Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

viaje a israel 04 de octubre a 11 de octubre de 2009

leon
2 publicaciones
Guardar tema
viaje a israel 04 de octubre a 11 de octubre de 2009

VIAJE DE TIERRA SANTA (04 de octubre 2009-11 de octubre 2009)

PRIMER DIA (DOMINGO)

Viaje Madrid- TEL AVIV Salida de Madrid a las 10.05h con llegada a TEL AVIV a las 15.30H aproximadamente, Viajábamos con la compañía IBERIA ningún problema para embarcar las maletas ni si quiera con los pasaportes, en el avión nos dan de comer y especifican en la comida que no tiene cerdo. Llegada al aeropuerto, un poco desorientados, pero con ganas de conocer el país, después de 15 minutos la persona encargada de recogernos aparece, no habla demasiado español, pero nos hacen llegar al hotel correspondiente en Israel (HOTEL DEBORAH) un hotel antiguo, pero muy bien situado, en una calle paralela al paseo de la playa de TEL AVIV por el interior, la chica de recepción habla inglés, nos hace el ingreso en el hotel e incluso nos entrega un plano de la ciudad de TEL AVIV con la situación del hotel, nos comenta los horarios del desayuno (7h a 9.30h) y el horario de la cena ( a las 19h única hora), las habitaciones están bien, a nosotros nos toco la 704, el baño antiguo, pero todo bastante correcto.

Depositamos las cosas en la habitación del hotel, nos disponemos a salir para cambiar dinero, nos damos cuenta que es domingo así que suponemos que todo está cerrado, pero nos equivocamos, a las 17.30h es de noche, la hora en estos días de octubre es igual que en España, llegamos a un lugar de cambio (CHANGE), así que descubrimos que 1 euro = 5.40 shekel no en todos los sitios el cambio es al mismo importe, compañeros de nuestro tour nos comentaron que en el hotel es el peor sitio donde puedes cambiar tu dinero, ellos hicieron un cambio que salió 1 euro = 4,80 shekel. A continuación nos dirigimos a darnos un paseo por la ciudad antes de cenar, cerca del hotel puedes comprar agua, que lo recomiendo hacer en un supermercado ya que a nosotros una botella de un litro y medio nos costó 4 shekel pero al día siguiente descubrimos que una botella de medio litro en cualquier lugar de turismo donde nos llevaba el guía costaba 10 shekel, una pequeña diferencia que podéis apreciar. Descubrimos que podíamos comprarnos 100 gramos de pipas por 4 shekel, que podíamos tomarnos en una terraza de cualquier bar una coca cola (que es de mayor tamaño que en España) más una cerveza por solo 27 shekel, me pareció que no estaba nada mal. A continuación nos dirigimos al hotel, eran las siete hora de cenar, la chica del buffet hablaba español, así que estupendo, nos ofreció el chef una berenjenas rellenas de carne picada que estaban buenísimas, también nos ofreció unos pimientos asados verdes, previo advertirnos que estaban muy picantes, mi novio pensó que era broma, aún está acordándose lo que pican los dichosos pimientos, fue muy divertido… por lo menos para mí.

Salimos del hotel una hora después para emprender nuestro recorrido por el paseo de la playa de TEL AVIV, en el entorno del hotel podías apreciar la famosa “ciudad blanca” que es patrimonio de la humanidad desde el 2003, son casas pequeñas de solo tres pisos, la construcción muy del mediterráneo con los aparatos del aire acondicionado fuera de las ventanas, pudimos apreciar un cartel que alquilaba este tipo de casas en término de “ alquiler a largo plazo” el importe por mes era de tres mil, la verdad es que nos asustó tanto la cifra que no puedo deciros si eran shekel o euros. Nos adentramos en el paseo de la playa, decir enorme es poco, tiene aproximadamente de un extremo a otro unos 4 kilómetros, todo el mundo paseaba a esa hora; haciendo deporte, paseando al perro (en Israel son de tamaño grande , hay poco perro pequeño), e incluso la gente haciendo barbacoas en las partes ajardinadas del paseo, entre lo anecdótico destacado un gato enorme que vinos de color blanco y negro, con unos chicos que estaban haciendo una barbacoa, no he visto nada igual jamás, al final del paseo puedes encontrarte JAFFA, realmente otra población distinta que TEL AVIV, pero que como están tan pegadas ya constituyen una sola, en esta población puedes encontrar varias cosas: el monasterio de SAN PEDRO, el puente de los deseos ( de madera), una construcción que debía estar reconstruida en la que encontramos unos maniquís vestidos de bailarinas con tules de color blanco y como huéspedes del recinto unos inmensos murciélagos que hacían un ruido ensordecedor, en la misma zona puedes encontrar un gran balcón que tiene una vista impresionante de TEL AVIV, un sitio magnífico para hacerse unas fotos, reconozco que me ha encantado la ciudad de TEL AVIV, porque tiene una arquitectura moderna impresionante, los hoteles sus diseños son súper modernos, grandes cristaleras, grandes edificios suspendidos en unas plataformas llenas de originalidad, realmente una ciudad moderna muy cuidada. Reconozco que después del viaje y el paseo estábamos súper cansados, así que de vuelta al hotel nos cogimos un taxi, a se me olvidaba en la misma zona de JAFFA puedes encontrar la famosa TORRE DEL RELOJ, donde la historia cuenta que fue el origen de la fundación de la ciudad, es el sitio donde una familia de pastores se instaló, hace muchos años. Bueno pues la cuestión es que nos cogimos para regresar al hotel estábamos súper cansados más unos que otros allí no hay ningún trato que hacer con el taxista para el importe tiene su taxímetro y te cobra según su resultado, no es demasiado caro, porque nuestra vuelta a hotel que estaba casi al otro lado del paseo de la playa fueron aproximadamente 28 shekel. A continuación a dormir, recordar que allí amanece a las 5.30h de la mañana, toda la luz del día entra por tu ventana del hotel si no tienes la cortina bien colocada, la vida de la ciudad ya está en pie a esas horas, si miras por la ventana, la gente se mueve como si fueran las 10 de la mañana sorprende, dicen que ese horario está hecho para la agricultura y la ganadería porque madrugan para su ganado.

