Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (588)
Filtrar opiniones
588 resultados
Puntuación de viajeros
159
265
132
25
7
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Puntuación de viajeros
159
265
132
25
7
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtro
Actualizando lista...
1 - 6 de 588 opiniones
Opinión escrita el 22 de enero de 2018 mediante dispositivo móvil

Me parece un hotel muy cómodo y situado en pleno centro de Minsk. He estado 3 veces y me parece acogedor y de buena calidad. El restaurante no lo recomiendo... es bastante malo y poca variedad de platos. Mejor buscar otra opción. Para ser mejor debería renovar los baños y poner mejores ventanas que insonoricen más... se oye demasiado el trafico de la calle dentro de las habitaciones. Muy recomendable de todos modos.

Fecha de la estancia: enero de 2018
Tipo de viaje: Viajé por negocios
Gracias, GuillermoGGG
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 2 de julio de 2017

El Hotel Minsk se encuentra a solo 10 minutos a pie de la estación central de tren de Minsk, y hay servicio de enlace con el aeropuerto nacional de Minsk (a 42 km), bajo petición. El taxi al aeropuerto, a las 4 de la mañana, nos costó 40 rublos bielorrusos (20€).
El hotel de estilo tradicional está en pleno centro histórico y cultural de Minsk, en plena plaza Lenin, donde además de su columnada estatua se encuentra la Iglesia de los Santos Simón y Elena o Iglesia Roja, y una estación de metro.
Ofrece conexión WiFi gratuita, aunque ésta no era muy estable. También posee dos restaurantes aunque nosotros no hicimos uso de ellos, y una caja de cambio donde nosotros cambiamos los euros por rublos.
La habitación estaba decorada con tonos neutros y muebles estilo clásico, y están equipadas con TV de pantalla plana y baño con acabados de mármol y artículos de aseo gratuitos. Es suelo tenía moqueta y la cama era amplia y cómoda. Todos los días reponían una botella de agua gratis.
Las recepcionistas dominaban el inglés pero eran poco colaborativas en la resolución de nuestras dudas. Eran correctas pero poco empáticas.
El edificio estaba en consonancia con la majestuosidad de los edificios del centro de la ciudad.

Fecha de la estancia: junio de 2017
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Relación calidad-precio
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Condao
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 13 de junio de 2015 mediante dispositivo móvil

El Minsk es uno de los hoteles que pertenecen al gobierno bielorruso, y no destaca precisamente por su modernidad ni su limpieza. Es un hotel anticuado y en el que huele a viejo, todo está enmoquetado. Las camas, eso sí, son cómodas y el personal de recepción es muy amable. Está justo al lado de un gran centro comercial subterráneo y muy céntrico, en una de las avenidas principales al lado del metro.

Fecha de la estancia: febrero de 2015
Tipo de viaje: Viajé solo
Gracias, franmadrid2009
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 3 de noviembre de 2014

El hotel es de lato nivel y el edificio es imponente. El servicio es muy bueno y las habitaciones están bien equipadas y son modernas. Sin embargo el servicio de wifi dentro de las habitaciones es muy malo, es necesario salir a los pasillos para mejorar la señal.

Fecha de la estancia: diciembre de 2013
  • Tipo de viaje: Viajé por negocios
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Servicio
1  Gracias, Ceci_Porto
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 7 de noviembre de 2011

Hotel situado en la arteria principal de Minsk, con rápido acceso al metro y autobuses, cercano al estadio y a una gran area comercial. Las habitaciones son correctas y tienen el detalle (olvidado en muchos paises) de ponerte cada dia una botella de agua en la habitación como cortesía, muy valorable en cualquier caso. Lo peor del hotel sin lugar a dudas es la restauración y el servicio que la atiende, ya que la mayoría no hablan inglés y la comnicación se hace muy difícil. Aún les quedan vestigios de cultura soviética que les ha marcado durante muchos años y que hace que por ejemplo cargar una cena a la habitación sea más complicado de lo que estamos habituados. Recomiendo hacer todos los cargos a la habitación y pagar con tarjeta al hacer el check-out.
El personal de recepción muy atento y con dominio de algún que otro idioma que no sea el bieloruso, lo que facilita los trámites a los que te ves sometido en paises así, al llegar al hotel.
En definitiva, para viajes tanto de placer como de negocios y con un presupuesto no muy elevado volvería a alojarme, ya que no ha sido una mala experiencia, eso sí recomendables otros hoteles de 5 estrellas de nueva construcción y no mucho más allá de precio.

Fecha de la estancia: octubre de 2011
  • Tipo de viaje: Viajé por negocios
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Belinda M
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones