Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (1.175)
Filtrar opiniones
1.175 resultados
Puntuación de viajeros
845
276
41
7
6
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
845
276
41
7
6
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtro
Actualizando lista...
1 - 6 de 1.175 opiniones
Opinión escrita el 8 de noviembre de 2018

Fue un placer habernos hospedado en este hotel. Más que un hotel es una casa de familia atendida por sus dueños. La atención es muy amable y cálida, la habitación es hermosa, tiene una decoración muy elegante, te dejan café, té, chocolate y agua de cortesía, junto con una pava eléctrica; está impecable desde todo punto de vista, la limpieza es un 10. El desayuno es muy variado (opciones a la carta), casero y súper rico. El Hotel está ubicado en un barrio residencial muy lindo y tranquilo, nosotros íbamos y volvíamos caminando a la zona de la ciudad vieja (aprox. 2.3km), pero también hay varios buses que pasan muy cerca del hotel. Definitivamente volveríamos y lo súper recomendamos. Gracias Hotel Ceilidh-Donia. Santiago y Jimena de Argentina.

Fecha de la estancia: octubre de 2018
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Servicio
Gracias, Jime C
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ceilidh-Donia, Manager en Hotel Ceilidh-Donia, respondió a esta opiniónRespondido el 9 de noviembre de 2018
Traducir con Google

Thank you for your review, we loved meeting you and spending some quality time talking about Scotland and your home land, we know you enjoyed the city of Edinburgh and are delighted you enjoyed your stay with us.

Please tell all your family and friends about us.

Best wishes

Kevin, Susan and all the team.

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Opinión escrita el 2 de noviembre de 2018

Mi marido y yo elegimos este lugar por las buenas críticas que tiene en esta página.
No nos equivocamos!. El hotel es encantador!. La habitacion muy comoda, con su bow window, y con muchos detalles que son de destacar. Cafe, te, chocolate, siempre.
Los dueños son muy atentos y serviciales. El desayuno escocés, muy bueno, ofrece siempre un plato caliente a la carta. Si bien no queda en el centro, a menos de 200 mts. hay parada de autobus, que te dejan en los lugares turísticos en 10 minutos. Absolutamente recomendable!!

Fecha de la estancia: octubre de 2018
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, mario m
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ceilidh-Donia, Manager en Hotel Ceilidh-Donia, respondió a esta opiniónRespondido el 3 de noviembre de 2018
Traducir con Google

Thank you for your review, we are delighted you enjoyed your stay with us and look forward to seeing you again in the future.

Best wishes Kevin, Susan and all the team.

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Opinión escrita el 28 de mayo de 2018

Me he hospedado en este hotel en: 2010, 2014, 2016 y por supuesto en este año. Porque vuelvo? pues porque me gusta la ubicación, la zona, el servicio es inmejorable.
Esta ocasión que me quede, fue diferentes a las anteriores, porque tome dos tours de tres días cada uno, por lo que algunas noches dormí en otras ciudades, le explique al hotel esta situación y le solicite que guardara mi equipaje por los días que no iba a estar, fueron muy atentos y amables y me apoyaron en mi solicitud, asimismo, informe que tenía que salir a los tours muy temprano, me preguntaron si deseaba que me preparan una bolsa con algo para desayunar, y el día que me iba al los tours, muy temprano tenia listo un desayuno ligero.
Pero lo que más guardo de recuerdo, fue el excelente trato recibido por Kevin y Susan, muchas gracias por hacer mi estancia inolvidable

Fecha de la estancia: mayo de 2018
  • Tipo de viaje: Viajé solo
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Servicio
Gracias, LadyEscocia
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ceilidh-Donia, Manager en Hotel Ceilidh-Donia, respondió a esta opiniónRespondido el 28 de mayo de 2018
Traducir con Google

Thank you for your review, we hope you had a pleasant journey home.

Look forward to your next visit.

Best wishes Kevin, Susan and all the team

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Opinión escrita el 13 de marzo de 2018

Mi mujer, que no habla ni una palabra de inglés, se negaba a viajar a escocia y dormir en B&B, por eso escogió un hotel, y yo era un poco reticente con esta idea ya que me caracterizo por ser una persona que prefiere una buena conversación a que la atiendan con lejanía, como a uno más. Lejos de esto, son las 15:00 de la tarde y estamos en un atasco entre Newcastle y Carlisle, pretendiendo coger la Motorway que conecta el oeste de Inglaterra con Escocia, la A74(M) y luego coger la M8 que conecta Glasgow con Edimburgo, ya que debido a las tormentas de nieve del día 1 de marzo, las carreteras A1, A68, A7, A71 y A700 que conectan Edimburgo con el sur estaban cortadas. Muy preocupados porque en Booking.com nos decían que nuestra entrada en el hotel estaba programada con hora máxima a las 21:00, llamamos a esa empresa para que por favor avise el hotel de que estamos en un atasco, y me comunican que me ponga yo en contacto con ellos. Ya desde este momento la atención fue asombrosamente cálida. Nos dijeron que entendían la situación, nos desearon mucha suerte y nos comunicaron (hablé con Kevin), que no nos preocupáramos de nada que nos esperaban. No me esperaba una llamada tan amistosa, le llegué incluso a decir que sentía que mi Inglés no era muy bueno y él me respondió que el suyo tampoco. Me hizo reír en una situación tan difícil como en la que nos encontrábamos: perdidos, sin comida caliente, sin un lugar donde poder evacuar nuestras necesidades y un bebé llorando en el asiento de atrás.

Después de la odisea de salir de Newcastle a las 10:30 de la mañana y llegar a Edimburgo literalmente derrapando en la nieve a las 20:30 sin soltar la carretera en esas 10 horas, llegamos por fin al hotel, que para mi sorpresa era una casita antigua reformada. Después de hablar con Kevin por teléfono, esta fue la segunda sorpresa: me esperaba un hotel feo. Entrar en la casa fue como entrar en la mía. El suelo calentito, una moqueta muy bien limpia. A mi paso la madera no crujía pero me daba sensación de nostalgia como de haber llegado a casa de mi abuela en Asturias. A los lados hay habitaciones, intento no hacer ruido. Llego a la recepción, que es una sala de estar con 2 televisiones, 2 sofás, 2 butacas, una mesa baja, una mesa alta, sus correspondientes sillas y una barra de bar donde ofrecían expuestos botellas de destilados de la región y cerveza, con entrada a la cocina y al comedor y me encuentro con Susan. Me da la bienvenida, me pregunta sobre el tedioso viaje y me tranquiliza diciendo (tercera sorpresa): "Venga, no te preocupes que ya estáis aquí. Trae tus maletas y a tu mujer e hijo e instalaos con nosotros, que querréis descansar".
Hacemos el check-in y nos enseñan nuestra habitación. Está situada en el primer piso subiendo por unas escaleras. Nos parece bastante confortable, nada que ver con cualquier habitación de hotel en el que hayamos estado antes. Parecía la habitación de verdad de alguien, decorada con gusto, confortable y con elementos casi personales, además de calentita y adecuada para un día tan frío.

Bajo al comedor para ver la carta de cenar y me encuentro con Kevin. Hablamos un poco con él, me da la bienvenida y la enhorabuena por haber podido llegar con tantas carreteras cortadas, y me dice que ellos solamente dan desayunos, que lo pone la hoja de bienvenida, la cual no leí. Subo a la habitación a comunicárselo a mi mujer y se nos cae el mundo encima. A esas horas todos los supermercados estaban cerrados ya y no queríamos salir del hotel a ningún restaurante porque nevaba intempestuosamente, por miedo a que el bebé nos coja frío (solemos cenar siempre en el mismo hotel). Bajamos y había un montón de folletos encima de una cómoda para llamar a que te traigan comida para llevar, y en recepción se ofrecen a llamarte para darle indicaciones a los restaurantes, pero con lo cansados que estábamos no nos apetecía para nada llamar ni a un italiano ni a un chino ni nada por el estilo. Hablando con Kevin, intenta llamar a un restaurante típico escocés, pero debido al temporal no tenían género. Después de repetir la operación 3 veces, siempre poniendo los restaurantes como excusa el temporal, aquí vino la cuarta sorpresa: él se ofreció, debido a la especial situación y a lo mal que lo habíamos pasado por las tormentas, a hacernos un simple bocado, pero preparado con cariño y en el momento (por supuesto nos lo cobró, no fue gratis, pero no tenía por qué hacerlo, ya que en la hoja de bienvenida que te dan especifica perfectamente que ellos no dan ni comida ni cena, solo desayuno, pero que ofrecen su comedor y su cubertería a quien quiera hacer uso de ello). Fue la cena más deliciosa que probé desde que salí de casa. Por fin algo sencillo y casero, nos supo a gloria bendita. Probamos cervezas típicas escocesas que nos vendieron allí mismo y pasamos una buena velada en el salón. Un 10 de noche. Nos hicieron olvidar toda la mala jornada que pasamos, y fue de agradecer.

Al día siguiente, siguiente problema. No podíamos salir de Edimburgo. Todas las carreteras estaban cortadas esta vez, y no podíamos llegar a Inverness, donde teníamos otro hotel reservado para esa noche. Hablamos con la empresa que nos gestionó la reserva, hablamos con el hotel, y nada. No había vuelta de hoja. Ese día tenemos que cambiar los planes y quedarnos en Edimburgo. Por parte de Kevin todo fueron facilidades. Quisimos ir a la Royal Mile en la Old Town, situada a tan solo 25-30 minutos del hotel andando y nos indicó qué buses coger, qué tiendas visitar y que no nos perdiéramos el castillo de Edimburgo. Incluso me ayudó a seleccionar las monedas justas (para mí las libras eran nuevas y me costaba mucho encontrar el valor de cada una), para que no nos cobraran de más en el bus, ya que un viaje cuesta 1,70 libras y si te pasas no te devuelven el cambio. A la media hora tuve que volver al hotel porque se me había dormido el bebé y me había dejado la sillita en la habitación, y les pregunté que dónde podía comprarle a mi mujer unas botas porque con la nieve se le habían roto las suyas y una empleada suya, creo que era la limpiadora, me preguntó que qué número de pie calzaba mi mujer. Cuando se lo dije, sin mediar palabra entró en la cocina, sacó unas botas suyas y me dijo (quinta sorpresa): "Cuando volváis en 2 días de vuestro viaje por Aberdeen, Inverness y las Highlands, me las devuelves". Increíble. Así fue. Esa noche sí que pudimos pedir algo de comida para llevar y nos facilitaron como ya dije su comedor para ello. Me dí cuenta de que los demás huéspedes del hotel iban en calcetines, y le pregunté a Kevin que si era una especie de norma. Me respondió (sexta sorpresa): "No, no es una norma, es una facilidad. Esto es de casa a casa, si yo en tu casa quiero estar en calcetines para no mancharte la alfombra me vas a dejar estar en calcetines, y tú estás en mi casa. Siéntete a gusto. Si quieres quitarte los zapatos, nadie te los va a robar". Increíble sensación el andar en calcetines por el hotel, parece que no pero al estar todo mullidito con alfombras a cada paso, repito que la sensación no es de estar en un hotel, es de estar en tu misma casa.

A la mañana siguiente, después de desayunar (desayuno increíble, recomiendo el Scottish Breakfast con Haggis y el Muffin de salmón), nos estuvo aconsejando qué carreteras coger que ya estaban abiertas, qué pueblecitos visitar y dónde comer.

Volvimos a Edimburgo 2 días después para dormir la última noche en Escocia para emprender la vuelta Londres y luego a casa, y volvimos al Ceilidh-Donia. Estábamos deseosos de llegar para poder andar por el hotel en calcetines y que Leo jugara, ya que en los demás sitios nos sentimos muy cohartados por el bebé, pero no fue así en este hotel. No se encontraban ni Susan ni Kevin en el hotel en ese momento, sino una empleada, pero nos atendió muy bien, como ellos el primer y segundo día.
Después de cenar apareció Kevin, y estuve hablando con él durante una hora, hasta que dio la hora de dormir. Una experiencia inmejorable. Al día siguiente le devolvimos las botas a la amable señora de la limpieza antes de irnos.

Nos gustó tanto la experiencia que el año que viene tenemos ya pre-reservada la estancia por una semana, esta vez sin mediadores, ya que tuvimos un pequeño problema que se consiguió resolver con la empresa que nos gestionó la reserva, que casi nos estropea la estancia.

Sé que el año que viene estaremos tan a gusto como este año, porque se ve que creen de verdad en su negocio y se esfuerzan mucho por que te sientas bien con ellos y que quieras volver a repetir y que se lo cuentes a tus amigos y familiares que quieran visitar la capital escocesa. Por mi parte les estoy haciendo y les haré toda la publicidad que pueda, pues en mis 8 días en Reino Unido, en el Ceilidh-Donia ha sido en el lugar que más a gusto hemos estado. Literalmente como si estuviéramos en nuestra casa, y es muy de agradecer. Nos han conseguido transmitir la esencia escocesa al 100%.

Muchísimas gracias, Kevin y Susan. Un saludo desde Mallorca. ¡Nos vemos el año que viene! / Thank you very much, Kevin and Susan. Regards from Majorca. We see you the next year! :)

Consejo sobre las habitaciones: Si no quieres subir escaleras, pide habitación en la planta baja. A mí me encantó estar arriba, pero hay gente a la que no le gusta subir.
Fecha de la estancia: marzo de 2018
  • Tipo de viaje: Viajé con mi familia
    • Ubicación
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Gabriel G
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ceilidh-Donia, Manager en Hotel Ceilidh-Donia, respondió a esta opiniónRespondido el 14 de marzo de 2018

Gracias por su comentario, nos encanta su comentario, que Aventura tuvo, el clima en Escocia durante su visita fue clasificado como Alerta Roja, la peor tormenta de nieve possible, asi que estuvimos encantados de que lo hiciera con su Hermosa familia, disfrutamos I Cada minute de su Compania y esperamos su visita en marzo de 2019! Estamos contentos de que estes en casa seguro y bien y esparamos que tu restaurant este muy ocupado. In dia vendramos a verte a Mallorca. Nuestros mejores deseos desde Edimburgo, in whisky lo espera en su proxima vista.

Mis mejores deseos Kevin, Susan y todo el equipo.

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Opinión escrita el 2 de febrero de 2018 mediante dispositivo móvil

Estuvimos en Diciembre, nos gustó mucho, muy acogedor y cerca del centro dando un paseo , sino puedes coger buses . Los dueños son geniales . Desayunos muy buenos , probad el desayuno escocés y el de salmón . La habitación genial, estaba todo climatizado , hacía mucho frío y eso se agradece . Tenía muchos detalles en la habitación. Recomiendo 100%

Fecha de la estancia: diciembre de 2017
Tipo de viaje: Viajé con pareja
Gracias, Pistolete
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ceilidh-Donia, Manager en Hotel Ceilidh-Donia, respondió a esta opiniónRespondido el 3 de febrero de 2018
Traducir con Google

Thank you for your review, so pleased you enjoyed your stay with us, we look forward to your next visit to Scotland.
Best wishes Kevin, Susan and all the team.

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Ver más opiniones