Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“No vale la pena” 1 de 5 estrellas
Opinión sobre La Casa di Colombo

La Casa di Colombo
Colaborador de nivel
126 opiniones
37 opiniones sobre atracciones
common_n_attraction_reviews_1bd8 176 votos útiles
“No vale la pena”
1 de 5 estrellas Opinión escrita el 21 octubre 2013

Pasamos un dia en Genova con la intencion de descubrir parte de la historia del descubrimiento de America, y nos encontramos con una ciudad industrial que poco tiene orientado al turismo, y ni hablar de la farsa de museo que es la casa de Colon, ademas de costar una fortuna el ingreso.
Genova no vale ni el boleto del tren!

Visitado el noviembre de 2012
¿Útil?
3 Gracias, Xavvo
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

221 opiniones de viajeros

Calificación de los visitantes
    27
    41
    80
    47
    26
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Japonés primero
  • Polaco primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Turco primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Génova, Italia
Colaborador de nivel
60 opiniones
12 opiniones sobre atracciones
common_n_attraction_reviews_1bd8 14 votos útiles
“Ruinas bien conservadas”
3 de 5 estrellas Opinión escrita el 24 mayo 2013

Lo que queda de la casa de Colon,nada de que,solo que era la casa de COLON,sino una ruina mas,de todos modos si vas al centro historico la vas a encontrar.

¿Útil?
Gracias, ATARASSIA
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Barcelona, España
Colaborador de nivel
60 opiniones
9 opiniones sobre atracciones
common_n_attraction_reviews_1bd8 46 votos útiles
“NO ENTRAR A LA CASA, NO HAY NADA!”
1 de 5 estrellas Opinión escrita el 23 julio 2012

Totalmente decepcionante, la casa se puede recorrer facilmente en 3 minutos...no es broma!!! en tan solo 3 minutos puedes entrar y salir...ya QUE NO HAY NADA que apreciar...tienen 4 maniquíes, un par de dibujos y basta...te quitan 4€ por la visita...pero es una estafa y una verguenza!!! Lamentable la verdad...

Absolutamente aconsejo no entrar a la casa...desde afuera te puedes asomar y veras lo mismo NADA!

Visitado el julio de 2012
¿Útil?
5 Gracias, Bnadous B
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid, España
Colaborador de nivel
90 opiniones
53 opiniones sobre atracciones
common_n_attraction_reviews_1bd8 100 votos útiles
“Diminuta casa paterna del más grande de los descubidores”
5 de 5 estrellas Opinión escrita el 1 noviembre 2010

La casa natal de Christophoro Colombo dista unos 50 metros de la Puerta Soprana, llamada antiguamente de San Andrés por el monasterio adosado a la muralla de Barbarroja, así llamada se construyó apresuradamente en el año 1555 para proteger a la ciudad de la invasión del sacro romano emperador Federico Barbarroja. Del monasterio solo se preserva la pequeña arcada del claustro, que junto a la puerta Soprana y a la casa de Colón se encargan de preservar la Associazione Culturale Genovesa Porta Soprana.

Desde el siglo XII al siglo XX el aspecto urbano en torno a Porta Soprana cambió muy poco. Nada más trasponer la puerta, flanqueada por dos torres semicilíndricas, se abría una calle con casas en ambas aceras, todas ellas propiedad del monasterio y todas de las mismas características constructivas: tres plantas, estrecha fachada de 3 metros de largo con el doble de fondo, es decir, unos 6 metros. En total, 18 m2 por planta con un total aproximado de 55 m2 para el conjunto de la casa. Por la parte trasera, todas daban a un huerto común que terminaba en la muralla. En plano catastral de 1870 revela la existencia de casas mayores, pero ello se debía a las agregaciones producidas a lo largo del tiempo. En esta época la calle se llamaba Carrogio Diritto.

Domenico Colon, padre del descubridor, alquiló esta casa a los monjes de S. Andrea en 1455, como revela un contrato de arrendamiento localizado en el Archivo Vaticano cuya copia se exhibe en esta Casa-Museo de Colon en Génova. En dicho contrato se identifica la casa como situada en el «Borgo di S. Stefano, Vico Dritto». Este documento revela que Colon no pudo nacer en ella, ya que por entonces contaba 4 años de edad.

Una fotografía de 1879 nos muestra la estrecha, empinada y zigzagueante calle por donde correteó el futuro Almirante rebosante de actividad y de gente. La casa colombina ya poseía la lápida epigráfica que todavía hoy conserva así como las tres plantas originales, en la actualidad reducidas a dos al desplomarse el piso superior. El Burgo medieval de San Esteban, que la rodeó durante 7 siglos, desapareció bajo la piqueta mussoliniana hacia 1939, cuando se decidió la creación de la Piazza di Dante, donde se construirían los primeros rascacielos de Italia. El comienzo de la II Guerra Mundial solo permitió concluir uno, enfrente de la casa, que todavía sigue siendo el más alto de aquella nación y desde el cual tenemos las mejores vistas sobre la ciudad y el puerto.

La Casa-Museo de Colón solo abre los sábados, domingos y festivos. La planta baja la ocupa la tienda de tejidos y el taller de hilado con la tejedora. No recuerdo ahora si existe alguna, porque está rigurosamente prohibido tomar fotos en el interior, pero el padre de Colón la poseía y era un experto tejedor, razón por las que los monjes le alquilaron aquella casa. El resto de la planta lo ocupa la escalera de acceso a los pisos superiores, de 85 cm. de ancho.

En el piso superior que ha sobrevivido se hallan el comedor, que preside una chimenea, la cocina y el tiro de la escalera que conducía a la planta más alta, donde se situaban el único retrete y los dos domitorios, uno para los progenitores y el resto para toda la prole. En este, que tenía 1,5 m. de ancho x 6 m. de largo, dormían el Almirante y sus cuatro hermanos, entre ellos una hembra, Bianchinetta. No sé si esto puede sorprender a alguien, pero he de decir que en las casas solariegas españolas, incluso grandes, el plan de dormitorios respondía al mismo esquema: el de los padres y otro único para toda la prole, que al menos hasta mediados del siglo XX solía ser mucho más numerosa que lo es ahora.

El hecho de que no se permita fotografiar el interior no contribuye a recordar más precísamente lo que la Casa-Museo conserva, pero destacaría sobre todo las reproducciones documentales, entre las que me llamó la atención una donación del Almirante, bajo la administración del Banco S. Giorgio para que se dotara anualmente a dos huérfanas de la ciudad al objeto de que pudieran contraer matrimonio. Recuerdo difusamente que había algún busto esculpido del Almirante, copias de retratos, fotos de la casa y del antiguo burgo donde se inscribía, alguna armadura y maniquíes de la época y no mucho más, aparte de un mobiliario escaso. Sin duda lo que más vale es el ambiente del conjunto, la percepción visual del entorno físico mas inmediato que rodeó la niñez, infancia y juventud de Colon, que evidentemente debió corretear mas por las calles genovesas que por su propia y pequeña casa.

La visita, aunque no muy dilatada, mereció la pena, sin duda y de largo. Pero no me atrevo a recomendarla indiscriminadamente. La calificación tan alta que le concedo proviene de su extremada rareza, pues salvo los grandes palacios nobiliarios o señoriales, y tampoco todos, es rara la preservación durante tanto tiempo de un vestigio urbano que nos revela las formas de vida de lo que después se llamaría la clase obrera.

¿Útil?
6 Gracias, petifoque
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron La Casa di Colombo también vieron

 

¿Has estado en La Casa di Colombo? Comparte tu experiencia

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

¿Es propietario o gestiona este establecimiento? Reclame su perfil de forma gratuita para responder a las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Reclamar su perfil