Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hotel Universidad
Mostrar precios
¿Quieres ahorrar dinero? Buscamos los precios más bajos en hasta 200 sitios web
Hoteles cercanos
Ver hotel
  • Wifi gratuito
  • Restaurante
Ver hotel
  • Wifi gratuito
  • Servicio de habitaciones
Gran Hotel(Albacete)
Ver hotel
  • Wifi gratuito
  • Desayuno incluido
Hotel Altozano(Albacete)
Ver hotel
  • Wifi gratuito
Ver hotel
  • Wifi gratuito
  • Restaurante
Hotel Albacete(Albacete)
Ver hotel
  • Wifi gratuito
Hotel Castilla(Albacete)
Ver hotel
  • Wifi gratuito
  • Bar/Salón
Hotel Europa(Albacete)
Ver hotel
  • Wifi gratuito
  • Restaurante
Hotel Florida(Albacete)
Ver hotel
  • Wifi gratuito
  • Restaurante
Hotel Principe(Albacete)
Ver hotel
  • Internet gratuito
Opiniones (131)
Filtrar opiniones
131 resultados
Puntuación de viajeros
22
69
25
8
7
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
22
69
25
8
7
Lee lo que dicen los viajeros:
FiltroTodos los idiomas
Actualizando lista...
105 - 110 de 131 opiniones
Opinión escrita 5 marzo 2012

La habitación limpia y todo correcto, desayuno también correcto, contraté habitación triple para tres adultos y la cama supletoria era de 1,70cm por lo cual si eres un poco grande tendrás que dormir encogido, las otras camas bastante cómodas.
Los bajos del hotel son bares de copas y de tapas puede haber 5 más o menos, con lo que en fin de semana puedes empezar a dormir a las 4 de la mañana, ya que se salen a la calle y forman un buen escándalo, sobre todo en el ala derecha del hotel, yo me encontraba en la 3ª planta y se escuchaba todo el jaleo como si estuvieran en la habitación.

  • Se alojó en marzo de 2012, viajó con su familia
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Eduardo11
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 2 marzo 2012

Imagino que abrir un hotel con el nombre de Universidad y establecerlo en un Campus Universitario ya te da clientes asegurados. Otra cosa es que sea un hotel. En un edificio insulso de ladrillo rojo y con sus bajos ocupados por decenas de bares, cafeterías y pubs el Campus de la Universidad de Castilla La Mancha ofrece este alojamiento, tan insulso como el edificio.

La recepción resulta sorprendentemente cutre. Paredes y columnas azules, un sofá antiguo, una mesa baja, un angosto mostrador casi oculto por papeles, periódicos, folletos.. y con todos los documentos del hotel a la vista dan una sensación de frialdad y desorden que nos hace presagiar lo peor. Lo que es.

El trato es súmamente frío y distante. Incluso socarrón cuando preguntamos por el Wifi y nos dicen con cierta sorna que tenemos que pagar 12 Euros por una tarjeta de 24 horas, en un Hotel, de Universidad y Campus Tecnológico. ¡Viva la ciencia, el progreso y la innovación!.

El olor de la cafetería, el comedor y las cocinas invade el ambiente y a través de unos machacados ascensores subimos hacia nuestra planta, dejando atrás un cartel que indica que el hotel se está renovando. El distribuidor desde el ascensor es oscuro aunque de día contará con la luz natural de una cristalera. Los pasillos que a él se abren siguen irradiando la misma frialdad. Luces inexpresivas, suelo de marmol y una alfombra central que amortigua pasos y ruedas.

La tarjeta abre nuestra habitación. Tras la puerta un enorme armario con un enorme espejo en una de las puertas correderas. En su interior tan sólo dos perchas y una balda a una altura tan inusual como inutil. Enfrente la puerta del baño. Corredera. Es la habitación de minusválidos.

No se cómo hará alguien que venga con una silla de ruedas para pasar más allá de la cama, porque el espacio que a los pies de la cama hay entre esta y el tan estrecho como largo escritorio es mínimo. Dos camas de nueva hechura, vestidas con unos nórdicos color marrón claro y separadas por una mesilla común. A cada lado de las camas, luces de noche. Una de las camas tiene el almohadón a juego con el nórdico. La otra, blanco.

La lencería de la cama es agradablemente suave. El colchón nuevo y confortable, y las almohadas son pesadísimos bloques de latex, muy confortables si uno está acostumbrado a este tipo de almohadas. Sobre la mesilla, el teléfono y una (sólo una) hoja para tomar notas. Un interruptor que sólo apaga las luces de los lados de la cama y un enchufe que no funciona.

A los pies de la cama un larguísimo y estrecho escritorio acoge la antiquísima televisión a la que sólo le faltan las antenas. Hay enchufes cerca para enchufar el portátil, y después de pagar 12 Euros, nos podemos conectar al wifi. Pero no podemos sentarnos. No cabe la silla en el espacio que queda entre la mesa y la cama. Amén que las dos sillas que hay en la habitación son terriblemente incómodas y bajas para lo alto de la cama. Siempre nos queda trabajar desde la cama...

El aire acondicionado calienta de lo lindo, pero no tiene modo automático por lo que nunca se para y si a eso le añadimos que el ruido es absolutamente ensordecedor es inviable dormir con él encendido. El paseo del vecino también nos molesta para dormir, y el foscurit, rajado posiblemente al tratar de abrir la ventana de difícil manejo, deja pasar la luz de la mañana.

Además de las camas, y el suelo de madera que han sido recientemente renovados, también el baño se ha renovado. Grifería de diseño de Porcelanosa, de la que podríamos encontrar en algún hotel de cinco estrellas. Fuera de eso, todo es más de lo mismo: el suelo de madera que se pone tibio de agua y peligrosamente resbaladizo tras la ducha, paredes de baldosín multicolor, un lavabo de cristal rugoso que traga el agua con dificultad, inodoro y bidet. Aún así pese a la reforma se sigue oyendo la cisterna del vecino y el agua correr por las tuberías del piso de arriba.

Toallas abundantes pero poco esponjonas y escasísimas de tamaño. Se nota que son viejas. En la ducha encontramos los restos del sobre de gel del cliente anterior. Las amenities son abundantes, pero de escasa calidad y peor hechura. Además se presentan en una cestita de mimbre con una telita con ganchillo llena de mugre.

Presión, caudal y temperatura son más que suficientes, para una enorme ducha sin puerta. Quizá sea porque es para el minusválido. Imagínate como acaba el baño de agua... Hasta los zócalos de la puerta están reventados de humedad.

Por la mañana un buffet de desayuno del que sólo podría salvarse la estupenda máquina de Nespresso, que no el café, porque el camarero prevé la llegada de clientes y cuando te sientas en la mesa te pone un café que ha hecho hace 10 minutos, con lo que le quita todo el encanto, sabor y aroma.

Si es mejor pasar de puntillas por el buffet de desayuno, no te quiero contar por la recepción a la hora de salir. Encima que pagas, malas caras por tener que incorporar los datos de la empresa a su fichero... y no es la primera vez que estoy, así que deberían tenerlos...

  • Se alojó en abril de 2011, viajó en Business
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, CarlosAndreu
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 27 agosto 2011

Habitaciones modernas y limpias con WIFI gratuito. Desayuno abundante y variado. Gran cantidad de bares en los alrededores. A pie se tarda poco en llegar al Corte Inglés y a las zonas más céntricas de los primeros tramos de Av España y Parque Abelardo Sánchez.

Se alojó en septiembre de 2010, viajó en Business
Gracias, klendathu_sp
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 16 agosto 2011

Situado en el campus universitario y cercano al Corte Ingles. Tiene comodo acceso andando al centro y al parque Abelardo Sánchez.
Las habitaciones modernas y correctas y el desayuno abundante.

  • Se alojó en julio de 2011
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Grupo-6
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 24 junio 2011

El hotel muy bien la habitación con aire acondicionado , muy limpia y impecable y la cama muy cómoda.El baño perfecto.Para mi calidad -precio bien. Los recepcionistas muy amables,en restaurante ,la comida muy buena cene en el . Esta en la zona universitaria cerca hay un corte ingles. En la misma manzana del hotel hay 3 bares y una panadería donde hacen bocatas,tapas etc. Yo comí en uno de los bares y cene en el hotel .Los bares abren a las 8 de la mañana, si madrugas y tienes que desayunar en hotel en la cafetería del hotel no traen pan hasta las 8 así que si quieres comerte un bocata esta difícil. No tienen leche sin lactosa. No estaría mal que en los tiempos que estamos los hoteles pensaran en los intolerantes a la lactosa y los celiacos.

  • Se alojó en junio de 2011, viajó sin acompañante
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, nek28
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones