).

Otro día fuimos para el centro y plaza principal de Santiago, donde también hice Plaza Italia (allí para los que nos gusta la música hay una galería grande exclusiva de negocios de instrumentos musicales) donde también todo está a mitad de precio en relación a Argentina. Y otro día aprovechamos a ir a la zona de Patronato (sería la zona de venta de ropa y artículos de imitaciones) con cosas truchas, pero otras no tanto y buenos precios. Por ejemplo ahí una valija mediana, de buena calidad a 300 pesos argentinos.

Otra cosa que me impresionó en compras, fue el Mall Paseo Arauco. Imponente y con más barullo y movimiento que el Costanera. Muchos negocios de jeans y calzados a buenos precios, pero con mucho movimiento de gente. Demasiado diría yo. Y a los alrededores mucha venta ilegal en las calles.

Para comer de noche, en la zona que estaba yo a unas cuadras esta la Av. Isidoro Goyenecha, según quienes viven ahí es zona media exclusiva de buenos restaurantes. Fui una sola vez a comer y gastamos entre dos 800 pesos argentinos.

Aclaro que siempre me moví en subte (metro) allí. La Línea 1 (color roja) nos debaja en casi todos los lugares. Vean un mapa y se van a dar cuenta lo que les digo.

A la vuelta, para ir al aeropuerto desde donde nosotros estábamos, y como salíamos a las 6 de la mañana del departamento, contratamos por la web de “TransVip”, y todo perfecto. No nos costó mucho -yo pensé iba a ser más- incluso nos cobraron menos que lo que había pautado por la web. Unos 14.000 chilenos para dos personas. Tardó unos 45 minutos, buscando otros pasajeros en el auto.

Otros datos y curiosidades:

Los chilenos no dicen “sí” o “gracias”. Lo que más vas a escuchar es el chascarrillo “iá...iá”.

No dicen “che”, sino “pó”. Tampoco el “boludo” argentino, sino “uewón”. Y al atender el teléfono no dicen “hola”, sino “aló”.

Los autos van muy rápido (tanto en Viña como en Santiago), pero respetan al peatón cuando tenés el verde para cruzar; en las esquinas te dan el paso. Que no se te ocurra cruzar cuando no lo tienes que hacer porque te llevan puesto, jejeje.

Los locales de comida siempre te SUGIEREN de propina el 10 % (incluso la mayoría ya lo pone en tu cuenta) pero está en vos pagar eso o dejar lo que quieras.

En las calles de Santiago es tan alto el calor, que te vas a cansar de los vendedores ambulantes de botellas de agua mineral “a 500 la botellita”.

Los helados son caros jejejeje. Un cono de un sólo gusto y una bocha, cerca de 100 pesos argentinos.

Vi carteles de “alquiler de autos” a 1000 pesos argentinos por día (de ahí para arriba).

Para subir a la punta del costanera center a observar la ciudad, cobran unos 500 pesos argentinos.

Comprar en los supermercados (tanto en Viña como en Santiago) es realmente conveniente. Y cuesta como aquí o algunas cosas más baratas.

Lo que más me llamó la atención en ambos lugares, es la cantidad de autos lujosos y de alta gama. La mayoría son autos y camionetas impresionantes. No se ven Fiats ni Renault. Mucho marca Kía, Toyota, BMW, Audi...los taxis son Hyundai. Observé 3 Ferraris….4 Camaros, 2 Lamborghini. No se a qué se dedican!!!!

Una semana en Viña, en un depto a la vuelta de la playa, para dos personas, lo conseguí por Airbnb a 3.000 pesos argentinos en total.

Si tienen dudas, pregunten que hay más por saber. Espero les sirva la información.

2 respuestas a este tema
Buenos Aires...
Colaborador de nivel
170 publicaciones
38 opiniones
Guardar respuesta
1. Re: Chile enero 2018: te cuento la VERDAD y respondo TODO

Leonardo , te agradezco el relato de tu viaje , a nosotros los usuarios de Trip en algún momento nos va a venir bien , gracias .

Rosario, Argentina
Colaborador de nivel
401 publicaciones
4 opiniones
Guardar respuesta
2. Re: Chile enero 2018: te cuento la VERDAD y respondo TODO

De nada y me alegro sirva!

Respuesta para: Chile enero 2018: te cuento la VERDAD y respondo TODO
Recibe un aviso por e-mail cuando se publique una respuesta