SEGUNDO DIA (LUNES)

Según el TOUR de MUNDICOLOR nosotros teníamos libre ese día para visitar TEL AVIV, pero decidimos que preferíamos la excursión optativa que va a parte del viaje a cambio de 115 euros cada uno que nos permitía ir a MASSADA Y EL MAR MUERTO, creo que la excursión merece la pena, además que el precio me pareció bien calculando los kilómetros que hicimos en el trayecto, más las entradas a los lugares, el funicular, el mar muerto.

Supongo que en esto habrá opiniones para todos los gustos siempre respetables, pero a veces además del dinero importa la comodidad, también ha de saber todo turista que aparte de la excursión siempre te van a llevar a algún lugar para poder hacer un poquito de negocio, a nosotros nos llevaron a un kibutz ( como cooperativas agrícolas en nuestro país) que se dedicaba a la ejecución de cremas con los minerales que sacaban del mar muerto, después de una exposición rápida de dos minutos, nos explicaron las ofertas que tenían para las cremas, he de reconocer que todo el mundo habla maravillas de estas cremas, yo que no soy muy dada a usarlas pero alguna me llevé y los recomiendo . Si se te olvida comprar algo no te preocupes, porque en JERUSALÉM hay tiendas especializadas en productos del mar muerto y los precios tampoco son tan diferentes.

Poco después nos llevaron hasta la fortaleza de MASSADA, la verdad es que llevábamos un guía llamado JACOBO que a parte de ser un temerario conduciendo nos acompañaba también un compañero de agencia de TEL AVIV llamado David, que de vuelta del viaje al mar muerto se quito los zapatos en el pequeño autocar y nos deleito con sus pies desnudos de regreso a TEL AVIV, pero bueno es una anécdota más para contar, para entrar en MASSADA hay que subir en un funicular, por si alguien tiene miedo a las alturas, para que tenga esa información el trayecto es muy corto hasta la fortaleza, no dura más de dos minutos si llega, como os decía antes nuestro guía Jacobo sabía mucho de la fortaleza, ya que nos comento que había estado en las excavaciones de esta ciudad-fortaleza y le encantaba poder enseñárnosla, nos contó la historia: que los romanos habían hecho una rampa para conquistar MASSADA, después subieron por la rampa con una cabeza de león de acero o bronce no estoy muy segura, consiguieron romper la muralla. Toda esta fortaleza la mandó construir Herodes había palacios , almacenes de comida creo que hasta 15, la primera sinagoga que de Israel esta se construyó en este lugar porque Herodes no dejaba salir a la gente de MASSADA por miedo a que no volvieran, también tenía unos sistemas de recogida de agua de lluvia impresionantes muy inteligentes, una gran cisterna donde almacenar el agua, comentan que en la época de herodes, allí se cultivaba de todo, flores, todo tipo de verduras, había muchos animales y la gente vivía de ello, herodes construyo MASSADA para proteger a su familia. Cuenta la historia que cuando los romanos estaban a punto de romper la muralla con su cabeza de león, los habitantes de MASSADA más de 900 personas, decidieron que no querían ser prisioneros de los romanos así que decidieron hacer un suicidio colectivo, de esta manera cuando llegaron los romanos se encontraron que el pueblo de MASSADA estaba vacío todos estaban muertos, solamente una anciana y dos chicos hermanos sobrevivieron para contar la historia. Aquí en esta fortaleza no debéis olvidar llevar un sombrero y agua, aunque allí tienen un depósito con tres grifos para poder beber pero os puedo asegurar que el sol, calienta de lo lindo. Volvimos a descender por el funicular, comimos en la cafetería del museo de MASSADA (pequeño) os comentaré que un Kebap nos costó 30 shekel para que os podáis hacer una idea del precio. Solo hacer un comentario que me viene a la memoria los israelitas son poco puntuales, lo comento porque los guías cuando quedaban con nosotros siempre ponían un margen de 15 minutos así que tomarlo con calma, pero también dependerá del guía que llevéis en el tour. A continuación tocaba darse el baño en el mar muerto, tener en cuenta que para viajar a Israel recomiendo llevar una pequeña toalla, bañador , gorro, chanclas de baño, seguro que más adelante también las utilizaremos seguro, bueno pues nos dirigimos al mar muerto, hay unos recintos que tienen cafetería, vestuario, duchas, sombrillas, sillas para sentarse. Nos pusimos el bañador y a las aguas del muerto, decir que flotas en el agua por su gran salinidad, pero tener cuidado con las heridas que podáis tener porque escuecen que no veas, yo que vosotros no me metería con ellas. También en la orilla hay un lugar donde puedes embadurnarte de barro es sanísimo para la piel y hay una infinidad de gente por el tema de la soriasis. La verdad es que lo pasamos genial, la sensación es estupenda sinceramente, y sales como muy limpio de la piel, aunque el agua esta un poco revuelta el suelo del mar muerto es arcilloso.

Nos volvimos hacía TEL AVIV, pudimos dar un paseo por la ciudad antes de cenar a las 19h, como estábamos más cansados que el día anterior nos fuimos hacía la parte derecha del paseo de la playa, allí encontramos menos espacio para andar pero sinceramente tampoco nos apetecía demasiado andar, estuvimos mirando los hoteles sus construcciones, que sigo diciendo que son impresionantes, bueno pues decidimos que nos tomábamos algo en una terracita puesta en la terraza misma, con las sillas en la playa con velitas, y sombrillas la cuestión es que nos cobraron por una limonada más una cerveza, fueron 30 shekel y a dormir como angelitos.

TERCER DIA (MARTES)

Nos levantamos para desayunar nuestro último día en la ciudad de TEL AVIV una ciudad moderna llena de encanto, nos recogerían de 8.15h a 8.30h esta vez equipaje en mano porque ya nuestra próxima noche no sería en TEL AVIV sino que en un kibutz de GALILEA, en la entrada del hotel nos recogió nuestro compañero de viaje durante el resto de nuestro Tour por Israel; guía, conductor y amigo para todo el viaje, el señor ARIEL nombre curioso donde los haya, señor con 38 años de experiencia en su puesto, conductor prudente, no demasiado conversador, pero si sabedor de todos aquellos encantos que puede tener el pueblo de Israel seguro de lo que platicaba, seguro de donde iba, responsable de la gente que llevaba a su cargo, y nunca interfiriendo en la cultura o la religión de sus acompañantes, un gran guía sin duda.

Lo primero que hicimos fue dar una vuelta por TEL AVIV en el autocar pequeño que llevábamos, comentaros que un compañero de viaje pepe, que se había quedado el día anterior en TEL AVIV para conocerla nos comentó que había en TEL AVIV un museo de Israel en el que se podía encontrar una gran exposición de pintura,( para quien le pueda interesar), siguiendo con el trayecto nos llevó ARIEL a Jaffa, donde ya os había comentado que estaba la torre del reloj, la gran vista desde su balcón de TEL AVIV , a continuación nos dirigimos a CESAREA, en ella encontramos un gran teatro romano, fortaleza de los cruzados también todo ello a orillas del mar mediterráneo bastante restaurado, con unas vistas al mar impresionantes, en el mismo lugar un acueducto pequeño , poco conservado, también a ver unas pequeñas ruinas y una inmensa estatua de la época de los romanos de alabastro, la verdad es que impresionaba. Más tarde nos dirigimos a Haifa para ver el monasterio carmelita de Stella de los cruzados, una visita panorámica de Haifa y sus jardines del monte Carmelo recuerdo que estuvimos unos minutos dentro de los jardines me dejaron de piedra con su belleza, estos pertenecen a una religión que a sus miembros los llaman los Baháis su vida se basa en la pureza, en el amor, respetan todas las religiones y repudian la crueldad. Ese día comimos en un bar de carretera, era buffet podías coger un plato de ensalada, un segundo plato, bebida, no había postre pagamos en total mi novio y yo 128 shekel. A continuación nos llevó hasta San Juan de Acre, ciudad de los cruzados llena de calles estrechas, con muralla a los alrededores, anécdota estuvimos buscando sitio para aparcar que si línea roja-blanca, en la zona azul tampoco aparcamos porque no funcionaba la máquina para meter el dinero al final no aparcamos en esa línea pero si entramos por dirección prohibida para encontrar aparcamiento que la multa nos caía igual, no me gusto mucho la ciudad he de reconocerlo porque estaba sucia y olía mal, pero la época de los cruzados en esa ciudad se pueda apreciar súper bien, lo más bueno el zumo de granada que nos hicieron en el momento en un puesto ambulante, probarlo no lo perdáis , nos costó el vaso sobre 10 shekel.

Ya terminadas las visitas nos llevó el guía a nuestro hotel para dormir eran las 18h había anochecido totalmente, el kibutz estaba apartado de toda población reconozco que iba un poco reacia en un principio, pero una vez allí nos dieron las habitaciones la número 43 en un sobrecito que no podías perder, las habitaciones eran como casitas, todas juntas con una especie de patio andaluz en el interior, la verdad es que el sitio parecía muy chulo, lleno de gente porque estaban celebrando la fiesta de la comida al aire libre de los orígenes de Israel tenían puesto carpas de tela fuera del restaurante, teníamos la cena a las 18.30h pero ARIEL le dijo a la chica de recepción que era muy pronto la conseguimos retrasar para las 19.30h llegamos a la habitación, muy moderna nos toco en el piso de arriba, con terracita , un baño moderno, cafetera para calentar agua que te permitía tomar café, té , ahora hay que tener en cuenta que una vez estás en ese lugar no te puedes mover más que por él, tiene muchas actividades masajes, piscina, para jugar al tenis, infinidad de cosas, la cena estupenda lo reconozco porque había una variedad impresionante de verduras, carnes, pescados , los postres muy variados, el pan incluso lo hacían ellos mismos y todos los productos eran del kibutz. Pensábamos darnos un paseo después de la cena, pero lo tuvimos que retrasar un poco debido a una tormenta que cayo durante media hora que era impresionante, estábamos bastante cerca de la frontera con Líbano así que pasaban bastantes aviones por el sitio, también en MASSADA pasaron algunos cazas mientras que estuvimos viendo la fortaleza, impresiona su sonido y asustan un poco si no estas acostumbrados a ellos.

También ahora recuerdo que cuando estábamos el día anterior esperando en las afueras de la cafetería de MASSADA para que nos recogieran para el mar muerto, habían un señor hablando por teléfono, que a pesar de llevar poca identificación como personal de seguridad si llevaba un revolver en el pantalón por la parte de atrás como en las películas, eso sorprende.

Bueno pues éste día acabo con paseo después de la tormenta y a la cama a descansar.

CUARTO DIA (MIERCOLES)

Nos levantamos con un día estupendo, a las 8:30h habíamos quedado con ARIEL el guía a las afueras del kibutz desayunamos como señores.

Salimos hasta el monte de las bienaventuranzas, allí me dejó ARIEL un texto para que recordara en alto las bienaventuranzas, la iglesia con un paseo para entrar muy chulo lleno de flores extrañas, e incluso cuando salimos una señora estaba intentando mirar un arbusto o una flor extraña para llevarse. Dentro de la iglesia era sencilla, nuestra primera visita a un lugar histórico de Israel ya empezábamos a emocionarnos que le vamos a hacer, allí hice mi primera compra de recuerdos de Israel, podías pagar en euros, dólares o shekel, yo pagué por un crucifico 3 euros, creo que estaba bastante bien, después en el bazar de Jerusalén puedes regatear e incluso te los venden por docenas, pero cuidado con la calidad, porque a mi me gustaron más los que compré aquí.

A continuación ARIEL nos llevó hasta TABGHA al lado del lago, la verdad es que es el lugar de la multiplicación de los panes y los peces, la visita fue rápida un sitio bonito, después a CAFARNAUM.

Ese día nos llevó el guía a comer pescado cerca del mar de galilea, yo personalmente comí pollo en una especie de pincho moruno que esta muy bueno hecho a la brasa, la pequeña hoguerita que estaba haciendo el señor del restaurante cuando entramos daba la impresión de nos dejaría el olor en la ropa, el señor hablaba algo español por su madre, reconozco que el pescado tenía buena pinta, una especie de piraña gigante en el plato, mis compañeros expresaron que estaba muy bueno y era pescado blanco, tenía primero buffet de ensaladas que podías comer lo que quisieras, vino, agua, coca cola, de postre dátiles, más el café, comentar que mi novio comió pescado (también pusieron la salsa de garbanzo) , yo pollo, vino blanco, agua, dátiles más café, fueron en total 194 shekel. Cuando me marché del bar, que tuve que volver porque se me habían olvidado, le pedí al señor dos botellas pequeñas de agua vacías preparadas para el día siguiente coger agua en el río jordán.

Por la tarde nos llevó a NAZARET, sinceramente me la hubiera imaginado de otra manera, menos moderna, sin embargo fue todo lo contrario, nada más llegar ARIEL nos llevó a una tienda donde aparcó delante por si queríamos comprar algo de temas litúrgicos, después pudimos descubrir que era bastante cara pero bueno se aprende con la experiencia.

Nos llevó a la iglesia de la Anunciación tiene una entrada preciosa la verdad a mi me justo un montón, nos recorrimos un poco NAZARET por sus calles, subimos una cuesta con escaleras, nos comentó el guía que como podíamos ver la gente vivía en casas pobres, pero que sin embargo en la entrada de la vivienda tenía coches nuevos que llamaba la atención, también estuvimos en el taller de José.

Ya casi de noche nos llevó el guía hasta el kibutz de Galilea esa noche no nos tocó tormenta pero había que tener cuidado con los mosquitos estaban que mordían, cenamos tranquilamente con la gran variedad que correspondía al sitio, la chica tardó en encontrar mesa para nosotros, nos puso en otro comedor, María y Arminio (compañeros de TOUR) ya estaban cenando, ARIEL no nos encontró al final para cenar, después salimos a dar un paseo, a las afueras del kibutz descubrimos que había otro bar muy chulo , nos colamos, descubrimos que había mucha gente dispuesta a cenar o celebrando un fiesta, nos volvimos sin tomar nada allí, comentamos que el kibutz por el día seria súper chulo e incluso comenté que había un pequeño zoológico, dejamos a pepe en su habitación y estuvimos dando un pequeño paseo por la parte de abajo del kibutz, donde podías encontrar una sinagoga, una pequeña cascada, molinos, una piscina que no vimos pero si el cartel, una cancha para jugar al tenis pensé que a la mañana siguiente me daría una vuelta más temprano de la hora de salida para poder apreciarlo con luz y hacer unas fotos.

QUINTO DIA (JUEVES)

Efectivamente ese día me levante un poquito antes para desayunar bien en el kibutz, que sería nuestro último día en él, con las maletas ya preparadas, me dirigí antes de la partida a hacer unas fotos de los alrededores del kibutz. Pero incluso antes de que llegara el guía para recoger nuestras maletas, mi novio y yo nos escapamos un momento para poder encontrar el zoológico, que descubrimos que estaba alejado y desistimos pero no sin antes coger una granada de uno de los árboles del kibutz, que incluso ha viajado hasta España.

Reconozco que ese día nos habíamos levantado un poco eufóricos, ARIEL nos había comentado que ese día, el que quisiera y pudiera (teniendo consigo un bañador) podría tener la oportunidad de bautizarse o renovar los votos del bautizo en el río jordán como lo hizo San Juan Bautista a Jesús, todos preparados con los utensilios nos dirigimos al río jordán allí a cambio de 10 euros nos dieron una túnica blanca, una toalla, más un certificado porque nosotros pedimos renovar nuestros votos de bautismo, nos dispusimos a ponernos la túnica en el vestuario preparado para ello, entregamos las cámaras a Pepe y Ariel para inmortalizar el acontecimiento, así que Arminio, María , Ángel y yo nos pusimos a la cola del bautismo, el guía nos explico que teníamos que darnos prisa porque estaba ahora mismo un obispo haciendo la ceremonia e igual después no habría nadie, así que a por ello, la anécdota que cuando estábamos dentro del agua nos mordisqueaban los pececitos que había por el agua divertido, después pudimos ver que en el río jordán no solo hay esos peces sino otros mucho más grandes a los que la gente les daba de comer, eso ya no hubiera sido tan divertido, bueno llegó el momento me fijé que aquellos que se bautizaban por primera vez, les sumergían en el agua siete veces seguidas, sin embargo a nosotros que teníamos la renovación sólo nos tumbaron hacía atrás y nos introdujeron en el agua fue una experiencia única pero claro depende de la creencia de cada uno. Una vez inmortalizados en este acto, duchados adecuadamente, puestas nuestras ropas, nos fuimos a visitar el monte tabor y la basílica de la transfiguración interesante allí estuvimos en una pequeña celebración e incluso algunos hasta comulgaron.

Recuerdo que por todos los sitios había muchos gatos, si les das de comer aceptan, el guía comentaba que ellos no los tocaban porque traían unas cuantas enfermedades, yo no le hice demasiado caso.

Después pusimos rumbo hasta Jerusalén ya estábamos muertos de hambre lo reconozco y a las tres y medía nos paró en una gasolinera donde te podías comprar un kebap con coca cola que no recuerdo el precio pero no exagerado el sitio tenía mucha gente, e incluso el ejército estaba por allí comiendo , teníamos un camello todo disfrazado de fiesta por si algún turista quiere montarse, me recordó al que vimos en el punto cero de nivel del mar que nos paró Jacobo cuando fuimos al mar muerto, y la gente se subía para hacer fotos , pero después comentaban que cobraban por bajarse de él sobre 15 shekel.

