Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Un completo desastre”

Mejores precios para -
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Los precios son para 1 habitación, 2 adultos
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 10 sitios más
Sandos Playacar Beach Resort
Ocupa el puesto n.º58 de 215 hoteles en Playa del Carmen
Opinión escrita 11 noviembre 2013

Estuve alojada en este hotel de cinco estrellas (¿?) en primera línea de playa Playacar, con mi marido, durante diez días en el mes de Junio-Julio del 2013.

Desearía que Tripadvisor permitiera hacer la crítica con cero de puntuación, es decir, dejando en blanco los circulitos.

Me consta que hago una crítica extensísima, pero a quien le interese mucho saber las cosas con detalle tendrá la paciencia de leerla. He estado en hoteles feos, hoteles con limpieza regular, comidas regulares o malas, servicio deplorable en algunos, pero todo horrible!??? Eso nunca me había pasado, al menos en hoteles de cinco estrellas. En Cuba, con todo su problema de abastecimiento, los hoteles de cadenas europeas en la playa, sobre todo si son de cinco estrellas están mejor, mucho mejor que este. Incluso en Cayo Largo, de cuatro estrellas, se comió algo mejor que aquí y la atención era correcta.


La situación del hotel es buena, cerca de Playa del Carmen, tal vez un cuarto de hora paseando, o 20', como mucho. La playa está bien, no tiene piedras, el mar suele estar bueno... No es idílica, la arena es buena pero no de esa finita arenosa del Caribe, eso no. Más bonitas las de Tulum (no hay TI) y Playa Maroma (en esta el mar es algo más movido), mejores playas en Cozumel, pero al ser una isla se hace, tal vez, más incómoda.



Tipo de habitación: Superior con vista frontal al mar select club adults only. Servicio Todo Incluído. Precio 230 $ (dólares USA).
Este tipo de habitación incluía en sus características una cama extragrande (en su página web definía la habitación como superior room oceant front cama king con brazalete para las instalaciones y con las condiciones etc. del select club adults only), más con el hotel hubo que discutirla, parece ser que ellos no leen su propia página web.
La habitación quedaba al lado de la playa y piscinas que es lo que más nos interesaba, junto con la vista al mar. Las maletas las llevaron los chicos del hotel. Pero a nosotros nadie nos acompañó a la habitación al llegar, tuvimos que caminar desde la recepción hasta llegar a ella un cuarto de hora bajo el sol de las 14h de la tarde, solos y buscando el lugar. El carrito pasó lleno de gente, así que lo hicimos andando, aunque hacía mucho calor (5 estrellas¿?).

Cuando encontramos nuestra habitación era un bajo, tan bajo que quedaba un poco inferior al nivel del jardín y del asfalto (como dos peldaños por debajo), oscura, olía tremendamente mal a alcantarillado y humedad, además de que en lugar de ver el mar sólo veíamos el camino por el que pasaba la gente, el prado y las sombrillas, ya que el nivel de la habitación era bajísimo. Solicitamos cambio a un piso más alto, nos respondieron que debía ser al día siguiente. Decidimos esperar al día siguiente.

Al salir de la habitación para ir a la playa teníamos frente a nuestra puerta, en el pasillito, los restos de una comida o cena, copas, platos sucios, etc., que evidentemente no eran nuestros y que permanecieron allí desde las 14h de este día hasta las 14h del día siguiente, eso como mínimo, ya que cambiamos de habitación y no sé en qué momento posterior a nuestro cambio se habrá retirado.

La puerta de la terraza estaba rota la cerradura y se cerró sola estando nosotros fuera, en la terraza (yo acababa de ducharme y sólo llevaba mi albornoz, mi esposo estaba en pijama); fuimos rodeando hasta el quiosco de las toallas para que avisaran a alguien que nos abriera, por favor: no lo hicieron, ni siquiera nos dejaron llamar por su teléfono desde allí (ellos tenían un teléfono que estaba a la vista para comunicarse), tuvimos que llegar a la recepción del meeting point (unos 150-200m) con esas ropas que llevábamos para que nos dieran otra tarjeta para abrir (5 estrellas¿?).

