Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (1.321)
Filtrar opiniones
1.321 resultados
Puntuación de viajeros
1.025
200
58
25
13
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
1.025
200
58
25
13
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtro
Actualizando lista...
12 - 17 de 1.321 opiniones
Opinión escrita 6 de julio de 2015

Excelente hotel, la ambientación y la arquitectura lo hacen un hotel único. El servicio y las habitaciones van acorde al edificio, excelentes. El servicio es muy bueno. No es un hotel barato pero vale la pena

  • Se alojó en agosto de 2014, viajó con su pareja
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Servicio
Gracias, Hernán V
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 18 de junio de 2015

Lujo europeo, grandes amigos nos recomiendan esto ,habitaciones espaciosas, es un palacio del renacimiento, , su ambiente exhala historia , el duque FELIZ Y Maria Teresa de Austria LO habitarán al casarse .Esplendoroso.

Consejo sobre las habitaciones: Las más cercanas al jardín lejos del ruido .
Se alojó en octubre de 2014, viajó con amigos
Gracias, Sara D
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 18 de febrero de 2015

No somos de hoteles caros ni obstentosos, pero encontramos una buenisima oferta para alojarnos en este hotel en nuestras vacaciones de verano visitando Europa, y no pudimos resistirnos. El hotel es inmenso, mi chica se sentia como Sisi Emperatriz. La habaticion amplia espaciosa, con todo lujo de detalles, frutita fresca cada dia. El personal es como para llevartelo a casa, super amables, pero claro, es un cinco estrellas, que esperabamos.... Muy recomendable, vale la pena pagar un pelin mas y disfrutar de esta maravilla.

  • Se alojó en julio de 2014, viajó con su pareja
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Luis G
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
klauchr, General Manager en Hotel Imperial Vienna, respondió a esta opiniónRespondido: 30 de marzo de 2015
Traducir con Google

Dear “Luis G” and partner,

Great to read your review, posted in February this year about your visit last summer to Vienna and to note that your lady felt like a princess herself. It is always most rewarding to hear about excellent service experiences from our guests and thank you for the top marks in your rating.

If ever your travels bring you back to Vienna, look us up and let us provide you with another most memorable stay in our exceptional destination.

Imperial greetings from a wonderful, sun drenched spring day in Vienna to Madrid,

Klaus Christandl, General Manager

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Opinión escrita 11 de enero de 2015

Desde hace siglo y medio, este palacio neorenacentista ha formado parte de la más alta vida social de la capital austríaca. Es, además, uno de los edificios más antiguos y señeros del Ring. Se construyó por el Duque Felipe de Württemberg con motivo de su matrimonio con María Teresa, hija del archiduque austríaco Alberto y prima del emperador. Por su origen alemán, sin embargo, el duque no era muy querido en Viena y la municipalidad no tuvo el menor empacho en trazar una calle por en medio de los jardines del nuevo palacio. Despechado el aristócrata y sin llegar a habitarlo, vendió su palacio, mobiliario incluido, al hombre de negocios Franz R. von Landau.
Este lo convirtió en un lujoso hotel para alojar aristócratas, banqueros y a todo aquel que quisiera y pudiera vivir a la manera de los príncipes. Así, durante la Exposición Mundial de Viena en 1873, el nuevo hotel fue elegido por el emperador para alojar a sus propios huéspedes. Entre estos, Pedro II de Brasil, Christian IX de Dinamarca, Guillermo I de Prusia con su canciller von Bismark y el presidente de Francia conde de Mac Mahon.
Elevado a la categoría de “imperial y real”, el hotel se convirtió en lugar habitual de reuniones de monarcas y ministros de toda Europa. A estos se unieron artistas, científicos y la emergente clase de grandes industriales. Ricardo Wagner se hospedó en él para el estreno de sus óperas Tannhaüser y Lohengrin. Las actrices Sarah Bernhardt y Eleanora Duse convivían con los reyes de los vecinos estados balcánicos y con príncipes e infantas de las casas reales europeas atraídos, todos ellos, por las grandes fiestas de la corte austríaca. Pero en sus salones, durante el primer tercio del siglo XX también se planearon conjuras políticas y hasta algún asesinato.
Tras la Segunda Guerra Mundial fue sede de la administración militar soviética y, en 1957, tras dos años de restauraciones volvió a abrir sus puertas. Una nueva y fidedigna restauración por el grupo Starwood, hace pocos años, ha descubierto la primitiva recepción del palacio con sus espléndidas balaustradas y bellos frescos, mientras se sustituían numerosas habitaciones por nuevas suites.
Cuando se asciende por la palaciega escalinata del mármol que lleva a la planta noble y se desemboca en ese atrio entre columnas helénicas, se espera que un emperador reciba al visitante desde lo alto. Y, efectivamente, allí están los retratos de Francisco José I y su esposa Elisabeth (Sissi), pintados por el célebre pintor de corte Winterhalter.
En esta planta se hallan las grandes suites del hotel y, entre ellas, las dos gemelas suites Royal, dignas por su amplitud y mobiliario del mejor palacio. Muy bellas también, pero más clasicistas, son las suites imperiales. Delicadas y encantadoras, las Elisabeth; románticas e íntimas, las maisonettes, situadas en la última planta y con vistas a la Karlsplatz y su barroca iglesia.
La Musikverein, hogar de la Filarmónica, se halla justo a espaldas del Imperial; la Konzerthaus, a cien metros; la Opera, a trescientos. Muchos directores, solistas y cantantes hacen del hotel su hogar temporal. No es inusual circular por los pasillos y escuchar las notas con sordina de un piano en el que repasan sus partituras Barenboim o Zubin Mehta, mientras que Juan Diego Flores, Villazón, Anna Netrebko o la Bartoli ensayan en uno de los salones.
El café es una institución vienesa y el Café Imperial es una excelsa muestra. Tranquilo durante el día, tras el espléndido y variado desayuno buffet, donde no falta el caviar ni el champán, hay que reservar las tardes y noches de concierto para degustar una tarta Imperial, rival de la Sacher, o una cena tardía. Igual de elegantes son el exquisito bar María Theresia y los regios salones del restaurante Imperial donde el chef Hans Juergen Schauer ofrece una cocina moderna plena de sabores junto a las clásicas recetas vienesas. Porque aquí, sea en la gastronomía o en el servicio con mayordomo de las suites, se sigue tratando a los huéspedes como reyes.

  • Se alojó en abril de 2014, viajó con su pareja
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Servicio
2  Gracias, fpoegea
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 24 de diciembre de 2014

Un lugar maravilloso en todos los aspectos (ubicación, habitaciones, limpieza, personal) para alojarse en Viena. Esta muy cerca de museos, monumentos históricos, andadores peatonales en donde encontrarás de todo desde tiendas de souvenirs hasta tiendas de ropa de diseñadores. El hotel simplemente es maravilloso y agradable a la vista desde que entras a sus instalaciones y las habitaciones son muy románticas. Aunque el personal no habla español se esfuerzan al máximo para satisfacer tus necesidades. Altamente recomendable para alojarse en Viena. Solo un "pequeño" detalle el costo de la estancia no es muy accesible para todos los bolsillos o para los que van de "mochileros".

Consejo sobre las habitaciones: Escojan la que gusten, simplemente es maravilloso. No hay problema si elijen del interior o del exterior.
  • Se alojó en julio de 2014, viajó con su pareja
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, Armando A
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones