Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“un hotel antiguo que se defiende”

Mejores precios para -
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Los precios son para 1 habitación, 2 adultos
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 10 sitios más
Sandos Cancun Lifestyle Resort
Ocupa el puesto n.º29 de 177 hoteles en Cancún
Certificado de excelencia
Opinión escrita 18 agosto 2014

Nos quedamos en la primera semana de agosto en este hotel, la primera impresión que me dio fue que el hotel era pequeño pero tenia un buen estilo, linda decoración, pero chico para lo que es Cancun, una recepción pequeña, ejecutivos de frontdesk lentos al tener 8 personas en la recepción para check in, pero muy atentos, los botones un desastre, de hecho nosotros bajamos nuestras maletas y las tuvimos que llevar nosotros hasta la habitación.
Ya con llave en mano tuvimos que compartir uno de los pequeños ascensores con varios pasajeros que venían de la piscina empapados.... me dije tranquilo estas en un hotel de playa no te ataques... llegamos a nuestra habitación, grande equipada con un mobiliario clásico pero cómodo, sin pretensiones... el baño cómodo, ducha aparte de la tina, amenities básicos, toallas pequeñas, pequeñas... la cama si debo confesar la mas cómoda que me toco en este viaje de visita a hoteles, y eso se agradece, buen punto a favor, la internet dentro de la habitación es fatal, el resto me quede con la sensación que era antiguo, las habitaciones tiene una terraza vista al mar y eso lo adore, todas las habitaciones tienen vista parcial al mar y eso es otro buen punto.
Ahora hay un detalle un poco favorecedor al tener esas terrazas, por lo menos la habitación que me toco estaba frente al Hotel Secret que es un edificio moderno y un poco mas allá esta el Hard Rock Cafe, entonces te sientes como el hermano pobre jajaja
Vamos a los restaurantes:
La primera noche nos fuimos al buffet porque era Mexicano, harta variedad de comida, pero las mesas son todas compartidas, mesas como de banquete, entonces quieras o no debes compartir tu cena con extraños... si buscas privacidad hay dos restaurantes a la carta uno de comida Francesa y otro de comida Japonesa, bastante buenos ambos
El desayuno es GENIAL, la presentación, el lugar, la comida es ESPECTACULAR, esto es lo mas rescatable, muy bien el desayuno, lo mismo los bares, música en vivo le da un muy buen toque, los tragos buenos
Piscinas buenas, cómodas, gimnasio grande y bien equipado; ahora la Playa es cuento aparte, preciosa, buenas reposeras, aconsejable totalmente un espumante después de la cena en las reposeras de noche, plan romántico 10 puntos

Mi impresión general: Hotel Antiguo, habitaciones clásicas, frigobar básico, amenidades básicas, buenas comidas, buen descanso, atención lenta y un poco despreocupada...
Siento que el Luxury le queda grande, yo a este hotel lo califico como un 4 estrellas, un buen 4 estrellas familiar

  • Se alojó en agosto de 2014, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Servicio
2  Gracias, MarceloSchnaidt
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opiniónOpiniones (4.458)
Puntuación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas

642 - 646 de 4.458 opiniones

Opinión escrita 13 agosto 2014

Llegamos a este hotel con grandes expectativas. Y nos fuimos con las peores.

Siempre que uno da una opinión lo hace en función de sus expectativas generadas el precio de la tarifa, lo que esperas y lo que te brindaron. En este caso no fueron buenas.

Somos socios de Royal Elite, y te prometen un tipo de atención diferencial. Nos hemos alojado en otros hoteles de esta cadena (en Tenerife y en el Caracol), donde sí se noto dicha membresía (especialmente en el San Blas).

En este caso desde que llegamos fuimos atendidos como un huesped más. Nos ofrecieron el mismo trago y flor que le dan a todos los huespedes, mientras que esperamos más de 3 horas a que nos dieran la habitación. El check in era a partir de las 14 y no nos dieron la habitación hasta pasadas las 16 hs, luego de reclamarla en varias oportunidades. Si bien podés hacer uso de las instalaciones, después de un viaje largo lo que querés es tu habitación, y tu baño y no andar dando vueltas por las instalaciones del hotel. Ahí notamos ya algo que despúes resultaría desagradable. Bajás a las piscinas o a la playa y no encuentras ninguna reposera para utilizar.

