Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Formentor, a Royal Hideaway Hotel
Hoteles cercanos
Puerto Azul Suite Hotel(Port de Pollença)
1.216 US$
157 US$
Booking.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Piscina
Hoposa Bahia Hotel(Port de Pollença)(Increíble relación calidad/precio)
202 US$
Booking.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Desayuno incluido
Hotel Illa d´Or(Port de Pollença)(Increíble relación calidad/precio)
263 US$
132 US$
Expedia.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Desayuno incluido
Hoposa Uyal Hotel(Port de Pollença)(Increíble relación calidad/precio)
125 US$
Expedia.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Hobby Club Apartmentos(Port de Pollença)(Increíble relación calidad/precio)
122 US$
Expedia.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Parking gratis
  • Piscina
Hoposa Hotel & Apartments Villaconcha(Port de Pollença)(Increíble relación calidad/precio)
101 US$
Expedia.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Sis Pins(Port de Pollença)(Increíble relación calidad/precio)
141 US$
Booking.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Desayuno incluido
  • En primera línea de playa
Hotel Capri(Port de Pollença)
TripAdvisor
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Desayuno incluido
TripAdvisor
Ver oferta
  • Parking gratis
  • Piscina
Aparthotel Galeon Suites(Port de Pollença)
TripAdvisor
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Desayuno incluido
Opiniones (791)
Filtrar opiniones
791 resultados
Puntuación de viajeros
464
177
80
46
24
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
464
177
80
46
24
Lee lo que dicen los viajeros:
FiltroTodos los idiomas
Actualizando lista...
136 - 141 de 791 opiniones
Opinión escrita 6 septiembre 2012

No se muy bien por donde empezar, si quieres disfrutar verdaderamente de la zona de Formentor, que es maravillosa, debes alojarte en este hotel, que es tan maravilloso como la zona, perfectamente integrado en el entorno, le da un aire de exclusividad y lujo que hacen que te sientas en un auténtico paraíso. Es obligatorio para que la experiencia sea completa.

Nada más entrar te das cuenta que estás en un hotel con solera y un aire sobrio y elegante reina en cada pared del hotel, en el mismo marco te reciben el botones que se encarga de subirte las maletas, discretos y con la amabilidad adecuada, lejos de ese peloteo que a veces es tan falso que cansa, te tratan con sobriedad, como a un señor, sin caer en falsas sonrisas forzadas. En la recepción el trato es idéntico al igual que en todo el hotel, es un hotel serio para gente seria y con clase, si buscas que te suban el ego, te has equivocado de hotel, la gente que va a este tipo de hoteles no necesitan esas tonterías.

Decir que no por ello el trato fuera demasiado frío, en mi opinión fue excelente, correcto, educado y servicial. Cuando reservamos por internet, solicitamos que por motivos de celebración nos dieran una habitación alta para disfrutar lo mejor posible de las magníficas vistas y tuvieran algun detalle romántico, pues ibamos a celebrar mi aniversario con mi pareja.

La verdad es que siempre te queda la duda sobre si estas peticiones son consideradas por el personal de recepción cuando reservas en algún hotel, sin embargo aquí, hicieron todo lo posible para atender dicha petición y nos dieron la habitación 319, que tal y como nos adelantaron en la recepción y el botones, era una excelente habitación y desde luego que no defraudó, sencillamente la habitación era inmejorable. He leído muchos comentarios de que las habitaciones son viejas, clásicas y rancias, en mi caso, para nada me pareció eso, si es cierto que está lejos de esos mobiliarios vanguardistas de diseño minimalista que tan de moda se está poniendo, pero el mobiiliario era noble y la decoración era buena,de calidad, nada hortera ni viejo,ni barroco, acorde a toda la atmósfera que acompaña el hotel, sinceramente, podrían cambiar todo el mobiliario pero creo que perdería su encanto, y eso que soy más de hoteles modernos, no es para nada un hotel cutre y rancio a precio desorbitado, tiene la decoración que tiene que tener, la que le pega.

La habitación disponía de 2 baños independientes, salón independiente y una terraza impresionante, en lo más alto del edificio, las vistas eran impresionantes y la amplitud de la habitación sobresaliente, sinceramente, en mi opinión, creo que tuvieron el super detalle de darnos una habitación superior a la que reservamos, por el hecho de haber pedido un piso alto con buenas vistas, desde aquí felicitar al servicio de recepción por este gran detalle para celebrar mi aniversario, al igual que dejarnos una botella de cava con fresas sin coste adicional, un 10 para la recepción del hotel.

Cuando te pones a mirar el mapa del hotel que te dan en la recepción te das cuenta de que abarca un terreno grandísimo, con unos jardines de película, dan ganas de perderse por ahí, es super romántico y tranquilo, ideal para veladas que siempre permanecen en el recuerdo, se respira una paz y armonía sin igual, sus terrazas están llenas de encanto, nada alborotadas y la piscina invita a bañarte nada más verla, hasta 3,70m de profundidad, ya no se hacen piscinas como esa...otro detalle que te recuerda que estas en un hotel con historia, pero que para nada es anticuado.

Si decides darte un baño, rápidamente un empleado del hotel te ofrecerá toallas para tumbarte y secarte en las tumbonas de las que dispone el hotel. Madrugar para reservar tumbona? Estas cosas no pasan en este hotel, no estamos ante un resort de 3 o 4 estrellas de batalla plagadas de niños, aquí podrás disfrutar de la piscina sin preocupaciones y sin prisas.

Pero si te aburres de la tranquilidad de la piscina, siempre te quedará bajar a la playa y alquilar una de las hamacas del hotel, son caras, eso si, al igual que los servicios de bar y restauración, pero no tendrás que pelearte por un sitio en la playa, que en los días calurosos se llena de gente, de forma que merece la pena pagar por el servicio de hamaca y toalla para tener tu espacio, tu sombrita si así lo requieres y no preocuparte por falta de espacio. Probamos los cockteles del bar de la playa que esta a escasos 15 mts del agua del mar, estaban bastante buenos aunque caros, y echamos en falta que no hacían mojitos.

Agradecer nuevamente al hotel y al servicio de recepción que nos permitió retrasar hasta en 4 horas el checkout para poder disfrutar del día de playa, ya que los días anteriores estuvo lloviendo y haciendo bastante fresco. Cuando te despides del hotel, tienes el coche en la puerta y el botones muy amable siempre te ayudará con el equipaje.

La única pega que encuentro a parte de los caros servicios de restauración y bar, es que uno de los baños de nuestra habitación olía a cañería, pero no quisimos molestar a la recepción del hotel ya que el olor era soportable y habían sido muy amables con nosotros. Nos cargaron en la factura unos snacks del minibar que ni siquiera estaban en la neverita a nuestra llegada pero nos lo descontaron sin ningún problema en cuando le comentamos lo ocurrido.

El buffet del desayuno está acorde a la categoría del hotel, muchísima variedad y calidad de los productos expuestos, quizá faltara alguna variedad en los zumos y el jamón serrano fuera de una calidad normal, que puedes encontrar en cualquier otro tipo de hotel, el resto estaba todo perfecto, tenían incluso mini gofres para echarles el sirope a tu gusto, ensaimadas típicas mallorquinas, infinita variedad de frutas y lácteos, y la bollería correcta. La terraza desde la que se desayuna es preciosa por las vistas, aunque para vistas, las de la habitación.

Sin duda recomiendo a todo el mundo que se aloje en este hotel, que sepa que va a un hotel que si bien no es el más cool ni moderno del momento, no renuncia para nada a la exclusivad, a la elegancia y al servicio exquisito por cada uno de los empleados del hotel. Es un hotel muy tranquilo, con un entorno paradisíaco y único en la isla, una experiencia que merece la pena a pesar de ser un hotel caro.

Felicitar a los empleados del hotel y animarles a que sigan en la misma línea. Espero volver después de la reforma que tienen prevista.

  • Se alojó en septiembre de 2012, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, Jesus-Carro
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 22 agosto 2012

En nuestro tercer año consecutivo de visita "obligada" a este maravilloso hotel las cosas no solo no han cambiado sino que hasta han mejorado. Desde el primer instante en que atraviesas las puertas de forja con su mítico símbolo de "el pi" hasta que con tristeza debes despedirte hasta el año que viene el paraiso te envuelve y regresas a otra época que ya solo se puede ver en antiguos documentales y películas. La atención recibida en todo momento es exquisita, las habitaciones decoradas con el encanto de antaño, la calidad de sus instalaciones y sus maravillosos jardines son de otro mundo. Mención especial hay que hacer a los cocktails y a la gastronomía del restaurante "El Pi" que aunque haya cambiado de chef sigue siendo fabulosa. Esperamos poder repetir el año que viene y por muchos mas.

Consejo sobre las habitaciones: todas son fabulosas, hasta las que tienen vista a montaña
  • Se alojó en agosto de 2012, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Alejandro L
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 19 agosto 2012

La atención en recepción muy correcta, al igual que la ayuda con las maletas.

La decoración en el pasillo y en la habitación, ecléctica, el resultado de haber ido añadiendo muebles y cuadros desde la inauguración sin pretensión alguna en cuanto al efecto que produce.

Hemos cogido junior suite. La habitación principal, amplia y cómoda, la sala de estar más bien pequeña, y su aire acondicionado no termina de funcionar. Lo peor, con diferencia, el baño, por tamaño (escaso) como, sobre todo, porque lo de la cortinilla es de hotel de 3 estrellas, no de uno con pretensión de premium.

La playa, a más distancia del hotel de la que nos habían comentado cuando reservamos (cuando uno tiene problemas de movilidad esas cosas son importantes). Tardamos 15 minutos en llegar, no los 5 que nos comentaron. Es muy bonita, pero estamos estamos unos encima de otros.
El primer día llegamos a cenar temprano. Más de la mitad del restaurante vacío, pero decidieron ponernos en segunda fila. Atención por parte de los camareros, la justa.

El desayuno, muy correcto, lo que uno esperaría en un hotel de esta categoría.

Las comidas en los restaurantes de la playa y de la piscina, muy correctas también. Caras, especialmente en lo que se refiere a la bebida, pero en línea con lo que uno asumía. Y el servicio del restaurante de la zona de la piscina ha sido estupendo y muy cariñoso con la niña.

Para cenar, el segundo día, llegamos antes todavía. Más mesas vacías que el día anterior, pero nos instalan en la misma zona. Veo que todos los que llegamos con niño corremos la misma suerte. Excepto, como es lógico, Simón Pedro Barceló, que no tiene problemas en conseguir todas las noches mesa en zona buena. Hoy decidimos probar el buffet. Discreto. No lo haremos el resto de las noches que estamos aquí, porque no nos ha parecido nada del otro mundo.

Lo peor, sin duda, que nos han cobrado 26 euros adicionales porque durante la cena, para entretener a nuestra hija, le hemos ido dando algo de comida de nuestro plato (triángulo de queso, tres trozos de jamón, un trozo de carne fría del tamaño de medio dedo pulgar y dos cucharadas de tarta). Supongo que la culpa es mía por no haber bajado el tarro del potito que le habíamos dado antes en la habitación para mostrarles que ya venía cenada!!!

Tenemos 8 días por delante en los que seguro que habrá momentos poco afortunados, pero estamos decididos a disfrutar de la experiencia todo lo que podamos. Para empezar, trataremos de evitar el restaurante donde hemos cenado estas dos noches y probaremos el de la zona de la piscina, seguro que la experiencia nos resulta más grata.

  • Se alojó en agosto de 2012, viajó con su familia
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
3  Gracias, Olmitos O
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 30 julio 2012

La situación, junto a la calidad de las instalaciones hace que sea un hotel con carácter único en mallorca. Las habitaciones con su singularidad hace q te encuentres trasladado a épocas anteriores en las que se valoraba la atención directa y personalizada.

  • Se alojó en julio de 2012
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Mompraden
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 9 julio 2012 mediante dispositivo móvil

Increíble que te cobren por un trozo de Pan para un bebe de 14 meses 2,10€. Hasta una de las camareras me expreso su desacuerdo. El trato no es que sea frío es helado, salvo excepciones...

Se alojó en julio de 2012
7  Gracias, pc072
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones