Guardar tema
Santa Marta tiene tren pero no tiene tranvia, si no fuera...

Las olas caramba, Santa Marta moriría, hay ombe...

Triste realidad para los samarios. ayer una estrofas de una canción famosa lo presentía. Hoy una triste realidad, lo certifica. La contaminación carbonífera mato la bahía..

Las redes de los pescadores se recobran con tristeza, y no atrapan, mas que esperanza, para la próxima lanzada. Los pescadores mueren de hambre. y los barcos carboneros, con su lento navegar, siguen siendo testigos de una muerte lenta, de la bahía.

Así el turismo, también muere. Saque piedras tan grandes como de dos kilos, de carbón, que las olas tratan de expulsar del lecho marino, y que a su paso matan la vida marina.

Me albergue en el Decameron galeón, buena atención de su personal humano. Muy pendientes de una buena atención, no así el personal de seguridad, que no actúa cuando una persona pasada de licor ingresa ala piscina. Cerraron la playa, poca información al huésped de parte del personal responsable.

Los baños de las Villas son muy estrechos para personas de muy delgadas, Colocaron una planta Diésel para producir energía eléctrica, que produce un ruido insoportable. en la villa 12 y 13. Encendió a las 4 AM, no pude dormir. El servicio de energía eléctrica es deficiente en la ciudad.

Es un hotel alejado de la ciudad y yo esperaba mucha tranquilidad, y no es posible.

Una inversión de mil dolares, que hubiera podido invertir mejor. Allí se realizan algunos shows nocturnos muy buenos, los jóvenes se esfuerzan muchísimo, la comida varia muy poco. Poca y casi ninguna variedad de comida marina, por lo ya explicado.