Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (133)
Filtrar opiniones
133 resultados
Puntuación de viajeros
76
25
20
5
7
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
76
25
20
5
7
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtro
Actualizando lista...
1 - 6 de 133 opiniones
Opinión escrita el 25 de julio de 2017

Estuvimos alojados en julio en uno de los Bungalows del complejo. Es un lugar muy bello rodeado de una naturaleza fantastica tanto fuera como dentro del agua. Muy buen lugar para hacer snorkel, frente a islas con playas espectaculares.
El complejo en si es muy rústico, no lo recomiendo para personas pretensiosas, ni con niños muy pequeños, dado que se cuenta con servicios muy básicos.
Es especial para desconectarse y vivir una experiencia muy diferente.
El servicio de Marie y Ellie es muy bueno y amable.

Fecha de la estancia: julio de 2017
  • Tipo de viaje: Viajé con mi familia
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, patrulla11
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 22 de julio de 2017 mediante dispositivo móvil

Bueno voy a comenzar contando que este hotel se encuentra en un motu privado al cual se llega en bote, cercano del aeropuerto pero aislado de todo y en un verdadero paraíso de la naturaleza.
Para los que nunca fueron a Bora Bora esto no está en en el centro pero si te cruzan si uno necesita, lo cual lo creo que les haga falta con semejante paisaje! Es todo muy cerca allí, no supera los 15 minutos vía mar.
El hotel cuenta con varios bungalós ubicados en el jardín de la isla, son cómodos pero bien rústicos. Creo q es la idea del complejo en si. Quién va allí no busca lujo!!! Creo q los que fuimos o lo que deseen ir a este hotel lo hacemos para buscar un contacto especial con la naturaleza, para disfrutar la Polinesia no comercial sino auténtica, donde uno puede desconectarse al 100 por ciento.
Su dueño Elie es una persona súper amable y divertida! Nos atendió muy bien al igual que Ari y Marie. Toda la gente allí es muy predispuesta.
En la isla hay mosquitos así q recomiendo llevar repelente. El complejo cuenta con todas las comodidades que uno necesita y es realmente bello explorar los jardines de coral que tienen (para mi de los mejores qué hay en bora bora) al igual que dar la media vuelta a la isla caminando (media porque la otra mitad es también privada).
En nuestra visita vivimos una experiencia inolvidable entre el paisaje, dormir en estos bungalós rústicos, y las cenas al lado del mar todas las noches en mesa grande compartiendo historias con otros huéspedes de todo el mundo.
Lo recomiendo mucho!

Fecha de la estancia: junio de 2017
Tipo de viaje: Viajé con pareja
Gracias, viennacarla
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 20 de agosto de 2015

Hotel muy familiar, todas las personas que trabajan allí son estupendas.
Consiste en unas chozas en medio de un islote, rodeadas de naturaleza.
Servicios básicos, limpieza normal (tal vez estos 2 puntos deberían mejorarse un poco), no obstante, no pudiéramos haber elegido mejor para descubrir Bora-Bora. Sin duda, el hotel se encuentra ubicado delante del mejor jardín de coral de toda la isla. La cocina es bastante buena, gracias a Gaelle y Harry. Ellie, el propietario es un buen anfitrión y maestro de ceremonia. Y no podemos olvidarnos de Jean, que representa la parte más auténtica autóctona de la Polinesia (cada noche nos amenizaba las veladas con su ukelele y canciones tradicionales).
Una experiencia fantástica e inolvidable!

Fecha de la estancia: agosto de 2015
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Servicio
3  Gracias, Kcampoy
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 3 de julio de 2015

Está en una isla semi privada, ya que una mitad de la isla pertenece a una familia autóctona a la que no le hace mucha gracia el tema del turisteo, pero no invadiendo su espacio, no hay problema. (Lo descubrimos el primer día, por ir de exploradores, pensando que estábamos solos).
El propietario de los alojamientos, Ellie, es un hippie muy peculiar y carismático. Intenta agradar en todo momento y que la experiencia en su isla sea lo más agradable posible.
La limpieza de las "chocitas"-habitaciones es la justa. No les vendría mal una remodelación. La cama tiene mosquitera y hay incienso en espiral y un aparato en el enchufe para los bichos. Aunque hay que darse cuenta donde se está y no se deben esperar milagros.
También tienen ventilador de techo, anticuado pero útil.
Nosotros solo desayunábamos, porque el resto del día nos íbamos a Bora Bora island. (Ellie os lleva al aeropuerto y os va a recoger en su lanchita cuando le digáis, por un "módico" precio), no hay otra manera de hacerlo. Bueno, tal vez en alguno de los kayak que tiene a disposición de los huéspedes, pero no sé.
El desayuno de 10!! Las mermeladas y zumos increíbles! Asi que no os lo podeis perder.
Un día Ellie nos dejó solos en la isla por la noche, fué una experiencia única.
Tiene un perro (labrador) que es un amor, se llama Tapuna.
No hay agua potable, sólo de lluvia y de mar. Aunque para beber hay garrafas en la cocina-comedor al acceso de todos.
Hospedarse aqui es la manera más auténticay salvaje de vivir la aventura polinesa.
No apto para escrupulosos, miedosos, sensibles, delicados...
A pesar de todo, creo que volveríamos.

Fecha de la estancia: agosto de 2014
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
2  Gracias, Sabelhs
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 1 de febrero de 2015

este es sin duda un lugar en el que celebrar cerca de mi corazón. Las vistas de las montañas de Bora Bora es magnitud. El servicio es fantástico, el personal es muy amable. La comida era extraordinaria. Recomiendo encarecidamente este lugar.

Fecha de la estancia: enero de 2015
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Servicio
3  Gracias, gustavo antonio g
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones