Chandigarh

Es una ciudad extensa con construcciones bajas en general y red de calles muy ordenada, debido a que la ciudad es nueva, diseñada como centro administrartivo a mediados del siglo XX.

La gente es muy amable y cordial, hablan muy mal inglés (cuando lo hablan), pero entienden bastante y tratan de explicar al visitante de la mejor manera posible.

Lugares para visitar: el centro administrativo (algo difícil; hay 3 visitas al día, se requiere pasaporte y los grupos se completan rápido), el lago Sukhna, el jardín de rocas y el de rosas. Hay un museo y un mercado de granos. Cercano que da el monumento War Memorial de Chapparchiri, en honor a los Sikh y el templo Nada Sahib, de los Sikh, que valen la pena visitar.

Comercio: el mall es muy bueno y completo con muchas tiendas de ropa étnica de buen nivel, cines y hoteles de gran calidad.

Muchísimo comertcio callejero, pocos mendigos y aparentemente, mucha seguridad.

Siempre se sugiere que el turista no consuma verduras crudas, ni agua no embotellada.

El sistema de locomoción preferido para el visitante es el taxi, ya que todo queda lejos.