También en la gasolinera había un puesto de venta ambulante pero no tenia nada interesante.

Y vuelta al viaje camino de Jerusalén que era donde dormiríamos esta noche, la verdad que allí las carreteras están llenas de badenes acabas con la espaldas hecha una piltrafa, el camino fue largo la entrada a la ciudad tenía un gran atasco, lo que me llamó la atención era que los ortodoxos se paraban con sus coches en el arcén se ponían a rezar sin ningún tipo de tabas era un espectáculo muy pintoresco y al fin llegamos al hotel.

ARIEL nos informó que al día siguiente tendríamos a cuatro compañeros más de viaje, Arminio y María se quedaron en un hotel alejado del centro, nosotros llegamos al hotel, ARIEL nos comentó que él no estaría en ningún hotel de los nuestros nos dieron la habitación 1101 no estaba mal la verdad tenía una vista a un edificio con dos plantas enteras de cristalera que era muy original, pedimos en la entrada un plano de la ciudad en el que los lugares se veían con lupa además nos cobró un shekel por él estábamos muy cerca de la zona antigua, así que nos dirigimos a ella, teníamos tiempo para cenar hasta las 21h pasamos por una calle súper moderna llena de tiendas antes de llegar a las murallas, cuando entramos en las murallas nos dimos cuenta que había muy buen ambiente, incluso en las tiendas anteriores había muchísima gente por la calle con música y la leche, intentamos subir a la fortaleza de David pero como pensamos que al día siguiente la visitaríamos pasamos del tema.

Nos dimos una vuelta por el barrio que en el de los ortodoxos nos dio un poco de respeto no es broma, todos vestidos de negro con sus sombreros en el barrio de los cristianos regateamos por unos rosarios yo quería tres, el tendero quería venderme una docena casi no llegamos a buen acuerdo. Acabamos en uno de los balcones que dan al muro de las lamentaciones, al final nos perdimos por los barrios, salimos de la ciudad por la puerta de Damasco y exploramos por el exterior de la muralla hasta regresar al hotel, en ningún momento sentimos nada de peligro. Nos tomamos una cerveza normal, una cerveza negra en una terraza cerca del hotel, aunque después para llegar al hotel tuvimos que preguntar a alguna que otra persona que nos habíamos perdido pero en los alrededores del hotel.

La cena fue bastante pobre he de reconocer que la comida no estaba nada bien, pero bueno no importó demasiado, de postre sólo gelatina de fresa con trozos de piña, pero nos escapamos a las calles que se encontraban detrás del hotel animadísimas de gente e incluso me compré un croissant de chocolate tamaño bonsái que estaba buenísimo.

Y a dormir hasta el día siguiente.

SEXTO DIA (VIERNES)

Habíamos quedado con ARIEL (guía) a la entrada del hotel a las 8.15h primero tendría que recoger a Arminio y María en su hotel, a continuación pasaría por el nuestro. Nos levantamos sobre las 7.15h para posteriormente bajar a desayunar, como podíamos prever después de la cena del día anterior, el desayuno en éste hotel de Jerusalén no era muy abundante, había verduras frescas para hacer una ensalada, pan para hacer tostadas, miel, mermelada de membrillo que me fijé que en Israel se come mucho.

Después de que nos recogieran, nos comunicó ARIEL que teníamos que ir a recoger a los cuatro acompañantes nuevos en nuestro tour, cada pareja estaba en un hotel, así que hicimos una pequeña excursión por Jerusalén, una vez reunidos nos informó que estábamos en el día de fiesta de los musulmanes, que por la mañana al menos Jerusalén antiguo permanecería cerrada por posibles enfrentamientos, así como los conflicto que se estaban produciendo en el monte de los olivos en concreto que algunos habitantes de Jerusalén estaban tirando piedras a los turistas, con lo que en aquel día no lo visitaríamos por precaución, aunque nuestros compañeros nuevos en especial los procedentes de Vizcaya insistieron en que les interesaba mucho la visita de ese lugar en concreto.

Comenzamos nuestras visitas con la maqueta de Jerusalén para así hacernos una idea al día siguiente de lo más importante del lugar, ARIEL nos explicó concienzudamente toda la ubicación de los lugares más importantes e incluso nos hizo algunas preguntas de examen sobre los tres montes más importantes de Jerusalén. Pasamos después al museo del libro, allí nos explicó que en la antigüedad unos pastores que habían perdido su cabra, entraron en una cueva cerca del mar muerto, allí encontraron unas vasijas repletas de pergaminos que estaban escritos por los antiguos profetas, gracias a ellos se pudieron saber muchas cosas de aquellas épocas, y están casi todos recogidos en el museo del libro de Jerusalén, había algo que me llamó la atención como un trozo de pergamino en concreto que era del casamiento, lo antiguo que es el tema como decía el guía, también había un gran circulo hecho en el que aparecían fragmentos de pergamino pudiendo observarlos detenidamente, las vasijas donde fueron encontrados también se podían percibir en el mismo museo.

Poco después nos acompañó al museo del holocausto, es inmenso, supongo que tiene mucho que ver eso es cierto, es historia, pero he de reconocer que yo pasé por él con gran rapidez, no me quedo un gran cuerpo después de ver la cantidad de 6 millones de judíos muertos a manos de los alemanes, las fotos, las pertenencias de algunos, los testimonios de los supervivientes………….es para ver………pero es triste, también tienen en el recinto exterior al museo unos árboles cada uno con el nombre de aquellas personas que en su día recogieron a judíos y los salvaron de la muerte segura. Una anécdota de ese sitio es que a Arminio y a mí no nos dejaron pasar con las mochilas tuvimos que dejarlas en el guardarropa, no se podía dejar la cámara ni el móvil en la mochila pero tampoco se podían hacer fotos en el museo……….extraña la contradicción. Nos cruzamos Arminio y yo a la salida del museo, estuvimos esperando unos por otros para recoger las mochilas fue divertido.

