Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“muy buen museo”

Museo Nacional de Arqueología de Irlanda
Reserva con antelación
Info
58,35 $*
y más
Dublin Pass con excursión en autobús con paradas libres y la entrada a más de...
Info
431,56 $*
y más
Private Tour: Irish Ancestry and Heritage Walking Tour in Dublin
Info
40,12 $*
y más
Dublín Freedom Pass: transporte y recorrido turístico con paradas libres...
En el puesto nº 17 de 545 cosas que hacer en Dublín
Certificado de excelencia
Más detalles de la atracción
Información sobre la atracción
Duración recomendada de la visita: <1 hora
Opinión escrita 2 diciembre 2013

Nos gusto mucho, sobre todo la parte dedicada a la cultura Vikinga y tambien tienen un espacio dedicado a Egipto.

Gracias, Davidoctor46
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión
Opiniones (4.345)
Hay nuevas opiniones acerca del Museo Nacional de Arqueología de Irlanda
Ver las opiniones más recientes
Puntuación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas

133 - 137 de 4.346 opiniones

Opinión escrita 25 noviembre 2013

Para mí éste es el museo más importante de Irlanda. Si te gusta la Historia, no te lo puedes perder, da un recorrido por la historia de Irlanda desde sus inicios. Para los que no les guste la Historia, la sala de los vikingos es inmejorable, y tienen otra de egiptología. Además, es gratis. Abre todos los días hasta las 17:00 menos los lunes, que cierra.

Gracias, 962JuanP
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 10 noviembre 2013

Hay cosas muy interesantes pero lo que se espera de alli, lo Celta o lo Vikingo, no hay abundancia se recorre en un momento.

Gracias, Francisco M
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 23 octubre 2013

El Museo Nacional de Arqueología de Dublín reúne piezas de la historia de Irlanda desde la Prehistoria hasta el siglo XVI. Sus secciones fundamentales, y que lo diferencian de cualquier otro museo arqueológico, son precisamente sus secciones de Prehistoria, Edad del Bronce, Edad del Hierro, época vikinga y por supuesto, su maravilloso tesoro, compuesto por piezas de orfebrería celta de la Alta Edad Media irlandesa.

Se halla ubicado en un edificio del siglo XIX, bello por fuera y con unas instalaciones igualmente ostentosas, pero muy poco práctico a nivel museístico y de espacio. La planta baja está dedicada a la Prehistoria y a las edades del Bronce y del Hierro irlandesas, destacando la colección de armas y objetos rituales provenientes de diferentes enterramientos, su reconstrucción de una tumba de corredor, la sorprendente canoa de 4000 años de antigüedad, diferentes herramientas que ilustran la evolución tecnológica desde los primeros pobladores de Irlanda hasta las invasiones indoeuropeas...

En la parte central de esta sala se encuentra la colección de orfebrería de la Edad del Bronce y Edad del Hierro, compuesta por multitud de torques, collares, brazaletes, anillos, pendientes, adornos... de oro. Una auténtica maravilla. En la planta baja también podemos encontrar el Tesoro, compuesto por artefactos y objetos de la llamada Edad Dorada de Ia Irlanda celta, entre los siglos VI y XI. Aquí están algunas de las obras más famosas del museo, como el Cáliz de Ardagh, la Cruz de Cong, el Broche de Tara y una colección de báculos, broches, bandejas, joyas... en playa y oro, decorados con todo tipo de motivos y filigranas de gran detalle, muy alejados del estilo más tosco que se realizaba en la misma época en la Europa continental.

Otro de los platos fuertes del museo es su sección dedicada a los cuerpos que se ha ido descubriendo en turberas a lo largo de todo el país. La turba es un material que conserva a la perfección los cuerpos y otros objetos, impidiendo su descomposición. En esta sección encontraremos los cuerpos conservados de varias víctimas de sacrificios durante la Edad del Hierro, junto con una explicación completa e interesantísima de las características de estos yacimientos, de los rituales a que eran sometidos las víctimas, de su posición social, detalles de su descubrimiento...

La sección dedicada a la Irlanda vikinga se encuentra en la segunda planta, y reúne también una colección de objetos de uso diario (herramientas, broches, cubos, utensilios...), la reconstrucción de un pequeño barco pesquero de época vikinga, maquetas del Dublín del siglo XI y de una casa vikinga, algún enterramiento, armas, runas, tejidos... En resumen, una colección bastante completa sobre este pueblo, difícil de encontrar en otros lugares.

La sección dedicada a la Edad Media, a partir de la invasión inglesa hasta el siglo XVI, es también interesante, aunque no posee grandes obras que hagan imprescindible su visita. Más que a un Museo Nacional, podría pertenecer perfectamente a un Museo Provincial de España, Francia o Italia, por ejemplo. Supongo que se debe a las características sociales de la Irlanda medieval, que impidió un mayor desarrollo de su arte mueble.

El museo se completa con dos pequeñas exposiciones sobre arqueología egipcia y sobre arqueología de Chipre. Además, alberga exposiciones temporales, en nuestro caso visitamos una dedicada a los yacimientos de la colina de Tara.

El problema fundamental que le veo al museo es la falta de claridad a la hora de intentar un recorrido cronológico. Las colecciones son impresionantes, pero es fácil perderse buscando una sección en concreto, a pesar de que el edificio tampoco es tan grande. Nosotros empezamos el recorrido por la planta baja en sentido cronológico inverso, por ejemplo, ya que no existía ningún indicador de en qué sentido se encontraban las piezas más antiguas.

La sala del Tesoro tampoco estaba demasiado bien indicada, y nosotros mismo, junto con otros visitantes, entramos por la puerta de salida, encontrándonos también con las piezas más modernas en lugar de las antiguas. Al ir a buscar la sección dedicada a la época vikinga, en la segunda planta, pasamos por la sección medieval y chipriota, incluso alguna pieza de la sección (partes de naves) se encontraba un poco desubicada en los pasillos entre secciones.

Evidentemente, todo ello se debe a que la sede del museo está en un edificio histórico que no da para más, no permite grandes reformas de su interior o una organización de la exposición más racional. Creo que la calidad del museo merecería una sede moderna y mucho más extensa, pero en cualquier caso, me parece una visita obligada en la ciudad de Dublín. Un lugar en el que aprender sobre la historia de Irlanda y conocer algunas de las piezas más importantes del arte protohistórico y altomedieval europeo.

La entrada es gratuita, aunque es aconsejable una donación para el mantenimiento de las colecciones y la investigación. La tienda de recuerdos es muy completa, pudiendo adquirir una guía de gran calidad llena de fotografías de las principales piezas en exposición.

2  Gracias, Gaueko
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 29 septiembre 2013 mediante dispositivo móvil

Museo en donde se puede ver restos arqueologicos q van desde armas de lucha como espadas, la zona del tesoro a restos humanos encontrados en excavaciones y que conservan incluso la piel

1  Gracias, jjamjjamjjam
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron Museo Nacional de Arqueología de Irlanda también vieron

Dublín, Condado de Dublín
 

¿Has estado en Museo Nacional de Arqueología de Irlanda? Comparte tu experiencia

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

¿Es propietario o gestiona este establecimiento? Reclame su perfil de forma gratuita para responder a las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Reclamar su perfil