Guardar tema
Cuidado con La Farola en Santa Apolonia

Nada más bajar del tren uno tiene la tentación de satisfacer el apetito. Otras veces no queda más remedio que hacer un poco de tiempo y comer algo en el lugar más a mano junto a la estación. Pues bien, si váis a Lisboa y llegáis a Santa Apolonia huir de las tentaciones como el venerado San Antonio. El restaurante La Farola (no confundir con el de Calcihas) te espera con un mondadientes pata ensartarte a ti y a tu billetera. La cuwnta es un papelucho escrito a mano donde el total suma un 10 por ciento más que la suma de lo consumido. Por si cuela. Si te tomas la molestia de sumar y reclamas, hay explicación: el servicio. Un servicio que se suma a los 6 euros que te crujen por el cubierto y al euro y pico por el pan. Se nota que no queda lejos la feira da ladra. Por lo demás Lisboa y su gente son una delicia, exceptuando al de la ventanilla de billetes de la estación. Pero, ojo. La veda del turista aviva la picaresca.