Cuando salimos de allí ARIEL nos llevó a un kibutz cerca de allí para poder comer, era como en casi todos los sitios tú cogías un plato de ensalada, un plato de segundo, sin postre mi novio y yo pagamos sin contar el postre que cogimos posteriormente 115 shekel, los chicos de Vizcaya no comieron porque decían que estaban hartos de tanta comida, se tomaron cada uno una cerveza. Allí nos comunicó ARIEL que por la tarde nos llevaría a la frontera palestina para que pudiéramos pasar a Belén estábamos emocionados, aunque un poco asustados ya que no nos había informado que teníamos que llevar el pasaporte con nosotros y algunos no lo llevábamos encima, así que después de comer ARIEL nos dejó en la frontera con Palestina, allí nos recogió un señor para pasarnos al otro lado, recuerdo una anécdota en la parte de Israel, había un soldado en la garita que a parte de tener una cara de crío tenía una chulería que no veas………….estaba pidiéndole la tarjeta de guía a Ariel pero ni siquiera se levantaba él de la silla , que estaba más bien recostado que sentado, tuvo que ser pepe que se encontraba en esos momentos de copiloto quien se la entregó porque Ariel tampoco estaba dispuesto a bajarse del mini bus.

La cuestión es que ya estábamos en la frontera con palestina, pasamos andando al otro lado sin que nadie nos pusiera ningún problema, el señor hablaba bastante bien español, y nos acompañó a una tienda especialista en diamantes, madera de olivo, he de decir que la tienda era súper cara, yo quise comprar un anillo de olivo y al final me lo regalaron. En esa tienda estábamos esperando al guía que nos acompañaría a visitar la iglesia de belén al final el señor que nos había conducido a pasar la frontera, nos llevo en su furgoneta, junto con otra furgoneta que reconozco que el señor tenía una pinta de mafioso que no veas, calvo, gafas negras, camisa blanca, pantalones negros, zapatos negros brillantes, sello de oro en la mano derecha, y todo el rato hablando por el móvil con un tono súper fuerte, cuando paseamos con las furgonetas por belén me dio la impresión de ser un pueblo desierto sin nada de vida, con todas las persianas de las viviendas bajadas y eran las 15h como mucho, al final llegamos a la iglesia, nos acompañó uno de los conductores porque el guía no aparecía, estuvimos haciendo unas fotos a la entrada, lo más característico la puerta de entrada a la iglesia, de corta estatura para que en la época de los saqueos a las iglesias no pudieran entrar hasta ella con sus caballos, reconozco que ese sitio me impactó y creo que no fui la única en experimentar esa grata emoción, tiene algo de mágico ese sitio, creo que es porque parece conservada como si fuera antiguamente, en su exterior creo recordar que tiene la representación de las tres cruces, la cristiana, la judía , y la de los cruzados, dentro es especial, así como la estrella que puedes encontrar en el lugar que por tradición está establecido que nació Jesús, nos comentaban después de que llegará el guía que tardó en aparecer y casi la policía no nos deja entrar con el conductor que hizo en los primeros momentos de guía, que la gente bendecía las cosas en esa estrella, cualquier cosa que para ti fuera importante y así lo hicimos, seguro que a algunos se nos humedecieron los ojos de estar en aquel lugar, y sentimos cosas que quizás no volveremos a sentir o si porque no. Después de hacer unas cuantas fotos más en el exterior el guía nos informó que debíamos darnos prisa en partir hacía Israel, que nos daba diez minutos y nos esperaba en las furgonetas, que estaban al pie de unas escaleras, no nos demoramos demasiado, cuando nos dirigimos de vuelta a la frontera con Israel nos comenta que si traemos el pasaporte, algunos comentan que si otros que no, nos dice que tendríamos que tenerlo, pero que mi novio se va a poner con el pasaporte en primera fila y después pasaremos los demás, nos despedimos de él, después de algunos darle una propinilla, era muy majo el chaval, hablaba perfectamente el español, creo haberle entendido que había estado en Venezuela varios años, así como la dueña de la tienda que nos atendió en Palestina que había nacido en Colombia. No nos pusieron ningún problema para salir de palestina, no miraron ni los pasaportes, nos recogió ARIEL al otro lado, y esta vez si que tuvo que bajarse del microbús para recoger su tarjeta de guía en el puesto de vigilancia israelí ya que el chico seguía recostado en su silla.

No nos dejó tarde Ariel en el hotel, pero hemos de recordar que ese día empezaba el sabbat día de fiesta, ángel y yo le preguntamos como estaría el interior de las murallas de Jerusalén para visitarlo en esos momentos, fue prudente en ese momento al decirnos que teníamos que tener cuidado pero nos propuso dejarnos a las puertas de la muralla para que pudiéramos dar un paseo que aún era de día. Y así lo hicimos antes de irnos a cenar, ese día nos apetecía meternos por la vida del bazar, estuve discutiendo o algo así con un vendedor que me pidió en un principio 150 shekel por un niño Jesús recostado en su camita todo de olivo y que al día siguiente después de aún discutir con él, lo saqué por 40 shekel, recuerdo que en esa tienda nos encontramos con unos españoles que también discutían con el señor para regatear, creo que parte de la alteración del tendero era teatro vamos fue toda una odisea, mi chico se compró un belén con música y algunas cosillas más pero todas regateando eso lo tengo claro, nos compramos una cajetilla de tabaco, un helado éramos todos unos turistas ya consagrados, no sentí en ningún momento peligro en el bazar la verdad ni en ninguno de los distintos barrios que hay dentro de las murallas, ya entrada la noche nos dirigimos hacía el hotel no había demasiadas cosas abiertas e incluso el bar donde el día anterior nos habíamos tomado algo permanecía cerrado, así que nos decidimos por una callejuelilla que encontramos de paso, ya sentados con una coca cola más una cerveza pudimos disfrutar de la tranquilidad de un Jerusalén tranquilo en el día de fiesta, cuando llegamos a cenar había infinidad de judíos cenando supongo que como ellos no pueden hacer nada e incluso tienen que subir andando porque el ascensor no pueden picar para solicitarlo, posamos nuestras cosas, cenamos las zanahorias cocidas y salchichas que había para cenar, y nos dispusimos a salir por las calles paralelas a la espalda del hotel, la gran animación que el día anterior habíamos encontrado en ellas, se tornó todo tranquilidad en esa noche, todo estaba tranquilo y regresamos sin prisa al hotel.

SEPTIMO DIA (SÁBADO)

Ya no nos quedaba casi nada para terminar el tour por Israel, pero después de desayunar medianamente, ya que no funcionaba la máquina de café ni la tostadora porque era día de fiesta y no se podía enchufar, desde las 8.15h ARIEL nos tenía preparado un día bastante compacto todo el nos informó que nos dirigíamos al monte de los olivos reconozco que no presenciamos ningún conflicto que todo estaba tranquilo, había mucho turista hasta un camello israelí vestido con sus mejores galas desde allí una vista impresionante de Jerusalén el monte repleto de tumbas, creo que las mayoría importante que ha pasado por Israel ha querido ser enterrada allí en la épocas más antiguas desde allí nos dirigimos a las dos iglesias del monte de Getsemani , la iglesia de las angustias que a mi me ha parecido preciosa , en su exterior e interior, había sólo unos pocos olivos en lo alto del monte que eran antiguos lo demás era tumbas.

Después nos llevó hasta el exterior del muro de Jerusalén, pudimos ver que mucha gente tenía aparcados sus vehículos ya que el día de fiesta terminaba el sábado a las 18h para algunos y ni siquiera conducían. Entramos por una de las puertas de la muralla, ARIEL nos informó si estábamos preparados para caminar al menos tres horas, pensamos que era broma pero así lo hicimos visitamos la tumba de David que para las mujeres era una entrada y para los hombres otra, la estatua de David que el día anterior habían intentado quemarla, y aparecía un poco afectada, nos llevó al lugar donde se había celebrado la última cena, a la iglesia del santo sepulcro, llena de gente, en ella encontramos el lugar de la crucifixión de Jesucristo, como el lugar por tradición donde aparece la señal donde se clavó la cruz, que se puede tocar, antiguamente era una cantera de piedra en la edad de Jesús, la piedra donde lavaron el cuerpo de Jesús y el lugar donde le dieron sepultura, en este lugar hay una gran estructura, que una parte pertenece a los ortodoxos y otra a los musulmanes, te dejan entrar en la parte musulmana pero cuidado con las cámaras de filmar son muy raros en ese sentido, a nosotros nos echaron del recinto porque una compañera llevaba una cámara de filmar no de hacer fotografías.

Y después nos dispusimos a comenzar nuestro caminar por la VIA DOLOROSA el lugar que recorrió Jesús con la cruz, todo está señalizado con cada paso incluso aparece una hendidura en la piedra que incluso tiene forma de una mano y un color diferente a las demás la tradición dice que Jesús se apoyo en ese lugar.

Después nos llevó hasta el muro de las lamentaciones, tradición allí es escribir un papelito y dejarlo en algún hueco del muro de las lamentaciones con tus peticiones, tus deseos, yo así lo hice. Tenemos que saber que hay una entrada para los hombres a la izquierda y otra para los hombres a la derecha; existe un control de bolsas y mochilas antes de entrar al recinto.

Mereció la pena el recorrido por la ciudad de Jerusalén aunque acabamos rotos después nos llevó hasta un monasterio para comer la verdad es que allí ya no me acuerdo del precio que pagamos pero si me acuerdo de que podías elegir para comer unos pinchos morunos de pollo que estaba un señor haciendo en la brasa, estaba original.

Después de terminar de comer, ARIEL para despedirse nos llevó a visitar un gran candelabro que hay delante del PARLAMENTO de Israel, así como el edificio del parlamento.

Eso fue lo último que pudimos ver de manos de nuestro guía de Israel, del que guardo un gran cariño, decir que nos despedimos de él en la puerta del hotel y que espero volver a encontrármelo algún día. Nos dimos un respiro en el hotel posteriormente nos dirigimos a darnos nuestra última vuelta por el antiguo Jerusalén, que al final no sería la última eso si es cierto, estuvimos paseando otra vez por sus calles estrechas, hicimos nuestras últimas compras, cotilleamos alguna pastelería para al día siguiente poder llevarnos algo para España, el kilo de pastelitos variados creo que estaban a 49 shekel, pero algunos pasteles sueltos costaban 10 shekel cada uno. Nos dimos cuenta que a partir de las 18h todo empezaba a cobrar vida en la ciudad, de regreso al hotel antes de cenar nos tomamos algo en una terraza, unos chicos de una mesa de al lado decidieron comer algo, entonces un gato negro decidió hacerles compañía haber si podía conseguir algo. He incluso un chico perdió su cachorro ya que minutos antes el pequeño se dirigió camino arriba de la calle con paso ligero, el asunto termino bien, el cachorro había llegado a su casa sólo, pude comprobar que enfrente del lugar donde estábamos tomando algo había una tienda de productos del mar muerto, los precios no eran muy diferentes a las tiendas del mar muerto.

Cenamos en el hotel un poquito más tarde, no quedaba demasiado eso es cierto pero el rollo de carne estaba bastante comestible, eso estuvo bien para ser el último día.

Nos dimos un último paseo por las calles de detrás del hotel que ya estaban mucho más animadas con músico e incluso un pequeño concierto de un grupo de ortodoxos casi roqueros.

Decidimos que al día siguiente que teníamos nuestro horario de partida del hotel a las 11.30h nos daríamos un nuevo paseo por la ciudad, así que nos levantaríamos como todos estos últimos días.

OCTAVO DIA (DOMINGO) DIA DE PARTIDA

Nos levantamos como todos los días 7.30h de la mañana, desayunamos tranquilamente, ahora ya funcionaba la máquina de café, la tostadora e incluso había bizcocho todo un placer, comentamos en el hotel a que hora teníamos que dejar las habitaciones, nos dieron hora a las 12h así que terminamos de hacer las maletas, las dejamos en la habitación y salimos rumbo a Jerusalén con la compañía de Pepe, que se incorporó a nuestro grupo de tres.