Al día siguiente nos avisan que podremos cambiar a las 15h a otra habitación y que , por favor, abandonemos la nuestra a las 10h.
He cambiado de habitación en otros lugares y jamás me he visto en la calle, lo lógico es que estés en tu habitación hasta que te den la siguiente, no que te dejen con las maletas en el patio o en la piscina cinco horas. Nos dijeron que era la política del hotel, que el check in se hacía a las tres de la tarde y que las maletas las teníamos que llevar nosotros a recepción, a un cuarto de hora caminando de nuestra habitación, pero los bolsos de viaje con la documentación, trastos del viaje, dinero, cámaras, móviles, etc.... todo con nosotros, con lo que pesa! y cargando con ello a la playa, a la piscina... sin poder perderlo de vista un momento... increíble!!!. A la respuesta, muy enfadada por nuestra parte, de que nuestro check in estaba hecho el día anterior, !ya estábamos alojados!, se trataba de un cambio no de un check in, que si nos sacaban de la habitación antes de darnos la siguiente nos estaban dejando literalmente sin alojamiento durante cinco horas (al menos desde el punto de vista legal si no tengo habitación un día después de mi check in: me han dejado sin alojamiento, así de claro!, no estoy alojada!)..., con bastante mal humor habló con su superior y permitieron que nos quedáramos hasta la hora del cambio.
A las tres de la tarde cuando fuimos a por las llaves de la habitación nueva había una señora con su mamá (la mamá de casi 80 años) pidiendo por favor en la recepción que le dieran !ya! el cambio de habitación prometido porque llevaba desde las 10.30 de la mañana con su madre, muy mayor, en las piscinas y en el patio, sentadas por donde podían (las hamacas y las sombras estaban ocupadas desde las 8h) y su madre estaba enferma ya... Cinco horas que las dejaron fuera de su habitación inicial sin darles nuevo alojamiento, una señora de casi 80 años!, ambas eran de nacionalidad argentina... (cinco estrellas¿?).

Nuestro cambio de maletas (viajábamos por un mes en México, llevábamos dos grandes y dos de cabina) lo realizó un muchacho a duras penas, sin carrito para maletas, tirando de ellas, avanzaba una la dejaba sola "abandonada" volvía a por otra... y así todo el camino... Tuvimos que estar atentos, no fuera a ser que una de las maletas desapareciera o hubiera algún contratiempo, así que mi marido le fue ayudando con las maletas, porque daba pena ver aquella forma de trabajar, pobre chico!. Pero el chico no llevaba llaves para la habitación, para eso teníamos que ir nosotros a recepción: !otro cuarto de hora camino arriba y cuarto de hora camino abajo para conseguir llaves!. No sería más fácil que las llevara el chico del equipaje? (cinco estrellas!!).

Nuestro cambio se redujo a un cambio de edificio porque la habitación continuaba siendo un bajo!!! (una tomadura de pelo?), aunque , en este caso estaba a nivel del suelo y no por debajo. Ya no íbamos a perder más tiempo de nuestras vacaciones y allí nos quedamos, pero no me parece normal que se pida un cambio por estar en un bajo y te manden a otro bajo (5 estrellas¿?).
Dentro de lo malo tuvimos suerte con el trocito de prado frente a nuestra ventana (sin seto que haga de límite y sin nada) porque a muchos bajos les coincide una tapadera grande, que parece de los sumideros de las alcantarillas, en su propio espacio y pegada a su ventana (5 estrellas¿?).
La puerta de la terraza estaba con la cerradura rota, otra vez, y hay que cerrarla a mano y fuertemente (5 estrellas!!).

