Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Parador de Corias
Hoteles cercanos
59 US$
53 US$
Expedia.com
Ver oferta
La Casona de Rey(Belmonte e Miranda)(Increíble relación calidad/precio)
63 US$
Expedia.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Gran Hotel Rural Cela(Belmonte e Miranda)
91 US$
89 US$
Expedia.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
177 US$
Booking.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
100 US$
Booking.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Casa Rosendo(Cangas del Narcea)
Priceline
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Bar/Salón
TripAdvisor
Ver oferta
  • Restaurante
  • Bar/Salón
Nuestros socios no tienen disponibilidad en las fechas indicadas
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Opiniones (827)
Filtrar opiniones
827 resultados
Puntuación de viajeros
645
149
23
6
4
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
645
149
23
6
4
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtro
Actualizando lista...
720 - 725 de 827 opiniones
Opinión escrita 13 de enero de 2014

Lo primero que quiero destacar de este Parador es su personal, casi todos gente muy amable y servicial, dispuestos a ayudar y solucionar problemas. Es de agradecer que gente joven sea tan receptiva y cordial.
Especial quiero destacar en Recepción a Patricia y a Covi. Gracias por vuestra atención. Y a Corbacho que dirige el restaurante con mucha eficacia y sobre todo amabilidad.
Estuvimos pasando el fin de año allí y creo que vuestras atenciones ayudaron a pasarlo mejor.
El Parador está prácticamente recién inaugurado y necesita rodaje, aun así, creo que es uno de los mejores establecimientos de la Red.
El monasterio de San Juan Bautista es un edificio impresionante y su puesta a punto como Parador ha debido de ser un esfuerzo ímprobo tanto económica como técnicamente.
En realidad hay algo de teatral en su planteamiento.
La recepción, la han situado justo en el lado opuesto a la entrada principal, la histórica del monasterio, detrás de una puerta corredera automática pintada como una puerta antigua, se accede a la planta baja del segundo claustro. La han pintado de un negro que se va degradando según sube a las bóvedas, a mi me dio la sensación que entraba en un parking, pero en realidad es un homenaje a las galerías de minas.
La recepción en sí misma es muy pobre, parece un mostrado de una oficina de esas de centro de interpretación de la naturaleza que tanto abundan ahora.
Cerca del la recepción está el bar, que parece un chigre, alumbrado con las bombillas con que los mineros se iluminan. O gusta o no gusta, no hay termino medio.
Probablemente en la segunda planta están las mejores habitaciones, y cuando sales del ascensor dejas atrás la sensación de claustrofobia de la recepción y te encuentras unos amplios y luminosos corredores, desnudos, pero no fríos, con suelos de madera y piedra, con ventanales a los claustros y con luces que se van encendiendo a tu paso.
Recorrer el claustro neoclásico es una gozada.
Unas humildes madreñas flanquean la entrada a los dormitorios, el nuestro daba a la fachada principal y creo que es una de la habitaciones más bellas en las que he dormido en un Parador y he dormido en casi todos.
Amplia, moderna, luminosa, sin estridencias, acogedora, con un armario estupendo, un baño magnífico.
La habitación tienes dos fallos bastante importantes, uno fácil de solucionar.
No sé quién se encarga de la decoración en los nuevos Paradores, pero no debe de ser una persona muy inteligente. Han colgado la tv en la pared, pero ¡Está fija! con lo cual si la quieres ver desde el sofá es imposible y te obliga a verla desde la cama. Semejante hace que apenas puedas descansar en el sofa, o bien te olvidas de ver la tv. Muy mal para los que no nos gusta ver la tv desde la cama.
Y otro fallo, ese más divicil de solucionar, no sé si es porque son nuevas, pero las camas son duras y si te tocan las almohadas que nos pusieron a nosotros es como dormir en un tablón, pedimos que nos cambiaran las almohadas y la cosa se solucionó a medias.
El salón de dasayunos está decorado en un color salmón denso y oscuro, muy efectista, pero oscuro ¿qué significan las macetas que cuelgan del techo boca abajo?
El restaurante está en el antiguo refectorio, lo han decorado de forma muy original, lo han pintado de un color morado, que a mi me parece triste y frío, lo han decorado con plafones de hilo que recuerdan a los tapetes de las mesas camilla, con unas lámparas blancas que parecen tocas de monjas y con palomas que revolotean sobre la cabeza de los comensales.
La antigua biblioteca del monasterio, lo han reconvertido es un espacio bellísimo, por la noche, cuando lo iluminan, bellísimo, pero no sé si muy acogedor.
En fin, que es un Parador que a la gente muy clásica puede que no le guste mucho su decoración.
Tiene una piscina climatizada que sirve para darse unos largos y entretenerse un rato y a parte el Spa. Que a mi juicio, no tengo mucha experiencia en eso, está muy bien, yo me hice un circuito y lo pasé genial.
Además es de agradecer que el Parador tenga estos alicientes, pues aquí es necesario entretenerse de alguna manera.
Los desayunos buenos, los platos calientes los sacan según los pides, así que los huevos nunca se quedan ni fríos ni secos.
Cenamos tres noches, incluida la Cena especial de Fin de Año. Cenamos muy bien y el 31, demasiado.
Ahora bien, si ustedes leen las opiniones anteriores verán que muchos de sus autores son asturianos. Quizá alguno originario de la zona.
A estas alturas hablar de la belleza de Asturias, no viene al caso ni se descubre nada. Asturias es un planeta diferente, bellísimo.
Pero ¿recomendaría este Parador a alguien que visita por primera vez Asturias y quiere conocer sus enclaves más espectáculares? No. ¿Recomendaría este parador a alguien que quiere pasar un fin de semana en Asturias y quiere ver algo espectacular y tiene que desplazarse 300, 400 ó 500kms? No
¿Por qué? Porque no hay nada alrededor del Parador que compense el trabajo que cuesta llegar allí? En realidad lo más espectacular del entorno es el propio Parador.
Para que me entiendan los foreros, algunos de ustedes conocerán el Parador de las Cañadas del Teide. El establecimiento es pobretón, vetusto y sin gracia ninguna, además de lo que supone llegar a él.....pero dormir una noche en semejante enclave no tiene precio.
Esto es justo al revés.
Cangas de Narcea no tiene nada de encanto, ni de gracia, más bien todo lo contrario.
¿ Y Muniellos? Pues si, un bosque frondoso, muy rico naturalmente. Pero en Asturias hay cientos de bosques, valles, montañas y rincones donde hacer senderismo y ver naturaleza, y muchos más espectaculares.
Lo más cercano de la costa es Luarca y tanto por La Espina como por Pola de Allende el viajecito es todo un martirio para los que no se han criado en esos lares o no han conducido en Asturias.
No quiero ni imaginar, la demanda que tendría un establecimiento así, cerca de la misma Luarca, o Cudillero o LLanes o Cangas de Onís....
Deseo toda la suerte del mundo al Parador y a sus trabajadores, que son maravillosos.
Pero los viajeros que se decidan ir hasta Corias, que sepan realmente a dónde van. Para el que quiera encerrarse dos o tres días leyendo un buen libro y descansando, genial; para quienes quieran hacer un turismo más activo y ver lo mejor de Asturias, que se lo piensen antes.
Por cierto Oviedo está a 92 kms y como nos dijo la guía de la iglesia, que es de allí, a minuto por km.
Por todas estás razones, ajenas al Parador en sí, no le doy la máxima puntuación.

Consejo sobre las habitaciones: El Parador es inmenso, solcitar una habitación amplia en planta segunda, no hay vistas sobresalientes.
  • Se alojó en diciembre de 2013, viajó con su familia
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
11  Gracias, julenbilbao
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 30 de diciembre de 2013

Magníficas instalaciones. Habitaciones amplias y comodísimas. Buen servicio de restaurante. Quizás un poco pequeño el tamaño de la piscina. El spa muy bueno. El entorno inmejorable, naturaleza salvaje y cultura. Como curiosidad tiene su propia bodega de vino, por cierto de muy buena calidad. Una muy buena opción para conocer el suroccidente de Asturias.