Entramos a la habitación, y el termostato del aire acondicionado no funcionaba por lo que la habitación parecía Siberia. Tuvimos que reclamar en tres oportunidades para que vinieran a arreglarlo. Nos comentó el hombre de mantenimiento que era algo habitual que se tildaran de esa forma. Como de por sí hacía frio no hizo falta volver a encenderlo por lo que no sabemos si siguió funcionando correctamente,

La habitación resultó ser bastante modesta, con vista a un lateral. El mobiliario es muy antiguo (pero no de esos tipos antiguo lujoso, sino simplemente viejo). Una sóla mesa de luz, la otra era el escritorio, una lámpara de cerámica (de distinto tamaño) a cada lado de la cama. Un mueble viejo de madera donde estaba una TV, comun de 29 pulgadas (nada de LCD o plasma, que es lo mínimo que uno espera en una experiencia de LUJO). Una mesa de hierro y un sofá.

La cama cómoda y la ropa de cama estaban bien.

El frigobar MUY POBRE. Sólo el primer día dejaron un paquete de papas fritas y unos m&m, que NUNCA repusieron.

El primer día había un tazón con frutas (nada sofisticado: dos bananas y dos manzanas), que tampoco repusieron. Una botella de vino y una de Tequila que eran atención por ser socios Royal Elite.

El baño que en otros tiempos podríamos calificarlo de lujoso con sus pisos y paredes de marmol, hoy en día quedó anticuado. Bañera de tamaño estándar sin hidromasaje, Inodoro con una tapa plástica como los peores baños públicos (al menos esperaba una de madera), ducha por separado y mesada con dos bachas. Algo curioso: El shampoo sólo lo reponían cada dos o tres días. El resto de los amenities del baño casi inexistentes (entiendase por ello jabón, shampoo, crema de enjuague, gorra de baño, crema de afeitar, isopos, algodón, etc..... sólo jabón y shampoo cada 2 o 3 días).

La limpieza de la habitación también contó con algo desagradable. El primer día se me ocurrió comer media banana de las que me habían dejado. Me fui el último día y la otra mitad, ya negra y en mal estado SEGUÍA ALLÍ. También el cuchillo sucio. Es algo que uno no espera en una experiencia de LUJO.

Respecto a las albercas, el hotel posee tres. Al menos en febrero, la primera ya no tiene sol a las 13 horas, la segunda a las 14 y la tercera a las 15. Y la playa desde las 16. Una torre monstruosa se construyó al lado del hotel y dejó a las áreas de esparcimiento en penumbras.
Deberían de construir otras piscinas en las zonas que quedaron soleadas ya que de lo contrario sólo podrán disfrutar el hotel por la mañana.

Sólo la más alta (la primera que tiene sombra) está climatizada. En febrero la temperatura no supera los 25 grados por lo que el sol y la climatización son necesarios.

Uno de los puntos mas HORROROSOS que me tocó vivir en este hotel es la denominada por mi como guerra de sombrillas y reposeras. Si quieres hacer uso de alguna sombrilla, y alguna reposera no olvides poner tu despertador a las 6 am (si, lo que leiste 6 am) levantarte en pantuflas agarrar una toalla, un libro, un par de anteojos o lo que encuentres para reservar tu reposera y sombrilla. A las 7.30 YA NO HAY NINGUNA REPOSERA NI SOMBRILLA LIBRE. Le preguntas a la gente encargada de la alberca y dicen que cuando ellos entran a las 8 ya están todas reservadas (cuack!). Así que ya sabes, si quieres madrugar este hotel es para ti. Pero recuerda llevarte las toallas sucias el día anterior a la habitación, para hacer tu reservación a primera hora del día siguiente. Luego de las quejas, nos informaron que como era socio elite, me correspondía unos camastros especiales tipo carpa, que los reservaban el día anterior, de los cuales sólo hay 4 al sol y ninguno en zona de playa.

La gastronomía del hotel es lo único que podemos rescatar como positivo. El restaurante Zango tipo buffete, presenta una buena variedad de comidas, sabrosas, y muy bien presentadas. Ya sea al desayuno, almuerzo o cena daba gusto ir la Zango. Algo para destacar es que no se si pasaba conmigo o era en general, pero era muy normal que el mozo se olvidara de traer las bebidas que le solicitáramos. De cada 4 pedidos se olvidaban en uno.