CARACTERÍSTICAS DE LA HABITACIÓN:
Es suficientemente grande, el armario también, la caja de seguridad no demasiado grande (pero suficiente si no llevas portátil). La cama extragrande (king), televisión de buen tamaño (pero se veía mal, completamente nevada). El aire acondicionado funcionaba aceptable, menos un día entero que se estropeó (tardaron 36 horas en pasar a arreglarlo, hubo que llamar cuatro veces y aún así, nos lo arreglaron a las 23h del día siguiente que ya nos enfadamos bastante por las horas que llevábamos pasando calor y una noche horrible, y viendo que si no nos poníamos serios volvíamos a dormir a 29º o 30º una noche más).
Las sábanas viejas con la tela delgada del uso, pero sin rotos y limpias. La colcha de la cama es el mismo edredón decorativo de cubrirla, o duermes con él encima (que seguro que no se lava cada vez que se desocupa la habitación, debido al tipo de tela ni siquiera sé si se podrá lavar nunca, además olía regular y no iba a taparme con eso cerca de mi cara noche tras noche) o duermes sólo con la sábana! (5 estrellas!!).
Las almohadas cómodas, pero bajas y estrechas (no son dos de la medida de media cama cada una, de tamaño son como dos cojines cuadrados, la mitad de la cama es lo único que cubren de espacio). Pedimos por teléfono una almohada extra para cada uno, más otra almohada extra para mi (explicamos que acabo de operarme de un hombro y necesito apoyar ese brazo al dormir). Al rato se pasaron por la habitación dos chicas (dos chicas, no una!) para preguntar "¿para qué quieren tres almohadas extras?" (al parecer había una de más en el armario que no habíamos visto), asombrados de tanto exceso de personal como para ir a hacer una pregunta semejante de dos en dos, lo explicamos de nuevo: nunca trajeron las almohadas (menos mal que eran dos chicas, porque ninguna se enteró ni transmitió lo que se pedía), hubo que llamar dos veces más!... (5 estrellas!!!)
La cama se mudó cada dos días aproximadamente. La limpieza correcta, ni mal, ni muy bien. A la camarera de la habitación se le dejaba cada día una propina de tres dólares (un día sólo dos por no tener dinero pequeño). El minibar se repuso con bastante buen criterio.

Muebles viejísimos, pasados de moda ya cuando los compraron, oscuros, con esquinas machacadas, tiradores rotos algunos. Las paredes pintadas desvaídas de un color que quería ser naranja, pero sucio, con manchas en la pared, desconchones, etc.
Las cortinas de oscurecer para la noche no estaban mal, la verdad es que era lo mejor de la habitación.
Junto a la TV y el espejo, un agujero en la pared con los cables eléctricos y alguna conexión, todo al aire y sin protección, que además de horroroso es peligroso, (5 estrellas!!).

Baño con ducha únicamente, muy viejo, como todos los muebles: muy feo. El agua tenía una presión aceptable y salía a una temperatura correcta, tal y como uno decidiera. La ducha aunque feota, estaba amplia y bien. El secador de pelo (yo tengo melena corta) sólo se podía usar unos tres o cuatro minutos seguidos porque te quemabas la mano, así que había que apagarlo para que enfriase, además apenas tenía potencia; así que nada de lavarme el pelo justo a la hora de ir a la cama. Pensamos en bañarnos por la noche en el mar, de hecho lo hicimos un día (es una gozada, además estas habitaciones están sobre la playa, quedan al ladito del mar) pero luego tenía que acostarme con el pelo mojado o estar mucho tiempo esperando que se enfriase el secador, así que decidimos no repetirlo. La balda del lavabo bien grande con espacio para dejar todas las cosas. Toallas bastante "cansadas" ya, pero sin rotos y limpias. El albornoz nos lo recogieron un día y no lo trajeron más (¿?).

En el pasillo, al lado de nuestra puerta estaba la puerta de cristal de emergencia, esas puertas se pueden abrir desde adentro (no desde afuera, para eso están), esta estaba clausurada, ni desde adentro ni desde afuera.

Volvimos a tener frente a nuestra puerta y un poco más allá, los restos de desayunos o cenas de otra habitación, en una ocasión otras veinticuatro horas!, las copas rotas y los cristales por el suelo (hay fotos), (5 estrellas¿?).
Hay que decir que el hotel declara a "bombo y platillo" estar comprometido con el medio ambiente (¿?).

DESAYUNO:
Mucha variedad de productos, pero todos parecidos y mediocre (se podían tomar, pero no estaban frescos). Zumos artificiales y malos. Servicio muy regular, las cosas se acababan y había que pedirlas, te las traían sólo con suerte. Los crepes que se hacían al momento porque había una persona para este menester, pues esa persona nunca estaba, los crepes los dejaba hechos y se iba, así que se quedaban fríos y gomosos (muchas veces la he visto charlando, pero aunque la miraras ni caso te hacía!). Para los crepes casi nunca había chocolate, te dejaban unas salsas de fresa tipo mermelada (no tipo caramelo), si lo pedías tenías que dirigirte al jefe de comedor porque si no no te lo sacaban; un día me respondieron que el chocolate líquido saldría cuando se acabara la fresa. El bacon, muy regularcillo, pero aceptable... Pastelitos y galletitas muy regulares.
Servicio: salvo el jefe de comedor que volaba cuando le pedías algo, los demás un desastre (excepto dos personas, que también recibieron su propina por su buen trabajo y buena disposición)... Incluso un día nos soltaron una taza de café con un fuerte golpe en la mesa (una de las chicas) y muy malos modos, derramando el café, por decirle que por favor la cambiara que estaba usada (estaba realmente usada, la había utilizado yo para mi leche con chocolate)... Esto son cinco estrellas (¿?).
Conseguir chocolate con leche era una tarea de titanes, su idea del chocolate con leche es una leche de color rosa (supongo que de unas gotas de chocolate que le dan ese color, de hecho hice una foto porque era para asombrarse), yo no puedo tomar café.

Comida y cena: el tema es parecido, se salva el italiano y el oriental, en ellos se puede cenar aceptable.

Un buen detalle de este hotel: Cuando vas de excursión temprano, te llevan el desayuno a la habitación a la hora que lo encargues (la noche anterior), así no te vas sin desayunar. Lo que te traen te lo dan a escoger, pero no sé por qué luego sirven lo que les parece a ellos. No obstante, como he dicho, me parece un buen proceder.


PISCINAS:
Sólo utilizamos las de la zona cercana a la playa. Son bonitas, sí, no son feas, es difícil que una piscina sea fea!... Pero ya las he visto infinitamente mejores, más nuevas, más grandes, más bonitas... en otros hoteles de cinco estrellas de la zona de Puerto Morelos, Punta cana, Jamaica, Cuba, etc... El suelo alrededor de la piscina es cemento o algunas partes de azulejo feo y roto y lleno de rebacheados.

Las hamacas las ocupan con una toalla a las 7.30h y a las 8.30 ya no queda una. Están con la toalla y vacías casi todo el día porque mucha gente se va a la playa o de excursión y las deja así, nadie toma ninguna medida.

El bar frente a la piscina es una barra para pedir las cosas y no tiene sillas, sólo un par de mesas son cuatro sillas pequeñas que, como las hamacas, están ocupadas siempre.
No hay bar húmedo (lo que me parece muy bien porque lo considero muy antihigiénico, lo comento porque sé que hay gente que le gusta y conviene que lo sepan).
Hay personal que te sirve en la hamaca, en general muy amables y encantadoras, si has tenido suerte de poder hacerte con, al menos, una hamaca para los dos.

Las bebidas de grifo. Pedimos un Martini (nos dijeron que sí lo había, para las pulseritas del select club como la nuestra), pero aquello sólo recordaba al vermouth en el color. Los daiquiris estaban mejor, la cerveza era penosa parecía gaseosa. El personal del bar de la piscina bastante majos casi todos. Si queríamos tomar las bebidas premium a las que teníamos derecho por nuestra reserva había que ir al meeting point a un espacio que allí tenían para ese fin, sólo allí, y no en bañador (eso es lógico), en el resto de los bares del hotel grifo!.

BARES
Me pareció divertido el bar del billar, el personal muy majo también.

El bar de la playa, feo, malo, etc... Colocado detrás de las hileras de hamacas, con mesas para sentarse, sin ningún encanto, ninguna comodidad, feo! Además tampoco había sitio casi nunca.

La zona de animación por la noche es muy amplia, estuvimos unas tres o cuatro noches, después de llegar de cenar de Playa del Carmen, nos pareció divertida. No todos los días debe ser igual de simpática, supongo, pero sí que hubo cosas muy entretenidas. No es muy especial, pero sí divertida.


PLAYA PARA ADULTOS
Es la misma playa y el mismo tipo de hamacas, resulta de una división hecha con una cuerda atada por entre las palmeras (deprimente) y en aquella zona no puede haber niños. Hamacas azules de plástico y sombrilla. Todas en hileras, apretadas, como en un cine... Como no ocupes la primera línea, parece que estás en la escuela. La otra zona donde pueden estar los niños es igual. No me molestan los niños (soy madre y los míos han sido chiquititos no hace mucho), pero no utilicé ni una zona ni la otra, me parecieron horribles! y, desde luego, que no por los niños !faltaba más, los niños eran lo más lindo, lo único lindo del hotel!, lo de la playa en zona privada era lo que menos me importaba.

Afortunadamente la playa que queda a la derecha del hotel (que es el último de la zona) no tiene hamacas ni bares y hay menos gente, allí estábamos muy bien. La playa es bonita, pero es la misma playa que la de los demás hoteles de primera línea de mar de Playacar, es la misma: Arena buena, no hay piedras, buena mar... Tiene la peculiaridad de lo que ya he dicho, que puedes pasear a la derecha y ya te ves libre de hoteles frente a la playa y de aglomeración en filas de hamacas.

SPA
Está al aire libre y bastante agradable, al agua aceptablemente calentita, incluso el jacuzzi especialmente caliente. Personal agradable.

RECEPCION
Excepto dos muchachos (uno se llama Guillermo creo), los y las demás sólo saben sonreir y algunas ni eso siquiera.
Hemos tenido un contratiempo que ya tomó características muy feas, nos sentimos muy mal tratados (en realidad nos sentimos maltratados más que mal tratados) y objeto de una absoluta falta de respeto: Dió lugar a una situación denigrante y que fue causa de enfermedad para los dos (por enfriamiento: no más grave que una cistitis y fiebre para mi y un día de cama de mi esposo, también con fiebre, pero es más que suficiente).

Al regreso del spa empezó a llover muy fuerte (estaba pasando cerca una tormenta tropical), al correr para no mojarnos la tarjeta se nos cayó y la perdimos. No pudimos entrar en la habitación desde las 14.30 hasta las 17.30... No conseguimos que en recepción nos dieran otra tarjeta, nos dijeron que no funcionaba el ordenador, les pedimos que mandaran alguien a abrir. Poco les importó vernos empapados, en bañador, con las toallas de la piscina que ya no podían con más agua y en chanclas en medio de aquel charco de agua inmenso, pingando de la cabeza a los pies, durante tres horas en la calle!. Tuvimos que recorrer de la habitación al meeting point tres veces porque nos decían que ya nos habían abierto, pero no era cierto. Nunca llegó nadie a abrirnos! en tres horas!. El hotel, el suelo, estaba tan inundado que el agua nos cubría las chanclas en muchas zonas, y seguía lloviendo! (la lluvia no es culpa del hotel, pero hay que mandar a alguien a abrir la habitación, sobre todo teniendo en cuenta que hay chicas de sobra para ir de dos en dos por las puertas para preguntar para qué queremos tres almohadas!). El trato recibido en el meeting point fue tan terrible que hablamos con la gerente y una de las chicas vino para disculparse personalmente. Nos obligaban a hacer la cola, viendo como íbamos de empapados (no fueron capaces las señoritas del meeting point en un hotel de cinco estrellas a discernir cuando una situación requiere atención y no puede hacer cola cada vez que uno llega a recepción empapado!¿?), cada vez que llegábamos al meeting point a volver a pedir ayuda para entrar a la habitación y conseguir ropa seca. En recepción había cinco personas atendiendo, pero la cola sólo la atendía una chica, los demás no pude saber a qué dedicaban su tiempo...

El libro de reclamaciones nos fue denegado en primera instancia (nos dijeron que no tenían), hubo que enfadarse e indicarles que o nos dejaban el libro o nos pondríamos en contacto con la policía turística y con el servicio de atención al turista (no recuerdo el nombre exacto que esto recibe allí, pero en aquel momento lo averiguamos y sí existe), porque no podíamos pasar ni un minuto más con aquella pingadura y sin poder secarnos y vestirnos, yo ya estaba helada a pesar de que allí no hacía frío, pero tan mojados tanto tiempo acabas teniendo frío. Da igual que te ateches, el bañador, los pies, la toalla todo rezumaba agua! (5 estrellas¿?).

El hotel es muy grande, la zona más nueva y más bonita, el select club, es la que está alejadísima de la playa (15 o 20' andando), los carritos no siempre pasan cuando deben, a veces se demoran más de media hora y pasan llenos. La zona cercana a la playa, a mi me gusta más, pero todo está viejísimo.

El patio central que queda dentro de cada bloque de edificios, en el nuestro había una fuente, permaneció los diez días con el suelo absolutamente inundado por rebosamiento, no sé de donde procedía el agua, pero olía terriblemente a cloaca. Debajo de unas puertitas que había en la pared de la fachada cada dos o tres metros, había unas toallas, trapos arrugados, etc., que trataban de empapar el exceso de agua... En los diez días esos trapos no se cambiaron ni de posición, al final, parecían trapos en un vertedero (cinco estrellas¿?).

La wifi funcionaba bastante mal, muchas veces no había cobertura ni para el teléfono, de hecho en nuestra habitación no se podía llamar a España desde el móvil. Como la wifi tampoco iba bien casi nunca (eso que teníamos una contraseña, no era la del meeting point), el Iphone nos servía de muy poco en el hotel, salvo en el citado meeting point, y no siempre, porque hubo días que nos dijeron que no iba la wifi en ninguna parte.

Hay una cafetería heladería junto al meeting point que está agradable y es bonita, los pastelillos no maravillosos, pero se pueden comer y resultan agradables... El personal es amable.


Se intentó cambiar de hotel, nuestra agencia lo intentó, pero a pesar de llevar una reserva normal (no era una oferta "no reembolsable" ni de prepago), el hotel se negó en redondo a devolvernos ni un sólo día de los diez. Estábamos dispuestos a pagar la penalización de una o dos noches, o tres!, pero los diez días y, además, pagar otro hotel no nos era posible. Como esto fue al principio, nos aguantamos no queríamos "aguarnos" las vacaciones en papeleos y solicitudes.

Me consta que me he extendido muchísimo, creo que jamás hice una crítica tan larga y tan dura (y aún me he dejado cosas en el tintero), he esperado meses para escribirla por motivos varios, entre ellos que no quería estar demasiado enfadada y el tiempo va poniendo las cosas en su sitio. Pero a pesar de todo según iba escribiendo me iba enfadando de nuevo, sin remedio. Siento esta larga parrafada porque sé que mucha gente ni la leerá (por pesadísima), pero me era necesario dejar constancia de todo lo que recuerdo.
Escogí el hotel, sabiendo que no era de los más caros, pero era una cadena española y cinco estrellas... pues bueno... No pensaba comer y cenar allí todos los días (de hecho solo comimos dos o tres veces y cenamos otras tres o cuatro), pasamos mucho tiempo fuera del hotel y no se podía pagar 300 o 400 euros diarios por un TI que nosotros no aprovechamos, pero esperaba algo un poco más agradable (lujos no, por el precio estaba claro, pero este desastre tampoco). Solo he abandonado un hotel en mi vida, se trataba de un hotel de un pueblo de Cuba, de una cadena cubana, que me daba un poco de miedo (pero no era un cinco estrellas). Hubiera abandonado este hotel de haber podido.

No volvería al hotel, ni aunque me lo regalasen por mi cumpleaños... En realidad no veía la hora de salir de allí... Fue una pena... el resto del viaje por México (con cosas mejores y peores, como en todos lados) había sido encantador. Resultó una mala guinda del pastel.


Saludos.

  • Se alojó en junio de 2013, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
32  Gracias, komomola
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opiniónOpiniones (13.429)
Puntuación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas

4.275 - 4.279 de 13.429 opiniones

Opinión escrita 11 noviembre 2013

no era lo que fue hace unos años. Me toco ir esta vuelta en temporada baja (sep) y no estuvo tan bueno. La comida antes era la mejor de otros hoteles, hoy es igual .Habia poco servicio de mozos. Las habitaciones geniales, pero el servicio medio flojo para ser un 5 estrellas caro.
El dia de la independencia mejicana la pileta, playa y comedor se repletó de turistas mexicanos que coparon todos los servicios.
Bajó la calidad del hotel.

Consejo sobre las habitaciones: Trataria de probar con otro hotel mas barato ya que las prestaciones en este caso no fueron de 5 est...
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó en septiembre de 2013, viajó con su familia
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, LunaticaLove
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 11 noviembre 2013 mediante dispositivo móvil

Maravilloso el hotel; los servicios del sector only adults muy buenos.La playa espectacular.Lo mejor el spa.Muy buena la comida; los resto tematicos muy lindos.Los jardines y todo el entorno muy bien cuidados.Volveria a disfrutar de este excelente lugar.

  • Se alojó en junio de 2013
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Ana G
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 11 noviembre 2013

Me encantó, desde las habitaciones, la gastronomía, el entretenimiento, hasta la gente que trabaja en el hotel, son muy amables!
Sus piletas espectaculares! La pasamos muy bien con mis amigos! Aunque debo reconocer que es mas para ir en pareja ya que es super romántico :)

Destaco el gran trabajo de Jimmy Vazquez, toda la buena onda!

Se alojó en enero de 2013, viajó con amigos
Gracias, Sebas B
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 10 noviembre 2013

Es nuestra segunda vez en Sandos Playacar y debo decir que realmente se superan dia a dia. Desde el nuevo espacio para teens, hasta el cupcake y su bellisima decoracion como el agradable trato de su personal el Sandos Playacar demuestra que son super cuidadosos en cada detalle para que los huespedes pasen unas vacaciones espectaculares! Gracias mil a Pedro del spa! Por hacer tan divertida la clase de spinning,a Vicky de RRPP por estar en TODO , a Irving y a Santa que tanto se esmeraron en los restaurantes ,Volveremos !

  • Se alojó en octubre de 2013, viajó con su familia
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Alicia L
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
Los viajeros también vieron estos hoteles de Playa del Carmen
A 4,7 km
Mahekal Beach Resort
Mahekal Beach Resort
N.° 29 de 215 en Playa del Carmen
2.927 opiniones
A 8,8 km
Sandos Caracol Eco Resort
Sandos Caracol Eco Resort
N.° 83 de 215 en Playa del Carmen
13.276 opiniones
A 3 km
Occidental at Xcaret Destination
Occidental at Xcaret Destination
N.° 72 de 215 en Playa del Carmen
13.654 opiniones
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios
A 0,8 km
Hotel Riu Playacar
Hotel Riu Playacar
N.° 51 de 215 en Playa del Carmen
5.216 opiniones
A 1 km
Royal Hideaway Playacar
Royal Hideaway Playacar
N.° 35 de 215 en Playa del Carmen
4.584 opiniones
A 6,5 km
Paradisus Playa del Carmen La Perla
Paradisus Playa del Carmen La Pe...
N.° 19 de 215 en Playa del Carmen
9.451 opiniones
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios

¿Has estado en Sandos Playacar Beach Resort? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Sandos Playacar Beach Resort

Dirección: Paseo Xaman-Ha | Manzana 1, Lote 1 Fracc.Playacar, Playa del Carmen 77710, México
Número de teléfono:
Ubicación: México > Península de Yucatán > Quintana Roo > Riviera Maya > Playa del Carmen
Servicios:
Bar / Salón Playa Centro de negocios con acceso a Internet Gimnasio / Sala de entrenamiento Desayuno gratuito Aparcamiento gratuito Actividades para niños (acondicionado para familias / niños) Restaurante Servicio de habitaciones Servicio de traslado en autobús Spa Suites Piscina Acceso para sillas de ruedas
Estilo del hotel:
N.°25 de hoteles para familias en Playa del Carmen
N.°32 de mejores complejos turísticos en Playa del Carmen
N.°41 de hoteles spa en Playa del Carmen
N.°41 de hoteles de lujo en Playa del Carmen
N.°43 de hoteles en la playa en Playa del Carmen
N.°53 de hoteles románticos en Playa del Carmen
Rango de precios: 193 € - 402 € (basado en tarifas medias de habitación estándar)
Categoría del hotel:4 estrella(s) — Sandos Playacar Beach Resort 4*
Número de habitaciones: 819
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Odigeo, Expedia, Hoteles.com, TripOnline SA, 5viajes2012 S.L., HotelQuickly y Evoline ltd por lo que podrás hacer tus reservas para el Sandos Playacar Beach Resort con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Hotel Sandos Benidorm
Hotel Sandos Playacar Beach
Sandos Playacar Beach Resort And Spa
Sandos Playacar Beach Resort & Spa Hotel
Sandos Beach
Sandos Playacar Beach Hotel Playa Del Carmen
Sandos Playa Del Carmen
Sandos Playacar Beach Resort Playa Del Carmen, Riviera Maya
Beach Playacar Resort Sandos
Sandos Playacar Resort

¿Es este su perfil de TripAdvisor?

¿Es propietario o gestiona este establecimiento? Reclame su perfil de forma gratuita para responder a las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Reclamar su perfil