Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Amaya Lake
Si te gusta este hotel, quizá también te interese...
810 US$
271 US$
Booking.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
99 US$
Hotels.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Parking gratis
  • Desayuno incluido
Jetwing Lake(Dambulla)
200 US$
Booking.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
152 US$
94 US$
Booking.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
166 US$
118 US$
Booking.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
182 US$
166 US$
Official Hotel
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Parking gratis
  • Piscina
41 US$
38 US$
Booking.com
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
HotelQuickly
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Priceline
Ver oferta
Certificado de excelencia
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Opiniones (1.678)
Filtrar opiniones
1.679 resultados
Puntuación de viajeros
728
601
208
87
55
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
728
601
208
87
55
Lee lo que dicen los viajeros:
FiltroTodos los idiomas
Actualizando lista...
46 - 51 de 1.679 opiniones
Opinión escrita 8 enero 2013

Un buen hotel. Bungalows en un amplio terreno que linda con el lago Kandalama. No es para aplaudir, pero cumple su objetivo. Anuncian WiFi pero va fatal. En tres días no conseguimos enviar un correo.

No sé si se puede recomendar. Por su precio debería ofrecer más.

  • Se alojó en diciembre de 2012, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Carlos_GN
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 28 diciembre 2012

Se trata del primer hotel en el que nos alojamos en Sri Lanka al que nos trasladaron directamente desde el aeropuerto el día de llegada.

Se trata de una buena opción a nivel hotelero ya que, en este caso, sí que cumple con la categoría que tiene cosa que no sucede en otros establecimientos de la cadena.

Las habitaciones son cómodas y limpias y se distribuyen en pequeñas cabañas por todo el complejo. El buffet es bastante completo, aunque le faltan cosas para los gustos occidentales (al menos los españoles) pero es de los mejores que tuvimos en el país. En cuanto a las instalaciones no notamos que necesitara una renovación como en otros hoteles, estaba todo bastante cuidado.

Además, la ubicación es uno de sus puntos fuertes. Se encuentra cercano a un lago por el que pasan personas de allí de un lado para otro. Si eres aficionado a la fotografía allí harás grandes retratos con perspectivas únicas.

En fin. Una buena opción de alojamiento que no pierde categoría como otros hoteles.

  • Se alojó en junio de 2012, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, Nebrera
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 16 noviembre 2011

Cuando contratamos nuestro viaje de luna de miel, no pudimos escoger hoteles, así que era lo que había. Estuvimos en este hotel 3 días.

Cuando llegamos al hotel, la primera impresión fue buena: recepción amplia, recibimiento con un té helado, mujeres tocando un tambor… no tenía mala pinta. Nos dieron nuestra llave y nada, fuimos a buscar nuestra habitación. Realmente, para llegar fue toda una excursión. El hotel pretende ser un resort en medio de la selva con un entramado de caminos que más bien parece un laberinto hecho a conciencia para que la gente se equivoque (nos equivocábamos más de una vez). Supuestamente nuestras habitaciones eran mejores (ubicadas al final de todo, para lunas de miel). La supuesta “selva” es más bien una vegetación seca y nada exuberante, más bien campos con casetas en medio y bastantes restos de la obra que están haciendo.

Nada más llegar a la habitación tuvimos que buscar las luces porque aquello estaba más oscuro que la boca de un lobo. Reconozco que la habitación es grande y cómoda pero muy oscura. Decidimos abrir las ventanas pero resultó que no tenían cristal y si decides abrirlas es bajo tu responsabilidad, es posible que te piquen todo tipo de mosquitos, por no hablar de los monos (hay una familia de monos que vive por allí) que podrían colarse en la habitación y llevarse todo lo que se les antoje. Puedes encender todas las luces de la habitación, pero aún así, todo seguirá estando tenue ya que no hay una lámpara en el techo… tienes que encender las de las mesillas y la de una mesa que hay en un rincón.

¿El baño? Parecía estar hecho hace como 60 años. Muy estropeado, las mamparas hechas una pena, se les estaba cayendo la silicona… creo que deberían dedicar unos días a reformar esas cosas porque da muy mala impresión.

En cuanto al restaurante, pues he de reconocer que no me gustó. El buffet es muy variado y podrás encontrar cosas que te gusten pero en mi opinión, no es bueno (y eso que no soy especial para las comidas). Entiendo que estábamos en Sri Lanka y que tienen su cultura culinaria, pero a mí que me gusta el picante y el curry…. Pues no me gustó este buffet concretamente.

Por cierto, desde nuestra habitación a la recepción y al restaurante hay como 10 minutos o un cuarto de hora andando. Así que si sois de los que os gusta volver a la habitación después de desayunar, contad que tendréis que madrugar media hora más (15 minutos de ida y otros de vuelta). Eso me mataba a mí porque cuando llegábamos de las excursiones me apetecía un baño en la piscina pero como estaba tan lejos, al final me daba pereza… claro, resta 30 minutos del tiempo que tienes… si llegas a las 7 de la tarde de la excursión y quieres darte un baño también tienes que ducharte, cenar… ¡al menos tendrían que haber cochecitos de esos de minigolf o algo!
Para los que vayáis de luna de miel no os esperéis muchas sorpresas. Por las noches, eso sí, hay un muchacho que os decora un poco la habitación (al final siempre intentará coincidir con vosotros para que le deis propina). La primera noche nos dijeron que teníamos una cena romántica en el jardín, pues la cena consistió en: cenar cerca de la piscina con muy poca luz (no se veía casi nada) pero es la misma comida del buffet, vamos, que casi es peor porque supone andar más hasta el buffet para traerte las cosas. Al final de la cena, nos regalaron una tartita que estaba muy buena.

En fin, no volvería a este hotel. Resumiendo: las habitaciones están muy lejos del restaurante y de la recepción, la zona selvática no es lo que uno se imagina en su mente, nuestra habitación era como una cueva (hay otras que aunque son peores al menos tienen cristal en las ventanas, lo supimos por otra pareja) y para acabar, la comida no me pareció buena. ¿Lo mejor? Pues que hay muchos murciélagos vampiros (unos enormes), pasan continuamente volando, es curioso verlos si nunca los has visto tan cerca… ¡claro! Los pobres seguro que quieren entrar en las habitaciones, que, en definitiva, están oscuras y pueden servirles como cuevas.

  • Se alojó en octubre de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, cocoporelmundo
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 20 septiembre 2011

El Hotel Amaya Lake trata de ser dos cosas a la vez pero no consigue ser ninguna de las dos. Trata de ser un hotel de selva y trata de ser un hotel de lujo, pero en ninguna de las dos opciones consigue su objetivo. A la llegada al hotel había un grupo de mujeres tocando el tambor, algo que se repetía cada vez que llegaba un nuevo autocar de turistas. Esta cadena de hoteles (Amaya) parece que se llena con los turoperadores haciendo circuitos. El checkin fue bastante rápido, y cuando llegamos nos dieron una copa de té helado. Tras darnos las llaves de la habitación una persona del hotel nos llevó las maletas a cambio de una pequeña propina (nosotros fuimos dando billetes de cien rupias cada vez). Al llegar a la habitación vimos que no cumplía ninguna de las dos premisas que ofrece, ya que la apariencia exterior de la habitación y de los terrenos del hotel dan la impresión de que será un hotel de selva, con muchos árboles, ardillas corriendo por los terrenos, lagartos en el césped y multitud de pájaros y mariposas, pero al entrar en la habitación descubrimos que no es así, ya que aunque la habitación sea un pequeño chalet/bungalow, por dentro está decorado como si fuera una habitación de lujo. Una habitación de lujo en otros tiempos, eso sí, ya que está algo descuidado. Recomendamos llevar antimosquitos eléctricos y repelente para la piel, ya que si, entre otras cosas, hay animales, de lo que más hay son mosquitos. El baño hacía ya bastante tiempo que vio su momento de mayor esplendor, con manchas de moho en las paredes. Es un hotel que, aunque da jabones y champú gratuitos, recomiendo llevar el que usemos habitualmente. Ya fuera de la habitación, el hotel está bastante bien, con una piscina muy limpia y bastante grande. El mismo hotel te proporciona las toallas para la piscina, pero incluso la persona que te las da se queda cerca tuya por si le cae una propina.
En cuanto a la comida, hay bastante variedad, pero eso sí, de lo que más hay es curry, y, aunque está todo cocinado para nosotros los de los estómagos no acostumbrados a los picantes, todo tiene un ligero regusto picante. Nosotros dormimos dos noches e hicimos una comida, dos cenas y dos desayunos, y al final se hace todo muy repetitivo, ya que al mediodía y por la noche hay los mismos platos.
Hablando de las bebidas, ya que recomiendan no beber el agua de grifo en Sri Lanka, en la habitación dejan una botella de agua de medio litro por persona y día de estancia, pero aparte de eso las bebidas van aparte, costando una botella de agua de medio litro 200 rupias en el restaurante y una botella de cerveza de 625ml 500 rupias.
Nosotros aprovechamos para cambiar dinero a rupias en el hotel, ya que es más cómodo para dar propinas (que en todos sitios hay que darlas) y el tipo de cambio que hacen es bastante malo, por eso recomendamos cambiar en el aeropuerto, y si es posible que os den bastantes billetes de cien.
Este hotel nos defraudó bastante, pero luego estuvimos en otro de la misma cadena que nos gustó bastante más.
Detalle de viaje de novios: Plato de frutas

  • Se alojó en septiembre de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, GolditoPoligonero
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 8 noviembre 2010

Cada habitación es un bungalow. La decoración está bien cuidada. El hotel está muy bien, tanto por lo que respecta a las habitaciones como al resto de instalaciones.
El personal fue muy amable. La comida bien, hay donde escoger, picante o no.

  • Se alojó en octubre de 2010, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, ciguena
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones