Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
¿Quieres disfrutar de los precios más bajos en reservas de hoteles? Estás en el sitio correcto. Buscamos en más de 200 sitios web por ti.

“La mejor forma de viajar de buenos aires a montevideo” 4 de 5 burbujas
Opinión sobre Montevideo

Mapa
Satélite
Se han detenido las actualizaciones del mapa. Amplía la imagen con el zoom para ver la información actualizada.
Restablecer el zoom
Actualizando el mapa...
Bilbao, España
Colaborador de nivel
48 opiniones
65 votos útiles
“La mejor forma de viajar de buenos aires a montevideo”
4 de 5 burbujas Opinión escrita el 28 julio 2010

Si estas de visita en buenos aires no dejes de realizar una excursión en barco a Montevideo. De la terminal de buquebus en Puerto Madero, Buenos Aires salen varios buques catamaranes rápidos (38 nudos) que hacen el trayecto en 3 horas y prestan excelente servicio, tienen primera clase y clase turista, en la primera clase la bienvenida es con una copa de champagne, tiene una cafetería en cada clase y se ofrecen sandwiches, sodas, cafe, te, y snack variados. Al llegar a Montevideo no te pierdas la oportunidad de almorzar en "el mercado del puerto" donde varios restaurantes ofertan comidas típicas al grill: cerdo, cordero, carne de res, mariscos y pescados.

¿Útil?
19 Gracias, SHYRU
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Burgos - España
1 opinión
3 votos útiles
“Magnífica. Que no desaparezca nunca.”
5 de 5 burbujas Opinión escrita el 28 octubre 2009

Cuando estuve en Montevideo disfruté tanto, tanto, quen o cabe poner todo aquí.
El Teatro sol, la Plaza de la Independencia, el Art Nouvó de sus edificios, la playa, el edificiio de Merco Sul, etc...
Sinceramente: Quien tenga ocasión, que se acerque, porque disfrutará además de Punta del Este, la bahía, todo.
Manuel Aparicio Burgos (Burgos - España)

¿Útil?
3 Gracias, Manuelaparicioburgos
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Montevideo, Uruguay
Colaborador de nivel
72 opiniones
30 votos útiles
“Sushi de Calidad en Montevideo”
5 de 5 burbujas Opinión escrita el 30 agosto 2009

En Sumi Sushi, un delivery de Sushi y comida Japones original también se puede comer en la pequeña barra de la entrada.
El sushi es el mejor que he probado en Montevideo con mención especial al jengibre que lo acompaña de fabricacion casera. Una muy buena opcion.

¿Útil?
2 Gracias, Juan C
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Buenos Aires, Argentina
Colaborador de nivel
170 opiniones
82 votos útiles
“Bien ubicado, hermosa vista, buenos servicios”
4 de 5 burbujas Opinión escrita el 11 agosto 2009

Estuvimos en Montevideo en Abril del 2009. El hotel está muy bien ubicado, con vistas impresionantes "al mar", es decir el Rio de la Plata . Las vistas sobre el shopping no son tan lindas en el paisaje cercano, aunque el skyline de Montevideo a lo lejos vale la pena.

Las habitaciones son cómodas y amplias, el mobiliario y cama muy bien. Los televisores ya son un poco antiguos.
Precios del bar y restaurant un poco altos.
Hermoso mural de Paez Vilaró en el restaurant.

¿Útil?
1 Gracias, EduardoBaro
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Santiago, Chile
Colaborador de nivel
15 opiniones
24 votos útiles
“Montevideo Decepcionante”
2 de 5 burbujas Opinión escrita el 26 febrero 2009

Viajamos con mi novia desde Santiago de Chile a Montevideo en Semana Santa de 2008. En Chile, Uruguay se ha posicionado muy bien como destino turístico y no es difícil encontrar buenos paquetes turísticos. Con todo, nosotros somos bastante busquillas y solemos reservar todo vía Internet.
La primera impresión de un país es su aeropuerto. Si miro en retrospectiva, probablemente esa primera impresión resultó básicamente la imagen final que me llevé del viaje. Al aterrizar, descendimos del avión por medio de un puerto de embarque (manga) que nos llevó directamente a ... la loza. Realmente estúpido. Una vez dentro de la Terminal, ella era verdaderamente como una estación de autobuses. El hecho que se viera a la distancia la construcción de una amplia y moderna nueva Terminal calmó un poco mi perturbación. “Al menos están haciendo algo al respecto” pensé.

El camino que lleva al centro no es una autopista. Es sólo una avenida, con cruces a nivel, semáforos, etc. No soy ningún profeta de las autovías, pero ciertamente ellas ayudan –en la mayoría de los casos- a dar una buena conectividad a los aeropuertos y su ciudades, especialmente cuando estás son, además, puerto marítimos.

Nos quedamos en el Hotel Days Inn Obelisco. Nos caímos feo. El Hotel y su personal son muy buenos, pero su ubicación es pésima. Nuestro exclusivo error.

Con todo, como nos pareció –y así resultó- una ciudad tranquila, ello nos dio oportunidad para caminar mucho. La sensación con que me quedó es la de una ciudad humilde, pequeña, provinciana, a mal traer. No sé si podré expresarlo correctamente, pero Montevideo me dio la sensación de La Habana. El centro se cae a pedazos. Sus aceras están en pésimo estado. Salvo por tres o cuatros edificios magníficos (el Congreso, el Palacio Salvo u otro más), la arquitectura es de muy baja escala, sin ninguna pretensión y carente totalmente de toda aspiración de trascendencia. La mayoría son edificios chatos, simples, sin gracia. No encontré signos de un pasado mejor, glorioso o aspiracional, como ocurren en la mayoría de los cascos antiguos de Lima, Bogotá, Mexico DF, etc. Oí decir que Montevideo era una pequeña Bueno Aires. Lo único que podrían asemejarlos serían sus deliciosas carnes, la tonada y el tango. Absolutamente nada más.

La Ciudad Antigua se cae a pedazos. Todo su recorrido no es más que una excusa para llegar a lo único que realmente vale la pena: El Mercado del Puerto. Ya sé, es turístico y caro (sinónimos?), pero vale la pena su visita. Se respira un grato ambiente, criollo, con buenas alternativas para comer, con cantores populares, artesanías, entre otras atracciones. Debo reconocer también que vi muchas reformas en el barrio, y varias edificaciones estaban siendo restauradas para probablemente albergar centros culturales, restoranes, galerías y negocios. Enhorabuena que así ocurra, porque le reconozco potencial al barrio. De momento, eso sí, no vale la pena ni visitar la Catedral.

Seguimos probando suerte, ahora por las Ramblas. Mejor, mucho mejor. Hermosos paseos y arquitectura armónica en gran parte de su extensión. Aquí se respira algo más cosmopolita que el provincianismo generalizado del resto de la ciudad. De hecho, aquí se ven autos un poco más modernos, porque la regla general es que el parque automotriz es mayormente antiguo y poco diverso. El recuerdo de La Habana que les comentaba antes.

Continuamos esperanzados en encontrar lo que habíamos ido a buscar (algo que nos sorprendiera y nos hiciera sentir a gusto). “Vayan a Carrasco”. Y fuimos. Hermosos chalets, vida tranquila, mejores coches, todo realmente hermoso y en un escenario natural envidiable. Realmente nos gustó mucho. Sin embargo, nos quedó la sensación que ello no era Montevideo. En efecto, si vas al exclusivo barrio de La Dehesa en Santiago, o a un country de Buenos Aires, o una urbanización a las afueras de Madrid, no puedes decir que esos barrios “son” esa Ciudad, ni que son las que le dan su carácter, personalidad ni imagen.

Como no decaíamos en nuestra búsqueda, decidimos tomar un city tour. Seguíamos convencidos de que no lográbamos dar con Montevideo. Para un fanático como yo, el estadio Centenario, gloria y reliquia del fútbol mundial, era una parada ansiada. Olvídense, se cae a pedazos. Es como la vieja casa de los abuelos en el pueblo: no se demuele a pesar de su lamentable estado en consideración a su historia y el respeto a la sangre.

Al final nos resignamos. Nos dimos cuenta que estábamos forzando algo que Montevideo no es. Y eso nos decepcionó. Ibamos en busca de una pequeña Buenos Aires, coqueta, a escala menor, que hiciera gala de la contribución de sus inmigrantes y su glorioso pasado ganadero. No sólo no encontramos nada de ello, sino una ciudad a mal traer, provinciana, a escala de pueblo, sin ninguna pretensión y, más lamentablemente, sin ningún proyecto visible que la proyectara hacia el futuro. Quizás sólo su nuevo aeropuerto en construcción.

La decepción fue aún mayor porque gracias a Galeano y Benedetti siempre idealicé a Montevideo como un lugar maravilloso. Como la capital de un país que siempre supe ostentaba los más altos índices de desarrollo humano, con una educación pública y gratuita de calidad, con profesionales de excelencia, con jugadores aguerridos y orgullosos….. y por tantas otras cosas… que lamentablemente no vi. Sólo me encontré con una ciudad gris, chata, pobre y a mal traer. Como La Habana. Como La Habana también lo calido de sus gentes. Salvo por la casi ridícula costumbre de ir con un termo para todos lados, los uruguayos me parecieron gente maravillosa.

Después de Montevideo nos fuimos a Punta del Este (la supuesta autopista es un peligro: hay decenas de cruces a nivel). Punta del Este está en Uruguay, pero tiene muy poco de Uruguay. Sobran las explicaciones.

Al final de un viaje, y como balance, siempre me hago la misma pregunta: Volverías a Montevideo? La respuesta es “NO”. Para provincianismo, chatura y falta de gracia me quedo en Chile, donde todo aquello campea y en cantidad.

¿Útil?
17 Gracias, jpgbulladicto
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

¿Has estado en Montevideo? Comparte tu experiencia