Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Hotel malo”
Opinión sobre Hotel Mayna

Mejores precios para -
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Los precios son para 1 habitación, 2 adultos
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 5 sitios más
Hotel Mayna
Ocupa el puesto n.º136 de 192 hoteles en Benidorm
Opinión escrita 3 junio 2014

Estuvimos mi marido y yo a finales de Abril en este hotel de dos estrellas, y sinceramente, por el precio no se podía pedir mucho, pero si más limpieza. Las tazas del desayuno descansaban sobre una bandeja que conoció tiempos mejores y sobre restos de lo que quiero suponer que era zumo. Repito que por el precio quiza no se puede pedir más variedad en la comida, aunque eso si, estaba bien cocinada. El comedor era realmente diminuto situado en un sotano, sin ventanas. A parte que te has de retirar tu tus platos.
La habitación no estaba mal, aunque tuvimos que pedir más almohadas porque son muy bajas. Nos las dieron sin problemas.
Por otra parte me molestaron bastante los carteles que habia en el baño; no ensuciar las toallas con maquillaje o tendrá que abonar su importe. No sacar comida del comedor o tendrá que abonar su importe. Me sonó a amenaza.
Si van llevense gel y champú, porque no ponen (en algun otro hotel de 2 estrellas en los que he estado si ponen)
Además te piden fianza de 20 euros por el mando de la tele.
Zona imposible para aparcar.
No me gustó y no lo recomendaria

Consejo sobre las habitaciones: Las habitaciones que dan a un callejon son bastante tranquilas.
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó en abril de 2014, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Maria S
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión
Opiniones (175)
Puntuación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas

52 - 56 de 175 opiniones

Opinión escrita 4 mayo 2014

La limpieza es un poco pesima, y ya que si te dejas el cepillo de dientes por encima del lavabo te lo encuentras con olor a lejia ya ni te cuento.. Las camareras del bufet son muy majas pero la variedad es mala sobre todo para niños. Otro punto negativo a destacar es el ruido que se escucha tanto de la calle como de las habitaciones de alrededor se oye todo. La tele para 4 canales que se ven encima se quedan bloqueados.

Consejo sobre las habitaciones: La tele se ven cuatro canales y mal vistos para una tele enana.
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó en mayo de 2014, viajó con su familia
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Opinión obtenida en colaboración con Muchoviaje
3  Gracias, Nerea1992
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 16 abril 2014

Las habitaciones muy normalitas, calidad-precio esta bien, la zona buenisima y el recepcionista un poco asqueroso.
El comedor una locura, tienes que hacer cola para que acaben de comer unos y puedas entrar tu, y es que es un comedor para 80 personas cuando en el hotel se estan alojando 200. La comida en si no esta mal, ami me gustaba.
El ascensor si tienes huevos a cogerlo puedes echar la loteria que es tu día de suerte, y ami me toco un sexto !
Las de la limpieza son rancias y asquerosas a más no poder, ya para colmo un día me encuentro con que se les habian olvidado reponer las toallas y cuando las sube una chica de la limpieza extrajera, llama a la puerta y directamente abre con su llave, asi sin más ! gracias a dios que no estabamos haciendo 'nada', pero que tia mas mal educada, entrar sin esperar a que le abriera o le dieran permiso.

  • Se alojó en julio de 2013, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, Caaarmeeen
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 7 marzo 2014

COMENTARIOS:

Vaya por delante, que normalmente en nuestros comentarios, sopesamos justamente los baremos de lo que hemos pagado y lo que podemos recibir a cambio, siendo siempre beligerantes con los juicios.

Referidos al Hotel:

Recepción:
A nuestra llegada, con un simple y muy justito “buenas tardes”, entregamos la documentación facilitada por la agencia, solicitando el cambio de cena por el almuerzo, sin problemas y sin más ofrecimientos, nos entregan las llaves de las habitaciones.
Somos nosotros, volviendo del camino hacia el ascensor, los que tenemos que preguntar por los servicios y horarios del hotel, así como posibilidad de aparcamiento cercano, teniendo por respuesta una tarjeta para las dos habitaciones, con los horarios, y que, enfrente hay uno y algo más abajo hay otro, pero que desconocen precios y condiciones.
En nuestra primera salida del hotel, conseguimos plaza de garaje para toda la semana por 70€.

Habitaciones:
Ya en las habitaciones, justo decir que, amplia, la 312, no así la 310, algo más pequeña, situadas en la tercera planta, comprobamos su estado (en principio, aparentemente limpias), con mobiliario antiguo, y orientadas a la vía pública. Ausencia total de insonorización, por lo que se oye, con la puerta de acceso al pequeño balcón cerrada, hasta el caminar de las personas por la acera de enfrente, y por supuesto a partir de las seis y media o siete de la mañana, el constante paso de vehículos, con un carga y descarga debajo de nuestras habitaciones y otro enfrente.
La terracita de un metro escaso de ancha, por apenas tres metros de larga, consta de dos sillas de playa, que no se han utilizado, imaginamos, desde finales de la temporada veraniega, almacenando el polvo acumulado desde entonces y de las que naturalmente no hemos podido hacer uso. Al suelo de citada terracita, le faltan dos piezas, con la posibilidad de tropiezos si andamos despistados.
La cortina opaca, presenta manchas y suciedad “añeja” a media altura.
La televisión analógica, consta únicamente de los canales básicos nacionales, es decir la 1ª, la Dos, Antena Tres, la Cuatro, Telecinco y la Sexta. Junto a ella una pequeñita lámpara sin tulipa atenuante.
Tenemos que volver a recepción a por un mando a distancia, del que aportamos como fianza la cantidad de 20 €, sin entregarnos recibo justificativo del pago, pero que nos fue devuelta al finalizar nuestra estancia.
Las camas de 90 x 1,90, con somieres metálicos, una de ellas con el colchón bastante deteriorado, notándose los muelles en su superficie y con el consiguiente peculiar ruido al cambiar de posición. Las almohadas extremadamente bajas y solicitando una más, nos la entregan sin ningún problema. El cambio de colchón, no se pidió, porque vimos una puerta abierta con colchones, que mejor no hablar de ellos.
Durante la semana de estancia, las sábanas NO FUERON CAMBIADAS NINGÚN DÍA y seguros de ello, porque tenemos por costumbre marcarlas discretamente, lo comentamos a nuestra salida, dándonos por excusa que no pueden estar pendientes de todo, y que teníamos que avisar nosotros. Lo habríamos hecho de saber la frecuencia de los cambios, cosa que desconocíamos.
El baño, bastante amplio y limpio, a nuestra llegada, consta de plato de ducha con su correspondiente cortina, dos toallas de ducha y dos de lavabo, situadas encima del recipiente de recogida de desechos, dos rollos de repuesto de papel higiénico encima de la cisterna de agua, dos vasos de plástico, (de los más baratos que se puedan encontrar en un “chino”) y un diminuto dispensador de gel para manos es su equipamiento completo.
El comentario de todo aparentemente limpio a nuestra llegada, lamentablemente, no se puede seguir diciendo en el transcurrir de los días. Barrer, posiblemente lo hicieran todos los días, a pesar de que por nuestra forma de ser, seguramente no hiciera falta. Quizá por este motivo, no pasó una fregona por nuestras estancias en toda la semana y que por su olor, bien a lejía o bien al líquido limpiador con aroma a ¿ xxx ? se hubiese notado. En cuanto al baño, creemos fueron dos o tres días los que ¿posiblemente? fuesen repasados, el resto, ni se preocuparon por colocar la ducha, que intencionadamente dejábamos en el suelo.

Hasta ahora, muy a nuestro pesar, no se aproximan al aprobado, ni con mucho, pero lo descrito, no ha sido lo peor de nuestra estancia en este ¿Hotel?.

El comedor:
Con una superficie aproximada de entre 75 a 80 m2, digamos 90 m2, siendo generosos, alberga unas 28/30 mesas para atender el servicio de las 80 habitaciones que consta, repartidas en 6 pisos.
El expositor de platos, fríos y calientes, de unos 5 metros de largo aproximadamente, alberga, creo recordar, siete u ocho apartados, incluido el de ensaladas (por decir algo).
En otro apartado nos encontramos con un expositor mucho más pequeño que alberga galletas y pastas, junto al pan tostado empaquetado y cercano a tres bandejas apiladas una encima de otra, conteniendo una los Kiwis, otra las mandarinas y la otra las peras, plátanos y manzanas (todo junto)
El desayuno no es que fuese repetitivo, es que fue igual toda la semana. Churros, huevos fritos, bacón, fiambre de York, queso de sándwich, la misma fruta que para la comida, café y leche en termos enormes, agua con colorante, no llegando tan siquiera al color del que se anunciaba como “zumo de naranja” y pan de sándwich (no pan de tostadas) para tostar, por si no tienes prisa, en la única tostadora compartida por todos o mini pan tostado industrial pudiéndolo adornar con las tarrinas de mantequilla y mermelada.
Las comidas repetitivas y con prácticamente nula la opción de elegir entre varios platos.
Hay uno o dos primeros platos (Arroz con ¿?) o (Lentejas), a veces dos pescados, (sepia cocida en salsa u otro pescado tipo panga, en salsa parecida), una vez pusieron bacalao con tomate y justo es decir que estaba comestible y casi todos los días pollo, tipo asado con salsa y pechugas de idem a la plancha, o costilla asada y un día salchichas y rollitos de primavera.
De postre, fruta variada (Naranjas, kiwi, peras) y tarrinas de helado.
Total descuido de control de faltas en el bufet, teniendo que avisar los clientes a la cocina de lo que faltaba (tomate de ensalada, arroz, platos, cubiertos, etc. dejando mucho que desear la limpieza de tazas y vasos, con marcas dejadas al separarlos, creemos por apilarlos estando mojados). Escuchamos en varias ocasiones desde la cocina alguien diciendo que sin material no se podía trabajar y viendo a la ¿cocinera? o a su ayudanta, en medio del comedor, con su “traje de faena”, observar los que estaban en el comedor y a los que estábamos a la espera de entrar, porque en tres ocasiones, hemos estado esperando como media hora, soportando además un fuerte olor a gas-oil en la puerta de entrada, para poder sentarnos a comer, creemos que debido, independientemente de la escasez de sitio, a la entrada de personas ajenas al hotel, ya que ofertaban el bufet libre al precio de 6,50€, y dándoles prioridad, creemos, antes que los alojados en el hotel.
Para no ahondar más en la escasez de variedad culinaria, indicar como broche de oro a los despropósitos, que la primera vez que accedimos al comedor, nos negaron nuestro ya contratado régimen de bebidas incluidas, que tras la espera y consiguiente llamada a recepción, se solucionó sin más problema. Visto lo visto y para no disgustarnos y tratar de pasar unos días más o menos agradables, tampoco discutimos sobre la cantidad a recibir, siendo de una botella de agua y una de vino para cuatro personas, lo que nos facilitaron en cada comida, imaginándonos que pudiera ser esa la cantidad a recibir, como tampoco protestamos por tener que recoger nosotros mismos las mesas (al igual que el resto de alojados).
Tampoco fue agradable el decirnos que el sobrante del agua, aproximadamente media botella o poco menos, no lo podíamos sacar del comedor, una vez que estaba ya pagado. Entendemos que no se puedan meter bebidas en el comedor, ni sacar comida, pero la bebida que tenemos pagada?????? No podemos llevarla??????.
Por todo lo referido, lamentamos tener que decir a todos nuestros amigos y a las personas que conozcamos, que quieran alojarse en Benidorm, que no se asomen por este establecimiento, ni por su bufet y sepan que es nuestra opinión, respetando la de otros clientes, pero lo reseñado es todo, todo, cierto.
Con toda seguridad, se van a encontrar con clientes de más de setenta años, empujándote en el comedor para colarse en las filas para coger la comida del bufet y preocupados solo por ellos, alargando la sobremesa habiendo acabado de comer, sin importarles los que estamos esperando para entrar.
Indicar que si tienen alguna duda, remitimos fotos tomadas de casi todo lo relatado.

Consejo sobre las habitaciones: Conozco solo las que dan a la calle principal. Sin aislamiento y ruidosas a partir de las seis y med...
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó en marzo de 2014, viajó con amigos
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
7  Gracias, Chema-Cantabria
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 27 febrero 2014

Hotel comodo y buen precio.Comida casera y muy buen trato del personal.Fantastica presion de agua en la ducha.Cuando hay plaza siempre cogemos este hotel por precio y calidad, en total son cuatro o cinco veces que nos hemos alojado en el hotel Mayna,siempre pensando que es un hotel de dos estrellas pero las cumple sobrao

Consejo sobre las habitaciones: Pedir habitacion exterior
Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones
  • Se alojó en febrero de 2014, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, jose luis s
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
Los viajeros también vieron estos hoteles de Benidorm
A 0.3 km
Hotel La Santa Faz
Hotel La Santa Faz
N.° 80 de 192 en Benidorm
159 opiniones
A 0.2 km
Hotel Internacional
Hotel Internacional
N.° 129 de 192 en Benidorm
170 opiniones
A 0.4 km
Camposol
Camposol
N.° 98 de 192 en Benidorm
323 opiniones
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios
A 2.3 km
Picasso Apartments
Picasso Apartments
N.° 106 de 192 en Benidorm
380 opiniones
A 0.3 km
Milord's Suites
Milord's Suites
N.° 90 de 192 en Benidorm
171 opiniones
A 0.0 km
Hotel Iris
Hotel Iris
N.° 103 de 192 en Benidorm
143 opiniones
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios

Hoteles en la zona de Benidorm con opiniones recientes

¿Has estado en Hotel Mayna? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el Hotel Mayna

Dirección: Avenida Ruzafa 25, 03501 Benidorm, España
Ubicación: España > Comunidad Valenciana > Provincia de Alicante > Costa Blanca > Benidorm
Servicios:
Bar / Salón Restaurante
Estilo del hotel:
Ocupa el puesto n.º136 de 192 hoteles en Benidorm
Rango de precios: 31 € - 96 € (basado en tarifas medias de habitación estándar)
Categoría del hotel:2 estrella(s) — Hotel Mayna 2*
Número de habitaciones: 80
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Expedia, TripOnline SA, Stayforlong S.L., Odigeo, Atrapalo, 5viajes2012 S.L. y Evoline ltd por lo que podrás hacer tus reservas para el Hotel Mayna con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Hotel Mayna Benidorm
Hotel Mayna En Benidorm
Mayna Benidorm
Hotel Maina. Benidorm
Mayna Hotel Benidorm
Telefono Hotel Mayna Benidorm

¿Es este su perfil de TripAdvisor?

¿Es propietario o gestiona este establecimiento? Reclame su perfil de forma gratuita para responder a las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Reclamar su perfil