  • Se alojó en diciembre de 2013, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Viajero E
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 30 de diciembre de 2013

El problema cuando alguien te define como "espectacular" un hotel es que las posibilidades de que te defraude aumentan exponencialmente... No ocurre así con este parador. Es un edificio maravilloso en el que no se ha escatimado dinero en la rehabilitación (dinero público, claro). Parece una paradoja pero el monasterio conjuga su sobria monumentalidad con espacios diáfanos y relativamente austeros, como pasillos y habitaciones. Interesantes las ruinas subterráneas e imprescindible la biblioteca del segundo piso. Tengo entendido que las habitaciones de la segunda planta son mejores. La nuestra estaba aquí y sería de unos 40 metros cuadrados, con sofá, gran armario, cama cómoda y espacioso baño. De líneas puras y pintada en blanco, hay contraventanas interiores para evitar la entrada de luz y el frío.

Respecto a las cena, no comparto las críticas aquí leídas. El comedor es precioso, buen servicio y buenas preparaciones.

El spa es pequeño, muy pequeño, pero quizás por eso es capaz de recrear un ambiente íntimo y personal. Al contrario que otros en los que he estado, todas las duchas de contraste funcionan, la temperatura de la sauna está un poco alta para mi gusto y la piscina a pesar de sus pequeñas dimensiones (más de ocho personas se molestarían), tiene cuatro chorros en altura, banco de lumbares, camas y otros dos chorros para gemelos y glúteos que no había visto en otros spa.

De acceso gratuito es la piscina, pensada más para nadar que para recreo y que, de nuevo, logra crear una atmósfera muy especial gracias a su iluminación.

Ah, por último, problemas de cobertura en el interior. Aviso para quienes no pueden vivir sin el móvil. Para otros será una bendición.

  • Se alojó en diciembre de 2013, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, 785
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 28 de diciembre de 2013

Nuevecito, nuevecito. Suelo radiante, piedra y madera, todo muy acogedor, bien integrado y cálido. Hab. con nórdico, TV plana y muy limpia. Huele a nuevo y a madera. Excelentes acabados y el personal muy amable. A 2km de Cangas d Narcea, amplio aparcamiento. Tiene piscina climatizada gratuita para clientes. El SPA cuesta 15€ pero estando la piscina la verdad no merece mucho la pena:es bastante pequeño, los chorros son temporizados y con poca variedad. Puedes visitar por 3€ la iglesia, integrada en el parador, con guía durante 45'. Volveré porque pocos

Consejo sobre las habitaciones: Las que dan a la carretera son más amplias y no se escucha el paso de los coches.
  • Se alojó en diciembre de 2013, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, gatodick
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 15 de diciembre de 2013

Sin ninguna duda, el mejor parador en el que he estado. He visitado varios paradores, en algunos de ellos me he alojado y en otros solamente he acudido a comer, y he de decir que en cuanto al alojamiento, este es el mejor en el que he estado.
A destacar la decoración de las zonas comunes, pasillos, salones... la lencería de cama y baño, la amabilidad del personal... Y cómo única crítica, la falta de cobertura prácticamente en todo el parador.
La piscina no es muy grande pero si muy atractiva, por su diseño y sobre todo por la iluminación es realmente apetecible.
El restaurante dispone de unos menús estupendos, es un sitio ideal para cenar en pareja o con amigos, el interiorismo del restaurante es muy especial y la gastronomía es buena.
Por la parte trasera al parador se accede al Monasterio, y puede hacerse una visita guiada que dura más o menos una hora, es muy recomendable, la guía lo hace muy ameno y es una forma de conocer un poco más la historia del monasterio.

Consejo sobre las habitaciones: Nosotros nos alojamos en una suite preciosa. Ubicada en una esquina y con unas vistas maravillosas. Ideal si vas a estar varios días y no quieres sentirte encerrado en un dormitorio.
  • Se alojó en noviembre de 2013, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Aljama
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones