Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (1.186)
Filtrar opiniones
1.186 resultados
Puntuación de viajeros
474
326
193
97
96
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
474
326
193
97
96
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtro
Actualizando lista...
54 - 59 de 1.186 opiniones
Opinión escrita 18 de septiembre de 2011

Fui con mi futuro marido y fue genial,solo estuve una noche per estuvo precioso,la habitacion con vistas preciosas y la habitacion super bien decorada para la ocasión,con flores;el desayuno tb muy bien,desayunamos genial y el trato muy muy agradable,además hablaban español perfectamente.Ami y ami marido nos encanto....

  • Se alojó en junio de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Servicio
Gracias, mimitoslindos
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 17 de septiembre de 2011

El hotel es amplio, cuenta con un vestíbulo enorme que impresiona nada más entrar.
Habitaciones limpias, amplias, si tienes suerte que además te asignen una con vistas al mar, mucho mejor.
Coincido con la mayoría de opiniones aquí vertidas, el servicio en el restaurante, es pésimo, sin ir más lejos, una de las noches, casi habíamos terminado de cenar cuando nos trajeron la bebida. Lo mismo podríamos decir de la limpieza de las mesas, tardan mucho en volver a acondicionarlas, por lo que en ocasiones, las plazas son limitadas.
Las habitaciones están limpias, en cuanto a ello no se puede poner pega alguna.
Su ubicación no es mala, en pleno paseo y a muy pocos metros de la "medina comercial" de Hammamet.
No recomiendo ir para pasar 7 días en el mismo, si se decide visitar Túnez, es conveniente realizar el circuito, para descansar creo que hay destinos opcionales mucho mejores que Hammamet, tanto tiempo en el hotel, puede parecer excesivo, la zona tiene poco que ofrecer, y salvo la "medina comercial" poco más.
Tras la revolución, el turismo parece haber caido en picado, por lo que los comerciantes, bajan los precios casi a la primera.
Me sorprendió ver en el país a muchos europeos del centro de europa y del este, es decir, eslovacos, servios, rumanos, rusos....
Para concluir vuelvo a repetir, no es conveniente desde mi punto de vista pasar 7 noches en la zona, sin duda demasiado tiempo.

  • Se alojó en septiembre de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Servicio
1  Gracias, Tonyo1001
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 16 de septiembre de 2011

04 al 11 de Septiembre de 2011
Somos dos chicas de Madrid (25 y 29 años) que decidimos salir unos dias y elegimos Tunez como destino.
La llegada al hotel fue a las 4.30 de la madrugada, y aun asi estaba estaba todo el servicio del hotel esperandonos para subir las maletas a la habitacion, darnos la bienvenida y una cena fria. EL servicio de habitaciones genial, todos los dias cambiaban toallas y sabanas, la limpieza de baño, ducha, bañera, etc impecable, cada dia nos dejaban una decoracion con flores naturales distinta y original. El Todo Incluido realmente es un todo incluido, con botella de vino incluso en comidas y cenas, a excepcion del minibar de la habitacion, incluye tambien una sesion de Hamman y varias cenas tematicas en otros Iberostar de la zona, a 5min como mucho andando desde el hotel, que aun siendo menu fue una buenisima experiencia ya que fueron cenas espectaculares (oriental, asiatica, mediterranea, mexicana e italiana). Tanto desayuno, comida o cena son de tipo buffet, variado y de buena calidad. Una de nosotras se puso mala, y le preparon infusion a las 3 de la mañana y dieta especial para ella durante el siguiente dia sin necesidad de pedirlo, incluso llamaron a la habitacion para preguntar que tal se encontraba. El personal siempre atento y con una sonrisa, especialmente el Jefe de personal que a diario nos preguntaba como iba nuestra estancia; tuvimos la grata oportunidad de conocer al Director del hotel, Philippe, y no tenemos palabras para describirle, una persona encantadora, agradable, educado, amante de su trabajo y de sus clientes.... El grupo de animación (Louca, Alex, Pedro, Emily y Yasil) amenizaban todos los dias desde las 9 de la mañana hasta las 12 de la noche con sus actividades, no nos dio tiempo a darnos cuenta de las horas que pasabamos con ellos haciendo actividades(petanca, streching, dardos, aquagym, waterpolo, voleybol, danza oriental, step y espectaculos nocturnos), en 7 dias no tuvimos ni un segundo de aburrimiento, realmente increible.
Simplemente decir que nos sentimos como en casa, lloramos cuando nos fuimos de lo bien que nos han tratado y estamos pensando volver el mes q viene al mismo hotel. Le damos un 10 al Shapir Palace y a todo su personal, gracias por haber hecho posibles las mejores vacaciones d enuestra vida.

Bea (Barbie Girl) y Raquel (Tunisiana)

  • Se alojó en septiembre de 2011, viajó con amigos
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Servicio
1  Gracias, Beitabla
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 21 de agosto de 2011

Acabo de llegar de Tunez... y del hotel iberostar saphir palace. Estoy acostumbrada a viajar, he conocido por suerte paises como Brasil, Thailandia, Egipto, Malasya, Xina...
He estado en hoteles de cinco estrellas y nunca habia visto algo parecido a lo de Tunez!
Son mas lentos que una carabana de patos, para pedir un cafe 10 minutos, cuando llegabas al comedor y pedias una botella de vino.... ya habias terminado de comer y la botella aun por llegar! La limpieza deja mucho que desear, el primer dia que llegue abri la cama y estaba llena de pelos. El todo incluido, parece ser que lo han implantado hara solo un par de años y les va muy grande. No os imagineis ni mucho menos un TI de la Republica Dominicana ni de Riviera Maya!
Pedi un gin tonic y me lo dieron sin cubitos.... pedi un cafe con hielo y me pusieron el cubito en la misma taza del cafe....
La comida...... dios me harte de comer arroz y pasta!!!
A todo le ponen cosas muy picantes, un dia habia paella marinera y un poco mas y me muero, tuve que comer pan ya que en mi cuello habia fuego....
La carne y el pescado.... con la pinta que tenian solo probe un dia atun y se dejaba comer.... Me salvador los huevos!!! Tortilla y mas tortilla!!!!
El personal del hotel bastante agradable, sobre todo Noura, una chica que habla español y te ayuda en todo!!!!! Para cualquier problema alli esta ella!
La habitacion si no entramos en detalles de limpieza, esta a la altura.
En definitiva, no es un 5 estrellas ni mucho menos, equivale a un 4 justito de España.
Lo unico que puedo deciros es que tarde una semana en recuperarme de la tripa....

  • Se alojó en agosto de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
3  Gracias, LIDIA D
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 18 de julio de 2011

Hemos llegado esta misma noche de Túnez. El país es absolutamente maravilloso, al menos desde nuestra vivencia durante esta semana y nuestro punto de vista.

Mi pareja y yo contratamos un paquete con vuelo, transfer y TI en este hotel. Espero que esta crítica os sirva de ayuda.

LOCALIZACIÓN.
El hotel se encuentra en una zona hotelera llamada Yasmin Hammamet, a diez Km del pueblo de Hammamet y a unos 80 Km del aeropuerto de la capital (una hora en autobús)
Recuerda a las zonas más turísticas españolas, en las que alrededor de una playa kilométrica se enfilan numerosos hoteles de lujo (de cuatro y cinco estrellas) También está plagado de tiendas para turistas, chiringuitos y actividades todas ellas enfocadas a los mismos.
Pareciera un reducto que nada tiene que ver con la realidad y autenticidad tunecina, que recomiendo encarecidamente conocer.

La playa está tremendamente descuidada y sucia, plagada de bolsas de plástico, desechos, heces de camello y caballos, (que realizan un minúsculo tour para los turistas por la orilla del mar) y manchas de aceite de los barcos que navegan a una distancia muy cercana de la playa…y para colmo… nos ha pillado una plaga de algas que parece ser bastante habitual últimamente en esta zona.
En resumen, que el baño resultaba algo casi imposible cuanto menos desagradable.

Tras el hotel está la Medina nueva. Parece un edificio de cartón piedra fabricado solo para turistas, es como un parque temático, pero puede ser socorrido para una noche en que os perdáis la cena del hotel, ya que cierra muy tarde.

RECEPCIÓN Y LOBBY.
La entrada es majestuosa, ascensores de cristal, mármol, espacios impolutos y un calmado lobby - bar donde tomar algo al fresco del aire acondicionado. De vez en cuando un pianista tocaba el piano en el. Los camareros amabilísimos.
Del personal de recepción he de destacar a Noura, mujer eficiente, resolutiva, y siempre con una sonrisa en los labios (también es la única que habla castellano de manera fluida) Su turno es por las mañanas y os remitirán a ella otros trabajadores de recepción que en ocasiones no hablan inglés ni por supuesto castellano.

LA HABITACIÓN.
Reservamos una estándar y nos tocó con vistas al mar (356). Una suerte, porque las que son a la piscina dan a la zona de la Medina nueva, y por ende son más ruidosas.
Digo esto porque al hacer la reserva de este hotel tendréis varias opciones: Estandard (con el precio básico) vista al jardín (nos subía 80 euros) y vista al mar (nos subía más de 100) y todas son o vistas al mar o al jardín, no hay ninguna otra vista que yo sepa…
Son amplias y con limpieza suficiente.
Cuando nos fuimos a duchar descubrimos que la ducha se inundaba y olía fatal. Durante los dos días siguientes estuvimos avisándolo en recepción, mandaban a un técnico de mantenimiento para tratar de arreglarlo pero aquello no hacía más que empeorar.
Finalmente, al tercer día, nos cambiaron a otra habitación y nos dieron una suite.
Las suites son algo más grandes, tienen un sofá y una mesa más que las normales, pero por lo demás no notamos diferencia alguna. Bueno, si, una más:
En dos ocasiones nos pusieron toallas marchadas con algo marrón (queremos pensar que era óxido) y no nos reponían el gel y el champú. Desde que nos cambiaron a la suite no volvió a pasar.
Todas tienen aire acondicionado (fundamental, porque por la noche hace muuucho calor) tv, caja fuerte y un baño amplio con ducha, aparte la bañera, w.c con una puerta individual y secador de pelo.

LA PISCINA.
Tiene servicio de toallas de piscina y playa gratuito y de cambio diario si lo deseas.
Desde mi punto de vista está un poco sucia, los azulejos tienen un cerco entre negro y marrón a la altura de donde llega el agua.
También tiene zonas resbaladizas (andad con cuidadito para no romperos la crisma)
Hamacas insuficientes para la capacidad del hotel y no hay muchas sombras…
También tiene un bar – te puedes tomar la consumición dentro del agua – El camarero de la mañana, por cierto, nunca estaba…

LA COMIDA (del Todo Incluido)
Desayunos abundantes: panes de diferentes tipos, bollería, respostería, pastas francesas, huevos, salchichas, embutidos (probablemente de pavo o pollo, no supimos apreciarlo) quesos, hortalizas, zumos de polvo, fruta abundante y lo mejor de todo: las crepes y tortitas hechas al momento y las tortillas (también hechas al momento) a las que podías añadir lo que quisieras: perejil, queso, tomate, etc.
Me he puesto hasta arriba…
Café pasable y té de bolsita (eso hay que pedírselo a los camareros)

La cena siempre era más abundante que la comida. Había para elegir sin problemas, platos tunecidos (os recomiendo probar los brik, el tajine, y por supuesto los cous cous en todas sus modalidades) Hay siempre carne y muy buen pescado a la plancha hecho al momento. También guisos, un enorme bufé de ensaladas y encurtidos y la pasta ( también es cocina en vivo y la preparan al momento) los macarrones con tomate fresco, albahaca y alcaparras estaban muy ricos.

De postre fruta, respostería prefabricada típica de estos hoteles y también dulces del país – muy buenos-

En resumen, la comida nos ha gustado mucho, pero he de resaltar que somos grandes amantes del picante, ya que aquí, señoras y señores: todo pica. Si te pasa como a nosotros y adoras este sabor: prueba la harissa (un puré rojo a base de guindilla molida) tendrás calor asegurado por un rato largo.
Si no te gusta el picante siempre puedes tomar la carne y el pescado hechos a la plancha y ensaladas hechas por ti, por lo demás estarás vendido/a…

Si os gusta el vino, y tenéis TI, probad los tunecinos, os entra en el paquete y no están nada mal.
Camareros y cocineros encantadores por lo general, menos uno que era para echarle de comer a parte (Abdel, se llama, cuidadito, que muerde…)

LA BEBIDA (del Todo Incluido)
Coca-cola, fanta, cócteles a mansalva y cerveza celtia en el restaurante, en el bar de la piscina, en el chiringuito de la playa y en el lobby bar.
También tés tunecinos (a la menta, no te lo pierdas) y cafés en el lobby bar.
Muy bien, la verdad.

LA ANIMACIÓN.
Los chicos y chica trabajan sin parar. Siempre te proponen practicar actividades de media hora de duración, tanto en la pisci como en la playa: dardos, volleyball, water polo, clases de danza, etc. Son amables, educados, divertidos, se lo curran un montón.
Por la noche hay espectáculos. Nosotros solo nos quedamos a uno con faquires y espectáculo de fuego y nos pareció bueno.
Un sobresaliente para ellos.

OTROS DETALLES.

La última noche, hablando mi pareja y yo llegamos a la conclusión de que es un buen hotel – lastima de playa… - y que puedes disfrutarlo mucho si no te dejas quemar por ciertos detalles que pueden ser muy cargantes, como por ejemplo:
- Que algunos miembros del personal parece que solo trabajan previo propina (pero yo siempre he entendido la misma como compensación por un buen servicio, no como un pago antes del mismo, ya que nosotros ya habíamos pagado lo nuestro antes de ir…)
- Que no repongan el gel y el champú.
- Que te den toallas manchadas.
- Que haya cosas estropeadas que no se resuelvan, como el teléfono, o que el mando de la tele no tenga pilas.
- Que uno de los camareros del restaurante, que además de ser un maleducado, utilice tu TI para pasarte en tu factura 4 cervezas de más como si tú no te dieras cuenta (en este hotel no basta con enseñar la pulsera, tienes que firmar un recibo cada vez que pides una consumición)
- Que reserváramos una cena en el restaurante temático del Solaria y cuando llegamos no habían gestionado la reserva y nos quedamos sin cena.
- La esperas interminables para todo: para una botella de agua, una cerveza, cambio de divisas, etc…
- Que el socorrista – hamaquero (o lo que fuera) de la playa estuviera casi siempre apoyado en la barra del chiringuito y no currara ni media (puede que por propinas insuficientes o porque es un vago)

Me he enrollado un montón, pero de verdad espero que os sirva. A nosotros Túnez nos maravilló y el hotel fue una buena experiencia (a pesar de las puntualizaciones anteriores)
No volveremos porque nos gusta mucho ir a la playa y ya que solo podemos hacerlo una semana al año, preferimos que esta esté limpia. La suciedad está en toda la zona del Yasmin, así que la próxima vez probaremos otra zona.
Qué disfrutes mucho y si te puedo ayudar en más sobre el hotel o Túnez, mándame un privado. Buen viaje.

  • Se alojó en julio de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
6  Gracias, Calipsso
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones