Mi experiencia personal: ALQUILAR AUTO en Italia

Les quería compartir mi experiencia personal alquilando auto en Italia, como para que sirva de referencia a quienes tengan pensado hacerlo:

- Donde: Aeropuerto Fiumicino (retiro y devolución)

- Empresa: SIXT

- Duración: 16 días

- Tipo de vehículo: SUV, diesel y automático (era lo que había al momento de retirar, no lo que reservé)

- Proceso de Retiro: desde la T3 se llega al estacionamiento que está enfrente mediante un puente peatonal, bien señalizado. Habia un mostrador con tres empleadas que no daban abasto y demoraban bastante. Cuando me tocó a mí, revisaron mi reserva y me ofrecieron sin cargo un upgrade porque el vehículo que yo había elegido no estaba disponible. Me tocó una SUV con caja automática y diesel. Era eso o retirar un auto más pequeño sin compensación. El proceso de toma de datos es lento y en total demoró unos 20 minutos. Acostumbrado a USA en que todo es expeditivo, me pareció una eternidad. Me preguntó a qué zona de Italia iba ir, cuando le dije que al sur, me explicó que no podía ofrecer "seguro sin franquicia" pues el indice de siniestralidad en esa zona es tan alto que no se ofrece. Tomé uno de franquicia 500 EUR por un total de 300 euros en total. El proceso de entrega del auto fue algo desprolijo, quizás porque llegué en hora de almuerzo, y me dijeron simplemente "andá al quinto piso y buscalo". Jamás me pidieron licencia internacional (la saqué en vano)

- Generalidades: el auto diesel tenía muy buena autonomía y el gasoil en Italia es unos 20 ctvs más barato que la nafta/gasolina convencional. Manejé 2400 km en total y el consumo fue de 18 km/lt. El problema de la SUV fue que hay lugares en donde o bien no dobla en las esquinas (Polignano a Mare) o directamente no pasa (Ostuni). Tener ese punto en cuenta si se piensa manejar por pueblos pequeños

- Combustible: en autopistas los precios de los combustibles son uno 10/15 centavos más caros que en las carreteras comunes. Adicionalmente Italia tiene la opción de hacer autoservicio o carga asistida. El autoservicio es 10 centavos más barato. El precio más barato del Diesel que hallé fue 1,40 euro el litro en una estación de servicio en Puglia en el medio de una carretera sin tránsito. En muchas estaciones pequeñas solo se puede pagar efectivo y a una máquina pues no hay personal que te asista.

- Peaje: solamente en las autopistas troncales, las que tienen carteles verde. De Roma a Salerno vale 17 euros y a veces se puede pagar con tarjeta.

- Radares: Italia está plagada de radares de velocidad! Están en todos lados. Lo curioso es que el GPS me marcaba una velocidad y de repente aparecía un cartel que bajaba esa velocidad en 40 km y enseguida una cámara. Las aplicaciones como Waze o Maps NO tienen todos los radares mapeados, ojo! Corolario: seguro me comí una multa... es muy dificil

- Estacionamiento: no fue tan complicado hallar. Hay mucho estacionamiento en la calle pago y gratis. Lo que está marcado de azul es pago (la tarifa fluctúa entre 0.50 y 2.00 euros la hora según el pueblo) y lo que está en blanco es gratis. Amarillo, solo para residentes.

- Policía: prácticamente no vi ningún policía de tránsito en toda la recorrida, quizás porque hay cámaras en todos lados. Créanme. Hasta en las rutas más recónditas del sur de Italia hay...

- ZTL: iba preparado y no ingresé en ninguna. De todos modos vi carteles informando con antelación y soluciones para evitarla

- Cartelería: hasta en las carreteras terciarias del sur de Italia la cartelería en ruta es buena. Uno llega a una intersección y en todas, sí en todas, hay carteles marcando destinos y distancias

- Estilo de manejo: el italiano es bastante caótico al manejar, nada que me asombre, pero respetan si o si la prioridad en rotondas (rotativas en italiano) y la senda peatonal. Esas dos, son sagradas. Si uno va pasando autos en la autopista por el carril rápido, debe dejar siempre prendida la luz titilante de giro (el guiño amarillo).

- Estado carreteras: autopistas impecables, caminos secundarios de muy bien a pasable. Nunca vi baches en ninguna ruta, desgaste y parches sí, pero cráteres no.

- Proceso de devolución: no fue complicado retornar el auto, pero al llegar a la playa de devolución, me dijeron que dejara el auto y me fuera. Nadie revisa contigo el estado del auto. A las dos horas me enviaron por mail un resumen y estaba todo correcto.

En lines generales este fue una sinopsis de lo que fue manejar en Italia. Como sugerencia puedo dejar que los autos grandes tienen mayores dificultades para estacionar y sobre todo para maniobrar o pasar por las calles estrechas de los pueblos pequeños. Pero, para el tipo de viaje que yo hice fue más que satisfactorio.

Espero haber ayudado, cualquier cosa, me consultan. Saludos