Visitamos nuevamente el muro de las lamentaciones, recorrimos las calles de la VIA DOLOROSA, el día anterior yo me había quedado a las puertas de la capilla del santo sepulcro donde se podía tocar la piedra que la tradición dice que allí se dio sepultura a Jesús porque una compañera estaba grabando con la cámara y nos echaron a todos a partir de ese momento del lugar, mi novio me comentó si quería ir otra vez al lugar, he de agradecerle este gesto porque la experiencia fue muy distinta que el día anterior, era más temprano casi no había turistas, pudimos disfrutar de las cosas mejor porque el día anterior me pareció un mercado.

Regresamos al hotel con el tiempo justo de comprarnos unos pasteles para llevar para España y yo hacer una última compra una cantimplora militar por cuarenta y cinco shekel.

Recogimos las maletas en el hotel como éramos solo tres personas, los que salíamos de ese hotel nos vino a recoger un taxi, que nos llevó al aeropuerto de TEL AVIV aproximadamente tardamos en llegar sobre unos 50 minutos a las 12.30 nos encontrábamos en el aeropuerto.

Allí comenzó nuestra última odisea en Israel, nuestro avión salía a las 15.30h, comenzamos acercándonos al control de equipajes, allí antes de que pudiéramos pasar la maleta por cualquier detector unas señoritas muy amables que se disculparon antes de hacernos cualquier pregunta nos recogieron los pasaportes, nos comentaron si mi novio y yo viajábamos juntos, habíamos viajado el año pasado a Egipto, parece que ese fue el detonante de que nos dieran por el saco porque las preguntas se incrementaron ya que mi novio no tenía sellado el pasaporte con el sello de Egipto porque el pasaporte anterior lo había tenido que renovar ya que se había introducido accidentalmente en la lavadora. Nos hicieron preguntas de todo tipo, quien ha hecho las maletas, cuanto tiempo lleváis juntos como pareja, donde han estado las maletas hasta este momento, porque habéis viajado a Israel, porque habéis viajado a Egipto, habéis estado en alguna casa particular en Egipto, tenéis algún familiar en Egipto, Palestina, seguro que hay muchas más preguntas que se me olvidan pero para los que no hablamos inglés tienen una plantilla preparada con las preguntas en español y las posibles respuestas. Después te ponen una puntuación según seas de peligrosidad, del 01 al 06 a nosotros nos pusieron un cinco. Pasaron las maletas por un scanner, en concreto a mi me la pasaron dos veces, debían tener el scanner estropeado………..es broma, después te llevan a un mostrador en el que te mandan abrir la maleta, te sacan todo unas señoritas que te pasan detectores de explosivos por todos los lugares, te vuelven a guardar las cosas en la maleta te ponen un precinto de plástico rojo y a facturar como si nada, nuestra sorpresa fue cuando llegamos a los mostradores y nos comentaron que nosotros no viajábamos con iberia sino con EL AL su compañía israelí vamos que no nos lo esperábamos.

La cuestión es que una vez facturadas las maletas pasamos a la zona que ya sales del país allí tienes otro control que tienes que sacar del bolso todos los artilugios electrónicos que lleves y te pasan el detector por todos ellos.

Una vez conseguimos pasar el tema del control fuimos a que nos devolvieran las tasas de las compras, a ver me explico si en una tienda de Israel haces una compra superior a 400 shekel, puedes exigir que te hagan un papel para que en el aeropuerto te devuelvan el 16,5% del IVA, nosotros fuimos a que nos lo devolvieran, te dan el dinero en shekel o en dólares, el cambio es 1euro=5,40 shekel, pero después hay otro lugar para cambiártelo a euros tus shekel y te los cobran a 6,20 un euro nosotros no los cambiamos a euros a mi novio le pareció un robo, así que lo utilizamos en comer y en comprar un disco de música, pero bueno al final tuvimos 15 minutos para comernos un kebap después de todos los controles, acabamos un poco hartos, pero cada país tiene sus cosas.

En el avión nos trataron muy bien, nos dieron un aperitivo, nos dieron de comer, nos dieron de merendar, en el avión incluso una señora se puso mala, porque decía que se le habían quedado las manos paralizadas y no podía respirar. Teníamos también un ortodoxo que rezaba durante el trayecto, se nos hizo un poco largo 5 horas y 15 minutos y el aterrizaje en Madrid fue un poco brusco pero ya estábamos de regreso a la realidad, las vacaciones tocaban a su fin.

La impresión del viaje……………

• No es un país ni caro ni barato

• Ellos mismos se dan muy mala imagen sobre la seguridad, gente que esta en la recepción del hotel, lleva un arma en el cinturón del pantalón

• Hay mucho fanatismo religioso

• Los musulmanes no permiten visitar la mezquita de la roca, tienen para ellos hecha una pasarela desde el muro de las lamentaciones, para un acceso directo a la misma.

Y esto ha sido mi viaje a Israel.

Londres, Reino Unido
Colaborador de nivel
3.042 publicaciones
Guardar respuesta
1. Re: viaje a israel 04 de octubre a 11 de octubre de 2009

Hola piolin,

Justamente veo tu tema y quería agradecerte la contribución a TripAdvisor que de buen seguro ya sido y será de ayuda para otros viajeros.

Saludos,

Javier

El equipo de la comunidad de TripAdvisor

2. Re: viaje a israel 04 de octubre a 11 de octubre de 2009

-:- Mensaje del personal de TripAdvisor -:-

No es posible responder a este tema ya que ha sido cerrado por inactividad. Te invitamos a que envies un mensaje a un tema abierto o empieces un tema nuevo.

Para ver las directrices de publicación en los foros de TripAdvisor, por favor vaya al enlace siguiente: http://www.tripadvisor.es/pages/forums_posting_guidelines.html

Las publicaciones que no siguen nuestras directrices son eliminadas, y nos reservamos el derecho a hacerlo cuando lo consideremos oportuno.

Eliminada el: 30 marzo 2016, 11:15