El restaurante Japonés muy bien en cuanto a su show y presentación de platos. Mención especial para Daniel San.

Y el otro restaurante, el SEASON, es sólo para entendidos que deseen probar cosas nuevas y en cantidades muy limitadas. Si eres de muy buen comer abstenete de este último. Dato curioso: vi como juntaban lo que quedaba en las diferentes botellas de vino y lo traspasaban de una a otra. Es algo que al menos lo deberían hacer en la cocina y no a la vista de los comensales.

En cuanto al lobby bar también en varias ocasiones levantaron el pedido y jamás me lo trajeron a la mesa.

El otro bar del cuarto piso, NUNCA FUE ABIERTO, a pesar de que el hotel estaba a tope de su capacidad.

En cuanto al snack de la pileta solo hot dogs y hamburguesas. Nada más, a excepción de algunas cosas grilladas que elaboraban en la escalera que da a la playa, por los que tienes que hacer varios minutos de fila para conseguir un trozo de comida grillada. No es el lugar adecuado para esto ya que al estar entre la playa y la alberca, la zona está atestada de olor a parrilla y parece más una churrasquería que un hotel lujoso.

El spa muy bueno, muy prolijo y buenos servicios.
El área de gimnasio presentaba varias máquinas rotas. Pero un punto a destacar es lo que llaman cancha de tenis. Hace tiempo que no veo algo tan abandonado. Agujeros en el piso, la red atada con alambre. En una de las redes la altura no superaba los 50 cm de altura en el centro. Un desastre de abandono.

Lo último que quiero destacar es lo inexistente de la animación. Salvo algún cantante que toca no más de 30 minutos en el lobby bar. Nada.
Ninguna actividad en la pileta (excepto un día que cocinan una paella y se divierten ellos solos haciéndola, ya que en ningun momento invitan a participar al público), ninguna actividad en la playa, a excepción del voley playero que se reunía por propia motivación de la gente y no generado por el inexistente equipo de animación del hotel. Anécdota: un día siendo las 18.30 en la única actividad del hotel, léase voley, el animador nos solicitó la pelota y nos cortó el partido, y nos quedamos todos sorprendidos mirándonos.

Seguramente de algo me estaré olvidando. Pero en líneas generales quedé bastante desilusionado con un hotel que se vendía como EXPERIENCIA DE LUJO, y no llega a un tres estrellas estandar.

No volvería.

  • Se alojó en febrero de 2014, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, GUSTAVOS76
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 7 agosto 2014

Estuve con mi familia en el hotel sandos de Cancún, donde la Sra. Martina Rodríguez nos atendió de una manera muy especial, el servicio de restaurante es magnífico y contratamos los paseos desde el mismo hotel que seguimos por las recomendaciones del personal. Gracias por su atención Sra. Martina

Consejo sobre las habitaciones: Escoger las habitaciones con vista al mar
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó en julio de 2014, viajó con su familia
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Servicio
2  Gracias, Andrés Raúl M
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 7 agosto 2014

la infraestructura esta perfecta, pero el personal de meseros dentro y fuera del hotel ofrecen un PESIMO Y ABERRANTE SERVICIO, no poseen el espiritu de servicio ni de atencion al huesped. Afuera en las albercas NO HAY PERSONAL SUPERVISOR que verifique que los huespedes esten bien atendidos y esto ha propiciado mucha corrupcion entre los meseros que solo atienden a quienes les da propina y los demas huespedes son invisibles para ellos. Dentro en los restaurantes los meseros no tiene capacitación ni contacto visual con el comensal para estar atento a cualquier movimiento de cabeza del comenzal que solicite ayuda. y cuando te atienden a una solicitud se tardan muchos minutos para hacerlo. andan corriendo y bromeando entre ellos y eso distrae la atencion de su trabajo. recuerden que el cliente es la persona mas importante de cualquier negocio y este se debe ir de regreso con un buen sabor de boca y deseando pronto volver a disfrutar de estas instalaciones .

Consejo sobre las habitaciones: elige las habitaciones que esten mas cerca del mar para que disfrutes la vista del mar es estupenda
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó en julio de 2014, viajó con amigos
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Servicio
Opinión obtenida en colaboración con este hotel
2  Gracias, angel v
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 4 agosto 2014

La estancia en el hotel fue muy agradable. Recomendable 100% si lo que quieres es ir exclusivamente a relajarte. La atención es muy buena por parte de todo el staff, desde los y las camareras hasta los bar-tenders. Sin embargo, a mi jucio, el hotel es muy pequeño, con muy poca variedad de comidas en los restaurantes, que tampoco son muchos, y sin muchas actividades de playa y alberca. Lamentablemente me tocó vivir una evacuación del hotel porque se activó un detector de humo ¡por una plancha de teppanyaki del restaurante japonés!

  • Se alojó en julio de 2014, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Servicio
Opinión obtenida en colaboración con este hotel
Gracias, Gerardo A
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Web Relations C, General Manager en Sandos Cancun Lifestyle Resort, respondió a esta opiniónRespondido: 6 agosto 2014

Estimado Huésped,

Antes que nada, quisiera agradecerle por hospedarse en Sandos Cancún. Agradecemos que tome parte de su tiempo para compartirnos su experiencia.

Sandos Cancun es un hotel boutique en el que para nosotros el tamaño es una ventaja pues no permite conocer a nuestros huéspedes y poder brindar un servicio personalizado. Dentro de nuestra Experiencia Gourmet Total contamos con más de 20 menús diferentes que puede disfrutar en cada día de la semana ya que en el restaurante Zango el buffet de comida y cena cambia su menú todos los días.

Lamentamos que haya vivido una evacuación en falso, sin embargo, de igual manera nos alegramos de que haya sido una falsa alarma, como usted pudo apreciar la seguridad e integridad de nuestros huéspedes es algo que no nos tomamos a la ligera.

Esperamos tener la oportunidad de recibirle nuevamente y poder brindarle nuestra verdadera Experiencia de Lujo.

¡Saludos!
Martina Rodríguez
Director

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Hoteles que quizás también te gusten...
Los viajeros también vieron estos hoteles de Cancún
A 0,9 km
Paradisus Cancun
Paradisus Cancun
N.° 25 de 177 en Cancún
10.028 opiniones
A 0,8 km
The Royal Sands
The Royal Sands
N.° 20 de 177 en Cancún
4.811 opiniones
A 5,5 km
Dreams Sands Cancun Resort & Spa
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios
A 5,3 km
Presidente InterContinental Cancun Resort
A 5,6 km
Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancun
A 1,2 km
Fiesta Americana Condesa Cancun All Inclusive
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios

¿Has estado en Sandos Cancun Lifestyle Resort? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Sandos Cancun Lifestyle Resort

Dirección: Boulevard Kukulcan Km 14 Manzana 53 Lote 37 1 | Zona Hotelera, Cancún 77500, México
Número de teléfono:
Ubicación: México > Península de Yucatán > Quintana Roo > Cancún
Servicios:
Bar / Salón Playa Centro de negocios con acceso a Internet Gimnasio / Sala de entrenamiento Desayuno gratuito Aparcamiento gratuito Cocina Restaurante Servicio de habitaciones Spa Suites Piscina Acceso para sillas de ruedas
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º29 de 177 hoteles en Cancún
Rango de precios: 209 € - 571 € (basado en tarifas medias de habitación estándar)
Categoría del hotel:4 estrella(s) — Sandos Cancun Lifestyle Resort 4*
Número de habitaciones: 213
Descripción oficial (proporcionada por el hotel):
Lleno de estilo, el ambiente orientado a adultos en Sandos Cancún Lifestyle Resort All Inclusive atrae a los viajeros a su ubicación premier frente a la playa. Las camas techadas sobre la extensa playa de arena blanca son el sitio preferido para los que quieren aprovechar el sol, mientras las tres piscinas “infinity” son ideales para refrescarse del calor de Cancún. La Experiencia Gourmet Total te ofrece una lujosa cocina gourmet en los cinco restaurantes. Para consentirte de manera increíble, conoce el Spa del Mar, donde encontrarás un extenso menú de masajes y tratamientos corporales. ... más   menos 
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Hoteles.com, Expedia, 5viajes2012 S.L., Stayforlong S.L., TripOnline SA, Agoda y Evoline ltd por lo que podrás hacer tus reservas para el Sandos Cancun Lifestyle Resort con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.

¿Es este su perfil de TripAdvisor?

¿Es propietario o gestiona este establecimiento? Reclame su perfil de forma gratuita para responder a las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Reclamar su perfil